Escribir para sentirme viva

Margarita Borges lo entrega todo a manos llenas: la amistad, el corazón, la escritura. A pesar de la distancia, los hilos conectores que la unen a otros muchos escritores de toda la Isla se mantienen vivos. Algunos, quizás, no conozcan la polifonía de sus registros de creación. Algunos, quizás, prefieran encasillar su imagen en el volumen que perfectamente se amolda a ella: la dramaturgia.

Sin embargo, Margarita Borges cree en las m√ļltiples caras del arte. Silenciosa y artesana, desde Santiago de Cuba cimienta su vida y obra. Ella escribe para sentirse viva y, de alguna manera, para permitir que nosotros, tambi√©n, nos sintamos vivos al leerla.

¬ŅCu√°nto ha crecido la dramaturga que eres desde tu graduaci√≥n en la Universidad de las Artes (ISA)? ¬ŅCu√°les son las mejores experiencias de tu formaci√≥n?

Bueno, en el ISA ten√≠a un rigor de escritura: t√ļ lo conoces, dos obras por semestre en 2do. y 3er. a√Īo, despu√©s una por semestre en 4to. y finalmente el Trabajo de diploma en 5to. del que siento a√Īoranza de cierta forma pues estaba obligada a escribir y entregar la carpeta en tiempo… Incre√≠ble, pero aquello que tem√≠a mucho antes de entrar en el seminario de Dramaturgia y que me hizo optar por Teatrolog√≠a primero, y me refiero a escribir teatro no por inspiraci√≥n sino por disciplina, por encargo y por compromiso ‚ÄĒen primer lugar conmigo misma‚ÄĒ se convirti√≥ en lo cotidiano, indispensable, en mi necesidad de vencer cada a√Īo con mejores resultados, de vivir y morir en la biblioteca que fue y sigue siendo mi lugar favorito en el Instituto, de crecer en cada obra, de superar el conflicto del display en blanco y el cursor intermitente.

“Todo eso hasta llegar a la meta de la graduación y del Título de Oro, que más allá de denotar ese punto de partida, para mí connotó las palabras, los secretos, los gritos y los silencios de las historias vividas o no que recreé en cada obra mía de esa etapa: Relationships, City life o Experiencias cercanas a la muerte, El infierno de las putas, Enfermos, K-lentamiento… Graduarme representó empezar de cero, salir de la deliciosa burbuja, del estrecho capullo en el que se convierte la estancia en cualquier lugar que sabes no va a pertenecerte por más tiempo pero que fue, sin duda, placenta y ombligo.

‚ÄúY despu√©s han pasado cosas. He escrito, he continuado publicando, finalmente encontr√© un grupo de teatro donde estar y trabajar. En Santiago de Cuba: mi primera casa. La experiencia como asesora dram√°tica del grupo de teatro Macub√° desde 2017 me ha permitido crecer mucho como dramaturga y como persona, intercambiar con actrices y actores, y ser parte de procesos de trabajo interesantes‚ÄĚ.

En tu registro como creadora combinas el teatro, la promoci√≥n, la poes√≠a. Podr√≠amos denominarte una autora polifac√©tica. ¬ŅCrees que la creaci√≥n tiene diferentes rostros y formas de manifestaci√≥n o es al final una misma cara dividida en diferentes aristas?

Creo que cuando somos artistas tenemos la necesidad de explorarnos por dentro y por fuera lo que significa trabajar, trabajar mucho, pero desde el disfrute y la felicidad, porque para mí el arte se asocia al placer aunque soy consciente y he vivido muchas veces la angustia de producirlo, el proceso agónico de un verso que no sale, o de un personaje que no logro escuchar…

‚ÄúEscribo poes√≠a por puro placer desde que ten√≠a ocho a√Īos. Sin embargo lo que m√°s he publicado es teatro. Muchas personas no me asocian con la poes√≠a porque solo de vez en cuando me atrevo a leer mis poemas en p√ļblico, cuando un amigo me invita a su tertulia. En realidad no mando mis cuadernos a muchos concursos. Siempre he escrito una poes√≠a √≠ntima. Llegar a exponerla me cuesta bastante. La mayor√≠a de mis poemas permanecer√°n in√©ditos. Tambi√©n, pero en menor medida, he escrito rese√Īas cr√≠ticas de libros y puestas, pero sin considerarme una promotora: ha sido trabajo circunstancial.

¬ŅHa cambiado tu mirada a la escritura desde que eres mam√°?

Totalmente. He editado y censurado todo lo que he mandado a editoriales después de tener a mi bebé sabiendo que no va a leerme hasta que crezca. Me siento responsable y comprometida con su formación literaria y cultural y con la imagen que tenga de mí.

Como creadores, todos tenemos temores y esperanzas, ¬Ņcu√°les son los tuyos?

Una vez escribí un poema que dice: Lo peor que le puede pasar a alguien que escribe es demorarse. Me da miedo no tener suficiente tiempo.

Para ti, ¬Ņde qu√© no debe carecer un creador?

De humildad.

A lo largo de tu carrera, te has inclinado en ocasiones hacia la direcci√≥n de lecturas dramatizadas e, incluso has montado una de tus obras, ¬Ņhas pensado en concretar esa vocaci√≥n con alguna puesta en escena de otros dramaturgos? Si fuese as√≠, ¬Ņqu√© obras de j√≥venes dramaturgos contempor√°neos te gustar√≠a dirigir?

Es posible que en alg√ļn momento de mi vida emprenda ese proyecto, pero por ahora quiero dedicarle todo el tiempo que pueda a la escritura. Respeto mucho a los directores, sobre todo a los que consiguen mantener en pie un grupo por muchos a√Īos. Pero ya que lo preguntas, me gustar√≠a montar algo de nuestro amigo Roberto Vi√Īa. (Risas)

¬ŅCu√°l es el mayor desaf√≠o para el dramaturgo joven en estos tiempos?

La originalidad, la autenticidad, la veracidad…

En el 2011, tu obra Comida para peces fue llevada al cine por el director chileno Antonio Caro, ¬Ņc√≥mo adaptar el lenguaje de una obra teatral a las din√°micas de la gran pantalla?

Fue un largo y duro proceso. Imag√≠nate, llevar m√°s de 30 p√°ginas a nueve, porque lo que se hizo fue un cortometraje. Para m√≠ fue un ejercicio dramat√ļrgico muy serio y un reto personal, ya que de un lenguaje a otro todo cambia, empezando por el formato en el que se escriben los guiones de cine. Descubr√≠ aristas de mis personajes viendo el trabajo de los actores, sobre todo la construcci√≥n de personaje que hizo Mario Guerra. Termin√© agradeciendo mucho ese trabajo en equipo. En √©l aprend√≠ a moverme en otras aguas y he repetido la experiencia de desdoblarme en guionista, aunque no se hayan materializado mis guiones posteriores. (Risas)

En la actualidad, eres una de las m√°ximas impulsoras de la Jornada de Teatro Joven Repique por Mafifa, ¬Ņc√≥mo nace la idea y c√≥mo llega a concretarse? ¬ŅQu√© miradas hacia el futuro proyectas con estos encuentros anuales?

Llego al Macub√° meses antes de celebrarse los 25 a√Īos del grupo y le propongo a la maestra F√°tima Patterson realizar una jornada de lecturas dramatizadas a prop√≥sito de la fecha. Ella enseguida acept√≥ y as√≠ fue c√≥mo naci√≥. Con la organizaci√≥n creci√≥ el programa y de pronto ten√≠amos en las manos un evento que ameritaba ser bautizado con nombre de mujer, y Mafifa no solo es un s√≠mbolo para el grupo, sino que viene a conceptualizar la intenci√≥n del evento de no perder los v√≠nculos con lo tradicional y lo popular de nuestro teatro, por m√°s joven que sea.

‚ÄúEn la segunda edici√≥n trabaj√© con Frank Lahera, un joven dise√Īador de gran talento que produjo el logo y el cartel. Le dedicamos la segunda edici√≥n a la figura teatral de Jos√© Mart√≠ en el aniversario 165 de su natalicio y logramos aunar est√©ticas diversas de grupos como La guerrilla del Golem, Calib√°n Teatro, Gestus y Macub√° en di√°logo con proyectos de experimentaci√≥n esc√©nica de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z como Fractura‚ÄĚ.

¬ŅQu√© te han ofrecido como creadora las dos ciudades donde has cimentado tu vida: Santiago y La Habana?

Relaciones, espacios, energías, vivencias, recuerdos…

El arte sana heridas y tambi√©n abre otras, ¬Ņcu√°l es el proceso que prima en ti?

Me sana. Mi arte me sana, siempre me salva al final. Convierte lo malo en bueno. Hace que mis errores hayan valido la pena.

Margarita, eres muy joven, a√ļn te queda mucho por so√Īar pero, actualmente, ¬Ņcu√°les son esos sue√Īos que te mueven?

Mi hijo, mi hogar, escribir y tener tiempo para vivir… y seguir escribiendo, para sentirme viva.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ