Inspirada por el espacio

Siguiendo su máxima de aupar a los más jóvenes talentos de las artes en Cuba, la Asociación Hermanos Saíz (AHS) otorga cada año a artistas de todas las manifestaciones, numerosas becas de creación. El Sitio del Arte Joven les acerca esta vez a la obra de Dania González, artista de la plástica que se alzó con la Beca de Creación Antonia Eiriz (2014), entregado de manera conjunta por la AHS y el Consejo Nacional de las Artes Plásticas (CNAP).

A dicho premio pueden aspirar artistas de la plástica de hasta 35 años —miembros o no de la AHS— en las categorías de performance, enviroments, arte de los nuevos medios y videoarte. Esta beca consiste en un diploma acreditativo, una remuneración que otorgan ambas instituciones patrocinadoras y la posibilidad de mostrar la obra en uno de los espacios del Pabellón Cuba, sede nacional de la AHS.

inspirada_por_el_espacio_1
Retención (2014). Acción. Abrazada a una loma de ceniza y madera quemada, susurrando algo que el espectador casi no puede escuchar. (Foto: Cortesía de la entrevistada)

«Mi ingreso a la Asociación es reciente. Sin embargo, me interesé por la beca porque me gusta la propuesta estética de la AHS, las exposiciones que organiza dan espacio a los más jóvenes, tienen un criterio amplio, agrupan a artistas con muy disímiles estilos y maneras de hacer: uno se encuentra manualidades, arte efímero, intervenciones…»

Actualmente la asociada cursa la Licenciatura en Artes Visuales en el Instituto Superior de Arte (ISA). Anteriormente hizo la enseñanza media en la Academia de la Escuela Benny Moré, de Cienfuegos.

A pesar de su juventud, Dania ya ha sido premiada con otra Beca de Creación: Estudio 21 (2013), entregada por el Centro de Desarrollo de las Artes Visuales (CDAV) y el CNAP.

Un momento enriquecedor de su carrera —dada por la cantidad de exposiciones llevadas a cabo— fue la estancia en el colectivo Cuarta Pragmática, liderado por el Premio Nacional de Artes Plásticas (2010) René Francisco Rodríguez. De 2010 a 2013 la artista se involucró en numerosas muestras, como Banca Rota, en el Royal Bank of Canada; y Trust, en Factoría Habana.

«Éramos doce estudiantes, trabajábamos en equipo, pero también teníamos la posibilidad de hacer nuestras propias piezas. El grupo se dedicaba básicamente a intervenciones en espacios públicos, utilizando el aura y la sensorialidad del lugar, para activar los contenidos de las piezas. Fue una experiencia interesante porque incentivaba a los estudiantes a comportarse como artistas, exponer, salir del taller y mostrar su trabajo.»

Entre mayo y junio de 2012 el proyecto fue invitado a la oncena edición de la Bienal de La Habana, donde expusieron Ciudad Generosa. «Fue la última acción en conjunto que hizo Cuarta Pragmática. Era un conjunto de estructuras penetrables que asemejaban una mini ciudad; era la interpretación personal de cada artista de lo que podía ser un espacio soñado dentro de una ciudad.»

Humus fue la propuesta de la artista, una escultura interactiva y transitable en forma de lombriz de tierra, que funcionaba como vivero, contenedora de plantas, lombrices, peces, abejas de tierra, hongos, miel, humus de lombriz, etc. «Hallo motivaciones en los espacios, tienen cargas, energías, historias… Si uno se identifica con ellos puede lograr cosas interesantes.»

La obra de Dania se centra en las instalaciones. La mayoría de las piezas que conforman sus proyectos son realizadas por ella misma. «No tengo mucha experiencia en determinadas manualidades, así que me asesoro con personas que sepan; pero casi siempre intervengo de alguna manera. Le doy mucha importancia a la manufactura en mi trabajo. Igualmente, no toda mi obra tiene que ver con eso: algunas piezas para mí solo implican un gesto, no están sustentadas en lo manual. Creo que lo más importante es la interacción, el hecho de construir la pieza y de convivir en el espacio en el que se hace.»

Un ejemplo de ello es Nido (2008-2009), intervención realizada en un refugio para guerras, recreando en él una madriguera y empleando elementos simbólicos como la tierra, el pasto, las semillas de diferentes tipos, las sustancias en fermentación y elementos vivos que de igual forma harían transformaciones sutiles al espacio.

«Asumí Nido en su interacción con el espacio, fue una manera de acercar el cuerpo a la pieza, y a ella con el lugar.»

Según adelantó la entrevistada a nuestro sitio, en un plazo de diez meses tendrá lista la exposición auspiciada por la Beca de Creación Antonia Eiriz. Si bien no tiene un espacio expositivo definido, la artista tiene muy claro la selección de piezas que propondrá al público.

«Serán piezas que tienen que ver, sobre todo, con la memoria. Por ejemplo, Retención es una acción que consiste en abrazar una loma de ceniza y madera quemada, susurrando algo que el espectador casi no puede escuchar. La pieza está inspirada en mi vida: mi casa fue reconstruida, era de madera y a medida que la fuimos arreglando quemamos la madera. Yo recopilé las cenizas como una alusión a la memoria familiar y personal. Igualmente, creo que es un concepto muy amplio, porque todos los individuos tienen miedo a la pérdida.» 

Ahora solo nos resta esperar atentos al anuncio de la próxima expo de Dania González. No lo dude, ella la hará, pues cuando esta periodista la interrogó sobre sus planes, sencillamente respondió: «Seguir trabajando…»

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico