K-lentamiento para Evangelistas y maleantes

Como bien la bautiza su editor jefe, Luis Yuseff, Ediciones La Luz se mantiene como ‚Äúun faro en el lejano oriente cubano‚ÄĚ para ofrecer sus albores creativos a los j√≥venes artistas de la isla. Esta vez, como parte de la XI Edici√≥n del Festival de Teatro Joven, el sello de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Holgu√≠n, present√≥ su m√°s reciente cat√°logo dedicado al teatro, los textos¬†K-lentamiento¬†de Margarita Borges y¬†Evangelistas y maleantes¬†de Marcel M√©ndez.

K-lentamiento¬†gira en torno al sexo como algo violento, desquiciante‚Ķ y las relaciones de poder que se establecen mediante las posturas sexualizadas de los personajes. Como es com√ļn en muchas obras del teatro cubano contempor√°neo,¬†K- lentamiento¬†se presenta en un ambiente familiar desarticulado, donde la desilusi√≥n y la imposible felicidad son elementos preeminentes en un pa√≠s complejo en constante cambio.

Sin embargo, con esta obra su autora asegura ‚Äúestablecer una voz original, an√°rquica y desconcertante. Su intenci√≥n es rozar lo er√≥tico con lo pornogr√°fico sin caer en lo pedestre. Una tragedia que se va reescribiendo en el tiempo‚ÄĚ. Este texto dialoga con las formas de vivir, de construir una realidad, la apertura de pensamiento, donde se dan cita lo autoreferencial y autoficcional, se√Īales de un determinismo posmoderno.

A su vez,¬†Evangelistas y maleantes¬†es una obra que tiene como trasfondo los convulsos instantes de la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos en los a√Īos 60 en Estados Unidos, aunque el entorno citadino escogido para los sucesos sea la ciudad de Los √Āngeles. Esta pieza de Marcel M√©ndez no trata sobre el racismo, como bien se puede pensar al leer las l√≠neas anteriores, sino que recrea apuestas, asesinatos, violaciones, l√≠deres espirituales en pugna, polic√≠as corruptos‚Ķ en la zona marginal y rural de esta ciudad californiana en 1965.

Seg√ļn el dramaturgo Roberto Vi√Īas en su texto de presentaci√≥n: ‚ÄúSu intenci√≥n es hurgar en los sectarismos de las creencias religiosas, los seres que pueblan estas p√°ginas se rigen m√°s por el instinto que por el raciocinio‚ÄĚ.

Estas obras exploran b√°sicamente las perspectivas del teatro cubano contempor√°neo: la b√ļsqueda de nuevas posibilidades y la experimentaci√≥n hacia conceptos esc√©nicos de g√©neros diversos.

K-lentamiento¬†y¬†Evangelistas y maleantes¬†posee la minuciosa edici√≥n de los escritores Adalberto Santos y Luis Yuseff, con el acertado dise√Īo de Frank Alejandro Cuesta. Es meritorio destacar la fotograf√≠a de portada que ilustra ambos textos, de los autores Frank Lahera y Heidi Calder√≥n, respectivamente.

Ediciones La Luz, luego de la Casa Editora Tablas-Alarcos, es una de las editoriales que m√°s dramaturgos j√≥venes publica en Cuba. La Luz ha mantenido un cat√°logo bien articulado cada a√Īo donde se incluye el teatro, entre ellos destacan los textos:¬†Cierra la boca, de Yunior Garc√≠a ‚Äďprimer libro publicado en el g√©nero, que hizo merecedora a la editorial del primer reconocimiento La puerta de papel, que otorga el Instituto Cubano del Libro‚Äď;¬†Los basureros,¬†de Yerandy Fleites;¬†Tratado sobre la emoci√≥n, de Fabi√°n Su√°rez, y¬†Medea Maelstrom,¬†de Roberto Vi√Īas.

Presentacion-de-titulos-de-Ediciones-La-Luz-2

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ