«La escritura para poder vivir»

Conozco a Lourdes desde siempre, es la chica vecina con c√°ndida timidez y el rostro so√Īador, c√≥mplice de mis juegos infantiles. Con el tiempo no s√≥lo compartimos los juguetes sino tambi√©n el amor y la dedicaci√≥n a una profesi√≥n que nos hizo hacedoras y portavoces de las noticias.

Con tan solo 27 a√Īos, Lourdes Mar√≠a Mazorra L√≥pez es una excepcional periodista y una joven que ama la literatura y que sin dudas las letras la aman a ella.

As√≠ que me atrev√≠ a entrevistar a quien me prestara sus mu√Īecas de anta√Īo, ahora mi colega del gremio period√≠stico y que hoy nos regala, desde su temprana edad, su arte y deseo de narrar con todo el talento y honestidad en cada uno de sus cuentos.

Tomada del portal del arte joven cubano

‚Äď¬ŅPor qu√© escribir?

Es el espacio donde soy completamente libre, no sabría hacer otra cosa.

‚ÄďFuiste merecedora de la beca de creaci√≥n El Caballo de Coral que otorga el Centro de Formaci√≥n Literaria Onelio Jorge Cardoso, ¬Ņqu√© te propusiste con esta beca?

Como egresados del Onelio ten√≠amos la posibilidad de concursar en esta Beca de Creaci√≥n y me parece un espacio ideal para desarrollar la escritura. Al Centro Onelio le agradezco much√≠simo, es una escuela certera. Me propuse, de manera ambiciosa e inmadura, iniciar el largo camino de la novela, a√ļn lo recorro con muchas dudas todav√≠a.

‚ÄďEn 2019 fuiste merecedora del Premio Celestino de Cuento con tu libro Las Fauces, ¬Ņqu√© signific√≥ para ti este premio que por tercera vez consecutiva es otorgado a un escritor camag√ľeyano?

Me gustar√≠a a√Īadir que si bien es la tercera vez de manera consecutiva que se otorga el premio a una escritora camag√ľeyana; el primero en obtenerlo hace muchos a√Īos fue Obdulio Fenelo, un excelente narrador de nuestra tierra, demasiado olvidado por los espacios culturales camag√ľeyanos y que todav√≠a puede aportarnos mucho con su obra y su oratoria.

Siempre he dicho que los premios visibilizan, abren puertas y te impulsan a trabajar m√°s. Sin embargo, hay algo que me parece importante a√Īadir: si la raz√≥n de escribir son los premios‚Ķ entonces no te dediques a esto. La escritura es un encuentro contigo misma, es un acto de observaci√≥n, entendimiento y creaci√≥n; no puede estar sujeta a cert√°menes, concursos, premios‚Ķ

Una buena amiga me ilumin√≥ cuando me dijo: ‚Äúel acto de escribir y publicar es una ofrenda que se hace, t√ļ le entregas tu obra al p√ļblico y luego ya no te pertenece‚ÄĚ. Por esta raz√≥n, en mi caso ‚Äď y esto lo siento un a√Īo despu√©s del premio ‚Äď valoro m√°s la experiencia editorial y la posibilidad de formar parte de la familia de Ediciones La Luz.

Lourdes Mazorra con Heras Léon / tomada del portal del arte joven cubano

‚Äď¬ŅQu√© prefieres, la narrativa o la l√≠rica de la buena poes√≠a?

Me gusta leer poesía y narrativa de igual modo. En cuanto a la creación literaria, en la narrativa hay más opciones de enmascaramiento, puedes disfrazarte como autora, puedes escamotear tu voz; mientras que en la poesía haces un desnudo literario, una sabe que se ha quedado descubierta ante el lector, hay riesgos en eso, hay valentías y también desgarros.

‚Äď¬ŅQu√© tan dif√≠cil es para un escritor joven publicar o insertarse en el panorama de la literatura cubana?

Es difícil, sí. Publicar es ya complicado, imagínate insertarse en el panorama de la literatura cubana, esto son palabras mayores que deberían implicar un nivel de calidad, compromiso y responsabilidad.

Pero el nivel de dificultad para publicar depende de muchas variables. Por ejemplo, si perteneces a la AHS tienes una parte del camino recorrido. Si vives en la capital tienes otras ventajas y esto es muy lamentable. Si de alguna manera tu profesión te ha insertado en los procesos culturales cubanos o en instituciones decisoras tienes otro punto a tu favor. Pensemos también en la suerte como una aliada. Y así, depende de las circunstancias; pero evidentemente no es un camino llano.

En este sentido, aunque en Cuba las demandas no determinan los planes de publicación y pensar en un mercado del libro es iluso, hay algo que me preocupa y es el hecho de que muchísimas veces la calidad literaria de la obra no está entre los primeros parámetros a la hora de decidir publicar o no un libro.

Por otra parte están los concursos que son una de las formas más directas y rápidas de publicación más allá de toda la carga subjetiva que conlleva el proceso de selección y premiación o de las inconformidades que pudieran generar las decisiones finales.

‚ÄďEres de profesi√≥n periodista. ¬ŅCrees que el periodismo es tambi√©n una forma de literatura?

Sí, claro. El periodismo es el hijo moderno de la literatura. Esa polémica es tan antigua como gastada y, por suerte, ya se ha superado. La diferencia entre un periodista y un escritor de ficción (digamos novelista, cuentista…) es principalmente de estilo, modalidades de trabajo y técnica. Aun así valoro mucho encontrar textos periodísticos que abren las puertas hacia la narrativa, lo cual demuestra que a veces nos encasillamos en poner etiquetas o clasificaciones cuando es más importante narrar los hechos.

Los grandes escritores han sido periodistas. En Cuba hay maravillosos paradigmas de escritores cuya obra periodística parece una antología de cuentos por el manejo preciso de las técnicas narrativas en el ejercicio periodístico.

Recomiendo a Onelio Jorge Cardoso. Ese estilo hay que rescatarlo en la prensa cubana y potenciarlo en la academia.

De cualquier forma me viene a la mente una excelente conferencia de Alejo Carpentier que se titula ‚ÄúEl periodista: un cronista de su tiempo‚ÄĚ, de 1975, en la cual queda zanjada ‚Äď con creces ‚Äď la gastada pol√©mica.

Por mi parte, siempre seré periodista.

Lourdes Mazorra en el Centro Onelio Jorge Cardoso / tomada del portal del arte joven cubano

‚ÄďLourdes, eres la guionista y productora del documental Soy Maravilla, dirigido por el realizador camag√ľeyano Norlys Guerrero. ¬ŅC√≥mo compaginas tu amor por la literatura y tu pasi√≥n por la realizaci√≥n audiovisual?

No necesito compaginarlas, ambas son formas de creación y ambas son maneras de narrar. Más allá del guion cinematográfico (texto evidente en cualquier audiovisual), el cine narra en su conjunto, entendiéndolo como un macrotexto que comunica con sus códigos específicos. No tengo una amplia obra audiovisual, podría decirse que coqueteo con este arte; pero si algo le agradezco al cine, como espectadora atenta, es la posibilidad de abrir mis sentidos hacia otra formas literarias.

‚ÄďEres una de los j√≥venes de vanguardia de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, ¬Ņc√≥mo consideras la labor que desempe√Īa la organizaci√≥n en la promoci√≥n de la obra de los j√≥venes noveles escritores y tambi√©n de las artes visuales?

Valiosa. La AHS es esa puerta expedita entre los j√≥venes creadores y las instituciones culturales que jerarquizan el arte y que lamentablemente muchas veces est√°n movidas por otros resortes ajenos a la cultura. Con aciertos y desaciertos, esta organizaci√≥n impulsa el trabajo de artistas muy j√≥venes que a√ļn no tenemos una obra s√≥lida y sin embargo, gracias a la AHS, contamos con un sistema de promoci√≥n, divulgaci√≥n, becas, premios, apoyos financieros, debate e intercambios te√≥ricos, proyecci√≥n comunitaria‚Ķ

‚ÄďAdel√°ntanos un poco sobre lo que te tiene inmersa en estos momentos.

La escritura. En ella siempre estoy inmersa para poder vivir.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ