El Taller Coreográfico se muda al Martí

Por tercer a√Īo consecutivo, el Ballet Nacional de Cuba convoc√≥ a su Taller Coreogr√°fico, una de las m√°s interesantes iniciativas de la compa√Ī√≠a que dirige Alicia Alonso. Core√≥grafos de dis√≠miles promociones y procedencias, presentaron creaciones este fin de semana en el capitalino teatro Mart√≠.

Abri√≥ el programa un ejercicio de evidente vocaci√≥n neocl√°sica: Poema, coreografiado por Eduardo Romero sobre la m√ļsica de Jos√© Mar√≠a Vitier. Es una pieza pr√°cticamente decorativa, sin b√ļsquedas, sin profundidades, sin implicaciones de peso. Un jovenc√≠simo cuerpo de baile la asumi√≥ sin penas ni glorias. Quiz√°s falt√≥ compromiso en la ejecuci√≥n, pero tampoco hab√≠a un entramado sugerente. Pareci√≥ la propuesta m√°s endeble de la funci√≥n.

Diciembre, del joven core√≥grafo de Danza Contempor√°nea de Cuba Ra√ļl Reinoso, cuenta con basamentos mucho m√°s s√≥lidos. Se trata de un d√ļo bien interpretado por los bailarines Daniela G√≥mez y Manuel Verdecia, en el que a todas luces se narra el itinerario de una relaci√≥n. El planteamiento de la met√°fora es convincente, las secuencias son incitantes, plet√≥ricas de significaciones m√°s o menos evidentes. Hay que aplaudir la fluidez de la l√≠nea danzada, el talante dram√°tico, el di√°logo de la coreograf√≠a con la m√ļsica de Mar√≠a Teresa Vera. La atm√≥sfera est√° bien conseguida, aunque por momentos parecen excesivos los cambios de luces.

Say Something, del joven Daniel Rodr√≠guez Rittoles, tambi√©n se ocupa de una relaci√≥n de pareja, marcada por encuentros y desencuentros. Ely Regina y Rafael Quenedit le otorgaron particular intensidad a una pieza con claras intenciones narrativas, aunque sin grandes pretensiones metaf√≥ricas. Hay buen gusto, hay vocabulario, hay un interesante trabajo con los planos. Como en la obra anterior, el tema musical influye tremendamente, no es puro acompa√Īamiento. Este core√≥grafo tiene potencial, hay que estar al tanto.

Una creadora habitual en estos talleres, Maysabel Pintado, propuso, quiz√°s, la m√°s compleja de las coreograf√≠as de la ocasi√≥n: Desencuentro, con m√ļsica de Denis Peralta interpretada en vivo por la cellista Lilliam Chac√≥n. Dos solistas en un devenir incierto, sin poder concretar su uni√≥n, entre un cuerpo de baile movido por dis√≠miles impulsos, gente que por momentos es obst√°culo y por momentos puro contexto. Es muy interesante el planteamiento, que explicita conflictos perfectamente reconocibles. Plausible tambi√©n el trabajo al un√≠sono de varios n√ļcleos, de manera que se multiplica el centro de atenci√≥n. No est√° del todo resuelto el movimiento de la instrumentista por el escenario, introduce una distracci√≥n que la coreograf√≠a no logra asimilar aunque lo intente.

L√°zaro Batista, bailar√≠n de Danza Teatro Retazos, parte de una gestualidad sobria aunque hasta cierto punto rebuscada para ir complejizando su propuesta, Espacios, que termina por concretar una interacci√≥n no exenta de conflictos entre tres sujetos. El vocabulario reh√ļye esteticismos, hace √©nfasis sobre todo en la capacidad de trasmitir emociones, de manera destemplada, cortante, ruda. Un ejercicio interesante para los bailarines, que no suelen asumir piezas de este estilo.

Por √ļltimo, una de las m√°s conseguidas coreograf√≠as de este taller, Dueto, de Ely Regina. En anteriores talleres, esta primera solista del Ballet Nacional ha presentado credenciales con piezas muy bien recibidas por el p√ļblico. Ahora present√≥ un d√ļo de marcada plasticidad, que contamina la l√≠nea m√°s convencional con movimientos de s√ļbita originalidad, pero que se insertan perfectamente en la l√≠nea danzada. Ely Regina, a todas luces, es h√°bil a la hora componer secuencias, pero tambi√©n tiene noci√≥n de la alternancia de tempos, dominio del espacio esc√©nico, pulso para consolidar unidades de sentido‚Ķ aunque el planteamiento sea b√°sicamente abstracto. Lo he dicho m√°s de una vez: ella hace rato dej√≥ de ser una promesa. Destacable tambi√©n el trabajo de los bailarines principales Dayesi Torriente y Luis Valle, precisos, funcionales, a la altura de todas las demandas.

El Taller Coreogr√°fico del Ballet Nacional de Cuba debe seguir haciendo aportes al repertorio activo de la compa√Ī√≠a. Siempre lo decimos: ojal√° que algunas de estas piezas trasciendan esta temporada de estrenos.

Tomado de teatrocubanoenprimerapersona.blogspot.com

Foto: Raul Reinoso

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ