Inicio

Feminista, comunicadora y sin frenos

Si a algo no puede renunciar la espirituana Lisandra G贸mez Guerra, Doctora en Ciencias de la Comunicaci贸n,聽es a la madrugada sustanciosa en ideas y a la palabra lista para ser expresada sin tapujos ni dobleces. Son dos h谩bitos que forman parte de su personalidad, como su modo desinhibido de vestir y de hablar.聽Por eso, si alguien le pide una opini贸n, no puede esperar menos que la verdad pura y dura (si lo es); y si le solicitan ayuda con la revisi贸n de un art铆culo, un proyecto de tesis o, incluso, que responda un cuestionario, ella 鈥攓ue nadie se explica c贸mo logra cumplir con tantas responsabilidades鈥 dir谩 que s铆, que claro, pero que tienes que esperar hasta ma帽ana.

芦A las 6:00 a.m. lo tendr谩s en tu buz贸n禄 鈥攅scribir谩 la noche anterior antes de irse a dormir, poco m谩s de seis horas, para que le alcance el tiempo. Un tiempo que parece estar cronometrado, pues est谩 dedicado a cumplir con sus m煤ltiples obligaciones como corresponsal de聽Juventud Rebelde, periodista de la p谩gina cultural del semanario聽Escambray, profesora de la carrera de Comunicaci贸n Social en la universidad de la central provincia; reportera y directora del noticiero Al d铆a, de Radio Sancti Sp铆ritus; y tambi茅n investigadora y vicepresidenta de la Asociaci贸n Hermanos Sa铆z (AHS) en ese territorio.

Ella dice que s铆, que llevarlo todo a la vez 芦es muy complicado. Intento acomodar las tareas por prioridades en el tiempo.聽Me levanto todos los d铆as a las 5:00 a.m. y eso me permite adelantar, sobre todo, en los procesos de escritura.聽Aunque si pudiera ponerle m谩s horas al d铆a, lo hiciera con sumo placer禄.

De cada uno de sus empe帽os diarios enumera lo que le enamora o le reta, y aunque ha recibido numerosos reconocimientos en cada 谩rea en la que labora, Lisandra asegura que no est谩 satisfecha: 芦y creo que jam谩s lo estar茅. Soy extremadamente autocr铆tica, tanto que a veces voy al extremo de la inconformidad禄.

Quiz谩s de ah铆 haya nacido una obra period铆stica tan prol铆fica que ni ella misma ser铆a capaz 鈥攕i se lo propusiera鈥 de recordar cada uno de los textos publicados tanto en radio, peri贸dicos, revistas, sitios web o televisi贸n, en los 12 a帽os de experiencia laboral acumulados, luego de graduarse de la Facultad de Humanidades de la Universidad Central 芦Marta Abreu禄, de Las Villas. No obstante, confiesa que es el mundo de las ondas sonoras el que la tiene totalmente atrapada.

芦Desde el segundo a帽o de la carrera, la prensa radial me enamor贸. Contar mediante los sonidos y las palabras es tan intenso que cuando intento hacer una obra compleja me deja sin aliento. Adem谩s, la adrenalina de la inmediatez es una de las mejores sensaciones experimentadas como profesional 鈥攄ice, totalmente segura de su elecci贸n鈥. Radio Sancti Sp铆ritus me ha posibilitado hacer casi todo lo que me he propuesto.

禄La direcci贸n de programas es otro placer y mucho m谩s el noticiero Al D铆a, porque me permite crear un gran producto con la obra de otras muchas personas. Por eso siempre digo, ante cualquier reconocimiento, que no es solo m铆o, sino de todo un colectivo. Adem谩s, he logrado crear una empat铆a y complicidad con el equipo m谩s peque帽o (grabador, redactora, realizador de sonidos y locutores), porque hablamos un mismo idioma. Basta una sola mirada para saber lo que queremos. Y eso, cuando se dirige, es fundamental禄.

Entre los primeros retos que la profesi贸n le puso delante estuvo el periodismo cultural, una tarea inesperada que se convertir铆a en pasi贸n, al punto de que hoy lo toma como trabajo, pero tambi茅n como placer.

芦Cuando me gradu茅, en Radio Sancti Sp铆ritus no hab铆a qui茅n asumiera los temas cul-turales; as铆 que fue una imposici贸n, m谩s que una elecci贸n. Pero estuve s煤per agradecida porque desde adolescente intentaba estar presente en cuanto suceso cultural ocurr铆a en la ciudad. Desde ese instante, aprendo de la mano de artistas e intelectuales. Creo fiel-mente en la idea de que lo primero que hay que salvar es la cultura, porque es el sost茅n del resto de los procesos. Por eso, interpretarla y analizarla me desvela禄. En esa suerte de vigilia alerta, su posici贸n como vicepresidenta de la AHS le sirve de puntal, porque le ha permitido 芦estar del otro lado del escenario cultural, mucho m谩s cerca de los creadores 鈥攅xplica鈥. Eso ha contribuido a que comprenda mejor los procesos culturales espirituanos, lo que incide directamente en c贸mo hacer un periodismo m谩s cercano a las luces y sombras de la vida sociocultural de la provincia y de Cuba禄.

Cinco a帽os despu茅s de salir de las aulas universitarias, otra sorpresa le esperaba a la apasionada periodista de temas culturales: la comunicaci贸n desde la perspectiva de g茅nero.

芦En 2013, mi jefe me envi贸 a un taller sobre g茅nero, pensando que era sobre g茅neros period铆sticos. Le agradecer茅 eternamente aquella equivocaci贸n. Bast贸 el primer encuentro con el tema para impulsarme a buscar informaci贸n, en el af谩n de aprender m谩s de lo que desconoc铆a. Eso me ha servido para crecer como ser humano, al dejar a un lado prejuicios, estereotipos e intentar entender a quienes me rodean desde la multiplicidad.

禄Al llegar la posibilidad del doctorado, muchas personas me dijeron que para la aprobaci贸n del tema deb铆a ser algo poco estudiado y que me motivara, pues exigir铆a de m铆 horas de entrega. Pens茅 enseguida que solo exist铆a una tesis doctoral sobre G茅nero y Comunicaci贸n, referente para cualquier investigaci贸n: la de Isabel Moya. Se unieron as铆 dos cosas: pasi贸n y objetividad, ingredientes que me acompa帽an siempre禄.

-驴Cu谩nto se transform贸 tu vida profesional y personal luego de obtener el grado cient铆fico de Doctora en Ciencias de la Comunicaci贸n?

-He sentido que las personas intentan probarme, a veces con intenci贸n y otras no, como si tener el grado de Doctora me hiciera experta en todo o incapaz de equivocarme. Para m铆 es solo el inicio de un gran proceso en mi vida: superarme como profesional y persona. Cuando la Doctora en Ciencias Literarias Yanetsy Pino Reina acept贸 ser mi tutora, me dijo que lo asum铆a si le aseguraba que ayudar铆a a otros, luego de obtener mi grado. Y con mucho placer lo hago. Alumnos, amigos, desconocidos鈥 siempre intento guiar desde mis saberes, eternamente abiertos a nuevos horizontes.

Hago periodismo de a pie, ese que intenta auscultar la vida de una provincia. Claro que, m谩s all谩 del t铆tulo que guardo con cari帽o y orgullo, hoy soy una mejor persona y profesional por la experiencia adquirida en la investigaci贸n del G茅nero y la Comunicaci贸n en Cuba.

-驴Carece el periodismo cubano de un enfoque ajustado a las corrientes, paradigmas y estudios de g茅nero en Latinoam茅rica y el mundo?

-S铆, predomina la ausencia de la perspectiva de g茅nero en nuestro periodismo. Se debe, en buena medida, a que en nuestras redacciones est谩n hombres y mujeres herederos de una milenaria ideolog铆a y cultura patriarcales. Que no reproduzcan en sus materiales period铆sticos sus roles y estereotipos es muy dif铆cil. Transformar esas representaciones sociales implica sensibilizar y recibir educaci贸n desde la perspectiva de g茅nero, y eso debe comprenderse y hacerse cumplir como pol铆tica nacional. Hay muchas intenciones, hemos ganado conocimientos en cursos y talleres, pero a煤n son mayor铆a quienes reproducen las diferencias entre hombres y mujeres, ancladas en el patriarcado, y se niegan a comprender la multiplicidad de las feminidades y masculinidades.

-驴Te ha tra铆do sinsabores esa postura inclusiva, democratizadoramente feminista, con la que defiendes tus ideas?

-Muchos. Recuerdo que varios colegas espirituanos me cuestionaron el por qu茅 dedicarme a realizar un doctorado sobre el tema y otros (no pocos) a煤n me dicen que son 芦exquisiteces禄 m铆as, cuando les explico c贸mo logramos mejores productos comunicativos si asumimos la perspectiva de g茅nero. De forma general, no se concibe como importante y vital para el ejercicio de un periodismo m谩s comprometido con su contexto.

-Y a ti, como mujer, 驴cu谩nto te ha aportado y transformado ese conocimiento?

-Soy una mujer mucho m谩s fuerte, confiada, resiliente, segura y capaz de comprender conductas, pensamientos, actitudes desde la multiplicidad misma de los seres humanos.

-驴A qui茅nes tienes como paradigmas de mujeres periodistas?

-Es dif铆cil, porque son varias. Todas las que de forma 茅tica y valiente defienden en sus creaciones sus puntos de vista con la responsabilidad social que exige esta profesi贸n, no siempre bien comprendida.

-Defiendes con vehemencia tus criterios y gustas de imponerte desaf铆os constantemente鈥 驴Te consideras una periodista libre de tab煤es?

-Intento. A veces choco con alguno y me obligo a sacarlo del camino, pero es dif铆cil. Por eso cuando estudias sobre g茅nero, lo primero que aprendes es que est谩s en un constante aprendizaje.

-驴Qu茅 te retiene en tu terru帽o, aun cuando te han invitado a cruzar fronteras interprovinciales?

-Nunca he pensado en irme de Sancti Sp铆ritus. Aqu铆 crezco como profesional. Los medios solo tienen la condici贸n de municipal, provincial y nacional para el sistema de pago. Desde que conquistaron Internet, ya el mundo rompi贸 esas fronteras. Aqu铆 he escrito sobre lo que he querido; mientras que, por ejemplo, en聽Juventud Rebelde聽m谩s de un tema me ha sido censurado porque nacionalmente no es considerado acertado. Aqu铆 tambi茅n est谩 mi familia y tengo mi comodidad. Quiz谩s en eso 煤ltimo deba trabajar para que no se convierta en un freno en mi vida.

Dice 芦freno禄 y la palabra suena fuerte, como si no estuviese hecha para ella, una mujer de 35 a帽os a la que ni los m谩s duros rigores de la profesi贸n le han podido imponer l铆mites.

Esa seguridad que se proyecta hasta en su forma de mirar est谩 asentada en la b煤squeda constante de un modo de hacer que es unas veces impetuoso y otras, m谩s reflexivo, pero nunca un freno.

*Tomado del libro聽El compromiso de los inconformes. Entrevistas a j贸venes periodistas cubanos聽(Ocean Sur, 2021)

Este sitio se reserva el derecho de la publicaci贸n de los comentarios. No se har谩n visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que est茅n fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Lo m谩s Le铆do

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripci贸n

Para recibir nuestro bolet铆n ingrese su direcci贸n de correo electr贸nico