El sue√Īo de aprisionar el coraz√≥n de los lectores

Claude Nogueras es muy joven. A veces olvido su edad cuando la oigo defender con pasi√≥n un proyecto o una idea literaria, y m√°s a√ļn cuando leo sus textos. Bien sabe Claude que la literatura es la pieza esencial en el laboratorio de su vida, en el acertijo y en el rompecabezas de su espiritualidad. Reciente ganadora del Primer Premio Laboratorio de Escrituras ‚ÄúEncrucijada‚ÄĚ en las categor√≠as de Narrativa y Proyecto de Libro, esta joven escritora comienza a abrirse paso en el mundo de la literatura, convencida de que este es su camino inevitable.

¬ŅCu√°ndo decidiste que la literatura iba a ser el camino que acompa√Īar√≠a tus pasos?

De una forma u otra, nunca tuve dudas. Desde ni√Īa me interes√© mucho por la literatura. Cuando me preguntaban a qu√© quer√≠a dedicarme en el futuro, mencionaba todas las profesiones habidas y por haber pero, al final, ‚Äúcontaba los votos‚ÄĚ y eran mayor√≠a aquellas relacionadas con las letras. Tengo guardados poemas y cuentos que a√ļn hojeo de vez en cuando. Verlos me saca una sonrisa porque, a pesar de que no eran gramatical u ortogr√°ficamente perfectos, recuerdo haberlos escrito con mucha pasi√≥n, durante horas de dedicaci√≥n e ilusiones. Siempre disfrut√© leer, sobre todo las obras de Jos√© Mart√≠; me acompa√Ī√≥ durante preciados a√Īos de mi vida el libro La noche, de Excilia Salda√Īa, y viv√≠ tambi√©n grandes romances con B√©cquer, Lorca y Rub√©n Dar√≠o. En mi etapa estudiantil particip√© en concursos nacionales de Espa√Īol Literatura y tuve el gusto de ganar en varias ocasiones. Me vincul√© tambi√©n a talleres literarios y Casas de Cultura. En resumen, me gusta pensar en la literatura como un refugio, una pieza que completa el rompecabezas de mi vida y una parte inevitable de m√≠.

Entre el momento en que el artista descubre el llamado de la vocaci√≥n y ese otro momento en que sigue sin frenos su llamado puede transcurrir un buen tiempo. ¬ŅSucedi√≥ as√≠ en tu caso?

Totalmente. A pesar de amar la literatura, hay momentos en los que ciertos caminos dentro de uno mismo se bifurcan. Estudi√© Licenciatura en Turismo en la Universidad de La Habana y mi escritura pas√≥ a habitar un segundo plano. Dej√© de contemplarla como una profesi√≥n a futuro. Nos cas√°bamos y nos divorci√°bamos muy seguido pero, tarde o temprano, retorn√°bamos juntas al punto cero, al espacio en el que solo √©ramos ella y yo, al espacio de la creaci√≥n. Considero ese un m√©todo muy efectivo para saber si algo te apasiona. El secreto est√° en preguntarte si alguna vez has logrado sacud√≠rtelo del alma. Mi respuesta siempre ha sido no. La escritura me acompa√Īa. Crece y evoluciona conmigo. Todos los d√≠as aprendemos juntas.

De ah√≠ que pueda decir, con absoluta certeza, que el momento en el que decid√≠ emprender un camino sin frenos con destino a mi vocaci√≥n de escritora fue hace pocos meses. A trav√©s de un gran amigo, a quien le estar√© por siempre agradecida, conoc√≠ el proyecto Laboratorio de Escritura ‚ÄúEncrucijada‚ÄĚ, que de manera online diriges. Este espacio y mis compa√Īeros de laboratorio me han inspirado e impulsado a redescubrirme o, quiz√°s, a descubrirme como autora, a asumirlo con todas sus letras. A todos agradezco por formar parte de una experiencia tan enriquecedora.

¬ŅPor qu√© decidiste usar un seud√≥nimo en vez de tu nombre? ¬ŅQu√© evocaciones te trae el nombre que elegiste para firmar tu obra o a qui√©n rinde homenaje?

Utilizo el seudónimo Claude Nogueras en lugar de mi nombre porque la escritura es un acto tan introspectivo para mí, que a veces me produce la sensación de ser una persona distinta, conformada solo por letras e ideas que logro moldear durante las horas de creación. Es mi alter ego.

Claude es una modificaci√≥n del nombre Claudia, personaje principal del libro El cuervo dijo nunca m√°s, de Carlo Frabetti. Le√≠ esta novela en mi etapa adolescente y me caus√≥ un gran impacto. Me convirti√≥ de manera s√ļbita en amante definitiva de la poes√≠a y la prosa. Despert√≥ en m√≠ un instinto de indagaci√≥n que me llev√≥ a conocer, posteriormente, las creaciones de dis√≠miles poetas y escritores. Marc√≥ un antes y un despu√©s en mi relaci√≥n con la literatura. Por otra parte, Nogueras hace honor al apellido de Luis Rogelio Nogueras, escritor cubano cuya poes√≠a me cautiv√≥ desde el primer instante. Entend√≠ enseguida su obra y leerlo se me pareci√≥ a una conversaci√≥n, en la que me familiarizaba de manera incre√≠blemente f√°cil con la intenci√≥n de su voz y su forma de expresar.

cortesía de la entrevistada

¬ŅCu√°les son tus principales influencias creativas?

En todo momento, cuando hable de influencia, hablar√© de inspiraci√≥n. No me referir√© al hecho de partir, quiz√°s, del estilo de algunos autores para conformar el m√≠o. Nunca me ha resultado de esa manera. En realidad, tengo serios problemas para responder cuando me preguntan cu√°l es mi autor o mi libro favorito. La lista es tan extensa como alcanzo a recordar. Antes que escritora, me gustar√≠a considerarme una admiradora de todo tipo de autores y artes. No me cierro a ninguna creaci√≥n. Tal vez me aferro a unas m√°s que a otras porque conectan conmigo desde un punto de vista √≠ntimo. La cuesti√≥n es que, para m√≠, las influencias se traducen en golpes de motivaci√≥n, en lo que se siente cuando ‚Äúse te prende el bombillo‚ÄĚ. Es el caso de las historias que nacen de observar una fotograf√≠a, una escultura o, simplemente, del estado de √°nimo que me provocan las actitudes de los personajes de un libro. Tambi√©n pueden surgir de la letra de una canci√≥n o de la m√ļsica; incluso de las personas del d√≠a a d√≠a, que son grandes artistas y ni siquiera lo sospechan.

¬ŅC√≥mo definir√≠as tu estilo?

No sabr√≠a definirlo. Dir√≠a que mi creaci√≥n se encuentra en fase experimental. Estoy concentrada en explorar varios g√©neros dentro de la literatura y, a medida que lo he hecho, he encontrado nuevas formas de contar historias y conformar personajes. Probablemente me ubico en uno de los momentos m√°s importantes de mi desarrollo como autora; por eso a√ļn no me atrevo a caracterizar mi estilo de escritura. Queda un largo camino por recorrer. De hecho, siento una gran curiosidad por saber c√≥mo me percibir√°n los lectores. Soy toda o√≠dos.

Y tu proceso creativo, ¬Ņc√≥mo transcurre?

Puedo definirlo en dos etapas. La primera corresponde al momento en el que fundo a mi personaje: sus caracter√≠sticas, sus conflictos y el espacio en el que habita. Se asemeja a crear un universo, uno que empieza de cero cada vez que se inicia una historia. Puede demorar d√≠as, una semana o m√°s, en dependencia de los ritmos de la vida y las exigencias de labores adyacentes a la escritura. Llega a ser un proceso lleno de cuestionamientos, frustraciones, desesperanzas, expectativas traicioneras; pero se torna similar a la sensaci√≥n de subir a una monta√Īa rusa, pues sabes que se acerca el punto de inflexi√≥n y, de ah√≠ en adelante, ser√° una ca√≠da libre, a la que puedes dilatarle el aterrizaje tanto como prefieras. Concibo ese momento de ca√≠da como la fase de creaci√≥n literaria en s√≠, cuando ya soy capaz de monitorear los signos vitales de mis personajes y comienzo a escribir sin ataduras. En mi caso, las citas con la p√°gina en blanco deben transcurrir en absoluto silencio y completa soledad; raz√≥n por la cual a veces despierto temprano para escribir de madrugada.

A tu criterio, ¬Ņun escritor tiene que ser necesariamente un buen lector o basta con que sea un buen int√©rprete de su propia realidad?

Considero que la lectura es para la escritura lo mismo que la afinaci√≥n para la m√ļsica. En mi caso, leer me ayuda a escribir, me hace ‚Äúentrar en el tono adecuado‚ÄĚ. Por otra parte, la realidad de un escritor es tan transformable como alcance a dise√Īar su imaginaci√≥n. La realidad nos ofrece valiosas libertades de construcci√≥n literaria. As√≠ que definir√≠a ambas opciones como m√©todos de estudio, fuentes de inspiraci√≥n e impulsoras de la creatividad.

¬ŅCu√°l es el lugar que ocupa el escritor en el mundo contempor√°neo?

El escritor puede ser tan poderoso y versátil a través de su arte como se lo proponga. Puede convertirse en un magnífico showman de las letras, entretener y moldear lo increíble en la mente de sus lectores. Puede también darles voz e identidad, al crear personajes con los que las personas logren empatizar. Puede ejercer el derecho a la crítica mediante sus obras, desde puntos de vista históricos, sociales, culturales, económicos y proponer nuevas formas de entendimiento. En el mundo contemporáneo, específicamente, tan marcado por el intercambio en redes sociales, el escritor se convierte además en vocero, consejero, promotor directo de sus obras e ideas. Se ubica más cercano a sus lectores, tiene la posibilidad de conocerlos mejor y viceversa. En este sentido, adquiere también mayor responsabilidad y competencia al reinventarse constantemente y al generar un impacto en cadena que se propaga con alarmante rapidez.

¬ŅQu√© tipo de colaboraciones con otros artistas te interesar√≠an en tu vida creativa?

No me lo hab√≠a preguntado hasta ahora; pero me encantar√≠a adentrarme m√°s en el mundo de la escritura cubana actual, y conocer todas las posibilidades de colaboraci√≥n que existan. Me interesa la transversalidad entre las diferentes formas del arte, por lo que me gustar√≠a llevar a cabo proyectos que mezclaran la literatura con otros medios de expresi√≥n art√≠stica. Por el momento, alcanzo a pensar en mis maravillosos y talentosos compa√Īeros del Laboratorio de Escritura y en lo interesante que ser√≠a llegar a concretar una propuesta de obra literaria entre todos, una colecci√≥n de nuestras creaciones. Por otra parte, fantaseo con la idea de lograr la puesta en escena de mis obras teatrales. Me sentir√≠a muy honrada y ser√≠a un sue√Īo cumplido verlas interpretadas por actores y disfrutadas por el p√ļblico.

Un escritor es siempre un analista de su tiempo, ¬Ņhasta qu√© punto lo real es importante en tu obra?

Lo real podrá llegar a ser tan importante en mis obras como lo sea el objetivo supremo de estas. Soy bastante fiel a la idea de que el escritor debe escribir acerca de lo que sabe. Y si hay algo que sé o al menos siento, con toda certeza, es mi realidad. Esto no significa que no pueda reinterpretarla o ponerla de cabeza a la hora de plasmarla en una historia, al punto de llegar a transformarla en una realidad distinta. Tampoco significa que sea la misma realidad del lector o de otros escritores. Es completamente relativa. Creo que de este principio parte la originalidad y la genialidad de la escritura o de cualquier otra manifestación artística. Lo real, percibido de manera diferente por parte de todos, enriquecerá las obras con interpretaciones diversas, válidas y enfocadas en tantos puntos de vista como autores y lectores sean capaces de imaginar.

Eres una autora que juega con dis√≠miles g√©neros (el teatro para ni√Īos, la ciencia ficci√≥n, la narrativa, etc.), ¬Ņpor qu√© te interesa cruzar esas fronteras gen√©ricas?, ¬Ņqu√© nuevas visiones otorga ese cruzamiento a tu escritura?

El trabajo en dis√≠miles g√©neros constituye la l√≠nea trazada en ese plan experimental que hab√≠a mencionado anteriormente. Soy una escritora reci√©n nacida, dir√≠a yo, me resulta imprescindible explorar todas las formas de locomoci√≥n, expresi√≥n y gestualidad dentro de la escritura. Estoy convencida de que, en alg√ļn punto, sabr√© delimitar mi zona de confort; sin embargo, no ofrezco garant√≠a de que me quede ah√≠. Me gusta plantearme desaf√≠os y enfocarme en diferentes perspectivas. Por eso me interesa cruzar estas fronteras gen√©ricas. Se trata de aprender y lograr sorprenderme a m√≠ misma. Si el a√Īo pasado alguien me hubiese dicho que estar√≠a escribiendo teatro, por ejemplo, quiz√°s no me hubiese re√≠do, pero al menos hubiese hecho resistencia ante la credibilidad de ese augurio. Sin embargo, he encontrado un g√©nero en el que me siento bastante c√≥moda y que ha llegado a resultarme fascinante.

No voy a negar que, a veces, encontrarme ante un océano tan vasto de posibilidades genéricas me ha provocado cierta parálisis como escritora, o me ha hecho correr el riesgo de brincar de un género a otro sin llegar a vincularme con ninguno. No obstante, he logrado dedicarle el tiempo necesario al estudio de las particularidades que se requieren para la escritura en cada caso y continuaré haciéndolo. Tengo claro que la base para desarrollar la experticia en cualquier campo parte de la constancia y la paciencia, así como del esfuerzo realizado en la medida correcta.

cortesía de la entrevistada

En tu obra abordas la reescritura y actualizaci√≥n de los mitos griegos, ¬Ņqu√© tienen estas historias antiqu√≠simas que contarnos y por qu√© volver a ella desde una mirada actualizada?

La mitolog√≠a ha sido uno de mis grandes descubrimientos dentro de la escritura. Si bien hab√≠a estudiado antes algunos mitos y leyendas, no hab√≠a vislumbrado la posibilidad de utilizarlos en la creaci√≥n. Cuando tuve conciencia de esto, me result√≥ tan obvio como saber mi nombre. Claro que pod√≠a transformar lo que tan ingeniosamente hab√≠a sido creado hac√≠a muchos a√Īos y traerlo a un contexto actual, incluso futurista. La mitolog√≠a es como la realidad de otro mundo, nuevamente me detengo en lo relativo que puede llegar a ser aquello que conocemos o creemos conocer. Desde nociones tan distintas a las actuales, referidas a los or√≠genes del d√≠a y la noche, la luna y el sol, la mortalidad y la inmortalidad, hasta el replanteamiento de las reglas entre los lazos familiares, la moralidad, o las relaciones entre los hombres y los animales, entre otras cuestiones; la mitolog√≠a es un universo de libertades, sin censuras, de lo inimaginable, de l√≠mites difusos o inexistentes en lo absoluto. Todo esto la convierte en un para√≠so para el escritor, tan apetecible como envidiable, pues siempre me hace cuestionarme si alguna vez llegar√© a crear algo tan perfecto y completo, como el gran entramado de mitos y leyendas que conforman un sistema de historias con valor universal imperecedero.

Volvería a ella una y otra vez en mis escritos por dos razones: por una absoluta fascinación personal y para mantenerla latente, de la manera más honrosa posible, dentro de la literatura. Cuando trabajo en su reescritura y actualización, lo hago con el propósito de brindar una lectura nueva de estas historias antiguas y con el objetivo también de dejar abierto el camino hacia la historia original, lo que puede resultar muy beneficioso para aquellas personas que quizás no se hayan acercado lo suficiente a su estudio.

¬ŅEl mundo del teatro infantil (en este caso espec√≠fico, su escritura) es tan dif√≠cil como muchos otros dramaturgos han afirmado antes? ¬ŅQu√© particularidades has descubierto al encauzarte en esa ruta?

Cuando me dispongo a escribir en cualquier g√©nero no suelo pensar en las dificultades que pueden llegar a presentarse. Simplemente escribo con el empe√Īo de llegar al final. En el caso del teatro para ni√Īos no fue diferente. He escuchado que muchos autores lo consideran dif√≠cil; sin embargo, pude abordarlo con tranquilidad y confianza. ¬ŅEs particular? Por supuesto. Escribir para ni√Īos implica, al mismo tiempo, no excedernos en intentar escribirles. Creo que se puede incurrir en el error de explicar demasiado o utilizar expresiones que quiz√°s puedan subestimar la inteligencia de los peque√Īos lectores. Es necesario delimitar el rango de edades para el que se escribe, definir el p√ļblico meta y, a partir de ah√≠, modular el lenguaje, los temas a tratar, as√≠ como la manera de expresar las ideas sin que el ni√Īo lo encuentre en exceso complejo o, por el contrario, expl√≠cito. Un equilibrio en este sentido garantizar√° que se mantenga atento hasta el final de la obra. Una vez se hacen a un lado estas preocupaciones, la literatura infantil es muy divertida de crear. Especialmente en el g√©nero teatral, con su car√°cter dual, literario y de representaci√≥n, la escritura se convierte en una grata experiencia, pues te permite imaginar las acciones de los ni√Īos sobre el escenario y el desborde de sus personalidades arrolladoras y espont√°neas.

¬ŅCu√°les son las principales ventajas que el mundo contempor√°neo le puede ofrecer a un artista, y cu√°les los principales h√°ndicaps?

Tal y como expresaba anteriormente, son innegables las ventajas que el mundo contempor√°neo le otorga al artista a trav√©s de su presencia en redes sociales. Le facilita un medio para la promoci√≥n y distribuci√≥n de su obra, as√≠ como para el establecimiento de un contacto m√°s directo e inmediato con sus seguidores. Le plantea la posibilidad de acceder a numerosos cert√°menes internacionales y de participar, de manera virtual, en conferencias, ferias y dem√°s eventos desde cualquier parte del mundo. Podr√≠a hablarse entonces de la globalizaci√≥n del arte. Sin embargo, la creaci√≥n de contenido en redes o sitios web no siempre se realiza de forma responsable y, junto al valor creativo de diversas obras art√≠sticas, coexisten otras de conceptos err√≥neos y proyecciones con car√°cter destructivo. Por esta raz√≥n es importante desarrollar estrategias de posicionamiento, para ubicar al buen arte en las plataformas indicadas, que le permitan desarrollarse y protegerse dentro de un entorno adecuado de convivencia virtual, y en el que se canalice a un p√ļblico meta determinado.

Por otra parte, si hablamos de ventajas y desventajas, me viene a la mente tambi√©n el caso de las autopublicaciones en el mundo literario y las crecientes posibilidades virtuales que¬† llaman a la puerta del escritor. Los autores deben pensar en esta forma de publicaci√≥n como en las dos caras de una moneda: funcional siempre y cuando la acompa√Īen factores como la experiencia, el prestigio de autor y las herramientas cognoscitivas necesarias; e ilusoria cuando, desarmado de dichos factores, el escritor corre el riesgo de dejarse llevar por cantos de sirenas y convertirse en el responsable de conducir su obra a un tr√°gico naufragio.

cortesía de la entrevistada

El a veces dif√≠cil recorrido de los premios literarios ha comenzado a abrir sus puertas para ti. Acabas de obtener el Premio Laboratorio de Escrituras ‚ÄúEncrucijada‚ÄĚ en su primera edici√≥n, y adem√°s en dos categor√≠as de las tres convocadas (Narrativa y Proyecto Literario). ¬ŅCu√°les son los beneficios puntuales que sientes que un premio puede otorgarle a un autor novel como t√ļ?

Aprovecho esta ocasi√≥n para agradecerles nuevamente a todos los involucrados en la realizaci√≥n de esta primera edici√≥n del Premio, especialmente a los jurados Eduardo Herrera Baullosa, Annalis Castillo Segu√≠, Milho Montenegro, Malena Salazar Mac√≠a, David Mart√≠nez Balsa y Eric Flores Taylor, por la dedicaci√≥n y el arduo trabajo de deliberaci√≥n realizado. Igualmente, felicito a todos mis compa√Īeros del Laboratorio participantes del concurso, especialmente a los ganadores: Rolando Enrique Labrador (ganador del Premio de Poes√≠a), Melissa D√≠az Leyva (Menci√≥n en Poes√≠a), Diana Mesa Levy (Menci√≥n en Narrativa), Lisandra Quir√≥s Izquierdo (Menci√≥n en Narrativa), Shabely de la C. Botello (Primera Menci√≥n en Narrativa) y Amelia Apolinario (Menci√≥n en Proyecto).¬†

Obtuve el premio de Narrativa con mi relato Mujer-canci√≥n, donde abordo la relaci√≥n entre los recuerdos y la m√ļsica; mientras que, en el caso de la categor√≠a de Proyecto Literario, result√© ganadora con mi proyecto de obra dram√°tica Zona Mundo: descendientes de la ira, basada en una investigaci√≥n y actualizaci√≥n de la mitolog√≠a griega, emplazada en un contexto futurista. Para una autora novel como yo, los premios en cert√°menes literarios influyen mucho en la motivaci√≥n y consolidan la seguridad y la confianza que uno desarrolla respecto a su escritura. A pesar de la subjetividad a la que se someten las obras en concurso, los galardones brindan la oportunidad de ganar una mayor visibilidad y ponen en valor el trabajo del escritor, avalado por el criterio de expertos. Por otra parte, triunfar en un certamen puede significar la entrada al mundo de los contratos editoriales y constituir un paso m√°s de avance hacia la materializaci√≥n del sue√Īo de ver publicada la obra.

M√°s all√° de la p√°gina en blanco, ¬Ņqui√©n es Claude Nogueras?

Un signo de interrogante y una corredora contrarreloj, cazadora de migajas de tiempo. Claude Nogueras transcurre entre espacios de observaci√≥n, cuestionamiento y estudio. Es de una edad distinta cada d√≠a, de pensamientos indisciplinados con un com√ļn denominador: el sue√Īo de aprisionar el coraz√≥n de los lectores. Si no habita en la p√°gina en blanco, entonces acampa en sus fronteras. No se concibe en ning√ļn escenario distante de los dominios de la literatura y de las tierras conquistadas en su favor.

cortesía de la entrevistada

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Excelente entrevista. Ese signo de interrogante que eres, Claude Nogueras, ha sido despejado magistralmente por Elaine Vilar, que nos dio la oportunidad de conocer qui√©n sue√Īa detr√°s de esa mujer-canci√≥n.
    Enhorabuena por el Premio, por la entrevista y por los libros que a√ļn duermen. De seguro tambi√©n las obras teatro ser√°n, en un futuro no muy lejano, exitosas puestas en escena.
    Abrazo virtual para ti.

  • Suscripci√≥n

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

     
    ÔĽŅ