En Memoria Nuestra nace una comunidad

El extenso debate que caracteriz贸 la tercera jornada del congreso Memoria Nuestra fue el resultado de la presentaci贸n de seis ponencias que conformaron el programa del evento. Numerosos comentarios permitieron extenderse por m谩s de dos horas, lo que demuestra la importancia que se le ha atribuido a la realizaci贸n de este encuentro virtual por parte de quienes a 茅l acuden.

Como en las sesiones anteriores, la calidad y el rigor cient铆fico han sido componentes esenciales para los informes que se han expuesto como resultados de las pesquisas realizadas. Acceder a las problem谩ticas planteadas desde la visi贸n de los j贸venes investigadores ha permitido el reconocimiento de este espacio para visibilizar las enormes potencialidades que hoy tiene este movimiento juvenil para aportar a una comprensi贸n integral de la realidad social y cultural cubana y, a su vez, transformarla.

El debate se movi贸 en un amplio espectro que incluy贸 el an谩lisis de algunas manifestaciones de las culturas populares, el acercamiento al patrimonio arquitect贸nico, el abordaje a la violencia de g茅nero entre j贸venes universitarios, el an谩lisis de las pr谩cticas culturales de los j贸venes integrantes de un proyecto cultural, y el an谩lisis de las pr谩cticas de socializaci贸n de dos denominaciones religiosas en distintos per铆odos de la Historia de Cuba.

Cada una de estas investigaciones gener贸 un amplio c煤mulo de interrogantes y reflexiones que permitieron a los ponentes explicar metodolog铆as, matrices te贸ricas y compartir resultados. Tambi茅n el espacio fue propicio para hacer notable una petici贸n que deber谩 quedar como una de las tareas de la secci贸n de cr铆tica e investigaci贸n a nivel nacional y la cual consiste en proponer la implementaci贸n de los resultados investigativos a las instituciones, entidades o comunidades implicadas a trav茅s de las comisiones de trabajo de la Uneac, lo cual constituye un paso significativo en la concreci贸n de la voluntad de los j贸venes investigadores de integrarse a la soluci贸n de problemas reales de la sociedad cubana.

Por otro lado, fue un reclamo la integraci贸n de los noveles investigadores no vinculados con universidades y centros de estudio a las estrategias de formaci贸n e intervenci贸n de esas entidades, con el fin de canalizar su potencial investigativo y facilitar el acceso a metodolog铆as e instrumentos de investigaci贸n que les permitan contribuir al desarrollo de indagaciones que tengan impacto real en la vida de las personas.

Aun cuando el objetivo de este evento es la socializaci贸n del trabajo de los asociados, esta edici贸n va demostrando cu谩nto se puede hacer en materia de trabajo mancomunado y en la articulaci贸n de estrategias de trabajo. Estos elementos son claves para el desarrollo de una generaci贸n de investigadores que comienza a percibirse a s铆 misma como una comunidad, cuyos miembros tienen intereses similares y su trabajo colegiado puede sentar pautas en el desarrollo de estilos y formas de gesti贸n al tiempo que puede servir de inspiraci贸n para futuros investigadores de la Asociaci贸n Hermanos Sa铆z.

Este sitio se reserva el derecho de la publicaci贸n de los comentarios. No se har谩n visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que est茅n fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Suscripci贸n

Para recibir nuestro bolet铆n ingrese su direcci贸n de correo electr贸nico