Historia y audiovisual, dos para dialogar

La historia y sus posibilidades de narrativa brindan a quienes se interesa por ella m√°s de una salida. La mayor√≠a de los cubanos que pasamos por el sistema educacional estamos sugestionados por las indicaciones de los profesores que nos instruyen desde su ¬ęlibrito¬Ľ. Sobre las nuevas maneras de entender la Historia vers√≥ Dialogar dialogar, un espacio que condujo Elier Ram√≠rez, y que este mi√©rcoles trat√≥ los vasos comunicantes entre Audiovisual e Historia.

El diálogo, que por lo general tiene por sede el Salón de Mayo del Pabellón Cuba, en esta ocasión eligió cambiar su dinámica hacia otras plazas como la Universidad Central de las Villas. Este miércoles el debate se desarrolló en la Facultad de Filosofía e Historia, de la Universidad de La Habana y pronto estará en la frontera de nuestro país, en Guantánamo. El anfitrión del espacio, que además presentó un libro en la Feria Internacional de la Literatura, dedicó el encuentro de este mes a conversar con investigadores y realizadores audiovisuales sobre la Historia.

Un tema peliagudo que recurre a la memoria, al referente y a la construcci√≥n social como principal p√ļblico y que por semejantes razones goza de detractores y seguidores en igual cantidad. Los invitados dirigieron sus intervenciones a los campos en que cada uno es especialista y as√≠ aportaron a los estudiantes de la facultad una visi√≥n hol√≠stica del asunto.

Un ejemplo de ello fue la participaci√≥n de Paquita de Armas, quien se concentrara en mencionar algunas pel√≠culas y documentales que no gozan de √©xito en su hechura debido al trabajo con personajes de la historia que precisan ser mejor investigados. Se refiri√≥ adem√°s a pel√≠culas como El hombre de Maisinic√ļ y Jos√© Mart√≠, el ojo del canario, al igual que a los documentales de Santiago √Ālvarez como paradigmas en la filmograf√≠a nacional.

Ser√≠a de suma importancia la presencia de Roly Pe√Īa, actor y realizador, que habl√≥ de varios temas interesantes, introduciendo Patria, la productora de audiovisuales creada por √©l y un grupo de colegas para tratar temas hist√≥ricos. Comparti√≥ adem√°s las experiencias de Dos r√≠os del enigma, una teleserie, al igual que Duaba, transmitida por la televisi√≥n nacional. La primera de ellas es importante pues narra las √ļltimas 24 horas de Jos√© Mart√≠ en Dos R√≠os. El realizador comparti√≥ con el p√ļblico su preocupaci√≥n por la crisis de la historia en la actualidad y expres√≥ su tesis sobre tal problema, salido de la politizaci√≥n de los temas hist√≥ricos y por ello ¬ęel miedo que le tenemos a contar nuestra Historia¬Ľ.

Presente adem√°s estuvo Javier G√≥mez, co-director junto a Alberto Luberta, de la teleserie LCD: La otra guerra. Una realizaci√≥n dedicada a la lucha contra bandidos, tema que no ha sido muy explotado por las televisoras nacionales en su programaci√≥n, raz√≥n que lo convierte en virgen ante los ojos de los televidentes. Confes√≥ que la realizaci√≥n del proyecto se hab√≠a basado en algunos estamentos fundamentales: la nostalgia, debido a que los productos audiovisuales contempor√°neos no deben ser iguales a los creados en los 70¬ī; la saturaci√≥n de la narraci√≥n de los hechos, pues el p√ļblico est√° cansado que le repitan los mismos d√≠as conmemorativos en el a√Īo, las mismas pel√≠culas que ¬ęsuponen¬Ľ ilustran los aniversarios hist√≥ricos referidos; y por √ļltimo, el entretenimiento, clave que encontraron en la serie Escambray, realizaci√≥n de diez cap√≠tulos y antecedente de este material.

Se alud√≠an en las intervenciones tres caracter√≠sticas que considero tambi√©n fundamentales en el momento de asumir la Historia como protagonista: coherencia, belleza y melodrama. Para que el p√ļblico sienta deseos de emplear su tiempo en la televisi√≥n cubana tiene que sentirse seducido, tal logro solo es posible utilizando los c√≥digos del √©xito.

Un espacio para polemizar fue este miércoles el Dialogar dialogar, dirigido a los estudiantes en una nueva epopeya histórica: la de conversar con los jóvenes en su casa y sobre sus preocupaciones.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico