La bandera imaginada por todos

Hoy es el día para conocer las aristas de una idea, las caras de una bandera. Con la inauguración de la exposición Fuerza y Sangre. Imaginarios de la Bandera en el Arte Cubano, curada por Isabel Pérez Pérez, Virginia Alberdi, Shirley Moreira Vázquez y Daniel G. Alfonso, gracias al apoyo del Consejo Nacional de las Artes Plásticas, el Ministerio de Cultura y la Asociación Hermanos Saíz, se inicia el viaje por la representación de la insignia nacional en la plástica cubana.
Certificadas por la historia del arte, las piezas que componen la muestra ilustran las diferentes miradas de los artistas a la bandera en sus respectivas épocas. A través de las obras se pueden leer los diversos modos de existir en la visualidad de nuestro arte.

La exposici√≥n cuenta con la presencia de m√°s de un centenar de artistas desde Alfredo Rostgaard, Adigio Ben√≠tez, Ra√ļl Mart√≠nez, Antonio Eligio Fern√°ndez (Tonel), Meira & Toirac, Carlos Garaicoa, Cirenaica Moreira, Manuel Mendive, Roberto Fabelo, hasta los j√≥venes miembros de la AHS Arien Chang y Alfredo Sarabia.

Es importante destacar que la muestra exhibe una singular mixtura de generaciones que abordan el tema en las artes visuales. En su recorrido museogr√°fico encontramos una selecci√≥n de vi√Īetas con el tema de la bandera, al igual que varios carteles que la han asumido como leit motiv, o la presentan como imagen principal en su composici√≥n. Se encuentran obras instalativas, videos, pinturas, esculturas, piezas interactivas, grabados y performance.

Fuerza y Sangre‚Ķ persigue, con su tesis curatorial, m√°s que exponer las diferentes maneras de entender el s√≠mbolo, la met√°fora sumergida en las visiones de cada cual sobre la bandera. Es un modo de atraer a los visitantes hacia un recorrido por las posiciones menos viciadas de la iconograf√≠a hist√≥rica com√ļn. Las piezas han sido convocadas para romper el acostumbrado velo sobre la representaci√≥n de s√≠mbolos en la memoria de nuestro pa√≠s.

Durante la inauguración de la muestra la noche del 11 de abril en el Pabellón Cuba, las palabras del presidente del Consejo Nacional de las Artes Plásticas Rubén del Valle Lantarón, y el doctor Félix Julio Alarcón, versaron sobre la importancia de la muestra para las artes visuales en la actualidad, al tiempo que abordaron el papel crucial de la escarapela que usaba José Martí al caer en combate el 19 de mayo de 1895, como piedra angular de la exposición.

Hoy, es traída una vez más la insignia, para atestiguar la serenidad y pasión necesarias para poblar las calles de esta Cuba contemporánea. Se inicia así este recorrido de experiencias artísticas hasta el 11 de junio, sucesos que vistos a través del arte, narran la historia de la bandera en nuestro imaginario.

bandera-fuerza-y-sangre

 

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico