La Cruzada: impulso para la creaci贸n

Durante 34 d铆as, entre el 28 de enero y el 3 de marzo, y luego de haber hecho una traves铆a de casi dos mil kil贸metros, la Cruzada Teatral Guant谩namo- Baracoa lleg贸 al t茅rmino de su edici贸n veintisiete.

Artistas nacionales de las tablas, exponentes internacionales y, por supuesto, los anfitriones del teatro guantanamero, plantaron su escenario improvisado e itinerante en m谩s de doscientas comunidades de la serran铆a, acompa帽ados por proyectos comunitarios locales, promotores culturales y otros especialistas del 谩mbito esc茅nico, entre los que estuvo 鈥損or primera vez y durante la segunda mitad de la trayectoria鈥 la joven cr铆tico de teatro, Isabel Cristina L贸pez.

Horas despu茅s del recibimiento de la tropa en el mismo punto de partida 鈥揺l parque Jos茅 Mart铆, de la ciudad de Guant谩namo- converso con la joven teatr贸loga para obtener las 聽impresiones de su participaci贸n en el evento.

Es una experiencia muy impresionante en todos los sentidos, desde el punto de vista art铆stico, de la relaci贸n del p煤blico con los espect谩culos y sobre todo desde la perspectiva humana 鈥comienza a decirme en cuanto me ve frente a ella, celular en mano.

Creo que un trabajo como el que hacen los fundadores de la Cruzada y los j贸venes que participan, tiene mucho que ver con su calidad humana, sobre todo porque se hace para gente que no est谩 acostumbrada a ver teatro. Este tipo de experiencia tiene la particularidad de que no son las personas las que van al teatro, sino es el teatro quien va a p煤blicos muy diferentes, muy diversos 鈥攁segura sin apartar de m铆 la mirada.

Mientras la escucho con atenci贸n, contin煤a: En cada una de esas comunidades hay una cultura espec铆fica, y los actores que intercambian conocimientos y culturas con esas comunidades, tienen que adherirse a ellas de alguna manera para retroalimentarse. Por eso es un trabajo muy rico, para los actores y tambi茅n para los p煤blicos. El artista est谩 llevando el arte, pero est谩 recogiendo tambi茅n la cultura de gente que quiz谩s no ha ido mucho al teatro, ni ha participado en exposiciones de artes pl谩sticas, pero que s铆 tienen otros saberes, otra cultura que es importante conocer.

Algo significativo que tiene la Cruzada 鈥攔esponde despu茅s de tomarse un respiro鈥 es que no solamente se va all铆 a presentar algo, sino que sirve como impulso para crear obras. Es un est铆mulo desde la creaci贸n, pero tambi茅n desde la investigaci贸n, para esos grupos y creadores que deben crear un producto pensando en un p煤blico determinado, que no tiene mucho que ver con el de la ciudad.

Desde el punto de vista art铆stico, una de las cosas que m谩s me interesa es que en las agrupaciones de Guant谩namo hay muchos j贸venes que est谩n creando. Ahora mismo, a pesar de sus grupos antol贸gicos, que tienen ya un prestigio, en el teatro guantanamero hay j贸venes directores que est谩n haciendo sus obras. Adem谩s, son generalmente los actores j贸venes los que est谩n sosteniendo ese teatro que se lleva a la Cruzada.

Le pregunto acerca de la convivencia intergeneracional.

Esa es otra cosa interesante que pude percibir 鈥攎e confiesa鈥. C贸mo se relacionan los fundadores, los que llevan m谩s a帽os, como Ury Rodr铆guez, Emilio Vizca铆no o Rafael Rodr铆guez, quienes en los primeros a帽os ten铆an que ir a pie a las comunidades y pasarse horas caminando con la mochila al hombro, con los j贸venes que ya vivimos otra Cruzada, donde hay m谩s condiciones que, por cierto, considero que se pueden seguir mejorando. Lo interesante es c贸mo a veces, cuando los j贸venes se quejan de las condiciones, del cami贸n, entonces esos veteranos les hablan de aquellas experiencias. Se detiene un segundo y contin煤a: Creo que mirar a esos inicios y escuchar esas historias es importante; algo que hace crecerse a los j贸venes.

驴Consideras que la Cruzada es sostenible en el tiempo con los j贸venes?

Yo creo que s铆 se puede sostener en el tiempo 鈥攁firma asintiendo con la cabeza y dejando ver una expresi贸n de seguridad en el rostro鈥. Lo que no se puede es olvidar la historia de la Cruzada. No se puede perder el anclaje, los or铆genes del proyecto. Que la Cruzada se sostenga en el tiempo depende tanto de no cambiar los objetivos ni la funci贸n primigenia, como de mirar hacia adelante y ver a los p煤blicos de manera diferente. Cada comunidad tiene un p煤blico distinto.

Pero eso es algo m谩s complejo de lo que parece 鈥攎e explica鈥, porque hace veintisiete a帽os los pobladores de esas comunidades no ten铆an las mismas necesidades ni las aspiraciones que tienen ahora. Hace veintisiete a帽os, en Punta de Mais铆 la gente no era igual que ahora. Veintisiete a帽os atr谩s no ten铆an celulares, ni acceso a m谩s tecnolog铆a o m谩s informaci贸n. Ahora la gente recibe a la Cruzada de otra forma y creo que tambi茅n hay que tener eso en cuenta.

La interrumpo para pedirle que me hable de esas diferencias.

Hay lugares m谩s intrincados, con p煤blicos m谩s v铆rgenes que agradecen el trabajo de un actor que viene como un juglar a brindarle un espect谩culo. Sin embargo, hay otros donde se tiene un nivel de desarrollo y los ni帽os, por ejemplo, graban en un tablet la funci贸n. Eso no es malo, al contrario, es admirable, porque esos ni帽os quieren recoger ese momento para volverlo a ver una y otra vez.

Vuelve a detenerse y sonr铆e, esperando por m铆. 驴Y entonces que te ha parecido la experiencia que viviste en la Cruzada?, le pregunto para terminar.

Es una de las cosas m谩s maravillosas que me ha pasado en la vida, como especialista de teatro, como cr铆tico, como espectadora y como ser humano. Lo m谩s bonito es que uno vuelve a ver cosas del teatro que siente perdidas, como por ejemplo la funci贸n social del teatro y la magia del teatro, que a veces resulta un lugar com煤n, pero no lo es. Es una verdad, que ha perdido sustancia en estos tiempos de tecnolog铆a y desarrollo. Aqu铆 se puede apreciar la magia del teatro, la funci贸n social del teatro, y el teatro puede ser algo altruista, que induzca y provoque cambios verdaderos en la gente. Eso es algo muy reconfortante, muy gratificante. Es m谩s lo que uno se lleva de esos lugares y de ese p煤blico, que lo que uno entrega.

Este sitio se reserva el derecho de la publicaci贸n de los comentarios. No se har谩n visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que est茅n fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos necesarios est谩n marcados *

Suscripci贸n

Para recibir nuestro bolet铆n ingrese su direcci贸n de correo electr贸nico