El ideario del Che en voz de su hija Aleida Guevara

Quizá porque estuvo marcada por la improvisación sobre el conocimiento cabal de lo que expresó, por el ímpetu con que defiende lo que su padre creyó y ella profesa a ultranza, Aleida Guevara March prestó certeramente su voz a Ernesto Che Guevara en la conferencia El ideario del Che y su papel en los procesos de cambios actuales en Cuba, clausura del holguinero XIII Congreso Iberoamericano de Pensamiento.

La reconocida pediatra e hija mayor del líder argentino–cubano basó su intervención en la lectura de fragmentos de El socialismo y el hombre en Cuba y su posterior comentario, “mi Biblia personal”, dice Aleida, “un escrito extraordinario que sigue teniendo plena vigencia 55 años después de haber sido escrito”, recalcó.

Aunque el público asistente fue variado; incluso personas de otros países participantes del Congreso —que formó parte de la XXIV Fiesta de la Cultura Iberoamericana, realizada en Holguín del 24 al 30 de octubre—, las palabras de Aleida estuvieron dedicadas principalmente a los jóvenes.

“Es inadmisible que hayan desaparecido muchachos en México y tengamos que esperar para reaccionar, sobre todo los jóvenes que tienen fuerza y pujanza. Es nuestro deber y debemos protestar cotidianamente ante eso y educar a las nuevas generaciones”, comentó la también directora del Centro de Estudios Che Guevara, en La Habana.

La realidad cubana contemporánea y sus variados matices fue reflejada en su intervención hilvanada con la obra guevariana: “La cuestión no es solamente hablar, sino que las personas puedan palpar los cambios. Conversamos mucho de economía, pero dónde está la formación del hombre nuevo. Todo desarrollo material debe ir aparejado al desarrollo de la conciencia social”, enfatizó Aleida.

Foto: Carlos Rafael

La autora del libro Evocación—que testimonia la relación entre sus padres y que acaba de presentarse en Tailandia— reflexionó también sobre la formación ideológica de las nuevas generaciones y el éxodo de jóvenes profesionales, en los que el Estado ha invertido en su formación, a otras regiones del mundo.

 “¿De quién es la culpa? De nosotros que no formamos con el ejemplo cotidiano. ¿Dónde estamos fallando? Esto tenemos que diagnosticarlo y compartir las cosas buenas como sociedad. Todos sabemos dónde están los problemas, pero nos quedamos ahí, como paralizados. ¿Cómo educar a las nuevas generaciones? Nosotros no supimos mostrar con el ejemplo como sería el hombre de mañana”, subrayó.

A la par, apuntó: “De qué nos vale decir que seremos como el Che si no lo ponemos en práctica. Nos hace falta más información, más dominio de lo que está ocurriendo actualmente. A todos nos duelen las mismas cosas, por qué esperamos a que otros lo digan y no lo decimos todos. No estamos haciendo todo lo que tenemos que hacer”.

Finalmente la Aleida mostró las experiencias de trabajo en el Centro de Estudios Che Guevara, principalmente en el rescate, investigación y promoción de la vida y obra del Guerrillero Heroico, y el trabajo comunitario, realizado principalmente con los niños. Además, pidió subrayar una frase del Che tomada de El socialismo y el hombre en Cuba: “El presente es de lucha, el futuro es nuestro”.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico