La adversidad te hace competente

Nunca he tenido la oportunidad de conocerlo cara a cara. Sin embargo, su creaci√≥n es m√°s que una buena carta de presentaci√≥n. He seguido la obra de Noel Antonio Cabrera Hern√°ndez a trav√©s de libros y antolog√≠as en los que su trabajo, sin dudas, resalta por su diferencia y por su lucha contra la inmovilidad. Como todo hijo, su obra respira m√°s all√° de las p√°ginas ilustradas. No se trata solo de que la adversidad ‚ÄĒhumana, espiritual o geogr√°fica‚ÄĒ te haga competente. El arte requiere m√°s. El arte pide m√°s y Noel lo sabe.

¬ŅCu√°ndo descubriste la vocaci√≥n?

Mi camino en las artes pl√°sticas comienza desde peque√Īo, influenciado principalmente por mi padre, tambi√©n artista pl√°stico. A medida que fui creciendo, inconscientemente fui tomando la senda de la ilustraci√≥n: dise√Īaba personajes en las hojas de las libretas de la escuela y creaba alocados escenarios llenos de figuras que luchaban en peleas √©picas. As√≠, al crecer, ya en la escuela de arte, con 17 a√Īos, conoc√≠ a Beisy Fuentes, una joven escritora con quien comenc√© una colaboraci√≥n que ha llegado hasta la fecha. Gracias a ella me di cuenta de que eso era lo que quer√≠a hacer el resto de mi vida: ilustrar.

Entre los ilustradores e historietistas cubanos e internacionales, ¬Ņqui√©nes te parecen imprescindibles?

Sin dudas en Cuba y el extranjero hay grandes ilustradores e historietistas que me han influenciado, ya sea por su estilo de trabajo o por las historias. Entre los cubanos nunca se puede dejar de mencionar a Juan Padr√≥n, con cada uno de sus comics y animados: si bien yo no uso referentes de su estilo, sus historias moldearon en gran medida mi forma de ver y entender la ilustraci√≥n y la historieta. De Cuba puedo mencionar tambi√©n a Jorge Oliver con el Capit√°n Plin, las historietas de Mat√≠as P√©rez, Yey√≠n, todas esas que le√≠amos en las revistas Zunz√ļn y Pionero. Tengo que destacar tambi√©n la influencia de Montos, que ha sido para m√≠ un maestro y amigo, con el que he tenido el placer de trabajar: hoy en d√≠a es un referente en la ilustraci√≥n y c√≥mic cubano que todos tenemos que tener en cuanta.

De ilustradores extranjeros tengo muchos referentes (hay más para escoger), entre ellos, de la vieja escuela destacan: Alberto Durero, Alphonse Mucha, Keisai Eisen, Andrew Loomis. De los contemporáneos puedo mencionar a Paolo Eleuteri Serpieri, John Howe, Simon Bisley, Sergi Brosa, Joe Madureira, Adam Hughes, Ben Fiquet, Ketit Thomsom, Glenn Rane, entre muchos otros… pero el lugar principal lo ocupa Riccardo Federici, para mí es uno de los mejores ilustradores e historietistas del mundo en la actualidad, para no ser absoluto.

Noel Antonio Cabrera Hernandez¬ŅValoras positivamente la influencia de otros ilustradores en tu propia obra?

Por supuesto, cada obra de otros artistas que me ha llegado, ha contribuido a armar el rompecabezas que da forma al estilo que me define hoy en día.

¬ŅQu√© es lo que m√°s te interesa reflejar en tu trabajo?

Es importante saber que a la hora de hacer una ilustración le estás dando vida a un texto y esa es una gran responsabilidad; saber cómo complementar con la imagen sin repetir lo que está escrito y al mismo tiempo aportar lo que no está dicho, sin que se pierda la relación con el texto. Esa es la regla principal de la ilustración; complementar y aportar, enriquecer el libro con la imagen.

En tu relaci√≥n con la literatura, ¬Ņcu√°les son esos libros que te interesa realmente ilustrar? Un buen texto, para ti, ¬Ņqu√© debe contener?

Como profesional no siempre escojo el libro que m√°s me gustar√≠a ilustrar. Los escritores y editores llegan con sus libros, que necesitan ilustraciones y no pienso si est√°n buenos o no, solo en que tengan las mejores ilustraciones que sea capaz de hacer: todos los libros son buenos para m√≠. Cuento con varios proyectos que me gustar√≠a terminar y que abordan mis temas y g√©neros favoritos (fantas√≠a, ciencia ficci√≥n, terror). Por la falta de editoriales que valoren este tipo de literatura y que est√©n interesadas en publicarla, o bien sea por mi propio trabajo, que por suerte es estable, no siempre puedo dedicarles la atenci√≥n que llevan. Por eso tengo que trabajar en mis tiempos libres en esos proyectos personales que espero, alg√ļn d√≠a, pueda verlos publicados tambi√©n.

Hablemos un poco del fatalismo geogr√°fico. ¬ŅCrees que tu condici√≥n de cubano influye de alguna manera en el reconocimiento de tu obra y en la b√ļsqueda de nuevos horizontes? ¬ŅHasta qu√© punto la geograf√≠a encadena o salva?

Lamentablemente vivimos en un pa√≠s donde la ilustraci√≥n y la historieta est√°n en coma profundo. La escasez de editoriales que publican libros ilustrados y c√≥mics, la falta de recursos, hacen que sea muy dif√≠cil vivir como ilustrador. Si a eso le agregas que no vivo en la capital, que es el epicentro cultural de Cuba, donde est√°n las pocas oportunidades que el medio te brinda, entonces la carga de obst√°culos es enorme. En el mundo es peor, tu condici√≥n de cubano te da un margen muy reducido para todo, desde las limitaciones con el Internet (que ahora son menos, pero siguen), hasta la dificultad para cobrar un trabajo ya que, al no existir PayPal en Cuba, por ejemplo ‚ÄĒque es la forma de pago m√°s frecuente internacionalmente‚ÄĒ ni siquiera te tienen en cuenta. Por no hablar de las v√≠as de contrato y la vulnerabilidad ante robos o estafas por parte de empleadores o editoriales. No digo que sea en todos los casos, he tenido buenas experiencias, pero s√≠ es muy dif√≠cil salir a flote entre tantos obst√°culos, ya que la mayor√≠a no dependen de ti, sino del medio y del lugar. Por otro lado, esas dificultades tambi√©n te ense√Īan, te mejoran como artista, la adversidad te hace mucho m√°s competente, as√≠ cuando logras que alguien te vea, destacas, porque saliste de la adversidad. Hay muchos que valoran eso tambi√©n.¬†¬†¬†¬†

¬ŅCrees que es m√°s dif√≠cil ser artista en los tiempos que corren que en el pasado? ¬ŅLa velocidad de la vida moderna nos hace m√°s insensibles a la contemplaci√≥n del arte?

En este aspecto creo que ser artista siempre ha sido dif√≠cil, tanto hoy como en el pasado. No solo por el hecho de ser artista, eso trata solo de vocaci√≥n, sino el hecho de vivir del arte: ah√≠ radica el problema real. Antes porque tu trabajo no llegaba a la gente, y cuando llegaba muchas veces no lo entend√≠an, ahora es porque hay demasiada saturaci√≥n. Entonces es dif√≠cil abrirse paso y ser visto. El talento en el mundo de hoy es com√ļn, variado, y como todo lo que abunda, se deval√ļa.

¬ŅC√≥mo valoras, proporcionalmente y siempre seg√ļn tu experiencia, el influjo de factores como talento y formaci√≥n acad√©mica?

En mi caso puedo decir que no me formé como ilustrador, sino como instructor de arte. Mi formación académica en su mayor parte la obtuve por mis medios y por el trabajo fuerte y constante, con una meta clara. Eso es lo que te impulsa y te hace cumplir tus objetivos en la vida.

Adem√°s de tu vocaci√≥n eres padre de dos ni√Īos. ¬ŅDe qu√© manera se acomoda t√ļ tiempo creativo a ese otro, tambi√©n creativo, en el que construyes una familia?

Es muy dif√≠cil despu√©s de que logras enraizarte en el medio, equilibrar el tiempo para trabajar y para la familia. A veces el trabajo puede ser muy fuerte y exigente, para todo hay fecha l√≠mite, por lo que mi horario laboral se extiende a largas horas de la noche. Por suerte cuento con la ayuda incondicional de mi familia que constantemente han estado a mi lado. Siempre trato, en el d√≠a, de pasar tiempo con los ni√Īos: al m√°s peque√Īo, que hasta la fecha tiene 19 d√≠as, me encargo de cambiarlo y de dormirlo cuando la mam√° no puede. El mayor que tiene dos a√Īos y salgo con √©l a la calle a jugar f√ļtbol o a pintar que, para nuestro orgullo, tambi√©n le gusta. Para nada es el tiempo que merecen, pero trato de que sea divertido y que rinda todo lo posible.

En el campo del conocimiento y la creaci√≥n, ¬Ņqu√© ejerce mayor peso en tu obra?, ¬Ņqu√© es lo primordial?

Para un ilustrador, como para cualquier artista, ambos aspectos est√°n muy relacionados: uno enriquece al otro. Te pongo un ejemplo: para ilustrar un libro, d√≠gase hist√≥rico, tengo que estudiar el periodo en el que se desarrolla, el vestuario, el f√≠sico de los personajes, su forma de vida, la arquitectura, la iluminaci√≥n, todo lo que me lleve a hacer ilustraciones m√°s precisas y atractivas. Lo que aprendo se queda y as√≠ pasa con los dem√°s libros, incluyendo el conocimiento que aportan los textos a ilustrar, que fortalecen el h√°bito de lectura y me ense√Īan a conocer mejor el mundo de la literatura que, al final, es la que hace mi trabajo posible.¬†¬†

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ