Amar y conocer la historia de Cuba; ser un Fidelista incuestionable: ‚Äú‚Ķy en todos esos terrenos y en todas las tareas que conllevaban Fidel fue el maestro, el jefe, el ser humano superior y el que ve√≠a m√°s lejos‚ÄĚ; Maestro de Juventudes de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS); investigador de la realidad cubana y latinoamericana; un martiano de existencia e ideas, son elementos que se deben citar al hablar del profesor, ensayista e historiador Fernando Mart√≠nez Heredia.



Fernando solo fue a incendiar los océanos.

Me dijo esa ma√Īana de s√°bado que ya no tos√≠a, esa tos que lo acompa√Īaba cuando lo conoc√≠. Me lo dijo con la alegr√≠a del ni√Īo que te cuenta algo asombroso, mientras recordaba que la sempiterna tosecita inspir√≥ a Roque Dalton Y ri√©ndose me cont√≥ que para los muchachos del Marinello eso era una falta porque la tos en Fernando era parte de su personalidad. Y me cont√≥ los detalles de su operaci√≥n, sazon√°ndolos con la historia de una canci√≥n popular que relataba los a√Īos de la guerra en Angola, y que apareci√≥ en la conversaci√≥n con esa facilidad que ten√≠a para hilvanar lo cotidiano con su sapiencia.

[+]



Ni di√°logos de sordos, ni discursos de academia

Tomado de La Jiribilla

Transgresor ante el dogma, la rutina en el pensar y el acomodo en la actuaci√≥n, Fernando Mart√≠nez Heredia nunca deja de volver a la carga incluso cuando para algunos resulta ‚Äúinc√≥modo‚ÄĚ lo que tiene que decir. Protagonista en el tiempo de incontables pol√©micas vinculadas al futuro de la Naci√≥n, no abandona la costumbre de provocar el razonamiento frente a las muchas variables negativas que condicionan nuestro ejercicio del pensar. [+]




Los símbolos nacionales y la guerra cultural

Desde hace varios meses ‚Äďy estimulado por un incidente bochornoso‚ÄĒest√° presente en el conjunto de medios que circulan en la actualidad cubana un debate acerca de la utilizaci√≥n en espacios p√ļblicos de nuestros s√≠mbolos nacionales, la bandera de Estados Unidos y las implicaciones que advierten los participantes en el debate. Esto es muy positivo, porque ayuda a defender y exaltar el patriotismo en la coyuntura peligrosa que estamos viviendo e invita a definirse en un terreno que es favorable a la patria, en un momento en que el curso cotidiano incluye muchas cosas en las que no es necesario definirse, que resultan desfavorables a la patria y la sociedad que construimos a partir de 1959.

[+]


Los más humildes también crearon la nación

He escogido este tema por lo necesario e importante[1] que es hoy para nosotros. Las investigaciones culturales y el conocimiento que ellas aportan han logrado desarrollos muy notables en la Cuba actual, que pudieran ser influyentes en diferentes terrenos. Ante todo, ponen en relaci√≥n aspectos entra√Īables de la vida del pueblo, los grupos sociales y las personas con las actividades cient√≠fico sociales, lo que sin duda ayuda a estas a sentirse valiosas adem√°s de serlo, y a la sociedad a apreciar m√°s a los conocimientos. [+]


La sabrán defender todavía

Tomado de Juventud Rebelde

M√°s de una vez en mi vida he escuchado el reproche de personas muy cuerdas, demasiado cuerdas: ¬ęEst√° bien, el mundo est√° muy mal y a tanta gente le va mal, es cierto. Pero, ¬Ņqu√© proponen ustedes que sea razonable para lograr cambiarlo?¬Ľ. [+]