De Norte a Sur

Hace aproximadamente unas semanas tuve oportunidad de asistir a un evento con mucho potencial. Me refiero a Puente Sur. Se trata de una jornada nacional de performance e intervenciones p√ļblicas que se realiza en la provincia de Mayabeque con una frecuencia anual. Esta fue su edici√≥n n√ļmero diecis√©is y tuvo lugar entre los d√≠as 3 y 6 del mes de marzo.

El acontecimiento reunió un grupo importante de artistas y presentó además una serie de actividades colaterales tales como charlas teóricas (a cargo de Magaly Espinosa y Loliet Marrero), conversatorios con artistas (Fidel García, Ranfis Suárez), clases abiertas (Henri Erick), muestras expositivas, conciertos, y lectura de poemas. Como solo asistí un solo día me limitaré a comentar, de las presentaciones principales, algunas de las que pude visualizar personalmente.

El artista Yoanny Aldaya, conocido por su labor en el campo de la fotograf√≠a que toma el cuerpo humano (visto semi-grotescamente) como referente, present√≥ para la ocasi√≥n un par de obras en las cuales el cuerpo fungi√≥ de igual forma como eje central. Se trat√≥ de dos performances. El primero consisti√≥ en azotarse con un pa√Īuelo mojado que ten√≠a la forma de la bandera estadounidense al tiempo que engull√≠a una gran hamburguesa, alusi√≥n a la McDonald. En el segundo, titulado Penitencia (l√≠mites de conexi√≥n), Aldaya se dirig√≠a de rodillas desde un punto (respecto al √°rea Wi-Fi) donde la conexi√≥n se perd√≠a hasta otro en el centro del √°rea, donde la conexi√≥n era m√°s fuerte; una vez ah√≠ el artista colocaba su tel√©fono entre su frente y una pared y permanec√≠a en esa posici√≥n durante cierto tiempo.

Con la primera presentación Yoanny propone una reflexión en torno a las contradicciones que significan para el sujeto cubano (tanto a nivel de individuo como a nivel social) un cambio tan drástico como es el la normalización de las relaciones Cuba/Estados Unidos. El segundo performance por su parte, a pesar de no haber durado mucho tiempo, funcionó como una potente crítica hacia la situación, todavía tan penosa, en que se encuentran las comunicaciones tecnológicas desde nuestro país para con el mundo; situación que para muchos llega a convertirse en un castigo, en una penitencia.  

Tambi√©n para llamar la atenci√≥n sobre el fen√≥meno Wi-Fi en el contexto nacional, Luis Manuel Otero trajo a Puente Sur una muy adorable pieza. Me refiero a una peque√Īa casa construida en cart√≥n y algo de madera, con una est√©tica povera y tosca (muy a lo Luis Manuel). La obra, intervenci√≥n p√ļblica, fue colocada sobre uno de los bancos del parque donde las personas van a conectarse. De esta manera se le daba la posibilidad, a quien as√≠ lo deseara, de entrar a la casita, sentarse en el banco y tener ¬†total privacidad en el momento de su conexi√≥n. ¬ŅUna casa para internet? O ¬ŅInternet en la casa?

Luis Manuel O. Alc√°ntara_Casa Wi-fi

Otra de las obras que pude presenciar (la cual justamente, tambi√©n iba de mano con esta cuesti√≥n de las tecnolog√≠as y las comunicaciones), fue Perm√≠teme ver tu voz, de Yonlay Cabrera. Se trataba de un procedimiento de software mediante el que la voz humana era transformada en patrones visuales. Y result√≥ muy sugestiva: al ser mostrada en el cine -en la misma pantalla donde se proyectan los filmes- y¬† acontecer como instalaci√≥n interactiva (necesariamente alguien hab√≠a de ponerse al micr√≥fono para que el patr√≥n visual se revelara), era una visi√≥n casi hipnotizante, pues con cada modulaci√≥n de la voz la imagen se transformaba en diferentes (¬Ņinfinitas?) formas abstractas, de esas que nos hacen elucubrar una y otra vez.

Yonlay Cabrera_ Permítene ver tu voz

El grafitero YulierP fue otros de los artistas invitados. Hasta San José llevó a sus personajes, esos que se dejan ver en tantos rincones de La Habana. Seres melancólicos, de rostros taciturnos y gestos etéreos. Estos que el creador ha puesto en Mayabeque se llaman Nativos, y generan un grato contraste con el entorno que los rodea.

YulierP_Nativo

Para terminar, comentar√© una de las intervenciones ¬Ņp√ļblicas? que m√°s deliciosas me result√≥: El Recolector de Datos Rid√≠culos, de Ranfis Su√°rez. Utilizando tambi√©n el cine como lugar de exhibici√≥n, el artista proyect√≥ una selecci√≥n de los videos correspondientes al webshow que lleva en Youtube desde hace alg√ļn tiempo. Cada video, en esencia, consiste en una alocuci√≥n al pueblo realizada por El Recolector, hombre perturbado y delirante, m√°ximo jefe y dictador de una isla habitada solo por √©l. En cada alocuci√≥n el sujeto desvar√≠a y todo lo que habla son datos curiosos, e irrelevantes, acerca de la historia y la cultura universales. Tan aguda como simp√°tica, esta es una creaci√≥n que sobresale en todos los aspectos, m√°s all√° de que su factura en ocasiones no sea perfecta.

Ranfis Suárez_ El recolector de datos ridículos

Así pues, Puente Sur es una plataforma con mucho futuro. Ella sola pudiera ser capaz de hacer frente a la hegemonía habanera y llegar a convertirse en un acontecimiento mayor. Ojalá siga creciendo avance con paso firme.

Fotos: Tomadas del cat√°logo de Puente Sur

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ