El periodismo cultural audiovisual en Cuba: Lied Lorain y el Noticiero Cultural

Abrimos Paréntesis para reflexionar sobre el periodismo cultural audiovisual que se hace hoy en nuestro país a partir de las opiniones y criterios de una periodista que ha participado en diversos espacios culturales de nuestra televisión. Con Lied Lorain, periodista del Noticiero Cultural de la Televisión Cubana, conversamos.

Desde sus años como estudiante de la carrera de Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Habana, Lied Lorain comenzó a colaborar muy pronto con el Sistema Informativo de la Televisión Cubana. Quizás por eso no dudaron, una vez concluida su carrera universitaria, proponerle comenzar su vida laboral en esa institución. Es común verla compartir criterios, opiniones, preocupaciones, en varios espacios informativos, y recientemente en el Noticiero Cultural, colectivo que integra desde hace varios meses.

Este primer acercamiento al periodismo, ¿de dónde viene la motivación? ¿Y cuándo ocurre?

Si te digo un cuándo o un cómo te voy a mentir. Desde que era una niña dije en mi casa que quería ser periodista, y siempre tuve claro que eso era lo que quería. Entré a la Secundaria sabiendo que quería ir al Pre para estudiar Periodismo, y nunca me planteé otra carrera. Yo fui a las pruebas de Periodismo y dije, si suspendo, ya pensaré que otra cosa pongo en la boleta, pero aprobé, felizmente, y aquí estoy.

En el transcurso de la carrera de Periodismo todos los estudiantes tienen la posibilidad, en las prácticas preprofesionales, de pasar por diferentes medios de prensa, escrita, radial, televisiva. ¿Por qué te decides por la Televisión?

Estuve en varios medios, tuve la posibilidad de estar en Juventud Rebelde, de estar en las emisoras Radio Rebelde, Radio Metropolitana, en la Agencia de Información Nacional (AIN), pero estuve, en segundo año de la carrera, en el Sistema Informativo, y fui feliz ahí. Me sentí muy identificada con el medio, con el trabajo, con el hecho de pensarlo en imágenes, con la dinámica que había ahí… Fue diferente de todos los demás lugares, independientemente de que la prensa escrita me atrae mucho también, y la radio no tanto, pero la respeto mucho.

A tu modo de ver, ¿qué atractivos brinda el Sistema Informativo de la Televisión Cubana a un periodista recién graduado?

Pienso que hay muchas oportunidades, que sí se logra hacer muchas cosas, y creo que mi experiencia no es el único caso. Llegamos juntas seis muchachas y las seis hemos tenido un desempeño muy bueno, con espacios, con secciones propias, y eso no es otra cosa que el hecho de que te brinden la posibilidad, te den la confianza para asumir determinados trabajos, aunque por supuesto, haya alguien orientándote, porque no tenemos experiencia.

Laboras en el Sistema Informativo de la Televisión Cubana, pero llegaste recién graduada a la redacción dela Revista Informativa Buenos Días, que implica mucho esfuerzo, mucha dedicación, y sobre todo, que le guste a uno mucho desempeñarse allí. Cuéntame de esta experiencia y qué significó para ti formar parte de ese grupo de redactores desde tan temprano en la mañana.

El trabajo en Buenos Días es muy difícil, primero porque desde que te lo dicen y sabes que te tienes que despertar a las tres de la mañana seis días a la semana, no sabes cómo vas a asumir eso, sobre todo físicamente, pero el trabajo es muy bueno. En la revista se trabaja muy bien, somos un equipo muy bien articulado, todo el mundo sabe lo que tiene que hacer y todo fluye perfectamente. Yo empecé haciendo temas nacionales,y venía de hacer culturales todo el tiempo que estuve en el Sistema Informativo, y que además era lo que más me interesaba y tuve que insertarme el otro tema. Primero fue un poco difícil, pero aprendí mucho, tuve la oportunidad de formar parte  de equipos de transmisiones especiales, cuando la Cumbre de la CELAC, los Primeros de Mayo, las elecciones, eso te da una experiencia de dinámica. La revista tiene eso, estamos haciendo los trabajos mientras ya está al aire, no hay un «sale a tal hora», es «está en el aire y tu trabajo está o está», y eso no sucede en otro espacio que no sea ese.

En la propia revista informativa, comenzaste a trabajar los temas de cultura, y de pronto, no solo te vimos conduciendo el espacio cultural, sino en los comentarios especializados. ¿Por qué entonces esta inquietud?

Realmente, la idea fue de la directora del Buenos Días, Yailén Ínsua, que es maravillosa y nos da muchas oportunidades a los jóvenes que estamos ahí. Ella nos ofreció a un grupo de jóvenes hacer comentarios de varias temáticas y yo asumí el tema cultural. Se trataba de ofrecer opiniones sobre lo que está aconteciendo en el ámbito cultural, que a veces se tratan solo como noticia, y pasan sin que haya un análisis, sin que alguien se acerque a ellos desde esa irada objetiva, de su importancia.

¿Cómo evalúas la calidad del periodismo cultural que se hace hoy en nuestro país, y en nuestra televisión?

Pienso que, como todo, está muy abierto a la crítica, y pienso que además, cuando uno trabaja para un público tan amplio van a haber detractores, van a haber personas a las que les guste más, personas a las que les guste menos. Pero pienso que todos los periodistas que trabajan en el sistema informativo, que atienden la cultura, trabajan con mucho amor por lo que hacen. Se trabaja con esfuerzo, y lo que se logra hacer es esfuerzo personal de los periodistas que están ahí. Hay que gestionar las imágenes, las entrevistas, el contacto con las personas para que no se vayan las oportunidades, y eso es, sobre todo, digno de respeto, y que por supuesto, en algún momento, será mejor, en otras no será como el mismo periodista quisiera, pero pienso que sí se hace un buen periodismo.

Desde hace varios años son diversos los espacios informativos dedicados a la cultura, pienso por ejemplo en Diálogo Abierto, en Vitrales, también en el Informativo de Arte y Literatura Hurón Azul, en el espacio del Noticiero Dominical, y en el Noticiero Cultural desde hace dos años. ¿A qué atribuyes esta preocupación por la cultura y esta apertura en los espacios informativos que antes no existía?

Pienso que es sobre todo una necesidad, pasan muchas cosas en Cuba. La cultura cubana es muy activa, hay muchos artistas, con talento, en todas las manifestaciones de las artes. Hay un amplio programa de eventos sucediendo todo el tiempo, en todo el país, de distintas manifestaciones, de cultura comunitaria, de patrimonio. Había la necesidad de que existieran esos espacios para que esos artistas, esa obra, esos eventos, no se perdieran, no pasaran sin que las personas tuvieran la posibilidad de saber, porque por supuesto, por localización, por las propias historias de las personas, no se puede asistir a todas las funciones o a todas las exposiciones, y la televisión y los medios en general, son la vía por la cual la mayoría del público puede acercarse a lo que está sucediendo.

¿Consideras que la existencia de estos espacios garantiza una total cobertura, además jerarquizada, de los espacios y protagonistas de la cultura cubana?

Decir que todo está, no puedo. Por supuesto que siempre se nos quedan cosas fuera, y hay trabajos que no caben cuando cerramos una emisión y sufrimos por ello. Pero sí, hay un espacio mucho más amplio para hacer saber lo que va sucediendo.

Estudiaste Periodismo en la Universidad de La Habana, y en varias universidades del país se estudia la carrera. ¿Tú consideras que el periodista que egresa está preparado para insertarse en los medios de comunicación de nuestro país?

Creo que por lo menos las herramientas básicas las tenemos, fue mi experiencia. Lo que yo adquirí en la universidad para mí ha sido fundamental y me ha servido muchísimo. Por supuesto que cuando llegas a la realidad hay una diferencia entre la teoría y la práctica, pero en eso también atina la carrera en nuestro país, porque tiene previsto un plan de continuas ubicaciones laborales para las prácticas, en las que vamos viendo exactamente los desempeños en los distintos medios, lenguajes… Depende del interés personal de cada profesional, de que te acoples a las necesidades del medio, adquieras las rutinas productivas…

Aun cuando sé que el colectivo del Noticiero Cultural del cual también formas parte realiza cotidianamente un ejercicio de crítica cultural, hoy una de las preocupaciones referentes a la cultura es que hay pocos profesionales ejerciendo la crítica. ¿Qué opinas tú?

Hasta hace pocos años había muy pocos espacios hablando de cultura. Han surgido todos estos programas, y si bien cuando menos espacios había, lógicamente, se dedicaban a informar, ahora mismo se está haciendo un poco más de crítica. Se necesita que los propios profesionales que trabajamos la cultura, tengamos una especialización, porque no podemos ejercer una crítica seria sino tenemos la preparación artística, estética, para acercarnos a las diferentes manifestaciones. Es complejo, y necesita de un proceso de maduración.

El Noticiero Cultural es un reclamo de varios intelectuales y artistas cubanos en el Congreso de la Uneac y también en el de la AHS. Háblame de este espacio y sus características.

El Noticiero Cultural ha venido a llenar un espacio que era necesario, porque habían surgido otros como Diálogo Abierto, Vitrales, que tienen una frecuencia semanal. El hecho de que exista diariamente un noticiero dedicado a la cultura, un sector que genera tanta información, como ya te expliqué, es sumamente importante, y que lo enfoquemos de la manera que se hace, informando pero con un carácter analítico, y de exclusiva, marcando una diferencia con otros espacios.

¿Qué papel desempeñas dentro de ese colectivo?

Dentro del Noticiero tengo a mi cargo la realización de la Cartelera Cultural, dos veces por semana, un trabajo que puede parecer sencillo, pero es muy complicado, porque hay que estar todo el tiempo buscando y jerarquizando y balancear informaciones, en fin. Es un trabajo que asumí pensando que no iba a ser para mí tan importante, y me ha enseñado mucho, a hacerlo con rapidez, y que la información sea cierta. Además me encargo de la sección Contrapunteo, que tiene la modalidad de abordar durante toda la semana un tema en específico. Escogemos un tema cultural, de las artes cubanas, y tratamos de abordarlo desde distintas miradas durante toda la semana, y yo tengo a mi cargo generalmente, hacer el reportaje que abre el debate, y en algunas ocasiones, el comentario, que es un reto entonces mayor. Cierra el debate el periodista Yuris Nórido, este comentario es intermedio para ofrecer otros puntos de vista sobre el tema.

¿Qué temática o temáticas prefieres?

Prefiero la música, me gusta muchísimo la música, como público, y entonces abordarla desde mi trabajo me causa placer. Y las artes plásticas me encantan y me parecen un reto muy grande, porque sí necesitan una mayor especialización, y entonces, a veces no hago todo lo que quisiera por respeto a mí misma. Prefiero ir adquiriendo preparación, pues es mejor, si uno va a hacer algo, hacerlo bien.

Volvamos entonces a Contrapunteo y la labor que realizas en el Noticiero Cultural. Allí se necesitan temas diversos y mucho conocimiento. ¿Cómo te preparas para salir airosa? ¿Tienes alguna fórmula en particular?

Leer. Leer, escuchar, preguntar. Creo que no hay otra manera, cada vez que sé que tengo un tema, gasto por lo menos una semana buscando en internet, buscando en los libros que yo pueda tener en mi casa, preguntando a las personas que sé que están en el medio y que han abordado el tema, y les pregunto qué piensan, qué les parece, y les comento cómo lo veo para tratar de ser un poco certera y salir airosa de una responsabilidad muy grande que es ejercer el criterio, no solamente informar, y que no vas a quedar bien con todo el mundo porque lógicamente, cuando ofreces tus criterios, hay personas que están de acuerdo con lo que dices y otras que no. Y hay que hacerlo con base, dar tesis sólidas.

Después de dos años de salir al aire el Noticiero Cultural del cual formas parte, ¿qué crees que le falta a este espacio?

Creo que nos falta tener más recursos, más medios para poder hacer un mejor trabajo. Somos un colectivo pequeño, lo cual es bueno porque estamos muy identificados con lo que hacemos y nos articulamos bien, pero al mismo tiempo, hace que no alcancemos para todo lo que queremos hacer, y estas carencias con las que nos enfrentamos son las mismas que tiene la sección cultural del Informativo, por ejemplo. Temáticamente el noticiero va bastante bien, en mi opinión, porque tratamos no solo de informar, sino de que sea analítico, que tenga espacio para todas las manifestaciones, para todas las provincias. Pasaba mucho con la cultura, y creo que todavía pasa, que muchos de los grandes eventos suceden el La Habana y entonces la mayoría de las noticias eran desde La Habana, por supuesto, y tratamos de darle espacio a todo lo que hacen los corresponsales porque también en provincias pasan muchísimas cosas importantes, que vale la pena que se conozcan.

Para una profesional de la Comunicación apasionada por lo que hace, ¿en qué proyectos trabajas o piensas trabajar en un futuro inmediato?

Ahora mismo el Noticiero Cultural es mi reto más grande porque tengo muchas responsabilidades ahí las cuales quiero poder desarrollar bien, y estoy centrada en superarme, leer, aprender, ir a cursos, talleres, que me hagan crecer y hacer bien mi trabajo, y me den una preparación para poder asumir otros retos haciéndolo bien.

Conductora: Maurín Delgado

 

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Responder a Jonás Grey Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Liet, le ha puesto un sello propio a las culturales, con ella el Estelar del Noticiero cobra vida.
    Ojalá la pudieramos ver todos los dias con esa bella sonrisa. Mi gratitud a todos aquellos que día a día nos mantienen bien informados.

  • Suscripción

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico