De un coro y sus niños

¿Cantar jugando o jugar cantando?fue el pensamiento que se mantuvo en mi mente luego de la peña del coro Coralillo dirigido por Isabel Gutiérrez. El concierto ocurrió en el Cine Teatro Avenida en la mañana del 5 de noviembre.

Diversos estilos musicales fueron interpretados por esta coral. Muestra de cómo la música infantil se puede convertir en un modo de educar, instruir y divertir a los niños. La finalidad lúdica de ésta se puso de manifiesto en el escenario, pues los pequeños disfrutaron cada canción.

La peña tuvo diversos invitados, tal fue el caso de: los coros de nivel elemental del conservatorio Alejandro García Caturla; el proyecto de danza Joarte del Barrio Chino; estudiantes de guitarra de nivel elemental;el coro de ¨abuelas¨ Cantar y el coro Estrellitas. Estos últimos dirigidos por la cantante de la Schola Cantorum Coralina: Olivia Ortega.

Lo interesante de este proyecto es que su propuesta defiende la música infantil, y comprenden al niño como el principal consumidor de esta música. Por ello,esta peña logró contagiar a los infantes con su alegría.

El coro de quinto grado del conservatorio Alejandro García Caturla, interpretó la musicalización de los Versos Sencillos de José Martí y la canción de la serie animada Capitán Plin. De manera general estas obras inculcan valores morales y éticos en los niños como la sinceridad y la amistad. Estas canciones son la reconstrucción del imaginario de esta generación en ciernes. Ellas cuentan con elementos de la música cubana lo que crea una conexión emocional con los niños.

Otras canciones en programa fueron Lágrimas negras y Cachita. Ambas escuchadas por las voces del proyecto Cantar perteneciente a la Schola Cantorum Coralina. Lo hermoso de esta interpretación fue la simbiosis que se logró en la sala entre los niños y las abuelas, quienes al cantar lograron hacerlos bailar y aplaudir al son de su música.

En los últimos momentos del concierto, el coro Estrellitas interpretó la Petit Chanson de Kiki Corona y Estrellitas de Jenifer Almeida. Estas canciones estuvieron dedicadas a Teresita Fernández, una cantautora que defendió la música infantil, de la cual nos sentimos todos deudores y herederos.

Este es un valioso proyecto liderado por una joven, que defiende con su labor a la música coral y a los niños. Es un espacio de encuentro para la familia cubana donde se combinan los juegos y la cultura en una deliciosa mezcla de productos del mar que se llama: Coralillo.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico