El proyecto, desarrollado en el Consejo Popular “Canal del Cerro” con el apoyo financiero de la Unión Europea, contribuyó a reforzar las dinámicas e iniciativas culturales, favoreciendo el diálogo cultural y la creatividad según las propias tradiciones del barrio. Coordinado por la Filial de la AHS en La Habana, La Madriguera, y la ONG Italiana GVC Onlus, logró llevar estos temas a un nivel superior.

El trabajo con el audiovisual resultó el mayor aspecto identificativo, en el cual los propios actores de la comunidad se vieron reflejados. Todas las acciones fueron desarrolladas con el Taller de Transformación Integral del Barrio y trabajadas desde las diferentes manifestaciones artísticas. Se legitimó el vínculo entre las diferentes instituciones culturales de la comunidad y amplió las posibilidades de niños y niñas, adolescentes, jóvenes y adultos en cuanto a la apreciación artística.