La impronta de la mujer en la artesanía cubana

Desde los inicios de la historia universal, la mujer ha sido el puntal de la creación. Ella es quien da luz a la vida, convierte lo desconocido en real sin percatarse, en ocasiones, de la dimensión de este hecho. En su vientre reside el destino y la ventura de la existencia humana. Por eso, cuando las féminas resaltan por su labor creadora desde diferentes aristas del arte o del saber, no es de extrañar el talento y el ingenio en su quehacer.

Tal es el caso de cinco reconocidas artesanas, entre las que sobresalen, Xenia Fernández Rubiño, Maité Duménico y Annia Ferrer, quienes se reunieron el pasado sábado en el Salón Mayo del Pabellón Cuba, para comentar sobre los inicios y derroteros de su carrera profesional.

El encuentro estuvo conducido por la locutora Rosalía Arnáez. Foto: Yoel Rodríguez Tejeda

“La artesanía es demandante como oficio. Representa un legado cultural que nos identifica, por lo que es necesario darle el mismo valor de la Música o las Artes Plásticas”, puntualizó Maité Duménico en su intervención. “Me siento privilegiada por los conocimientos que adquirí como diseñadora en el Instituto Superior de Diseño. Tuvimos una formación práctica y metodológica sobre el saber hacer”.

Esta artista se destaca, fundamentalmente, por la realización de productos hechos con seda natural cubana, práctica con poca experiencia en el país al utilizar solamente el capullo (no deshilado).

En tanto Fernández Rubiño comentó sobre las primeras pasarelas cubanas en Europa, efectuadas en el marco de la Jornada de la Cultura Cubana por los Países del Este, las cuales tuvieron excelente acogida entre el público por lo novedosos de sus vestuarios, confeccionados a base de lienzo, encaje, tejidos y deshilados.También enfatizó sobre el origen de la artesanía en la Isla que, a diferencia de otras regiones, no fue “una artesanía de hambre”, explicó. “La mayoría de los especialistas cursaron estudios de nivel superior y sus protagonistas tenían (y tienen) un alto nivel cultural”.

Asimismo, poseen dos instituciones que las apoyan en sus actividades, dígase el Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), organización con cuatro décadas de fundada, y la Asociación Cubana de Artesanos y Artistas (Acaa). Acerca de la primera, vale mencionar su impronta, a lo largo de cuarenta años, en la promoción de los creadores y su trabajo, donde ha primado la responsabilidad y el compromiso de divulgar lo más novedoso de esta práctica con gran aceptación en nuestro territorio.

Casi al final del encuentro, las féminas expresaron a los presentes una de las máximas para alcanzar el éxito en esta y cualquier ocupación: trabajar y esforzarse. De lo contrario, el talento se desperdicia si no prevalece la voluntad.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico