‚ÄúJazz en Holgu√≠n‚ÄĚ, un sue√Īo hecho realidad

Con una tradición jazzística de la que emergen nombres imprescindibles como Juanito Márquez, Ramón Valle, Julio Avilés y Joel Rodríguez Milord, y por la siempre creciente vuelta a estas raíces de la joven vanguardia artística holguinera, este nororiental territorio bien que ha podido convertirse en una especie de Nueva Orleáns cubano.

Hasta ahora, ciertamente, no lo ha conseguido, por erratas históricas que prácticamente han anulado la posibilidad de promover el género en esta zona de la geografía antillana. Recuerdo la nota luctuosa de un colega tras el cierre de un espacio emblemático de la ciudad especializado en este estilo musical de gran libertad interpretativa.

Muchos han querido revertir tal situaci√≥n, y ejemplo de ello son la jornada HolJazz de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z de la provincia y el espacio que desde las Romer√≠as de Mayo se organiza cada a√Īo, iniciativas a las que se suma ‚ÄúJazz en Holgu√≠n‚ÄĚ, que nacido de la idea del realizador audiovisual Jimmy Ochoa y patrocinado por la Casa de Iberoam√©rica bajo la gu√≠a de su director Eduardo Rafael √Āvila Rumayor, propone acompa√Īar de manera m√°s formal y completa la creaci√≥n en este sentido en el territorio, a trav√©s de un programa m√°s especializado, con la presencia de figuras de renombre a nivel nacional e internacional.

Se realizar√° en un contexto bien complejo, a decir de Rumayor, pero es un a√Īo en que La Casa va a apostar asimismo por elevar la calidad de las principales actividades que desarrolla, a tratar de crear con profundidad, y sobre todo, dar espacio permanente a los artistas holguineros.

‚ÄúJazz en Holgu√≠n‚ÄĚ, planeado como festival y concurso para j√≥venes jazzistas, y por efectuarse del ocho al 12 de abril del presente a√Īo, dedicado en su primera edici√≥n a Joel Rodr√≠guez Milord y a Julio Avil√©s en el marco de las celebraciones por los 300 del pueblo, contar√° con presentaciones al aire libre, conversatorios, clases magistrales, e invitados de la talla de Giraldo Piloto y Ram√≥n Valle, ya confirmados.

En el caso del concurso, se otorgar√° un Gran Premio y tantas menciones el jurado considere pertinente. Podr√°n participar todos los m√ļsicos jazzistas nacionales y extranjeros cuyas edades est√©n comprendidas entre los 16 y 35 a√Īos en el momento que se realice el certamen.

No es requisito indispensable para la participaci√≥n el haber cursado alguna academia o instituci√≥n de la ense√Īanza art√≠stica, pero seg√ļn se comunic√≥ en conferencia de prensa, los cubanos s√≠ deber√°n pertenecer al sistema de instituciones culturales de Cuba.

Los premios todav√≠a no se han definido, pero se sue√Īa con la capacidad de reconocer con un disco. ‚ÄúEso es un acto bien responsable y que requiere de una negociaci√≥n en extremo‚ÄĚ, refiri√≥ Rumayor. ‚ÄúPara nosotros quiz√° fuera c√≥modo hacerlo en asociaci√≥n con el sector privado, pero repito, requiere de negociaci√≥n, puesto que se est√° formalizando un hecho creativo a trav√©s de una posibilidad de divulgaci√≥n‚ÄĚ, a√Īadi√≥.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ