Es el momento más crucial de la música cubana

Siempre es refrescante, como decimos en buen cubano, echar un pasillito de regueaton cuando más estamos agotados de la rutina diaria. Sin dudas, esa es la música que prefieren la mayoría de los jóvenes hoy, y confieso que no tengo nada en contra de ella, pero sin saber ni siquiera por qué, dejamos atrás aquellas letras que enamoran, que hacen que te identifiques cuando las escuchas, que van más allá de una simple diversión.

Polito Ibáñez es uno de los músicos que ha logrado conquistarnos y sus canciones han perdurado generación tras generación. Recientemente confesó que prefiere un público atento, identificado con el concierto, y opinó acerca de qué está pasando con la preferencia musical de los jóvenes en el país.

¿Por qué la mayoría de los jóvenes cubanos no escuchan trova?

El periodo especial trajo consigo mucha pobreza en lo material y quizás eso mismo condicionó también pobreza en la espiritualidad. No fue un error del país, es que no había otra manera, no se pudo hacer nada, pues los pedagogos que vivían motivados y para su vocación, se fueron retirando por su prolongada edad, y hubo que acudir a los nuevos pedagogos que no tenían vocación para instruir.

Todo ello, mezclado con la situación económica adversa, hizo que muchos jóvenes no hayan tenido la posibilidad de entrar en contacto con una enseñanza profunda y se entorpeció la posibilidad de que crecieran profesionalmente.

Eso hizo más falta que haber leído, que haber recibido Economía Política, más que haber recibido Filosofía y las asignaturas básicas con las cuales te aprobaban un curso. Hizo falta que te llegara un maestro creador de una expectativa sobre lo que realmente es el mundo, e incitara a tener la necesidad de conocer, de indagar. Desgraciadamente no se pudo lograr.

«…hace falta un poco más de instrucción…»

En la actualidad, mucha gente tiene ganas de escuchar una buena canción, de reflexionar, pero no tienen las herramientas intelectuales para hacerlo, y eso no quiere decir que sea un país caótico en ese sentido, sino que hace falta un poco más de instrucción para que se pueda aprender e interpretar el significado de una canción de Silvio Rodríguez, de Santiago Feliú.

¿Y los jóvenes músicos de hoy…?

Todo el que quiera ser un artista quiere tener resultado con eso. Los jóvenes desean con sus canciones enamorar muchachas, atraer público, quieren la fama y si no logran todo ello, muchas veces se van por otro camino musicalmente hablando, quizás el más fácil.

¿Es un buen momento para el desarrollo de la música cubana?

Este es el momento más importante, más crucial de la música cubana. Pues el marxismo hablaba de la crisis pos, que cuando las cosas tocan el fondo y en la naturaleza se da eso de manera muy espontánea, es cuando realmente empieza a florecer. No puede haber un salto, un crecimiento, si no hay un momento crítico. Tiene que existir una crisis en la espiritualidad de la cultura para que realmente haya cambios.

Cuando se quiera que nuestros hijos sean más que niños que aprenden y ya, se va a generar la necesidad de crear valores y se va a buscar el arte de calidad. Estamos en un momento bueno, porque con esta crisis se van a dar las oportunidades para que surja el arte que debe haber en el mundo, no veo esto de otra manera.

Foto: Leslie Lister Reyes

 

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico