El sonido por una mujer

Dayana Liz García Brizuela trabaja en Producciones Abdala, pero su proceso de superación comenzó en la Universidad de las Artes (ISA) donde se graduó en la especialidad de Dirección Musical de Sonido.

Aunque no se suele mencionar la gran presencia de mujeres en el universo del sonido; la historia de Dayana devela su experiencia, junto a la de muchas otras mujeres que se desempeñan profesionalmente en la industria fonográfica cubana.

¿Cómo fue que decidiste comenzar tu carrera en el ISA?

Me decidí a estudiar Dirección Musical de Sonido cuando estaba cursando el tercer año en Nivel Medio. Junto a unos amigos, tenía un grupo de covers de rock; en aquel entonces con la ayuda de la escuela tuvimos hasta nuestros equipos.

En aquellas presentaciones la calidad del sonido no era buena, y me propuse trabajar en ese sentido. Así fue como me empecé a interesarme por asuntos más técnicos y me incliné por la que luego sería mi carrera.

Fotos cortesía de la entrevistada

¿Quiénes son tus referentes?

Quiero empezar por nombrar a mis profesores. Las enseñanzas que adquirí a su lado, siempre serán mi guía a la hora de grabar y mezclar la música. Considero óptimo tomar lo mejor de quienes me enseñaron y de esa manera conformo mi método de trabajo.

En el ámbito internacional son ejemplo a seguir Bruce Swedien, Chris Lord-Age y Dave Pensado. Ellos se desempeñan en otro tipo de género; pero aún así me gusta mucho observar sus métodos y recursos.

¿Qué géneros musicales prefieres trabajar?

En la primera posición para mí está el rock y sus variantes. Me gustaría tener la oportunidad de trabajar el rock dentro de un estudio de grabación con todas las condiciones. Aunque hasta el día de hoy no se me ha presentado la oportunidad.

Desde que empezó mi vida laboral, otros géneros se han insertado en mi lista de preferencia; entre ellos: el jazz, la música de concierto y el son. Todos son de mi disfrute durante cada paso del proceso de creación.

¿En qué discos has tenido la oportunidad de trabajar?

Con tan corto tiempo de trabajo en la carrera, me siento afortunada por participar en varios discos como asistente. Tengo un recuerdo muy lindo, del más reciente disco del Coro Entrevoces con la maestra Digna Guerra pues fue un gran proceso, sobre todo muy instructivo.

Sobre la música tradicional cubana aprendí mucho, con Ernesto Reyes Palma, más conocido como Palma, director de Los Jóvenes Clásicos del Son. Eso fue durante la grabación del disco De todo un poco; en esa ocasión estuve asistiendo a la ingeniera Rebeca Alderete.

Fotos cortesía de la entrevistada

Recuerdo también un disco que se hizo con los ganadores del Festival Jojazz, en el que asistí a la labor del ingeniero Giraldo García. Entre los grandes músicos que formaron parte de ese proyecto están Janio Abreu y Rodney Barreto.

He tenido la oportunidad de participar en varios proyectos: entre ellos se encuentra el disco de Ondy Vazquez y los Guardianes del ritmo; Maichel Blanco y Combinación Cubana, y también el próximo disco de Chispa y los Cómplices.

Entre los más importantes para mí, está el disco del joven compositor Daniel Toledo Guillén, ganador de la beca Conmutaciones de la Asociación Hermanos Saíz. Inolvidable el proceso con cada una de las obras y el privilegio de grabar a la maestra Niurka González.

¿Cuál es tu proceso favorito durante la creación de un fonograma?

Para hacer música definitivamente prefiero la etapa de grabación, un proceso bello. Aun no he tenido un proyecto propio, liderado por mí, en el que me ocupe tanto de la grabación, como de la edición, la mezcla y la masterización.

Me place cuando el ingeniero va a mezclar y ya tiene claro el sonido que quiere para esa agrupación, y cómo ha de ser el montaje de los instrumentos. Es muy interesante cómo surgen los procesos creativos durante la grabación de un disco, las decisiones que deben tomarse al instante en aras de la calidad de la música.

¿Qué proyectos has realizado durante la cuarentena?

Recientemente realicé la grabación y parte de la mezcla del concierto titulado Del agua que bebemos con la música del programa con el mismo nombre. Este proyecto lo realicé de conjunto con Harold Merino Bonet.

También grabamos el disco del Dúo Saudade, una grandiosa experiencia surgida gracias a la beca El Reino de este mundo de la AHS. En estos momentos, ese disco se encuentra en etapa de mezcla.

Asistí en el disco de Jorge Amado Molina, como parte de la Beca Conmutaciones también de la AHS. Una gran ocasión en la que estuvo involucrada la Orquesta del Lyceum de La Habana.

Actualmente me encuentro, como ingeniera de grabación, en la próxima producción discográfica de Pascual y Tumbao Habana.

Fotos cortesía de la entrevistada

¿Cómo ves la presencia femenina en tu sector?

Hay muchas mujeres, al menos en Abdala somos varias y conozco que en la EGREM es de igual manera. Hay otras en camino que en estos momentos se encuentran en formación. Por eso me atrevería a decir que en este sector la mujer está muy bien representada.

En el mundo muchas mujeres trabajan el sonido. Hay grupos, páginas y conferencias que dirigen sus objetivos y acciones al trabajo realizado específicamente por mujeres. Me parece que la presencia femenina está fuerte en el sector y que seguirá incrementándose.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Muchas felicidades Dayana. Estoy seguro de tu profesionalidad y el empeño por ser cada día una excelente especialista musical. Magníficos ejemplos son tus padres. Para todos un gran abrazo.

  • Suscripción

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico