David Álvarez multifacético en Romerías

David Álvarez es uno de los exponentes más singulares y representativos de la música cubana contemporánea. No está de más decirlo: su música es genuinamente cubana,  por demás tropical, insular, nuestra… Esto lo demostró durante su presentación en las Romerías de Mayo, donde a pesar de la insistente llovizna, el Complejo Cultural Plaza de la Marqueta, resonó con la vibrante voz del cantautor y su grupo Juego de Manos, al unísono de los  múltiples seguidores que acompañaron sus conocidos temas musicales.  

David-Alvarez durante su concierto en Romerias-2David Álvarez es un intérprete multifacético, transitó en el concierto con éxito por la guaracha, el son, el guaguancó… en canciones como Dos luces, dedicado al tema de la emigración, Quién sabe si el amor, Ella es así, Déjame cantar, La isla del misterio… Su música es un ejemplo de la picaresca y el doble sentido que caracteriza la obra de maestros populares como Ñico Saquito, Ignacio Piñeiro y el holguinero Faustino Oramas «El Guayabero»

Precisamente, D. Álvarez homenajeó a «El Guayabero», a petición del público, con su conocido Cuidado con el perro que muerde callado. Y del Maestro Ignacio Piñeiro interpretó el popular Échale salsita,  a dúo con Eduardo Sosa, con quien, además, cantó Comienzo y final de una verde mañana, de Pablo Milanés.   

Música inteligente y provocadora, música que, además, hace bailar a quien la escucha, pero también reflexionar… Eso nos entregó David Álvarez y Juego de manos en su concierto durante las pasadas Romerías de Mayo.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico