Esteban, el ni√Īo m√ļsico del cine cubano

Tras el anhelo de ver realizado el sue√Īo de palpar las teclas blancas y negras de un piano transcurre la historia de Esteban, un ni√Īo de 9 a√Īos que no cesa en su f√©rreo intento de convertirse en m√ļsico a pesar de los tropiezos que se interponen como desaf√≠os en su meta. Bajo la direcci√≥n de Jonal Cosculluela y con guion de Amilcar Salatti, la cinta audiovisual contin√ļa cosechando lauros a nivel internacional.

El presente a√Īo ha resultado fruct√≠fero en este sentido con el Premio Caballo de Bronce del Festival Junior de Estocolmo, el Premio del P√ļblico en el Festival de Cine Latino de Chicago y el Premio Platino al Cine y Educaci√≥n en Valores. No quedan dudas de que Esteban supo insertarse a tornapunta con un p√ļblico exigente, a la vez que hace emerger una susceptibilidad emocional ajena al desmedido sentimentalismo.

Esta propuesta cinematográfica crea una perspectiva moral individual que no podría ser más que social. Esteban no expone su modo de vida, sino un modo de vida. Pero detrás del personaje y su construcción fílmica, Jonal relata el comienzo de esta historia:

Esteban figura como su √≥pera prima dentro de la realizaci√≥n audiovisual, y esto le ha valido galardones en varios festivales de cine. Se ha convertido en un verdadero √©xito cinematogr√°fico, sumando la gran aceptaci√≥n y acogida que ha generado en el p√ļblico y la cr√≠tica ¬ŅQu√© ha significado para usted este logro?

Una sorpresa tras otra: lo primero, el estreno en el Chaplin, algo para lo que no¬†estaba preparado, las reacciones del p√ļblico, las risas, los comentarios, los¬†sollozos y luego¬†recibir la¬†energ√≠a del p√ļblico fue una de las experiencias m√°s grandes que he experimentado.

Nunca he superado el estado de tensi√≥n y nerviosismo que ¬†genera presentarla ante cualquier¬†audiencia. Otra prueba de fuego fue la presentaci√≥n en Trinidad y Tobago. Era la primera vez que se mostraba la pel√≠cula a un auditorio de habla inglesa y el temor de que los¬†c√≥digos que uno cree manejar con el p√ļblico de casa, funcionen en otros idiomas, es una prueba muy fuerte.¬†Hay mensajes universales que se leen cuando ves sacrificio de una madre por su hijo, lo dif√≠cil que es perdonar, perseguir un sue√Īo, pero siempre cada p√ļblico hace sus propias lecturas de lo que uno le presenta.

El gui√≥n de Esteban llega a sus manos por parte de¬†Amilcar¬†Salatti. En un inicio era una idea en ciernes para un teleplay, fue Vilma Montesinos quien los impuls√≥ a darle una mayor dimensi√≥n a la historia. ¬ŅC√≥mo concibi√≥ la idea de adaptarle un nuevo rumbo al proyecto audiovisual inicial sabiendo los escollos a los que se enfrentar√≠a en la b√ļsqueda de financiamiento?

En¬†realidad¬†creo que mi ingenuidad fue determinante. No ten√≠a idea de lo que enfrentar√≠a. Vilma propone hacer una¬†pel√≠cula y mi¬†imaginaci√≥n se dispara y comienzo a ver una¬†pel√≠cula en una pantalla grande con mucho p√ļblico pero jam√°s imaginarme el proceso real para llegar all√≠ y mucho menos las complicaciones para encontrar financiamiento. Creo que de haber tenido¬†conciencia plena de esos obst√°culos no me hubiera decidido tan¬†f√°cilmente, adem√°s de convencer a¬†tantos colegas de acompa√Īarme en esta empresa, comenzando por Maritza Ceballo quien se aventur√≥ como productora de este evento sin tener tampoco la m√°s¬†m√≠nima¬†idea de c√≥mo iba a ser¬†este reto.

En una conferencia de prensa ofrecida en el Centro Cultural Cinematogr√°fico Fresa y Chocolate, afirma que tiene muchos puntos de contacto con el personaje de la pel√≠cula. ¬ŅEn qu√© se parecen Esteban y Jonal?

Esteban es un so√Īador, un ni√Īo que descubre su camino y decide seguirlo sin medir consecuencias. Pienso que cuando uno no sabe la magnitud de los retos a los que se va a enfrentar, pero est√° firmemente decidido, tiene el favor de los astros y el universo. En el imaginario popular hay una frase que resume un poco esto: ‚Äúno sab√≠a que era imposible, por eso lo hizo‚ÄĚ.

Soy de las personas que no abandonan un sue√Īo, los obst√°culos est√°n ah√≠ para ser superados y una vez alcanzado un sue√Īo, trazarnos nuevas metas y seguir hacia adelante. Siento que mi generaci√≥n est√° un poco apartada de los sue√Īos y creo que es un muy buen momento para recuperar esta capacidad y creer en el futuro.

La inspiraci√≥n la encuentro en el hecho de que conocer nuestros l√≠mites solo sirve para empujarlos y plantearnos nuevos objetivos, por muy ambiciosos e¬†imposibles que nos parezcan. Estamos hechos de la misma materia de los¬†sue√Īos dec√≠a Shakespeare. Decid√≠ convertirme en cineasta siendo de una familia pobre y como √ļnico recurso para lograrlo contaba con la capacidad de so√Īar y la persistencia. Ya estoy intentando hacer dos pel√≠culas m√°s.

El trabajo con ni√Īos resulta sumamente complejo, un verdadero reto, sin embargo, ha sabido manejarlo con √©xito. Hay que destacar adem√°s que Reynaldo Guanche asumi√≥ plausible la caracterizaci√≥n del personaje ¬ŅQu√© particularidades ha tenido en el trabajo con el infante durante el rodaje? ¬ŅAlguna experiencia en espec√≠fico?

Siempre tuve claro que quer√≠a estrenar un actor para este personaje, un ni√Īo desconocido por los medios. Hicimos un gran casting y vimos muchos ni√Īos, cerca de 800. √Čl me gust√≥ desde el principio por su fuerte personalidad, madurez y car√°cter, adem√°s del f√≠sico.

Reinaldo trabaj√≥ en un ambiente ¬†de juego. El equipo de rodaje fue peque√Īo y en su mayor√≠a gente joven por lo que el entorno era muy favorable para crearle, a Rey, su espacio, quien a pesar de las largas jornadas de entrenamientos: de m√ļsica, de actuaci√≥n, de ensayos y de madrugadas, se notaba muy c√≥modo, como si todos a su alrededor fu√©ramos de su edad.

La mayor√≠a nos comport√°bamos as√≠ de manera natural, como ni√Īos grandes jugando a hacer cine. Nuestro principal objetivo era disfrutar lo que hac√≠amos y esto contribuy√≥ mucho.

Conversar siempre con él, dejarle espacio para que improvisara lo hacía más natural. Reinaldito tenía un guión pero no se aprendía los diálogos de memoria; conocía lo que sucedía en cada escena y lo que emocionalmente queríamos decir en cada una, alguna palabra imprescindible que acordábamos y luego lo dejaba libre. Aquí Manuel Porto y Yuliet Cruz jugaron un papel fundamental. El apoyo de ellos fue determinante, especialmente el de Yuliet. Ellos tuvieron una relación interesante y de la que pudimos obtener estos resultados.

Con otro de los ni√Īos tuvimos una escena que no quedaba como la quer√≠a y aunque la repetimos de varias formas y muchas veces, no quedaba. Decid√≠ cambiarla para otro d√≠a y en otra locaci√≥n, con todo lo que esto implica para producci√≥n, pero a veces hay que estar preparado para estos imprevistos.

Dos semanas despu√©s, en otra locaci√≥n ¬†con los mismos ni√Īos actores, la escena se hizo muy f√°cil y qued√≥ como yo la ten√≠a en mi imaginaci√≥n. A riesgo de sonar supersticioso, creo que el entorno nos habla y cuando aparecen obst√°culos y todo comienza a conspirar en contra es momento de tomar decisiones dif√≠ciles.

Lo principal es que ninguna escena se hace porque hay que cumplir un plan de filmaci√≥n; se hace porque se disfruta y queda cuando est√©s conforme y todos contentos. Paciencia, mucha paciencia tienen que tener los ni√Īos con nosotros porque todos ellos son m√°gicos y nosotros, ponemos luces, c√°maras, micr√≥fonos, maquillaje, los hacemos repetir una y mil veces y ellos ah√≠, valientes, dispuestos a seguir siempre con una sonrisa aunque est√©n muertos de sue√Īo.

Hay ciertos elementos en la pel√≠cula que encierran un sustrato reflexivo tomando como plataforma el personaje infantil. De esta manera se advierte la crudeza de una realidad social que se impone como parte de la penuria econ√≥mica; se realza el papel de los padres como sost√©n y apoyo; se enaltece la perseverancia en la consecuci√≥n de un af√°n, quim√©rico al inicio, y luego palpable en su sesgo de resistencia. ¬ŅC√≥mo ha concebido la construcci√≥n f√≠lmica del personaje como reflector de una sociedad plural y compleja?

Creo que tiene que ver mucho con el tomar las cosas con¬†car√°cter ‚Äútropical‚ÄĚ. A√ļn en el peor de los escenarios, lo m√°s importante es conseguir lo que nos hemos propuesto.

Eludir el contexto no fue un objetivo en la¬†pel√≠cula y nunca lo¬†ser√°¬†en mi¬†filmograf√≠a, pero tampoco dejarle cobrar protagonismo. Para¬†eso est√° el p√ļblico que decide a qu√© le va a dar mayor o menor¬†connotaci√≥n. El cine necesita que el espectador se sienta parte de la obra al compartir las vivencias con las que entra a la sala oscura.

Siempre he creído que se pueden contar las historias más descarnadas sin obviar la belleza en la puesta en escena. Nuestro objetivo principal es entretener y que el cine sea un espectáculo. 

Esteban experimenta un crecimiento progresivo en el transcurso del filme. El piano deviene atributo aleg√≥rico por su connotaci√≥n simb√≥lica, y en torno a ello se configura un Esteban de madurez anticipada ¬ŅC√≥mo usted inserta esto en la evoluci√≥n del personaje a lo largo del desarrollo de la historia?

Es un personaje que no acepta las cosas como aparentemente son o deben ser. Tiene claro sus objetivos y por tanto sabe que su entorno debe transformase: cambia la vida del profesor, su madre pasa de oponerse a ser su apoyo incondicional.

A fuerza de persistencia, tenacidad, la constante lucha por alcanzar nuestras metas genera cambios en nuestro entorno. El inmovilismo, dejarse llevar por la marea, la espera eterna por los cambios que nunca llegan, no forman parte de su carácter y ciertamente no deberían ser parte de ninguno de nosotros. 

¬ŅCree que ha logrado con este personaje el fin que se ten√≠a propuesto?

La¬†√ļnica¬†pretensi√≥n que tuve con Esteban desde el inicio fue que se¬†comunicara, que dialogara con el p√ļblico, conseguir esto era mi objetivo principal.¬†Creo que muchos¬†ni√Īos se sienten identificados con Esteban y no solo en Cuba. Ya hemos podido comprobarlo en otras partes del mundo, por ejemplo el jurado del Festival Junior de Estocolmo, compuesto por¬†ni√Īos entre 11 y 16 a√Īos, nos premiaron con el Caballo¬†de Bronce a Mejor¬†Pel√≠cula.¬† El p√ļblico en Huelva, Espa√Īa y en Chicago, Estados Unidos nos premi√≥ tambi√©n. Eso es muy reconfortante porque la comunicaci√≥n de la historia y sus personajes, con la audiencia, se logr√≥.

Que las madres y padres se acerquen emocionados a nosotros al finalizar las proyecciones, sin ocultar que han estado llorando, para agradecernos por haber hecho esta película, no tiene precio.

¬ŅC√≥mo valora el trabajo con ni√Īos luego de culminada la tarea f√≠lmica? ¬ŅEstar√≠a dispuesto a repetir la experiencia?

Repetir√≠a¬†la experiencia mil veces m√°s. Har√≠a una¬†pel√≠cula donde todos fueran¬†ni√Īos, un mundo de¬†ni√Īos sin adultos. Me¬†encantar√≠a hacer una¬†pel√≠cula como La guerra de los botones, Los coristas o ET, estar√≠a como pez en el agua. Muchos¬†ni√Īos a los 10 a√Īos son m√°s maduros que yo. Crecer, no pude evitarlo. No soy Benjam√≠n Botton,¬†pero madurar y convertirme en un adulto ya me queda bien lejos. Seguir√© jugando a¬†hacer cine mientras mi ingenuidad me lo permita.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • Muchas felicidades por el art√≠culo, realmente fui escrito por una profesional, realmente no he tenido ni el placer ni la oportunidad de disfrutar esta pelicula, pero despues de leer todo esto, es muy facil quedar tentado a visitar el cine.

  • Suscripci√≥n

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico