La buena vida de Mauricio Figueiral

Me trae los trece temas de su más reciente álbum, el tercero, y me comenta que ya está pensando en el próximo. Me asombro, sonrío, y lo entiendo, porque Mauricio Figueiral es inquieto en su quehacer, es ejemplo de una energía incontenible por hacer lo que quiere hacer en el momento que lo quiere hacer, y para el disfrute de los demás.

La buena vida¬†es el t√≠tulo de este proyecto, presentado ya a la disquera y con certeras posibilidades de¬† que vea la luz en el 2019. Es un disco que, seg√ļn afirma, lo reivindica con la m√ļsica cubana, y en especial, con la trova, a la que rinde homenaje con el tema¬†Balc√≥n a la calle, humanizando en la piel de una mujer este fen√≥meno, y en el que cuenta en la interpretaci√≥n con Polito Ib√°√Īez.

‚ÄúMe agradan las colaboraciones, y por eso tengo algunas en el √°lbum, con Interactivo en el tema¬†M√°tame, el promocional antes de hacer el disco‚ĶPancho Amat en el tema¬†Hambre y frio, Diana Guti√©rrez con su voz en varios temas y en el d√ļo¬†Pierdo el vuelo. No obstante, no soy partidario de recostarme al √©xito de otros, y prefiero que cada cual defienda su propia m√ļsica.

‚ÄúEste √°lbum trae trece canciones de mi autor√≠a que escrib√≠ de principio a fin, excepto el tema¬†El hijo de Chabela, que lo arrastro hace tiempo. Esa es una canci√≥n autobiogr√°fica, un poco autobiogr√°fica, en la que cuento lo que me vende para que no me devuelvan‚ÄĚ.

Si ya piensas en un cuarto disco, ¬Ņen qu√© fase te encuentras con este?

Claro que empiezo ahora en el proceso de la promoci√≥n del producto como tal, aunque ya he colocado algunas canciones sueltas en algunos espacios. De todos modos, puedo decirte que¬†La buena vida¬†es un disco con el que estoy en un proceso de reconciliaci√≥n. Nos estamos entendiendo porque cuando te acostumbras a hacer las canciones en vivo, fundamentalmente a guitarra, con formato peque√Īo, y despu√©s las escuchas orquestadas, con la mano de los m√ļsicos y productores, tienes que volverte a acostumbrar a que son las mismas canciones pero con otra manera de perpetuarlas, en un disco, y no a partir de lo ef√≠mero de las presentaciones en vivo.

‚ÄúHay un proceso interesante. Las hago con una armon√≠a y cuando las grabo, siempre cambia alg√ļn detalle en la estructura, en la l√≠nea mel√≥dica y tengo que volver a aprenderme mi propia canci√≥n y tocarla as√≠, para hacerle honor al disco.

“Ya filmé dos videos del disco. Uno de ellos, del tema Me voy a controlar,  lo hice en Santiago de Compostela, y el otro es de la canción Balcón a la calle, del que hice una primera parte en Génova y el resto, lo terminaré en La Habana.

 

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ