Havana World Music cierra su V edición un concierto épico de Orishas en su vuelta a los escenarios cubanos

El festival Havana World Music-Black Tears cerró el sábado los conciertos de su quinta y más ambiciosa edición con una cifra de asistentes que ronda las 20.000 personas repartidas en tres días (del 22 al 24 de agosto). Con este récord de público, unido al excelente nivel artístico de la programación y al excepcional ambiente vivido durante todo el fin de semana, la cita se afianza como uno de los festivales de músicas del mundo más atractivos  en América Latina y el Caribe.

Impulsado por una idea escénica valiente y una inequívoca apuesta por el mestizaje cultural desde su fundación, en 2014, Havana World Music-Black Tears combina profundos valores humanos (identidad, diversidad, mestizaje) y una variedad de sonidos populares entre los que destacan el Rock, Hip-Hop, Jazz, Soul, Reggae, Salsa, Electrónica, Funk o Folk. 
 
El evento, celebrado en el Parque Metropolitano-Almendares, en el corazón de La Habana, deja para el recuerdo un sinfín de momentos altamente emotivos y de una plasticidad visual que reflejan la mágica atmósfera vivida durante estos días. El tono de la cita ha ido de menos a más y culminó con una jornada histórica el sábado, día grande del evento, con una sucesión sin tregua de conciertos de altura a cargo de Orishas, The Chicken Brothers (Reino Unido), Gato Preto (Alemania), Marinah – Ojos de Brujo (España) y Haydée Milanés, entre otros. 


No defraudaron los Orishas, auténticas estrellas de esta edición. El trío habanero de  música urbana regresaba a los escenarios de la isla tras 9 años de ausencia y regalaron un espectáculo a la altura de las expectativas. Más de 10.000 personas, incluidas las que tuvieron que ver los conciertos desde el puente que cruza el parque por no poder acceder al recinto de conciertos cerrado por capacidad, bailaron y cantaron durante cerca de dos horas los mayores éxitos de su repertorio en lo que constituyó el momento culminante del festival.  
 
Los primeros conciertos se habían celebrado el jueves, pero fue el viernes cuando se observaron las primeras multitudes peregrinando a HWM-BT, sedientas de música y sensaciones. En esa jornada, brillaron las actuaciones de Interactivo y Síntesis, en el bando local; y los shows internacionales de Swing Original Monks (Ecuador), La Banda Morisca (España) y Lolo Lovina (Australia). 
 
Eme Alfonso, directora artística del festival, ha afirmado: “Estamos felices y muy agradecidos a todo el mundo: público, artistas, colaboradores y autoridades. Este es un festival creado desde el corazón, aunando la voluntad de mucha gente que ama este proyecto. Cuando vemos la felicidad y la belleza que hemos sido capaces de regalar, todo el trabajo de meses vale la pena. Esta maravillosa edición nos da fuerzas para el año que viene”. 
 
La sexta edición del festival Havana World Music – Black Tears se celebrará del 21 al 23 de marzo de 2019.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico