Concierto de Nelson Valdés inicia Trovándote 2016

La tarde en la sede de la UNEAC avile√Īa fue la propicia amiga de los trovadores que inauguraron con un coctel de bienvenida este 11 Encuentro Nacional de J√≥venes Trovadores. Fue el momento propicio para que Jorge Luis Neyra, organizador del evento diera las palabras de bienvenida, obsequiara a cada participante el pul√≥ver de recordatorio y el programa del suceso trovadoresco avile√Īo.

Fue la tarde ideal para compartir con trovadores de la altura de Yaíma Orozco, Ariel Barreiro, Nelson Valdés, Yoan Zamora, Héctor Luis de Posada, Yasel Rodríguez y otros más que corrieron a la ciudad de los portales convocados por el 30 aniversario de la AHS y los 50 de la UNEAC.

Se dieron las pautas a seguir para que ninguno de los participantes perdiera el hilo de este suceso tan bien edificado. Se brind√≥ en favor de la paz mundial y con todo el orgullo de ser trovadicto y so√Īador en la isla cargada de palmas y m√ļsica.

Entre los amigos, hablamos de lo que usualmente hablamos los amigos: m√ļsica, deportes, la vida diaria, nuevas canciones, textos por escribir, la familia, de esta ciudad tan hospitalaria como hermosa.

La noche, entonces, fue propicia para comenzar con un concierto de Nelson Vald√©s, cantautor que tiene muchos seguidores en Ciego de √Āvila. La cita estuvo pactada en la sede del gui√Īol polichinela, la sala Abdala, que reluce sus nuevos afeites y brilla en calidad de ventilaci√≥n, pintura y luces.

El concierto, con una hora y tanto de duraci√≥n, estuvo bien construido desde su canci√≥n inicial hasta la √ļltima que estuvo pendiente de ser solicitada por el p√ļblico como en efecto ocurri√≥.

Con el acompa√Īamiento de m√ļsicos cienfuegueros de la talla del bajista y director musical Yosmel Jim√©nez Claro, la guitarra el√©ctrica de Juan Pablo Est√©vez Sarduy y la percusi√≥n menor y el caj√≥n de Yordanky S√°nchez Socas; el concierto brill√≥ en cuanto a sonoridad y color. Con arreglos org√°nicos, di√°fanos y depurados, tuvo equilibrio en cuanto al orden de los temas y del ambiente sonoro a alcanzar. Pero se pudo construir una mejor estructura con la totalidad de las canciones.

Cuando un trovador se enfrenta a un p√ļblico por un tiempo bastante prolongado, debe pensar, primero, que las canciones escogidas sean conocidas por ese espectador, o nuevas y de buena pegada como para que no se distienda la noche cual s√°bana de aburrimiento.

Para eso los arreglistas van pensando en cada momento musical como un micro concierto que, en suma, dan todo un enramado de sue√Īos y canciones que se enfila hacia el inter√©s, lo ameno, a enfatizar en la belleza global del repertorio de ese artista. Y, de alguna manera, a mi parecer, falt√≥ m√°s solidez en la estructura del concierto de Nelson Vald√©s.

Sus canciones son interesantes porque melódicamente nos recuerdan las canciones cubanas del pasado. Es un trovador joven, pero que ha vivido escuchando a los maestros. Eso es identidad y parte esencial del background cultural en el que descansa cada creación. Eso se llama, también, color local. Y en ese sentido, Nelson Valdés no se desprende de la rutina de su ciudad, de las formas que asume su vida cuando abre los ojos con los primeros rayos del sol y su nené Santiago lo mira feliz. Nelson lleva consigo el sabor del pasado, del presente, ama su apego a la religiosidad de una virgen que vela sus pasos en cada acorde de FA mayor.  Entiende a su cultura. Esa cultura que lo vio nacer y hacerse ente socializador. Y en este concierto, Nelson estuvo catalizando el ambiente cultural.

Pero las canciones por sí solas, independientes, no hacen un concierto y en ese sentido, cuando se colocan unas más movidas intercaladas con otras reflexivas o de tema amoroso, se consigue un equilibrio sin igual que permite al espectador el disfrute pleno del arte.

No digo que los asistentes a esta sala Abdala no hayan disfrutado la actuación de Nelson Valdés, todo lo contrario, pero en materia de estética, el concierto hubiera ganado mucho más. Es cierto, y el propio Nelson lo aclaró en su mismo prologar, que estaban cansados del viaje y no habían tenido tiempo de dilucidar un grupo de dudas.

Como fuese, el concierto se dio en unas condiciones inmejorables. El audio estaba a la altura del momento, as√≠ las luces y el p√ļblico que, aunque no fue todo lo numeroso que se esperaba, capt√≥ la esencia del suceso y agradeci√≥ una vez m√°s la presencia de Nelson en la ciudad de los portales.

Al final de cada canci√≥n las ovaciones no se hicieron esperar aunque los temas interpretados fueran nuevos. Este p√ļblico avile√Īo conoce de trova y ama las melod√≠as de un Nelson Vald√©s que domina el escenario y el arte de hacer del disfrute, categor√≠a est√©tica, suprema, del arte.

No pudo faltar Labios en cruz, esa mítica canción que nos hace reflexionar con la cabeza apoyada en el hombro de nuestra pareja o sobre nuestro pecho, y nos permite un respiro en medio de los estertores de los tiempos que corren. Labios en cruz no es solo una canción de amor, es la impronta de la arquitectura de Cienfuegos, de sus calles rodeando cada alegría, cada despertar. Es la imagen del sol escondiéndose en el malecón, clamando silencio para pensar en su amada.

Nelson Vald√©s abri√≥ este TROV√ĀNDOTE 2016 con un atril de canciones estelares y al nivel que le exigi√≥ su p√ļblico, ese p√ļblico que siempre lo escucha y lo aclama.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Responder a yoanis soriano Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • a mi me gusto mucho el concierto, el tiempo se me fue volando, nelsito vino con canciones nueva de su nuevo disco que de seguro va hacer todo un escandalo musical por tener de invitado a los Mu√Īequitos de Matanza y La Conga Oriental, mucha salud para el trovandote 2016 que todo siga como empezo

  • Suscripci√≥n

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

     
    ÔĽŅ