La cultura cubana por el streaming

El streaming supone un gran cambio en la forma en la que accedemos a los contenidos multimedia. No hace mucho, todos dependíamos de la radio, la televisión y el periódico para acceder a las noticias y al entretenimiento. Con la aparición de Internet y el augue de las redes sociales y de plataformas como Netflix, Spootify, Dezeer, Hulu, iTunes, entre otras, el término streaming hizo su entrada triunfal para marcar una diferencia fundamental en la forma de distribuir la información. Este término identifica un tipo de tecnología multimedia que envía contenidos de video y audio a un dispositivo conectado a la web.

En Cuba, con la llegada de la Covid-19 se aceleró el trabajo de las instituciones de cultura y sus artistas desde las redes y el cuánto podía aportar a los procesos culturales asumiendo el nuevo dinamismo de las maneras de contar.

No es menos cierto que la Isla cuenta hoy con numerosos valores culturales y deportivos lo suficientemente atractivos para el consumo de un p√ļblico fuera de nuestras fronteras. Y aunque el pa√≠s ha diversificado y ampliado las opciones de acceso a Internet. Estas todav√≠a son insuficientes para lograr una conectividad de calidad que permita que los ciudadanos disfruten de un servicio como el streaming, una forma de comunicaci√≥n que alcanza m√°s seguidores y aunque vulnerable, es segura.

Como parte de las actividades del IV Coloquio Nacional de Periodismo Cultural se realiz√≥ el forodebate ‚ÄúContar desde las redes. La cultura cubana por streaming‚ÄĚ, a cargo de Alberto Santos Casas, realizador audiovisual de SC Producciones de Camag√ľey, Alexis Triana, director de Comunicaci√≥n del Ministerio de Cultura, Reilys Gri√Ī√°n Garc√≠a, periodista de L√≠a Videos de Santiago de Cuba, Yunier Riquenes y Naskicet Dom√≠nguez, creadores del proyecto Claustrofobias Promociones Literarias de Santiago de Cuba.

Este fue el espacio para debatir sobre los retos del Streaming en Cuba y sus realizadores, quienes coincidieron en el compromiso de crear un sello propio desde la red que garantice una calidad a la hora de visibilizar y dinamizar el posicionamiento de los temas culturales. Dado que es la forma de mostrar la imagen positiva y el trabajo de nuestros artistas, así como el sentido crítico de nuestro periodismo, siempre acorde con la realidad.
Al decir de Reilys Gri√Ī√°n Garc√≠a, periodista de L√≠a Videos de Santiago de Cuba, es necesario mejorar las transmisiones, establecer un flujo de trabajo, buscar un estilo, un sentido de la interacci√≥n en vivo para este contexto digital, como que alguien llame por WhatsApp y est√© en la pantalla al igual que sus mensajes. Debe ser la opci√≥n donde los internautas puedan disfrutar y acceder a la informaci√≥n sobre Cuba a trav√©s de los videos realizados en directo sin necesidad de estar presentes f√≠sicamente, un sitio para interactuar.

Para Albertos Santos, realizador audiovisual de SCProducciones de Camag√ľey, el streaming lleg√≥ para quedarse porque es una v√≠a usada cada d√≠a m√°s por la juventud para conectarse.

‚ÄúDesde Camag√ľey lo que nos permiti√≥ llegar con claridad a lo que estamos haciendo fueron las transmisiones en octubre de 2020 para El Almac√©n de la Imagen. A partir de all√≠ decidimos unirnos al StreamingCuba coordinado por Alexis Triana, director de Comunicaci√≥n del Ministerio de Cultura. Este espacio se encarga de difundir videos realizados en directo sobre eventos en Cuba desde Facebook , con la interactividad a tiempo real y gracias al apoyo de la productora L√≠a Videos, dirigida por Aram√≠s Fonseca en Santiago de Cuba, pionera en su tipo en el pa√≠s.


«Hoy contamos con Mi Camag√ľey Streaming, que es netamente un programa televisivo a trav√©s de las redes sociales en tiempo real y que construye un nuevo lenguaje diferente al televisivo y con otras din√°micas m√°s interactivas.
«Mi Camag√ľey Streaming y su equipo pueden realizar en vivo por Internet m√°s que un producto comunicativo con c√≥digos de la televisi√≥n tradicional. Alentado por la Direcci√≥n Provincial de Cultura, logra emisiones cada semana mientras descubre todas las posibilidades de ese tipo de transmisi√≥n.‚ÄĚ

Sin dudas, los retos son la forma y la profundidad, adem√°s del estudio constante de los lenguajes de transmedia. Los cambios de algoritmos son casi a diario y nos deben impulsar en el empe√Īo de crecernos ante las insatisfacciones contantes del creador y su p√ļblico. La innovaci√≥n digital impulsa hoy la habilitaci√≥n y transformaci√≥n en el ecosistema cultural del pa√≠s. A√ļn nos queda mucho camino y dudas con la presencia de los medios tradicionales en las redes sociales. Pero es necesario propiciar el estudio desde las Escuelas de Arte y las Facultades de Comunicaci√≥n e ubicar el Streaming para que los estudiantes profundicen en estos temas no solo desde el lenguaje -algo que debe despojarse de los est√°ndares tradicionales- sino tambi√©n desde la tecnolog√≠a.

Las instituciones culturales deben mejorar la difusi√≥n de sus contenidos, porque la competencia est√° hoy en qui√©n brinda la mejor calidad de imagen e informaci√≥n para un p√ļblico que piensa y participa activamente en las redes sociales.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ