D´Nuevo Son para los bailadores

Por: Leydis Luisa Mitjans

Bárbaro Guerra es músico, trombonista, compositor, arreglista, líder y es, más que todo, un luchador, de los victoriosos. Obstáculos le han sobrado, y a cada uno le ha puesto convicción. Hoy, dirige la orquesta matancera de gran formato D´ Nuevo Son y, aunque sabe que el camino es áspero y el listón alto, no se permite dejar de soñar con que su música llegue a cada bailador.

¿Por qué eliges el trombón como instrumento?

Bárbaro Guerra (BG)/ “Yo quería ser pianista, pero cuando me presenté a la Escuela Vocacional de Arte (EVA) para los exámenes de aptitud, ya no tenía edad para comenzar con el piano, por lo cual, decidí hacer las pruebas para percusión y guitarra.  El día de la evaluación me vio José Gonzáles, profesor de trompa, y me preguntó si no deseaba presentarme también a la evaluación para ese instrumento. Yo dije que sí, pues lo que deseaba, por encima de todo, era entrar a la escuela. Y, finalmente ese fue el instrumento que me llegó. No obstante, como no me gustaba la tromba, cambié para el trombón, y poco a poco aprendí a quererlo.

¿Cómo fue el proceso de tránsito entre la EVA y el ISA?

BG/ Fue un proceso difícil, pues no tuve un buen inicio en el trombón y arrastré, durante casi toda mi etapa lectiva, muchos problemas técnicos en el momento de la ejecución. De hecho, uno de los profesores le dijo a mi mamá que yo no iba a ser trombonista, que todo el esfuerzo que estábamos haciendo no daría frutos y que lo mejor era que dejara el instrumento. Sin embargo, no hice caso a eso, y, en el tercer año del nivel medio, uno de mis compañeros me presentó al maestro Sergio Pichardo, quien fue la persona que trabajó conmigo desde cero. Con su imprescindible apoyo pude superar mis deficiencias, graduarme con muy buenas notas y a su vez, aprobar las pruebas para entrar al Instituto Superior de Arte en La Habana. Sin embargo, una vez allí, debido a contradicciones con algunos miembros del claustro de profesores, gestioné mi traslado para la filial del ISA en Camagüey

¿Qué representó para tu formación artística el paso por la “Universidad de las Artes”?

BG/ Haber estudiado en la filial del ISA en Camagüey fue una experiencia fundamental para mi formación profesional y personal. Normalmente en las escuelas de arte no se habla de la música popular, sino de la clásica; y cuando yo llegué a Camagüey lo primero que me preguntaron fue que tipo de música interpretaba. A partir de ahí, cada nuevo conocimiento debía llevarlo también al terreno de lo popular, lo cual resultó muy valioso para mi desarrollo.

Orquesta D Nuevo Son¿Cómo surge y cómo se concreta la Orquesta D´ Nuevo Son?

BG/ Los fundadores de la orquesta formábamos parte de una agrupación anterior denominada Dariel Díaz y la hermandad. No obstante, poco después de conformado este proyecto, falleció Dariel, el director, y más tarde, tras una reunión entre los integrantes y la empresa con la que trabajábamos, fui seleccionado para sustituirlo. Sin embargo, tras varios inconvenientes decidimos iniciar un proyecto de cero, que a su vez diera continuidad a lo que habíamos trabajado con anterioridad. Surge así D´ Nuevo Son.

La orquesta es de gran formato ¿Cómo son los procesos de creación entre tantas voces?

BG/ Somos 15 músicos en la orquesta y yo disfruto el momento de montar un tema nuevo; pues, aunque la mayoría de las canciones son compuestas y arregladas por mí, el proceso es muy enriquecedor, ya que todos los integrantes de la agrupación realizan aportes valiosísimos, que se reflejan, lógicamente, en el resultado final de la composición.

En estos momentos trabajan en su primera producción discográfica. Háblame de ella, los temas, la composición de los mismos, invitados que puedas adelantar…

BG/ Así soy yo es el nombre de este primer disco, de producción independiente y a cargo del músico matancero Jorge Luis Montaña, al cual le estoy muy agradecido. Cuenta con nueve temas -siete de mí autoría- y casi todos son bailables, destacando géneros como la timba, el songo y changüí.

Hoy Cuba cuenta con un variado número de orquestas de música popular bailable ¿Qué crees que distinga a D´Nuevo Son del resto de las agrupaciones de su tipo?

BG/ A veces cuando empezamos un proyecto es complejo realizar un trabajo distinto, porque siempre nos estamos nutriendo de la referencia de los grandes músicos, de los grandes arreglistas, de los grandes compositores que tenemos. Aun así, hay algo peculiar de la orquesta que llama la atención a muchas personas: Nosotros tenemos una cuerda de metales, compuesta por tres trombones y un saxofón barito. Al menos, aquí en Cuba, no he visto una agrupación con esa cuerda de metales. Y, además de eso, intentamos dar un toque de diferente a los géneros: dentro del songo estamos utilizando elementos del son, la timba y el changüí

Cuba tiene una maravillosa tradición sonera, ¿Cuáles son tus referentes?

BG/ La tradición sonera y musical cubana es de gran calidad. Yo escucho mucha música, desde el son tradicional hasta todo lo que ocurre actualmente. Me gusta escuchar al conjunto Arsenio Rodríguez, al conjunto Chapotín, la orquesta Aragón, mucha rumba también. Tengo mis orquestas pilares que son Los Van Van, la Orquesta Revé, Pupy y los que Son Son, Maikel Blanco y su Salsa Mayor, Bamboleo, Azucar Negra, etc.

Finalmente, coméntame cómo ha sido la experiencia como profesor de la EVA en Matanzas

BG/ Comencé a dar clases en 2016, y para mí fue un sueño hecho realidad porque siempre quise ser profesor de trombón en esa escuela. Es un trabajo que disfruto muchísimo y del cual también aprendo. Cada alumno es diferente y ello me obliga a prepararme y a intentar ser mejor cada día. De hecho, en la orquesta trabaja el primer estudiante que llevé a pase de nivel, y eso me llena de orgullo porque lo he visto crecer.

 

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Suscripción

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico