Ejercicio de honestidad intelectual

鈥o que pasa es que tanto te quiero que con la mentira no voy a enga帽arte.

Buena Fe. Gracias por el Fuego. CD Presagios 2006

Alma est谩 a punto de asistir al preescolar y aunque a algunos las cuentas no le den, Alma presenci贸, en el a帽o 2013, el II Congreso de la Asociaci贸n Hermanos Sa铆z (AHS). Su mami, con una barriga hermosa de cinco meses, fue parte del grupo de j贸venes que se reunieron entonces para, desde el autoexamen acucioso, mirar hacia la Cuba del momento. 驴Ella?: Yanetsy Le贸n Gonz谩lez, reportera del peri贸dico camag眉eyano Adelante, autora premiada y publicada, miembro de la AHS por la secci贸n de cr铆tica e investigaci贸n y en consecuencia, una de las imprescindibles a entrevistar ahora que se acerca la tercera magna cita de los j贸venes creadores.

Yanetsy califica la experiencia del 2013 como 鈥渕uy buena porque lo que m谩s se respir贸 fue el esp铆ritu del debate, de la pol茅mica, del intercambio, y sobretodo el de enaltecer el pensamiento鈥.

En estos d铆as en los que tanto se habla, se escribe y se publica sobre la necesidad de fomentar una cultura del debate, sin que, parad贸jicamente, dicha cultura acabe de germinar, vale preguntar: 驴qu茅 deber铆a discutirse en el pr贸ximo Congreso?

鈥淟o primero ser铆a una revisi贸n de lo que se debati贸 y se acord贸 en el Congreso anterior, de cu谩nto se ha podido avanzar, resolver, trascender de todas las urgencias relacionadas con los j贸venes creadores y, fundamentalmente, de lo que influye en el ser nacional y de lo que distorsiona nuestra cultura. Urge un autoexamen acerca de cu谩n cerca o lejos estamos de lo que significa e implica hoy ser artista de vanguardia. Hace falta que el Congreso se asuma de verdad como un proceso de di谩logo extendido en el tiempo, que alcance su cl铆max en la base, en esas discusiones candentes a nivel de las secciones鈥.

El tema de la promoci贸n y la circulaci贸n de la obra es uno de los m谩s recurrentes que aflora en las entrevistas con los asociados y que, por consiguiente, se aspira a discutir.

鈥淪igue siendo la promoci贸n un asunto que ocupa y preocupa a la Asociaci贸n, porque es una de sus esencias. Siento que no la hemos logrado articular con mayor coherencia y eficiencia porque todav铆a no se est谩 al tanto de cada asociado. El presidente anterior, Luis Morlotte, insisti贸 en Camag眉ey en el trabajo individualizado, en funci贸n de que trascienda cada logro. Por ejemplo, un joven gana un premio y es noticia (en los medios no lo es siempre), pero falta el seguimiento de la AHS para hacer circular su trabajo por las filiales y las c茅lulas. La clave radica en estar m谩s cerca del quehacer de los creadores. Eso estimular谩 su mayor acompa帽amiento a la Asociaci贸n鈥.

La filial camag眉eyana de la AHS se reconoce, por justo m茅rito avalado con la condici贸n de Vanguardia Nacional, merecida por cinco a帽os consecutivos, como la mejor del pa铆s. En cambio aqu铆, como en el resto de las provincias de la Isla, no todo est谩 resuelto. Precisamente son los an谩lisis sin conformismos ni pedanter铆as, sin chovinismos ni pa帽os tibios, como los de Yanetsy Le贸n, los que mueven a los agramontinos al crecimiento.

鈥淥tro asunto que no se acaba de resolver es el de la Casa del Joven Creador, sede de la AHS. Este lugar debe ser el espacio de creaci贸n donde los asociados nos reunamos para construir. La mayor铆a de los que van no son asociados. Los miembros de la organizaci贸n asisten a eventos puntuales, pero no tienen una convivencia que es tan necesaria. La AHS debe crear mecanismos para hacerlo el lugar m谩s atractivo para sus asociados, pero cuando te digo la AHS, no lo hago desde la acera de enfrente, sino desde el coraz贸n de la Casa, porque de su funcionamiento somos responsables los cientos de j贸venes de la membres铆a, como el ejecutivo al que confiamos el mandato. Debemos ser propositivos para con la Asociaci贸n, en abstracto y en concreto鈥.

Y como para no dejar lugar a dudas sobre su visi贸n nada paternalista, la creadora, premio Calendario valora as铆 a su propia secci贸n: 鈥淟a secci贸n de cr铆tica e investigaci贸n es la m谩s cr铆tica. En cuanto a miembros somos pocos. Muchos han tenido que ‘jubilarse’ y salir al cumplir sus 35 a帽os, pero no ha habido un trabajo sistem谩tico de b煤squeda de potencial, aunque tengamos una fuente valiosa en las universidades: profesores, investigadores, gente vinculada a la cultura que pudiera estar respaldando y contribuyendo a la Asociaci贸n desde su ejercicio intelectual. Nos falta esa gesti贸n鈥.

Una vez ubicadas, entrevistadoras y entrevistada, en este terreno del ejercicio del criterio, no pod铆amos cerrar el interrogatorio sin conocer sus opiniones al respecto, opiniones autorizadas con las cuales, dicho sea de paso, encontramos esa coincidencia total que le hacen a una legitimar las suyas propias.

鈥淓l tema de la cr铆tica es un punto llevado y tra铆do porque se intenta ubicar un problema en una persona cuando la soluci贸n entra帽a la colectividad. En la sociedad cubana falta la cr铆tica como un ejercicio profesional que depende de tres elementos b谩sicos: personas capacitadas para ejercerlo, un p煤blico numeroso que no sea solo el especializado, y un ambiente favorable a la cr铆tica, el cual no se encuentra en la cotidianidad. Todo el mundo pide que se critique, pero solo se recibe bien la benevolencia y la apolog铆a; entonces cuando se se帽ala algo negativo, sobre esa persona llueven las maldiciones鈥.

Del III Congreso de la AHS cabe esperar, entonces, que sea lo que ha sido esta entrevista: un ejercicio de honestidad intelectual, de valoraci贸n imparcial, de destierro de indulgencias; un ejercicio de cr铆tica fundamentada que demuestre, en definitiva, amor y sentido de pertenencia por la organizaci贸n de los j贸venes artistas cubanos.聽

Este sitio se reserva el derecho de la publicaci贸n de los comentarios. No se har谩n visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que est茅n fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos necesarios est谩n marcados *

  • Lo m谩s Le铆do

    Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

    Suscripci贸n

    Para recibir nuestro bolet铆n ingrese su direcci贸n de correo electr贸nico