Cuando los dioses peregrinan

Malena Salazar: Premio Calendario de Ciencia Ficción 2017

Sorprenden siempre los autores con una carrera en mete√≥rico ascenso. Algunos ‚ÄĒque han probado suerte en lides semejantes‚ÄĒ se preguntan c√≥mo es posible y por qu√© un creador llega a la cima en tiempo relativamente breve. Son cuestionamientos que no tienen respuesta y que es mejor (y preciso) olvidar. Malena Salazar Maci√° no se preocupa por preguntas como esas. Prefiere probar suerte en los juegos de azar que son siempre los concursos y, de una manera u otra, los premios contin√ļan sonri√©ndole. Han pasado algunos meses ‚ÄĒcasi un a√Īo‚ÄĒ desde la √ļltima entrevista que me concedi√≥ y aqu√≠ estamos ambas de nuevo: retomamos el escenario de las preguntas.

Un a√Īo no ha pasado en vano para ella.

El Calendario ha galardonado la obra de algunas de los m√°s influyentes autores del fant√°stico cubano actual. Entre ellos tambi√©n se encuentra un grupo selectivo de escritoras femeninas. Tu libro Las peregrinaciones de los Dioses acaba de alzarse con el m√°ximo lauro en la categor√≠a de ciencia ficci√≥n, lo que supongo marca un punto de giro en tu escritura, ¬Ņcu√°n importante es este premio para la vida de una escritora joven?

El Calendario es el premio insigne de la AHS, es la manera de reconocer a los j√≥venes artistas y escritores de todo el pa√≠s y lo considero tan importante como haber ganado el Premio David en el a√Īo 2015. Honrada de recibirlo, es la expresi√≥n que describe mi sentir. Principalmente, porque quiz√°s siento que marca cierta madurez en mis textos, una palmadita amigable en el hombro que me indica que voy bien pero ‚ÄĒtambi√©n‚ÄĒ que el camino es largo y no lo he aprendido todo, no significa la cumbre, no significa el final. Solo es un fragmento de sendero. Debo seguir avanzando.

Punta_de_flecha_panel

Desde tu Premio David hasta Calendario, ¬Ņcu√°nto crees que ha cambiado o evolucionado tu literatura? ¬ŅPercibes cambios notables o piensas en la idea de lo continuo, del proceso sin comienzo ni final, solo como largo intermedio de aprendizaje?

Leo Nade, mi novela del premio David, y leo Las peregrinaciones de los Dioses, del Calendario y la diferencia en el estilo escritural es perceptible, a pesar de que casi escribí un libro detrás de otro. Me negué a dejar escapar muy pronto la idea de Las peregrinaciones, casi igual a como intenté retener la idea que dio comienzo a Nade. No es una diferencia abismal, pero se palpa en cuanto a técnica y manejo del oficio. Nade me dijo que me faltaba mucho por aprender y me propuse avanzar en Las peregrinaciones aunque fuera un poquito.

En mis escritos m√°s recientes, la diferencia contin√ļa creciendo y creo que en mis escritos futuros este progreso continuar√° porque ‚ÄĒy esa es la respuesta a la pr√≥xima pregunta‚ÄĒ me aferro a la idea de lo continuo. Como la leyenda del ave f√©nix: el final es el principio y as√≠ sucesivamente. Cada oraci√≥n que construyo para contar una historia me dice que siempre hay algo nuevo que aprender.

¬ŅCu√°les son las autoras cubanas e internacionales que m√°s influyen en tu trabajo, ya sea por asimilaci√≥n o diferencia?

Las influencias debo decir que, por ahora, son internacionales. Mi primer punto de referencia fue J. K. Rowling con Harry Potter, un poquito de Louise Cooper, con su escritura de mitolog√≠as y la trilog√≠a El Se√Īor del Tiempo y, actualmente, Robin Hobb, con su fant√°stica Saga del Vat√≠dico y la trilog√≠a de Las Leyes del Mar, que ‚ÄĒaunque alejadas de la ciencia-ficci√≥n (la obra de estas tres escritoras se enfoca esencialmente en la fantas√≠a)‚ÄĒ conocen al dedillo el c√≥mo contar una historia de manera cautivante, aspecto v√°lido a la hora de echar a volar la imaginaci√≥n y encontrar un nuevo mundo que deba ser narrado. As√≠ que fue inevitable que bebiese de estos textos con avidez. Pero sospecho que en un futuro cercano encontrar√© m√°s autoras (nacionales e internacionales) con las cuales sentirme identificada y continuar aprendiendo de ellas porque, sin temor a decirlo, mis lecturas son j√≥venes a√ļn. Ahora es un buen tiempo para madurarlas.

Ambar

¬ŅEs cierto que el mundo de la literatura fant√°stica en Cuba se encuentra regido fundamentalmente por hombres y que es mucho m√°s dif√≠cil para una mujer abrirse camino en este intrincado mainstream?

Pienso que s√≠. La mayor√≠a de las figuras del fant√°stico cubano son hombres (Yoss, Encinosa, Eric Flores, Ra√ļl Aguiar, Carlos Duarte, por mencionar algunos‚Ķ) y, por desgracia, pocas mujeres, ¬°aunque las que conozco son excepcionales! Como Yadira √Ālvarez y, por supuesto, la entrevistadora. Pero no creo que sea m√°s dif√≠cil para una mujer abrirse camino en medio de tantas voces masculinas. Nosotras tambi√©n tenemos voces fuertes y la determinaci√≥n para escribir y, por qu√© no, contamos con el gusto de los lectores (eso lo sabr√© pronto). Que seamos pocas‚Ķ ya ese es otro asunto.

En mi caso debo confesar, como autora del fant√°stico, que percibo una tendencia a incorporar a la mujer creadora en paneles, debates y discusiones siempre con un mismo tema: el de las diferencias ‚ÄĒexistentes o no‚ÄĒ entre la escritura femenina y la masculina. ¬ŅPor qu√© existe esta salvedad? ¬ŅTe sientes c√≥moda siendo parte de debates semejantes? ¬ŅAcaso no se deber√≠a ampliar el margen para las autoras? ¬ŅForman estas diferenciaciones, estas convocatorias a hablar de mujer y fant√°stico, como una manera (menos o m√°s silenciosa) de exclusi√≥n o marginaci√≥n?

Creo que lo comentaba en una entrevista (casualmente, en tu espacio Punta de Flecha, que compart√≠ con Yadira √Ālvarez): no comprendo por qu√© existe la salvedad, por qu√© debe diferenciarse la literatura fant√°stica escrita por mujeres de la escrita por hombres, ni ser tan puntillosos al respecto: cosa que, en la actualidad, parece tema de moda. Tiemblo cuando me invitan a alg√ļn espacio literario porque s√© que vendr√° la pregunta. Parece algo por default. Pero no creo que deba ser objeto de enfoque en los paneles de discusi√≥n literaria porque es una forma disimulada de exclusi√≥n. A fin de cuentas, se resume a que todos escriben el mismo g√©nero literario: el fant√°stico y la ciencia-ficci√≥n, y cada cual goza de un estilo propio que los caracteriza como escritores y los identifica a ojos del lector, sin importar si son hombres, mujeres o marcianitos. En lo personal, que me inviten a hablar de literatura fant√°stica o de la vida de los topos, no acerca de cu√°les elementos poseen mis textos que los diferencian de los escritos por los hombres.

Revélanos un poco la trama del libro ganador del Calendario, Las peregrinaciones de los Dioses, y cuánto de conexión tiene con Nade, tu primera novela, ganadora del Premio David.

Pienso en este libro como una cuentinovela, ya que su columna vertebral es un cuento fragmentado que nos narra lo que sucede en varias caravanas de peregrinos que se refugian en un oasis para huir de una tormenta, en un futuro lejano (¬Ņo no tan lejano‚Ķ?) y post apocal√≠ptico. Existen cuentos adosados a esta l√≠nea central, que ampl√≠an la percepci√≥n y comprensi√≥n de este universo y lo que ha ocurrido, ocurre y ocurrir√° en √©l. Los temas van desde el tr√°fico humano, el poder del misticismo sobre las personas, la adoraci√≥n de deidades, el cuestionamiento a la pregunta de que si detr√°s de las leyendas se esconde o no una verdad, qu√© ocurre cuando en una sociedad se privatiza la informaci√≥n y el acceso al conocimiento se vuelve algo estrictamente selectivo.

S√≠, este texto est√° √≠ntimamente enlazado con la novela ganadora del Premio David, Nade, porque ocurre en el mismo universo y los protagonistas (quiz√°s de manera indirecta) son los cinco m√≠sticos dioses-bestias que leeremos en Nade, plus alg√ļn que otro gui√Īo directo a la novela. Las peregrinaciones de los Dioses puede tomarse perfectamente como una precuela de Nade, porque nos narra eventos ocurridos cincuenta a√Īos antes.

¬ŅContinuar√° la historia de Nade y del mundo que presenta siendo desarrollada? ¬ŅNo temes repetir temas o aburrir a los lectores? ¬ŅCu√°ndo sabes que un libro llega a su punto final?

Si los lectores quieren (aunque mis queridos lectores de pruebas ya lo est√°n pidiendo), Nade continuar√°. Por ahora, la tengo planeada para una trilog√≠a (sin contar con esta precuela), pero qui√©n sabe si se convierte en una tetralog√≠a o una saga. Soy una escritora de largo alcance. ¬°No logro escribir algo cerrado! Mis historias, creo que incluso los cuentos, siempre dan la impresi√≥n de que pueden seguir un poco m√°s. Puede producirse la repetici√≥n de temas, no voy a cerrarme a ese evento, es natural en algo que se piensa para que sea largo y, por supuesto, siempre est√° el temor latente de que puede aburrir a los lectores por caer en ¬ęlo mismo¬Ľ, pero existen recursos para evitarlo y pienso aplicarlos.

Por ahora, Nade es joven, debo desarrollar la historia para saber c√≥mo seguir√° su curso, tengo una idea de c√≥mo puede terminar pero‚Ķ ¬Ņqui√©n sabe? A mis personajes no les gusta quedarse callados y tienen libre albedr√≠o. Pueden generarse nuevos puntos de giro que provoquen un final diferente al que tengo pensado, no planeado, porque sigo la m√°xima de Terry Pratchett: los planes arruinan la imaginaci√≥n. Desde mi punto de vista, un libro llega a su final cuando los personajes ya no tienen nada para contar y, con ellos, muere la trama. Puedes inventarles las m√°s dis√≠miles situaciones que, seg√ļn la forma en que est√© concebido ese personaje, no vale la pena contarlas porque simplemente no encajar√≠a en el nuevo argumento y, casi siempre, termina ley√©ndose muy deus ex machina, ¬°y no me gustar√≠a hacerle eso a los lectores!

En una anterior entrevista que me concediste, me comentabas que no era de tu inter√©s emular con otros autores. Sin embargo, un concurso es siempre una manera de competir, de lanzarse en una carrera (a veces larga, a veces corta) en busca de un lauro, ¬Ņc√≥mo concilias la idea de no emular con otros y sin embargo insertarte en la din√°mica de concursos?

S√≠, tienes raz√≥n en ello y admito mi contradicci√≥n. Incluso voy a alimentarla m√°s: personalmente, no me gustan los concursos. Pero cuando comenc√© a enfocarme cada vez m√°s en desarrollar mi escritura no exist√≠a en las editoriales cubanas un agujerito para la literatura fant√°stica y de ciencia-ficci√≥n, al menos, no de forma directa o en el sentido estricto de un proceso editorial normal (presentaci√≥n del autor, la obra y la propuesta editorial). Apoyada y alentada por amigos y compa√Īeros de trabajo, busqu√© tel√©fonos y convers√© con muchas personas. Todas las respuestas dieron resultado nulo. A quienes que me atendieron les caus√≥ un poco de gracia que les dijera que escrib√≠a fantas√≠a (en ese tiempo, no era muy cercana a la ciencia-ficci√≥n). Incluso me sugirieron que escribiera ¬ęalgo serio¬Ľ y quiz√°s entonces pudieran echarle un vistazo a mis textos. Y para m√≠, la literatura fant√°stica era (y es) lo m√°s serio del mundo. Me ofend√≠ bastante. Tambi√©n fue muy desalentador. Pero lo llevo en las venas y no iba a rendirme tan f√°cil. Hasta que alguien me dijo que exist√≠an algunos concursos que iban con mi literatura, entre ellos, el de la revista Juventud T√©cnica y el Premio Hydra de novela. Al inicio estaba reacia en participar. Contradicci√≥n: no me gustaban los concursos. Y tambi√©n influ√≠a que eran, precisamente, enfocados en la ciencia-ficci√≥n y me gusta m√°s la fantas√≠a. Pero me decid√≠ a usar las vestimentas de escritora mercenaria y probar suerte en un campo totalmente desconocido, porque poco o nada hab√≠a le√≠do del g√©nero. No estaba lista para escribir toda una novela, pero s√≠ un cuento.

As√≠ lleg√≥ la primera sorpresa: menci√≥n y premio de la popularidad en el concurso Mabuya, luego, menci√≥n en el concurso de cuentos de Juventud T√©cnica, sucedido por premio en el proyecto comunitario los Juegos Florales, para despu√©s, digamos que un poquito m√°s segura en el g√©nero, lanzarme a escribir Nade‚Ķ que primero resulta menci√≥n en el Hydra. Luego de recibir buenos consejos de amigos y hacer una correcci√≥n concienzuda, Nade fue coronada con el Premio David 2015. Resumiendo: en mi momento de mayor desolaci√≥n, los concursos fueron la √ļnica puerta que vi abierta para adentrarme en el mundo editorial, como tambi√©n una forma de superaci√≥n personal a trav√©s de la competencia sana y deportiva (desde mi punto de vista). Al menos, esta vez nadie se me acerc√≥ a decirme que escribiera algo m√°s serio.

¬ŅCu√°nto falta a√ļn para que los j√≥venes escritores cubanos sean reconocidos m√°s all√° de las fronteras? ¬ŅQu√© se necesitar√≠a para ello?

Poco a poco nos insertamos en el mapa. Poco a poco hacemos camino, nos volvemos visibles de una u otra forma, principalmente, a trav√©s de los medios sociales e Internet, porque ahora la sociedad se mueve de esa manera. A trav√©s de los medios se rompen las principales barreras que nos a√≠slan: fronteras y lenguaje, con la posibilidad de conocer a personas extraordinarias y hacer contactos relevantes en muchas partes del mundo. Todo eso sin la necesidad de moverte de una silla. Gracias a estos medios, el resto del mundo puede conocer que en una isla del Caribe existen voces que merecen ser escuchadas. O le√≠das, en este caso. Nuestra infraestructura tecnol√≥gica todav√≠a no permite al cubano trabajador disfrutar de teleconferencias. ¬°Ojal√° lleguemos a ello alg√ļn d√≠a! Les doy, aproximadamente, cinco a√Īos. Y no tomen la predicci√≥n al pie de la letra, porque puede tratarse de m√°s tiempo. Eso seguro.

Como ha sucedido con otros autores, una vez que se llega a un punto en que se han batido en varios concursos literarios, comienzan a buscar una mayor validaci√≥n en las publicaciones, en la b√ļsqueda de proyectos editoriales, ¬Ņcrees que te suceder√° lo mismo o por ahora la din√°mica de los premios te satisface?

Quiero entrar en proyectos editoriales, me gustar√≠a mucho. Principalmente, formar parte del cat√°logo de la Colecci√≥n √Āmbar de Gente Nueva, que re√ļne a los grandes escritores cubanos contempor√°neos del fant√°stico y la ciencia-ficci√≥n. Creo que no es la primera vez que comento este deseo. Veamos si el pr√≥ximo a√Īo me trae sorpresas en ese sentido.

Una pregunta de rigor, ¬Ņqu√© esperas suceda con tu obra luego de este Premio Calendario?

Tengo demasiadas historias en mi cabeza para quedarme solo con dos libros. Seguir√© escribiendo nuevos textos y claro, segundas y terceras partes de las historias que ya est√°n en busca de aprobaci√≥n editorial‚Ķ Pero principalmente, creo que estar√© leyendo y en constante aprendizaje. As√≠ como seres humanos que somos, necesitamos comer y beber para vivir; el escritor necesita leer para escribir, ¬°y mi men√ļ de futuras lecturas tiene muy buena pinta!

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • Suscripci√≥n

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico