La AHS ha madurado

La Casa del Joven Creador de Pinar del Río lleva fundada 15 años, con una incansablelabor de trabajo. Para la realización de este proyecto fue fundamental, la intervención de una persona que estuvo ocho años al frente de la Asociación Hermanos Saíz en Pinar del Río.

José Ernesto Mederos, o más conocido como Kiko, es músico y director de una delas bandas de rock más importantes del país: Tendencia; quienes con su música han llevado a disímiles lugares la música cubana.

Graduado del Instituto Superior Pedagógico de Pinar del Río, Miembro de Honor de la Asociación Hermanos Saíz, desde muy joven estuvo ligado a la vanguardia artística que lideraba en la provincia, en esos momentos dirigidos por NoelvisReloba.

«En esos años no existía un local donde estuviera concentrada la pequeña cédula de integrantes de la Asociación, se reunían en cualquier lugar donde les permitieran, pero siempre hubo una motivación por hacer que aquellos, como nosotros, nos uniéramos a sus filas», cuenta Kiko.

En el año 1994, recién graduado, funda el grupo de rock mestizo Tendencia, ahora con más de 20 años de trabajo; los cuales en su primer año empezaron a presentarse y darse a conocer en diferentes espacios de la provincia y el territorio nacional, y poco a poco fueron ganándose un prestigio.

«Al año de creados—y gracias a la colaboración de amigos miembros de la AHS en esos momentos como Luis Contino, Julio César Banazco, Miguel Ángel Couret y otros— tuvimos la oportunidad de hacernos profesionales e insertarnos más en las actividades que hacía la Asociación.

­»La sección de música la atendía la trovadora Yamira Díaz, era pequeña y apenas tenía cosas; entonces, con nuestra ayuda comenzamos a traer y proponer nuevos proyectos, tome la iniciativa de hacer un festival de rock en la provincia y ahí fue donde nació el Pinar Rock.

»Gracias a la apertura que se tuvo con el Pinar Rock, Vueltabajo estaba empezando a llamar la atención en el país, ya que los que existían eran inestables. El nuestro se caracterizó por la cantidad y la calidad de las bandas, todos querían venir, ser parte de lo que sucedía.

»Para ese entonces asumí la sección de música y mantuve el evento durante otro año. EL resultado fue que comenzó a coger fuerzas, nos habíamos convertido en un lugar de referencia para este género».

En esos momentos, se dio a la tarea de convertir la sección de música en el espacio heterogéneo que debe ser, donde lo mismo se hacía un concierto de trova, de rap o apoyaba una exposición.

«No sólo era de interés que personas de todos lados sólo vinieran a cantar, también incluimos a conferencistas y escritores para que se impartieran en nuestra sedes diferentes cursos y de igual forma se establecieran debates sobre música, artes plásticas o literatura, en esto siempre estuvo presente la revista El Caimán Barbudo, por ejemplo».

A raíz de todo el movimiento artístico que se estaba generando en el territorio, se tuvo la oportunidad de tener una sede propia, un lugar donde todas las actividades y eventos pudieran ser hechos sin problema alguno.

«Así comenzó el mayor proyecto de todos, la nueva Casa del Joven Creador, cuya inauguración fue en el 2001 y ese año, precisamente, hasta el 2009 estuve de presidente de la AHS en Pinar del Río».

El trabajo que se hacía ya tomaba mayor rigurosidad. Había que mantener y acrecentar los eventos que se hacían, de ahí salieron algunas ideas como el Salón de Arte Joven, que se hace en la Sala Real, nombrada así la galería del centro y continuar con el Pinar Rock, que cada año ganaba más connotación.

«Los logros que se tuvieron fueron muchos, pero siempre tuvimos personas e instituciones que no entendían lo que hacíamos, sólo creían que eran un grupo de jóvenes, casi rebelados, y que no aportaban mucho a la cultura.

»Para esto en ocasiones tuvimos que concientizar a varios sectores de la sociedad. Por otra parte, tuvimos un fuerte papel en la profesionalización de proyectos que nacían, ya que nuestra contrapartida fueron las demás instituciones de la provincia, tuvimos que iniciar con ellas una comunicación.

»Gracias a todo lo que logramos, las demás instituciones del territorio vieron el avance que teníamos y eso determinó que tuviéramos un vínculo profesional, basado en el respeto; aunque tuvimos que seguir educandotanto a estas personas como al público».

Dentro de esta etapa, se empezaron a hacer los festivales de trova, que tenían como objeto retomar este género, ya que Pinar, años atrás, había sido parte del Movimiento de la Nueva Trova y donde estuvieron invitados como: Diego Cano, Fernando Bécquer, RolyBerrío y muchos más.

La Casa comenzó a tener una variada programación, todo lo relacionado con la música de pequeño formato se realizaba en el patio, entre enredaderas y graffitis; mientras que el Pista Rita acogía todo en gran formato, como los festivales de rock, rap y otros espectáculos.

«El festival de rap también se dio por esos años, en sus inicios habían invitados como Anónimo Consejo, Obsesión, Doble filo, y muchos pinareños que también empezaron a emerger de todas partes.

»Una de las cosas que siempre nos planteamos fue presentar al público la mayor cantidad de música en vivo, que pudieran vivir con la experiencia de esto, y lo logramos; pero claro, siempre estaba la oportunidad de la música grabada para aquellos amantes de ella y de igual forma era bien recibida.

»También uno de las mayores ganancias que tuvimos y tenemos, es la revista literaria La Gaveta, de la cual ésta sede está muy orgullosa. Ese proyecto se planteó; en poco tiempo se consolidó y adquirió el formato que aun hoy mantiene, así y todo con los problemas de publicaciónque hay en el país, pero fue algo que se mantuvo estable.

»Por otra parte, con nuestros medios, creamos el boletín informativo cultural Al Machete, el que siempre tenía en portada la presentación de un nuevo proyecto o la divulgación de algún evento, y en pocas páginas habían reseñas de libros, críticas de artes plásticas, de música, etc., pero el objetivo eran los artistas que eran miembros de la AHS.

»Igualmente, en nuestro telecentro Tele Pinar, tuvimos un espacio televisivo:Rock en cazuela, donde se presentaban las bandas que nos visitaban en el Pinar Rock y el que tuvo una buena acogida por parte de los pinareños y algunos telecentros del país.

»Tengo el orgullo de decir, -que Pinar tiene una de las sedes de la AHS más activas, desde que comenzó hasta la actualidad. El nivel de las actividades que aquí se hacen ha llegado a tal puntoque hasta la empresa comercializadora de la música nos pidió ser parte, y ellos promocionan su música en nuestro patio, esoya deja mucho que pensar».

¿En estos 30 años que está cumpliendola Asociación Hermanos Saíz, cómo crees que ha sido su evolución?

Creo quela Asociación ha madurado, lo malo es que cuando se comienzan a hacer cambios de presidencia o sede, entonces existe una desvinculación y da la impresión de quees una nueva etapa.

Las cosas han mejorado mucho, se acumulan mucho años de trabajo, ya van 30, también ha pasado por dos congresos, a los cuales he ido; uno como delegado y al otro como Miembro de Honor;siempre son importantes porque dejan vínculos, unaasimilaciónde temas, debates, personas, aprenden y aprendemos a no chocar con dificultades y que los jóvenes tengan la oportunidad de expresarse.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico