Jorge Luis Neyra y el Trov√°ndote: una tormenta de mover neuronas

Jorge Luis Neyra no ha equivocado su profesi√≥n. De inicio pudiera hasta ser profesor en cualquier universidad, pues tiene el poder de la comunicaci√≥n. Es un creador talentoso y con muchas inquietudes art√≠sticas. Es, como reza en su curr√≠culo: Director de TV y Cr√≠tico de cine, licenciado en Econom√≠a, miembro de la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba, y de la Asociaci√≥n Cubana de la Prensa Cinematogr√°fica (ACPC), filial cubana de FIPRESCI, miembro de Honor de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, presidente del Consejo Art√≠stico de Televisi√≥n Avile√Īa, presidente de la Comisi√≥n Cultura y Medios de Comunicaci√≥n, en la UNEAC de Ciego de √Āvila.

Esto lo coloca en un lugar privilegiado entre sus colegas, entre los artistas del patio, y en la historia de la cinematograf√≠a avile√Īa, si es que existe tal cosa. Es inquieto por naturaleza y amante de la investigaci√≥n. Pregunta y habla hasta el cansancio, procura siempre llevarse un nuevo conocimiento a la almohada. Eso lo hace grande.

Cualquiera pudiera pensar que en alg√ļn momento de su vida fue m√ļsico, o trovador. No es as√≠, tal vez por las «cosas de la vida» que no le dieron talento musical, pero s√≠ oportunidad para mover sue√Īos y realizar quimeras.

De su invenci√≥n inquieta, preocupante para muchos, surgi√≥ un evento devenido en suceso cultural como Trov√°ndote. Tres amigos que se reunieron en un ambiente bohemio, cervezas por medio, y comenzaron a hablar de «hacer algo» para mover la escena musical avile√Īa. Los tres amigos eran el trovador H√©ctor Luis de Posada, el m√ļsico y trovadicto Javier Jorge Saavedra, y Jorge Luis Neyra, nuestro entrevistado.

En ese momento no fue el evento que conocemos hoy, y que este a√Īo ya va para su oncena edici√≥n. Era una pe√Īa, una gran pe√Īa. Muchos trovadictos corr√≠an a su cita mensual y la pas√°bamos bien. Los invitados no solo eran trovadores, tambi√©n los escritores ten√≠amos nuestro espacio, y los artistas visuales que ambientaban el lugar, y otros artistas.

Recuerdo que era un ambiente avasallador y muy intenso. Mucha gente. Muchos ruidos dispares, pero un alto nivel de tensi√≥n porque todo el mundo iba en pos de la buena canci√≥n y en b√ļsqueda de cultura.

Y la hall√°bamos, felizmente.

La pe√Īa devino en espect√°culo cultural, bomba de tiempo lleno de canciones √ļtiles, regeneradora de una tropa de espectadores que se perfilaban inteligentes y creativos. Pero hab√≠a tambi√©n de otra √≠ndole, aunque eran los menos. Y Jorge Luis Neyra tuvo bien claro, desde el principio, que ya aquello no lo paraba nadie.

Ahora est√° organizando la pr√≥xima edici√≥n de Trov√°ndote sin perder la voluntad, sin dejarse dominar por la desidia o las insatisfacciones. Sabe, o cree saber, que est√° llevando a cuestas la cultura musical de esta ciudad de los portales y la locuci√≥n; lo cual deviene enorme responsabilidad -aunque no est√° solo-; sabe que a la historia de la cultura avile√Īa habr√° que agregarle su nombre, al igual que a los otros organizadores del evento.

Cuando ya Trov√°ndote se hizo un fen√≥meno cultural, a mucha gente se le ocurri√≥ que esta ciudad era un plaza fuerte para la trova y los trovadores, a pesar de que no ten√≠amos una rica tradici√≥n en esta forma musical. A tu entender, ¬Ņse mantiene Ciego de √Āvila como un buen asiento para la trova?

¬ęTrov√°ndote vio crecer a su p√ļblico de un a√Īo a otro. Creo recordar un concierto de Diego Guti√©rrez en el 6to. Encuentro donde llegamos a contar m√°s de 250 personas en el patio de la UNEAC. Ahora bien, lo que hizo en estos a√Īos de Ciego de √Āvila una buena plaza para la trova, seg√ļn han declarado diversos trovadores, no solo tiene que ver con la cantidad de p√ļblico. Seg√ļn ellos, aqu√≠ la gente escucha lo que se le canta, piden temas que a veces al trovador le resulta extra√Īo que conozcan, aplauden agradecidos cuando la ocasi√≥n lo amerita y callan cuando no. Considero que eso se mantiene a√ļn. Tal vez no lleguemos en cantidad a las cifras de ayer, pero la calidad del p√ļblico es y puede ser superior.¬Ľ

Adem√°s de celebrar con bombardeo de trova, paneles, charlas y recitales, el 30 aniversario de la AHS, los 55 de la UNEAC, Trov√°ndote /2016, ¬Ņqu√© se propone este a√Īo?

¬ęDos prop√≥sitos fundamentales. En primer lugar, mantener la vitalidad del proyecto como escenario para la defensa de una expresi√≥n musical que cada d√≠a ‚ÄĒlamentablemente‚ÄĒ se ve desplazada hacia espacios alternativos. En segundo lugar, contribuir a la promoci√≥n de j√≥venes figuras de la trova cubana, cuya creaci√≥n y desarrollo permita ampliar el universo sonoro del p√ļblico.¬Ľ

Eres Miembro de Honor de la AHS, defiendes a√ļn el esp√≠ritu rebelde que se manifestaba entre los creadores j√≥venes de la d√©cada de los 80, mantienes viva la llama de la juventud en ti, y desde la perspectiva de la AHS, ¬Ņqu√© le aporta esta organizaci√≥n al Trov√°ndote?

¬ęParafraseando a Silvio en sentido opuesto, dir√≠a que ¬ętodo o casi todo, que no es lo mismo pero es igual¬Ľ. En la AHS, Trov√°ndote tiene garantizado su modesto presupuesto, nos apoyamos en parte de su capital humano, desde all√≠ se sue√Īa cada edici√≥n, y desde all√≠ se conforma. Hay otras instituciones que nos apoyan y le agradecemos (Sectorial provincial de Cultura, Musicavila, la UNEAC). A la AHS no le tenemos que agradecer, porque Trov√°ndote es hoy sin√≥nimo de esa organizaci√≥n, y ojal√° de su historia nos pertenezcan unas p√°ginas. De ser as√≠, el proyecto vali√≥ la pena.¬Ľ ¬†¬†

¬ŅQu√© defiende Trov√°ndote?

¬ęEsta es f√°cil de responder. Al p√ļblico, a la trova cubana, a Cuba.¬Ľ

¬ŅLogros? ¬ŅInsatisfacciones?

¬ęDe logros puede y deber√≠a hablar el p√ļblico, los investigadores, etc. Como fundador y organizador me satisface trabajar cada a√Īo en el proyecto. Derribar muros y obst√°culos para lograrlo. Rodearme de amigos talentosos que gentilmente luchan por la misma causa. Disfrutar y ver como otros disfrutan 100 horas de trova que valen millones de ideas. M√°s que insatisfacciones, me angustia una interrogante: si ma√Īana decidimos dejarlo todo, ¬Ņotras instituciones afines, otros gestores asalariados, apoy√°ndose en decretos que hablan de escudo y espada de la naci√≥n, mantendr√°n el proyecto?¬Ľ

¬ŅHabr√° TROV√ĀNDOTE para rato?

Cartel-Trov2016_A4¬ęNo cargo en el bolso un or√°culo. Si depende solo de la voluntad, celebraremos un 20, no s√©, tal vez hasta una 30 edici√≥n. Lo que pudiera suceder quiz√°s est√© en la respuesta a la anterior interrogante.¬Ľ

¬ŅQu√© le aporta Trov√°ndote al panorama cultural avile√Īo?

¬ęLa verdad que no he pensado en ello. Igual, creo ser√≠a mejor respondieran otros vinculados a la cultura. Aun as√≠, me atrever√≠a a pensar en una monta√Īa de canciones beneficiosas para el alma, en una tormenta de mover neuronas, o recurriendo otra vez a Silvio, en un barredor de tristezas.¬Ľ

 

 Foto de Portada: Del autor

 

 

 

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • vmp neyra dej√≥ de ser un so√Īador y armo lugares casi olvidado como la Casa de la Trova Miguel Angel Luna de canciones y poes√≠as, creo la participaci√≥n de los poetas fu√© pobre casi nula fugaz en el d√≠a de la poes√≠a creo que como un ni√Īo que crece no cree necesitar de otros brazos para sostenerse solo, pero se nota la ausencia de la plastica avile√Īa y de la literatura. de la venta de libros de musica que existen en las librer√≠as y de los eventos de opinion. adem√°s creo que falta aun falta mucha mujer por aparecer entre las cuerdas de guitarra porque la trova aun es algo machista con un patriarcal poder que domina los anuncios.

  • Suscripci√≥n

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

     
    ÔĽŅ