El c贸digo m谩s atrevido de Hays

Provocar al p煤blico, retarlo casi, result贸 el prop贸sito de la exposici贸n C贸digo Hays 2, exhibida en la galer铆a Boulevard de Cienfuegos durante alrededor de 20 d铆as. A cargo de Alain Mart铆nez y Camilo Villalvilla, el hecho art铆stico pudiera definirse como una exploraci贸n fuerte, intimista y pol茅mica a los cosidos de la censura.

Conformada por 181 lienzos de peque帽o formato (15 x 10 cm), concebidos en sentido vertical, la muestra se inspira en un instrumento de control interno que intent贸 regular el cine hollywoodense de 1930 a 1968, por iniciativa del pol铆tico y moralista Will Hays.

No obstante, constituye este un segundo acercamiento al tema, pues en 2003 ambos artistas se propusieron ironizar, a trav茅s de una gran instalaci贸n, sobre la intolerancia presente en la ra铆z de todo tab煤, de manera que al espectador le fuera dif铆cil identificar al autor de cada fragmento.

Seg煤n Camilo, al t茅rmino de aquella museograf铆a 鈥渘os percatamos no solo de que la intenci贸n no quedaba clara, sino que tambi茅n brindaba otras posibilidades expresivas: la condici贸n de anonimato y ocultamiento refuerza la idea de sospecha e inhibici贸n, resultado de la restricci贸n y el miedo a quebrar los l铆mites establecidos, lo cual nos interes贸. Once a帽os despu茅s decidimos volver sobre la misma idea鈥.

聽INSISTENCIA

Migraci贸n, conflictos familiares, prejuicios, cuestionamientos a la prensa nacional, relaci贸n Cuba-Estados Unidos鈥, configuran el hilo conductor de El C贸digo Hays 2, mediante una efusi贸n de arte pop que seduce sin remedio al individuo, comparta o no el contenido de las piezas.

La censura鈥攄ice Alain鈥 es un聽 fen贸meno que no le gusta a nadie, pero habita en cualquier sociedad. Nosotros pretendimos abarcar tanto la existente en Cuba como la for谩nea.

No solo buscamos hablar de ella en t茅rminos pol铆ticos, ilustramos situaciones que son desagradables a la vista o poco comunes. Por ejemplo, una cucaracha aplastada, una gallina muerta, adem谩s de las referencias sexuales y religiosas. Claro, vivimos en un pa铆s muy simb贸lico y la pol铆tica media casi todo, agrega Camilo.

Para los dos creadores, representa un escal贸n superior en el trabajo de la instalaci贸n, t茅cnica que desarrollan juntos en Cuba y el extranjero. Igualmente entra帽aba un compromiso, tras ganar con este proyecto la Beca de Creaci贸n Art铆stica Mateo Torriente 2014, de la UNEAC en Cienfuegos

聽INTERTEXTOS

Dentro de las singularidades de El C贸digo Hays 2, el di谩logo con 铆conos perfectamente reconocibles por el p煤blico concreta su originalidad, rematada con el retiro progresivo de las obras, a fin de visibilizar el mensaje 鈥渙culto鈥 debajo de las miniaturas: La ley, natural o humana, no ser谩 ridiculizada.聽 La simpat铆a del auditorio no ir谩 hacia aquellos que la violentan.

El empleo de personajes animados de la serie The Simpsons y del filme Los Minions, aparece entre los atractivos, dado su simp谩tica interacci贸n con la circunstancia cubana recreada. Al decir de Alain Mart铆nez, en los a帽os de nuestra infancia se ve铆an muchos mu帽equitos sovi茅ticos. Los de factura estadounidense se transmit铆an poco, verlos significaba a veces un problema ideol贸gico. Por eso, recurr铆 a dicha iconograf铆a como recurso de contraste.

codigo-haz2

En mi caso 鈥攁rgumenta Camilo Villalvilla鈥 se perciben apropiaciones evidentes, con peque帽as variaciones respecto a la obra original. 聽Utilic茅 esl贸ganes publicitarios con el objetivo de alterar el sentido de la pieza. Suelo privilegiar lo que comunica por encima de la apariencia formal. Juego mucho con esos par谩metros.

Pese al juicio cr铆tico que la muestra encierra, su mensaje se descubre en la asunci贸n de la censura como una actitud humana, human铆sima.聽

Existe hasta en las cosas m谩s simples de la vida. Me censurar铆a si hiciera algo que no me gustara, lo expusiera o le diera un valor, dice Alain.

El asunto radica en censurar para qu茅. Yo censuro todos los d铆as a mi hija, afirma Camilo.

Fotos: Alain

Este sitio se reserva el derecho de la publicaci贸n de los comentarios. No se har谩n visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que est茅n fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Suscripci贸n

Para recibir nuestro bolet铆n ingrese su direcci贸n de correo electr贸nico