Elo铆sa, la primera mujer de la AHS

Elo铆sa Carrera forma parte de la organizaci贸n de la joven vanguardia art铆stica cubana desde mucho antes de que la Asociaci贸n Hermanos Sa铆z se constituyera, en efecto, como Asociaci贸n Hermanos Sa铆z(AHS). Los tiempos que hoy relatamos bajo la etiqueta pret茅rita de la Historia de la AHS fueron el presente de otras que como ella forjaron esta instituci贸n sui generis en medio del panorama social y culturalmente convulso de la Cuba de los a帽os 80.

Por aquel entonces Elo铆sa, lo mismo que un mont贸n de cubanas de su edad, acababa de regresar de Mosc煤 con una especializaci贸n en Est茅tica y un rosario de inquietudes revolucionarias. Nadie se lo cont贸, ella estuvo en el Palacio de las Convenciones de La Habana el 18 de octubre de 1986 cuando en el I Encuentro Nacional de J贸venes Escritores, Artistas y T茅cnicos de la Cultura decidieron fusionar las antiguas Brigadas Hermanos Sa铆z y Ra煤l G贸mez Garc铆a y el Movimiento de la Nueva Trova. Elo铆sa Carrera asisti贸 as铆 al nacimiento de la Asociaci贸n de la que ya nunca consigui贸 desligarse.

Sinti贸 los dolores dulces del alumbramiento y para 1989, luego de la salida del primer presidente, el pianista V铆ctor Rodr铆guez, asumi贸 ella por completo a esa hija que hoy ya rebasa los 30 octubres. Es muy fuerte el lazo de Elo铆sa con la AHS, posesivo, sobreprotector en el sentido m谩s maternal de la palabra.

Por eso se la ve tan c贸moda entre los j贸venes. Hace poco menos de una semana, visit贸 la filial camag眉eyana de la Asociaci贸n y antes de iniciar su conversatorio con la audiencia de muchachos congregados para escucharla hizo una advertencia que delata la cercana relaci贸n de la Miembro de Honor con su Casa: 鈥渓o que no puedo dejar de hacer hoy es hablar de Armando. Quiero compartir mis recuerdos sobre 茅l con ustedes que son mi familia.鈥

Elo铆sa pas贸 unas cuatro horas hablando de su Armando. El encuentro con los camag眉eyanos fue, s铆, una pl谩tica sobre el amor. No hay visos de tristeza en sus ojos cuando habla de Hart el luchador clandestino, nostalgia quiz谩s cuando se refiere al Hart Ministro de Cultura, pasi贸n y orgullo arrollador cuando convierte en discurso la vida que compartieron juntos.

鈥淵o estoy tan agradecida de que me haya hecho su esposa, su compa帽era. Armando supo hacerlo todo para que yo viviera plena y feliz, supo dejarme llena de proyectos para que jam谩s me aburriera鈥-dice Elo铆sa en un regalo de confidencia.

Tres meses han pasado desde que la noticia del fallecimiento de Armando Hart D谩valos conmocionara los medios. 鈥淓n esos d铆as que se fue Fidel, yo miraba a Armando y sab铆a que el final estaba cerca鈥- revela ella Armando ha sido una presencia tan constante en su vida que no van a ser estos los d铆as en los que lo dejar谩 ir.

鈥淣o estoy desconsolada. Mis l谩grimas no son el mejor tributo para Armando鈥-afirma con convicci贸n. Su mejor tributo es dejarnos ver a Hart a trav茅s de sus ojos, develarnos todos esos logros que la modestia del intelectual guard贸 de la plaza p煤blica mientras estuvo en este mundo. Su mejor tributo est谩 en la mirada que se enciende cuando nos cuenta que una biblioteca p煤blica en Tamaulipas, all谩 en M茅xico, lleva el nombre de Armando Hart D谩valos porque los obreros sindicalistas deseaban homenajear con ello al entonces intelectual vivo m谩s prominente. Con Edgar Morin, nada m谩s y nada menos, compiti贸 Hart en la votaci贸n.

Elo铆sa Carrera, es una mujer intelectual que por humildad omite mencionar su Premio Iberoamericano de la Cr铆tica y su Premio Nacional de la Academia de Ciencias de Cuba. Elo铆sa Carrera, la primera presidenta de la AHS es una mujer que se ha entregado de lleno al proyecto de sociedad en el que cree, una mujer enamorada para siempre del hombre al que consagra su vida. Elo铆sa, como usted que lee, como yo que escribo, es, a fin de cuentas, una mujer que ama.

 

 

Este sitio se reserva el derecho de la publicaci贸n de los comentarios. No se har谩n visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que est茅n fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos necesarios est谩n marcados *

Suscripci贸n

Para recibir nuestro bolet铆n ingrese su direcci贸n de correo electr贸nico