La ciudad alada y sus m√°scaras

Tomado de Tribuna de La Habana

Una gran ‚ÄúBienvenida‚ÄĚ abri√≥ las alas de La Habana para hacernos volar en su delicada m√°scara teatral. Inquietaba la pregunta de qu√© visitar primero de la muestra del 17 Festival Internacional de Teatro de La Habana. Algunas ya las hab√≠amos disfrutado y ser√≠an √©xito seguro, tal es el caso de: 10 millones, del maestro Carlos Celdr√°n con su Argos Teatro; el rebelde Harry Potter se acab√≥ la magia, de Carlos D√≠az y El P√ļblico; las Departures, del Ciervo encantado de Nelda Castillo; o la pol√©mica generada por Osik√°n Plataforma esc√©nica experimental en su espacio ‚Äúoff Habana‚ÄĚ con sus Bakestritbois entre quienes a√ļn buscan significancias en cuadradas formas. Entonces decid√≠ salir un poco del circuito tradicional y aqu√≠ algunas de mis experiencias:¬†

Teatro Buend√≠a present√≥ √Čxtasis con dramaturgia de Raquel Carri√≥ y Flora Lauten quien, adem√°s, protagoniz√≥ la puesta en homenaje a Santa Teresa de Jes√ļs, monja fundadora de la Orden de las Carmelitas Descalzas-, ejemplo de lucidez est√©tica de este grupo que goza de una salud art√≠stica indudable.

La maestra Lauten se desdobla con entereza actoral, recorriendo los tormentos, pasiones y peripecias de este m√≠stico personaje. La m√ļsica como aditamento exquisito, una fisicalidad que sobrepasa los l√≠mites expresivos y el buen gusto para interpretar cada parlamento, hacen de √Čxtasis una referencia en su tipo. Las oportunas actuaciones de los j√≥venes pero experimentados Leandro Sen, Jorge Enrique Caballero y Elba P√©rez completan la maravillosa experiencia resultante al visitar la sede del emblem√°tico Buend√≠a, fundado en 1986. ¬†
 
De la muestra internacional encontramos There, del colectivo no-ruego Jo Stromgrem Kompani, su tercera vez en La Habana y merecedores del Premio Villanueva de la Cr√≠tica a los Mejores Espect√°culos del A√Īo. Esta vez personifican -entre el humor de su magn√≠fica gestualidad, di√°logos en una lengua imaginaria y conocidas canciones del folklore europeo como Kalinka- las ocurrencias de cuatro rusos emigrantes que en su andar itinerante buscan una vida pr√≥spera. ¬†
 
Los actores se adue√Īan de la escena con total seguridad y habilidad. Danzan, cantan, tocan instrumentos y nos preguntamos: ¬ŅQu√© no pueden hacer? El asombro y la maravilla cubrieron la sala Covarrubias del Teatro Nacional, donde hasta los murci√©lagos del lugar parecieran despertar e incorporarse con una imperiosa necesidad de participar. ¬†
 
En otra parte, se reabrieron las puertas del City Hall, sede de Teatro Caribe√Īo, para demostrar que el agua, la espuma y una ba√Īera pudieran parecerle demasiado a quienes la vida no les promete nada. Pero este corto espacio no resulta suficiente para contener tres universos, individualidades, ideas en movimiento hacia la turbulencia de su edad y tiempo. ¬†
 
Jacuzzi es la propuesta de Tr√©bol Teatro, con texto y puesta en escena de Yunior Garc√≠a, da voz a la generaci√≥n autodenominada por el autor como los inconformes. Mucho se ha escrito ya sobre esta obra, lo cual da fe de las acertadas actuaciones de Yanitza Serrano, la Susy; V√≠ctor Garc√©s, Pepe, y obviamente, Garc√≠a como Alejandro. Un elenco peque√Īo pero efectivo y din√°mico, transita desde la medida contenci√≥n de fumar un cigarro hasta explotar en la emoci√≥n como una pompa de champ√ļ. El minimalista dise√Īo de luces y escenograf√≠a no pretende enga√Īar a su p√ļblico, m√°s bien acerca, tensiona y sacude la cautela. La meticulosa dramaturgia describe un pensar fragmentado en ideolog√≠as, criterios y la necesidad de palpar el futuro. ¬†
 
La fe y el amor como valores en extinción para quienes perdieron la capacidad de creer en su quehacer en contraposición de los que siguen ciegamente lo impuesto por la rutina diaria. Jacuzzi con un tono un tanto pesimista nos cuestiona, alerta e impulsa a romper la inercia. 
 
Este 17 Festival dej√≥ atr√°s su propia sombra de lemas perdidos en la ret√≥rica y el tr√°gico sino de sobrevivir huracanes y tormentas. Con un clima amable atrajo a todo tipo de p√ļblico a las salas de la capital para habitar, junto a personajes que van desde lo real a lo fant√°stico, una noble muestra de teatro cubano y universal.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico