‚ÄúLa batalla general est√° en la cultura‚ÄĚ

La celebración por el día de la cultura cubana llegó hasta el salón de mayo del Pabellón Cuba, en un Encuentro con el profesor e historiador Dr. Eduardo Torres Cuevas, recientemente condecorado como Maestro de Juventudes por la Asociación Hermanos Saíz (AHS), durante los festejos por su 30 aniversario.

En su alocución, el catedrático se adentró en la historiagrafía cubana y universal, refiriéndose a algunas figuras descollantes de la historia como Félix Varela, José Antonio Saco y José Martí, quienes cimentaron el origen de la nación y nacionalidad cubanas a través de su pensamiento ecuménico.

El espacio devino en una suerte de conferencia magistral para los jóvenes pedagogos, investigadores y artistas presentes, quienes recibieron de una de las voces más sabias del pensamiento cubano, las lecciones prioritarias que deben asumir las investigaciones y la importancia del estudio de la historia en el contexto actual.

“Un historiador lo primero que debe conocer es la materia con la que va a trabajar porque conociendo el objetivo y el objeto de estudio, podrá apropiase de los métodos necesarios durante el desarrollo de su exploración.

“El estudio del hecho aislado es sumamente peligroso porque cuando se extrae de un proceso un objeto específico, se pueden estar aislando, de las explicaciones posibles que le rodean, los elementos sustanciales para poderlo entender. No se puede hacer historia del pensamiento cubano sin un conocimiento de la historia universal porque todo tiene una concatenación.

‚ÄúEn este sentido la transdisciplinariedad es un factor imprescindible en el campo pedag√≥gico porque es la que permite entender y observar los estudios de forma integral y compleja‚ÄĚ.

Hizo un llamado a la necesidad de renovar los m√©todos educativos en funci√≥n de hacer una historia m√°s atractiva que no siga simplemente el orden cronol√≥gico de los hechos, sino que motive, enamore y sea capaz de llegar a los diferentes p√ļblicos.

Asimismo, se refirió a la importancia de valorizar nuestros símbolos, conocer su significación y conservar los valores nacionalistas e independentistas, como elementos primarios en la sobrevivencia de la nación y el pensar cubano.

‚ÄúLa bandera cubana es una expresi√≥n de pensamiento que va por encima de la simbolog√≠a y llega a convertirse en un ideal para la naci√≥n cubana. Seg√ļn la concibi√≥ Narciso L√≥pez es la primera de una Rep√ļblica laica e independiente que re√ļne todas las creencias, pero no es la expresi√≥n de ninguna religi√≥n en particular.

‚ÄúSi bien el movimiento independentista traz√≥ una ideolog√≠a de cultura y un sentimiento cubano de profundizaci√≥n en el pensamiento social, reflejado en la poes√≠a, la m√ļsica y el arte en su generalidad; es menester rescatar esos sentimientos e intenciones a trav√©s del conocimiento para que sean capaces de atravesar las tormentas que se avecinan‚ÄĚ.

Sobre el reto de la juventud cubana, expres√≥: ‚ÄúEn la historia de nuestro pa√≠s se evidencia el reto que le ha tocado enfrentar a cada generaci√≥n de cubanos, pero esta generaci√≥n tiene el m√°s grande de toda la historia de Cuba porque estamos en tiempos de guerras no convencionales basadas en una campa√Īa de comunicaci√≥n que hace dif√≠cil discernir las verdaderas intenciones y traza la discusi√≥n en un terreno netamente cultural‚ÄĚ.

Las circunstancias actuales requieren, con urgencia, aplicar las palabras del maestro Torres Cueva, para conocer y estudiar la cultura de la patria y no pisar el terreno de la desculturalización, esa que trae consigo la pérdida de los valores y la cultura conquistados durante cinco siglos de evolución.

Tal y como reiter√≥ varias veces: ‚Äúla batalla general est√° en la cultura‚ÄĚ; y solo sabremos defenderla aplicando el principio filos√≥fico de Jos√© de la Luz y Caballero en tres preguntas simples que resumen la verdadera esencia de lo que somos: ¬Ņqui√©n soy?, ¬Ņde d√≥nde vengo? y ¬Ņhacia d√≥nde voy?

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ