Fotograf√≠a Subacu√°tica Cubana: ¬ŅArte o Ciencia?

Tomado de Revista Cartelera

Desde la Antig√ľedad, los hombres anhelaron descubrir lo que se ocultaba en el fondo del oc√©ano y documentarlo. Los primeros vestigios hist√≥ricos que revelan actividades de inmersi√≥n se remontan a la Edad Antigua, pero no fue hasta finales del siglo XIX que se realiz√≥ una fotograf√≠a en el medio acu√°tico. Ya en el siglo XX la modalidad se convirti√≥ en el recurso que ten√≠an los cient√≠ficos para legitimar sus hallazgos en el entorno marino. Paralelamente, su car√°cter documental facilit√≥ el estudio y salvaguarda del Patrimonio Cultural Subacu√°tico.

En el contexto cubano, la fotograf√≠a submarina tuvo entre sus cultores iniciales a Alberto Korda, Alfredo Mart√≠nez, Nelson Garc√≠a Portillo y Carlos Fonseca. Los tres √ļltimos fueron galardonados por la notable calidad est√©tica de sus obras, durante la celebraci√≥n del Primer Festival de Fotograf√≠a Submarina: FOTOSUB 1982, que constituy√≥ un hecho de vital importancia para la evoluci√≥n del g√©nero a nivel nacional

Sin lugar a dudas, la celebraci√≥n de estos encuentros hasta la fecha actual,¬† ha permitido a los representantes nacionales mostrar las riquezas naturales de nuestros fondos marinos, am√©n de enaltecer una manifestaci√≥n que hist√≥ricamente hab√≠a sido despojada de sus valores art√≠sticos. Hoy en d√≠a, las valoraciones sobre la vertiente subacu√°tica se han diversificado, pues esta especialidad comprende las im√°genes de buzos/fot√≥grafos cuya labor est√° encaminada a la documentaci√≥n arqueol√≥gica y la salvaguarda del patrimonio bajo el mar, mientras otros se encuentran orientados a la experimentaci√≥n visual en pos de la creaci√≥n art√≠stica. Cabe destacar la obra de Vicente Gonz√°lez,¬† Sandy Le√≥n de Armas, Maickel C√°ceres, V√≠ctor Isla, Jos√© A. Ca√Īibano, H√©ctor Sardi√Īas, as√≠ como Daniel G. P√©rez y Carlos Otero Blanco.

Cada día se va incrementando el campo de interés de la manifestación, por lo que definir la labor de estos fotógrafos, sólo como aquella que se apega a la ortodoxia documental, constituye una injusticia. Si se analizan las propuestas actuales de los cultores del género, se puede apreciar un perfeccionamiento de las técnicas compositivas en aras de provocar una experiencia estética en el espectador. Ello se debe, a las pretensiones de algunos creadores por reorientar la concepción de la modalidad fotográfica, para lograr una mayor aceptación dentro del circuito artístico cubano contemporáneo.

Finalmente, la maestr√≠a alcanzada se refleja a nivel internacional con la presencia de nuestros fot√≥grafos en los Campeonatos Mundiales de Fotograf√≠a Submarina, donde nuestros representantes se enlistan entre los primeros lugares. A pesar de los resultados alcanzados y la existencia de un buen n√ļmero de cultores del g√©nero, es un hecho verificable la carencia de lugares en el sector art√≠stico nacional que promuevan la manifestaci√≥n.¬† En tal sentido la fotograf√≠a submarina adolece de canales de divulgaci√≥n que complementen la actividad creativa con espacios para la exposici√≥n, proyecci√≥n y debates te√≥ricos.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ