El surrealismo tropical de Yuris Seoane

Quizás porque Yuris Elias Seoane Serrano tiene sus raíces en la zona de El Cobre, es que una estética singular marca cada una de sus obras, en las cuales lo cotidiano y el sincretismo religioso cobran vida. De ese lugar, rico en religiosidad y espiritualidad, este joven santiaguero bebe para continuar indagando en el universo de la creación.

Desde que egresó como Instructor de Arte en la especialidad de Artes Plásticas y de Estudios Socioculturales de la Universidad de Oriente, Yuris no cree en fatalismos geográficos y ha sabido atreverse en el mundo de la creación visual más allá de su provincia, sin olvidar su formación pedagógica; de ahí que hoy eduque a través de su arte.

Con varias exposiciones, reconocimientos y premios, no solo en el ámbito nacional sino también en otros países como Holanda y Alemania, el Portal del Arte Joven Cubano utiliza estos pretextos para acercarse al reciente ganador de la Beca de Creación SAVE 2018 y conocer sobre las inquietudes y sensibilidades que lo definen como artista.

Foto Frank L. O´Callaghan

–– ¿Por qué no decidiste dejar el magisterio como Instructor de Arte?

No es que no me guste la pedagogía, pero cuando me gradué hice mi servicio social y me di cuenta que no era lo que deseaba realmente. Me di cuenta que me llenaba más la creación. Decidí hacer una carrera como artista y vi que para eso se necesitaba tiempo; es algo difícil, pero son riesgos que uno toma en la vida.

–– ¿En qué manifestaciones te iniciaste como creador?

Comencé realizando videos. Primeramente con un proyecto que se llamaba Visión Común y existía en mi poblado, el cual incitaba a los jóvenes de la comunidad a explorar el cine, lo documental, y me dio curiosidad.

Me llevó a hacer algunos documentales para luego pasar a lo que es el videoarte, que es una expresión que rompe con los parámetros establecidos por el documental tradicional. Viendo esto me incitó a decir de una manera diferente, abstracta, metafórica. Vi en el videoarte una forma de expresarme de forma mas abierta.

–– Este medio es muy amplio… ¿cómo comenzaste a usar el videoarte?

El videoarte es experimento y eso da libertad, permite romper reglas.

Comencé a ver la sociedad y buscar cómo llevar a esta al arte, como una mirada antropológica, de archivo que había que ir guardando, pero no simplemente como un documento, que se ve y ya, sino como una manera de decir, con toques más experimentales, con ciertas subjetividades que diera una sensación, que el público viera estas imágenes a su forma e interpretación, pero que no fuera literal.

Lo considero como videoarte documental. Donde se viera mi interpretación personal y que el público lo indagara con su recepción. Una memoria, donde vea lo actual, lo pasado, sus contrastes. Mi primer videoarte lo hice en el 2012 o 2013, más o menos.

Foto Frank L. O´Callaghan

–– ¿Cuáles fueron tus primeras herramientas de trabajo?

Empecé con una pequeña cámara de fotos que permitía grabar videos, de quizás cinco megapíxeles. Grabando y editando. Ya luego, como todo lleva recursos y se necesita material de calidad, fui resolviendo mejores cámaras. Actualmente estoy trabajando con una HD, ya no solo trabajando el video sino también la fotografía, combinándolos.

–– ¿Qué temáticas abordas más en tu trabajo? Ya son casi seis años de madurez, ¿pero qué es lo que más te interesa presentar en tus obras?

Estoy muy interesado en la sociedad, lo que me rodea. Es de donde me nutro. Deseo traducir lo que se ve. La cotidianidad me da ideas, imágenes que busco devolverlas en arte, en metáforas.

–– ¿En qué consistió la Beca de Creación SAVE?

Gané la Beca de Creación y una Mención. Precisamente por un videoarte que iba dentro de una instalación que elaboré con elementos extraídos de las calle. Su título es Fragmentación.

La beca propicia que por año el Centro de Arte te ayude económicamente para concebir un proyecto de exposición y luego mostrarlo como resultado de la misma. Y ya tuvo su luz recientemente en diciembre en el mismo Centro de Artes Plásticas y Diseño con mi exposición personal Red de lo Social: Fragmentación y Cotidianidad. Discurso sobre el Surrealismo Tropical.

Foto Frank L. O´Callaghan

–– Cuéntame sobre el proceso…

Fue un año intenso, de mucha investigación y pensamiento. Buscando cómo idear, cómo organizar… en un año pasan muchas cosas por la cabeza.

A veces se piensa que es fácil, piensan que ser artista es exponer y ya, que todo surge en un día. No es así, es un proceso de creación constante, y es duro, uno tiene sus dudas, de lo que piensa, de lo que crea, qué está bien y qué está mal es algo estresante también.

Uno puede tener una gaveta llena de ideas, pero hay que encontrar la armonía de todas ellas, la precisa para mostrar. Es trabajar con seriedad, no para salir del paso y punto.

–– ¿Qué se puede ver en la exposición?

Foto Frank L. O´Callaghan

Se puede ver videoarte, instalación, fotografías, arte-objeto, hasta hubo caldosa el día de la inauguración (ríe), todo enfocado en las expresiones populares, en todo sus sentidos: cómo las personas viven y se expresan, su día a día. Es un conjunto de obras que buscan resumir la presencia e interpretación personal de nuestras expresiones populares.  

–– ¿Te sientes satisfecho en cómo se recibió la exposición?

Desde antes de abrir las puertas ya tenía mucha fe con la exposición. Fue otra mirada, que no es nueva, pero es una mirada personal. Pudo ser mal vista, bien vista, pero por lo que percibí, a las personas le gustó y les sorprendió lo que vieron, aún cuando muchas de las obras se nutren de lo que les rodea. No fue lo usual, se encontró con la sociedad en la galería. Tal vez incoherente de momento, pero que es parte de ellos.

–– ¿Por qué Red de lo social…?

Bueno, eso juega con las redes sociales. En las redes sociales las personas publican, participan, pero en el universo digital, y la exposición juega en el plano real. Es un rejuego. Donde se crea sus comentarios y sus vivencias como si fuera publicaciones de la realidad, como en lo digital, pero, en este caso, en su plano físico. Y surrealista, donde se muestra la constante inventiva que produce el cubano para enfrentar sus vicisitudes, donde está lo real maravilloso presente. Y es un surrealismo nuestro, tropical.

Foto Frank L. O´Callaghan

–– ¿Por qué recurres a estos temas más populares y no a otros?

Es la forma, primeramente, de cumplir conmigo mismo espiritualmente, de sacar muchas cosas que llevo dentro acerca de cómo veo a la sociedad, tal vez una forma de desahogarme, de decir que hay esencias que necesitan ser vistas. Y es que me muevo mucho entre estas energías, entre lo cotidiano, soy parte de eso.  

Con este joven se puede dialogar de todo, resaltar filosofías, pensamientos cuestionamientos sociales y del quehacer artístico también. Pueden pasar horas y no agotarse los temas, ya que uno derivaría en otros, hasta el infinito.

Ya está concentrado en nuevos proyectos, nuevas exposiciones que van a estar naciendo en este recién llegado 2020, como el que estará exponiendo en las próximas Romerías de Mayo en la ciudad de Holguín. Estaremos atentos todos a las nuevas reformulaciones sociales de este inquieto creador santiaguero. Un habitante que se comunica con arte.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico