El periodismo cultural es f√°cil si eres la foca que aplaude

El mundo de lo cultural siempre le llam√≥ la atenci√≥n. Tal vez por eso muchas veces ‚Äúrobaba‚ÄĚ algunas l√≠neas del peri√≥dico Adelante, en Camag√ľey, para mostrar algo de lo que le gustaba escribir, aunque le tocara, ‚Äúpor plantilla‚ÄĚ, hablar primero de guajiros o vacas.

Y es que Mar√≠a Antonieta Colunga Olivera, joven periodista que recientemente obtuvo uno de los Premios de Periodismo Cultural Rub√©n Mart√≠nez Villena, siempre tuvo como leitmotiv a la cultura. Pero no bastaron llantos o pataletas para que pudiera escribir de ello desde su graduaci√≥n. Primero tuvo que adentrarse en otros sectores hasta que… hace m√°s de un a√Īo lo consigui√≥, y m√°s tarde, present√≥ trabajos al concurso.

el_periodismo_cultural_h
¬ęSi mi nombre va a aparecer (…), debo sentir orgullo por lo que hice y firm√©¬Ľ (Foto: Leandro Armando P√©rez P√©rez)

¬†¬ęEs la primera vez que participo. Antes quer√≠a pero como no atend√≠a el sector y solo escrib√≠a algunas cosas, no publicaba con la frecuencia. Por entonces yo hablaba de guajiros, boniato y vacas, y el concepto de cultura que se tiene en los medios de prensa es m√°s estrecho¬Ľ, asegura antes de definir su concepto de ‚Äúcultura‚ÄĚ, que trasciende los moldes de lo art√≠stico.

¬ęLa oportunidad me lleg√≥ hace un a√Īo, cuando la periodista que atend√≠a la p√°gina sali√≥ de licencia por maternidad. Durante los doce meses siguientes trabaj√© mucho, y pude hacer una selecci√≥n fruct√≠fera¬Ľ.

¬ŅDe qu√© trataban tus materiales?

Bueno, una trata de ser un poco pícara y si es para la Asociación Hermanos Saíz (AHS) vincula sus propuestas con el arte joven y las nuevas iniciativas artísticas de las generaciones que están buscando hacerse ver.

Trat√© de incluir trabajos que hablaran de la labor de la asociaci√≥n en el territorio, no solamente porque fuera un concurso de la AHS, sino porque Camag√ľey tiene un movimiento art√≠stico joven muy fuerte y siento que es de la gente que m√°s est√° haciendo culturalmente por la provincia.

Adem√°s apost√© por textos que me parecieron pol√©micos o que fueron √ļtiles en su momento, y que hablaban de mi labor como periodista y de la visi√≥n que tengo de lo cultural. Recuerdo uno que hablaba de un artesano y otro de un rockero, dos zonas de la cultura que no son las que m√°s vemos en los medios, motivo por el cual intent√© convertirlos en un pretexto para la reflexi√≥n y el pensamiento.

¬ŅY en cuanto a g√©neros, qu√© llevaste?

Nunca he sido detractora de ning√ļn g√©nero, pero realmente la informaci√≥n no es mi fuerte, sobre todo porque en un mundo tan mediatizado la gente se entera primero a trav√©s de la radio y la televisi√≥n. De esa forma, a los peri√≥dicos nos corresponde cercenar un poco m√°s la roca y mostrar la causa de las cosas. Envi√© reportajes de investigaci√≥n, comentarios y otros materiales de opini√≥n, pues siento que son de los g√©neros que m√°s le faltan a nuestra prensa.

¬ŅApostar por la cultura no pudiera considerarse en cierta forma una actitud facilista?

Quizás a la gente le pueda parecer que el periodismo cultural es el más fácil de hacer en Cuba. En realidad no es así. Realmente se te facilita la información, pues los artistas están muy dispuestos a salir por los medios para promocionarse y no es tan complicado acceder a ellos o a las instituciones. Pero se pierde en eso, en la promoción o en la fanfarria, y en exponer positivamente todo lo que sucede, cuando sabemos que no todas las expresiones artísticas son tan loables y muchas veces se hacen cosas solo para rellenar cifras.

Mucho más difícil es cuando quieres hacer algo valedero, pues el sector es extremadamente complicado y sensible, y cuando tocas a alguien con el pétalo de una rosa llueven cartas a la dirección de tu medio y la gente se siente personalmente agredida, aunque solo hables de su obra.

No es fácil, aunque puede parecer que el periodista de Cultura es el que mejor vive, el que más trabajo tiene para hacer, al que no le falta qué entregar todos los días y la tiene cómoda porque le traen papelitos y carteleras.

Realmente s√≠ resulta f√°cil si te dedicas a hacer lo que el artista quiere de ti, si te conviertes en un vocero de lo maravillosos que se creen los artistas o de lo buenas que se consideran las instituciones. Ser√≠a f√°cil, si te dedicaras a ser la foca que aplaude, pero si realmente te propones tirarte del trampol√≠n se convierte en un ejercicio que demanda mucho de ti. Criticar a un artista exige saber para que luego no seas t√ļ el que quede en tela de juicio.

¬ŅTienes una idea acabada de lo que pudiera faltarle?

No me gusta hablar del periodismo cubano para no generalizar, porque se incluyen individualidades que no deben estar ah√≠. Por ejemplo, si dices que est√° en decandencia y te topas con muchachos que merecen no estar nombrados ah√≠, como Yuris N√≥rido o la gente del Noticiero Cultural, que se empe√Īa en hacer cosas.

Es cuestión de cada quien. El periodismo cultural transita por los mismos lugares que el periodismo general: por rutinas productivas que se han pegado como el sarro y son muy difícil remover, que te hacen cumplir con coberturas intrascendentes pero que deben salir.

Sin embargo, est√° el compromiso que representa tu firma. La misma que te obliga a no transigir y a tratar que tu trabajo sea digno, que puedas leerlo con orgullo de aqu√≠ a veinte a√Īos. Siempre busco eso, si mi nombre va a aparecer all√≠ debo sentir orgullo por lo que hice y firm√©.

El periodismo cultural adolece de buscar un poco las historias, de complicarse. Quizás la gente no lo hace porque los artistas son muy sensibles y porque aquí, como la Salud y la Educación, la Cultura es un sector casi sagrado. No debería ser así. La creación artística, en buena medida, se solventa con los recursos, y tiene que ver la espiritualidad de todos, por eso a todos nos corresponde elogiarla, criticarla o defenderla.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ