Grupo chileno entre las novedades del Festival Longina

Las presentaciones del grupo chileno de Magdalena Matthey es una de las novedades del 23er. tercer Festival de Trovadores Longina, que comenzó este martes en Villa Clara. Dedicado en esta ocasión a la Décima y a esa grande que fue Ela O’Farrill, la cita ensancha sus espacios habituales, por primera vez, de manera oficial con la literatura y el portal de otros festivales.

Como preámbulo del evento, el cuarteto de la nación suramericana brindó su música en la peña Tres Tazas coordinada por Silvio Alejandro, en el capitalino Pabellón Cuba para luego dirigirse a Matanzas y Santa Clara.

En entrevista concedida por su directora, explicó que la agrupación conformada también por Simón González, Sergio “Tilo” González y Federico Faure se presenta por primera vez en la mayor isla de las Antillas por lo que se sienten muy contentos. Confesó que en lo personal tiene una relación muy estrecha con Cuba pues de pequeña escuchaba música cubana por su madre y por supuesto el folclore chileno.

“Luego en tiempos de dictadura Pablo Milanés y Silvio Rodríguez fueron referentes sumamente importantes para nosotros y la trova también porque a través de ese estilo podíamos expresarnos y decir lo que sentíamos”, señaló Matthey.

Considera que la invitación de la productora musical argentina Primera Estrella y su gestor Juan Alcoba para participar en este encuentro está relacionada con el rescate de la trova y el movimiento de cantautores.

A su vez, manifestó que el Festival será un espacio propicio para aprender y enriquecerse mediante el diálogo con otros autores, en pos de que el movimiento se vaya consolidando no solo en Cuba sino a nivel latinoamericano.

Al preguntarle sobre la importancia de este tipo de canción explicó que el encuentro llega en un momento en que “necesitamos recuperarnos como seres humanos, en la hermandad, en lo cotidiano, en hablar fino porque la trova toca la sensibilidad que hemos ido perdiendo”.

Matthey compone piezas basadas en la vereda latinoamericana, lo que va recogiendo de las calles, las personas, pues su fuente fundamental es la observación. A sus 25 años de vida artística confiesa que Cuba la impresiona y le encanta como resiste, mantiene su esencia y tiene una cultura maravillosa en todas sus expresiones. Asegura que lo que más le gusta es la austeridad y sencillez de los cubanos porque eso los mantiene en la realidad y es lo que más echa de menos en su país.

De acuerdo con los organizadores del festival Longina, la compositora también compartirá la cita con el trío Segret-Quintero-Pilar y la también argentina Paraná Berreta; además de los locales Roly Berrío, Yaíma Orozco, Leonardo García, Diego Gutiérrez, Michel Portela e Irina González.

La cita tendrá como sede el centro cultural santaclareño Mejunje de Silverio y se moverá por el Teatro La Caridad, el Museo de la Ciudad, el patio de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y comunidades de la provincia de Villa Clara.

Según el portal de la agencia Prensa Latina en la ráfaga trovadoresca, habrá espacio para eventos teóricos protagonizados por el periodista Joaquín Borges Triana y el director de la revista cultural El Caimán Barbudo, Fidel Díaz Castro.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico