José Ernesto Nováez y los hijos del polvo

El joven escritor y periodista villaclare√Īo Jos√© Ernesto Nov√°ez (Santa Clara, 1990) cree, como Andr√© Malraux, que toda historia debe tener un v√≠nculo m√°s o menos directo con la condici√≥n humana. As√≠ lo muestran los siete cuentos que conforman Hijos del polvo, su primer libro de relatos, publicado por Ediciones Sed de Belleza en 2014.

¬†¬ęPersonajes introvertidos, fuertes y solitarios habitan este conjunto de cuentos. Un adolescente de amor no correspondido y padre alcoh√≥lico; un brigadier mamb√≠ venerado por sus hermanas; un boxeador de peleas ilegales despu√©s del √ļltimo combate de su vida; un ni√Īo que se construye una edificaci√≥n para jugar solo a la guerra, entre otros, nos dejan esa intensa impresi√≥n de apartamiento y tristeza (sutiles modos de la violencia humana), sobrellevados con orgullo, sin lamentaciones, haci√©ndole el juego a la locura, siempre agazapada y acechante¬Ľ, escribe Ernesto Pe√Īa en las palabras de contracubierta del libro.

 José Ernesto Nováez, además de Licenciado en Periodismo, es graduado del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y miembro de la AHS. El Portal del Arte Joven conversa con él, a propósito de su obra literaria.  

Hijos del polvo, tu primer libro, fue publicado precisamente por una editorial de la AHS. ¬ŅCrees que, a trav√©s de ellas, los j√≥venes pueden ver sus textos publicados? ¬ŅQu√© encontraste en ellas que te hizo enviar a su plan editorial…?

¬†¬ęLas editoriales de la AHS, en particular Sed de Belleza y La Luz, han logrado una calidad de factura que, acompa√Īada de la seriedad con que trabajan, las hacen sumamente atractivas para los j√≥venes que pretendan publicar su primer libro.

jose-ernesto-novaez

Creo que su gesti√≥n es democr√°tica, en el sentido de que todos los textos enviados se valoran con el mismo criterio, sin mediar los ‚Äúsociolismos‚ÄĚ y otras pr√°cticas que tanto da√Īo le han hecho a la literatura cubana. All√≠ se emprende una labor sostenida y profesional que, por desgracia, no se hace extensiva a todas las editoriales del pa√≠s.¬Ľ

¬ŅCu√°les son tus t√≠tulos de cabecera, esos referentes que, de una u otra forma, han influido en tu escritura?

¬†¬ęMi formaci√≥n como lector es bastante heterog√©nea, pero est√° compuesta, en lo esencial, por autores norteamericanos y un gran cubano. Me gusta mucho el estilo sutil de Salinger, pues las grandes transformaciones ocurren tras una superficie en apariencia banal. Me gustan Hemingway y Steinbeck, ambos due√Īos de una prosa poderosa y √ļnica. Tambi√©n me impresiona mucho un franc√©s, Andr√© Malraux, con una gran novela llamada La condici√≥n humana, uno de los textos m√°s impresionantes que he enfrentado. Pero si tuviera que se√Īalar el referente m√°s importante de mi obra, este ser√≠a sin dudas Alejo Carpentier, un autor que no cesa de sorprenderme y que tiene la que, a mi juicio, es una de las mejores novelas escritas en la lengua espa√Īola: Los pasos perdidos.¬Ľ

¬ŅCu√°nto y c√≥mo contribuy√≥ en tu¬† formaci√≥n como narrador el haberte graduado del Centro Onelio Jorge Cardoso?

¬†¬ęEl Onelio es una experiencia importante para cualquier narrador cubano. Es la posibilidad de coincidir con otros j√≥venes con tus mismos intereses y conocer a importantes figuras del panorama literario del pa√≠s. Adem√°s es el placer de conocer a Heras Le√≥n, quien es un gran pedagogo y un magn√≠fico lector; cualquier cuento le√≠do por √©l se transforma en algo mejor. Tambi√©n, en el Onelio, uno aprende muchos trucos y t√©cnicas que puedes luego emplear o no, pero que es necesario manejar.¬Ľ

¬ŅY cu√°nto influy√≥ el hecho de ser graduado de Periodismo? ¬ŅEres un periodista que escribe o un escritor que hace periodismo?

¬ęEl periodismo te ense√Īa a manejar la econom√≠a del lenguaje, a decir mucho con un m√≠nimo de recursos ling√ľ√≠sticos, pero tambi√©n crea muchos vicios y predisposiciones. Por ejemplo, en Periodismo, usar un ‚Äúque‚ÄĚ es casi un problema, mientras que en los textos literarios no tiene por qu√© ser as√≠, y su empleo depende mucho del estilo de cada autor.

Me he visto siempre como un escritor que se gradu√≥ de Periodismo. Esto determina todas las decisiones que tomo en mi vida y a qu√© le dedico m√°s tiempo y trabajo. Me gusta el periodismo, pero como algo m√°s que s√© hacer y que me permite escribir y decir cosas que no puedo o no s√© en forma literaria. A¬† veces se quiere expresar alguna idea de manera directa, lograr mayor alcance, y en este sentido, la elaci√≥n del periodismo con el lector es mucho m√°s concreta. Para nadie es secreto que la literatura es un arte que cada vez llega a un menor n√ļmero de personas.¬Ľ

Veo un inter√©s especial en remarcar¬† el aspecto esencialmente humano de los personajes, no como una justificaci√≥n sino m√°s bien como eje de la historia… El libro abre precisamente con una frase al respecto… ¬ŅCu√°ndo te interesa¬† esto?

¬ęCreo que toda historia que funcione debe tener un v√≠nculo m√°s o menos directo con lo humano, con la condici√≥n humana, para decirlo como Malraux. Mi b√ļsqueda est√° relacionada con eso que constatamos todo el tiempo en la gran literatura, que es el desgarramiento permanente de todo hombre y toda mujer. Vivimos en sociedades enfermas y somos, por ende, seres enfermos. Creo que por ah√≠ va todo, por c√≥mo se refleja la lucha entre el hombre y su esencia, entre √©l y la sociedad.¬Ľ

Me parece que, de una u otra forma, tus personajes rozan el sufrimiento, la violencia y, como dice la nota de contracubierta, ¬ęla locura, siempre agazapada y acechante¬Ľ. Este fragmento del cuento ‚ÄúLa pradera inacabable‚ÄĚ resume en parte la idea que te expreso: ¬ęPens√≥ en el hijo, a√ļn peque√Īo, sacado de aquella casa para que no se familiarizara tan temprano con el dolor¬Ľ. ¬ŅEsto te interesa especialmente?

¬ęS√≠, creo que toda interacci√≥n social conlleva su dosis de violencia, real o simb√≥lica. Y creo, como Hemingway, que toda historia humana, si se prolonga lo suficiente, acaba con dolor y tristeza. Esto me lleva a indagar constantemente en los grandes motivos del actuar humano. Creo que, junto al sexo y el miedo, son los motores de casi todas nuestras acciones. Tal vez por eso me interesa tanto hurgar en todos estos sentimientos, en sus variaciones, sobre todo en las m√°s sutiles, que son siempre las m√°s interesantes, las m√°s literarias. ¬Ľ

Me llama la atenci√≥n que el t√≠tulo del libro no es el nombre de uno de los cuentos que lo integra, sino que es una frase que, al parecer, los unifica. ¬ŅAcaso las historias de estos personajes los convierten a todos en ‚Äúhijos del polvo‚ÄĚ?

¬ęTodos somos, de alguna forma, hijos del polvo. La vida surgi√≥ del polvo de las estrellas muertas. En ese polvo vino el carbono y el hidr√≥geno y todos los materiales que nos componen. Somos parte de un ciclo, cuando muramos volveremos al polvo.¬Ľ

Foto de portada: Tomada de su perfil en Facebook

Foto 2: Tomada de periódico Vanguardia   

 

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ