Cíclope en el punto de mira

Mes por mes desdeagosto del 2016, la Fototeca de Cuba ha acogido lo que podría entenderse como la tercera temporada del proyecto Cíclope, dedicado a dialogar a propósito de la fotografía cubana contemporánea. Esta nueva entrega del encuentro se debe al esfuerzo personal de tres jóvenes historiadoras del arte, Annia Liz de Armas, Claudia Arcos y Claudia Pérez, quienes se han propuesto suplir la insuficiente labor de promoción y de estímulo que recibe la actividad de los artistas del lente, sobre todo de los más jóvenes.

El surgimiento de C√≠clope se remonta a los pocos encuentros que realizara bajo este nombre el fot√≥grafo Alain Guti√©rrez en el Centro Pablo hace unos a√Īos. En homenaje a esta iniciativa, el colectivoart√≠stico F8 retom√≥ la idea en el 2013, abogando por gestar un espacio que otorgara visibilidad a las obras de los creadores emergentes en el √°mbito fotogr√°fico cubano. En lascitas mensuales realizadas en el Centro de Artes Pl√°sticas y Dise√Īo Luz y Oficio se daba a conocer la obra de los cinco creadores participantes, quienes presentaban sus trabajos, por lo tanto ten√≠an el desaf√≠o de defenderlos frente a los asistentes.Las √ļltimas sesiones del proyecto liderado por Yuri Obreg√≥n y los otros fot√≥grafos del colectivo[1] se llevaron a cabo en las salas de la F√°brica de Arte Cubano (FAC).Durante aproximadamente dos a√Īos y medio propiciaron el debate e intercambio de ideas. Despu√©s de un tiempo de ausencia de esa necesaria iniciativafue retomada, por tercera ocasi√≥n, para alegr√≠a de los art√≠fices, estudiosos e interesados en la manifestaci√≥n.

Esta nueva entrega de Cíclope, al igual que las anteriores, tiene como objetivo funcionar como plataforma promocional de los artistas jóvenes y estimular el quehacer creativo de las nuevas generaciones. Si bien Cíclope centra su atención en la creación fotográfica emergente en el contexto nacional, ello no implica que autores de más reconocimiento y experiencia puedan ser invitados en aras de enriquecer el acto comunicativo y estrechar los tan necesarios vínculos entre artistas de distintas generaciones. Por demás, sus organizadoras pretenden incentivar el intercambio de experiencias, ideas y criterios entre artistas y especialistas, aspecto en el que se diferencian de las dos experiencias que le anteceden.

De esta forma, los encuentros se dedican a una temática específica. En cada uno se presentan uno o dos creadores que muestran su dossier en diálogo directo con los asistentes y a propósito del tema en cuestión. Así mismo los especialistas, críticos einvestigadores, exponen sus criterios respecto al tópico abordado y a la labor creativa presentada.

C√≠clope se ha propuesto como un escenario para el debate; pero es m√°s que sabido que en iniciativas como esta no siempre funciona el intercambio fluido de opiniones, pues el p√ļblico no siempre responde como se espera, ya veces se comporta callado, t√≠mido o poco interesado en la discusi√≥n. En esto radica el principal reto de sus organizadoras: propiciar un espacio din√°mico e incentivar la pol√©mica constructiva, las posiciones encontradas, y la expresi√≥n de diferentes puntos de vista. Por eso, artistas y te√≥ricos englobados cada mes en un tema unificador tienen la responsabilidad de brindar el pie forzado o el comentario provocador que incentive la interacci√≥n con y entre los concurrentes. En este sentido, el camino recorrido por la tercera temporada de C√≠clope ha sido provechoso, as√≠ lo evidencia el p√ļblico fiel que mes tras mes logra convocar, y cada vez son m√°s los interesados.

En el intercambio radica la riqueza de los encuentros, que sin lugar a dudas tienen un marcado perfil educativo. En m√°s de una ocasi√≥n se ha visto el inter√©s de los m√°s j√≥venes en las herramientas te√≥ricas brindadas por los especialistas; hay que tener en cuenta que muchos de los fot√≥grafos con los que hoy contamos y que presentan un valioso potencial, son autodidactas, provenientes de escuelas alternativas de fotograf√≠a o egresados de cursos impartidos por la iniciativa de alg√ļn creador con experiencia o de alguna instituci√≥n cultural; por lo tanto, la mayor√≠a est√°n √°vidos de conocimientos te√≥ricos y de historia del arte que completen su formaci√≥n.

La gestoras actuales del proyecto han conseguido dar cauce a uno de los escasos espacios enfocados √ļnicamente en la fotograf√≠a, en esto radica su mayor m√©rito. Por dem√°s, se han ganado el reconocimiento y aceptaci√≥n por parte de la comunidad fotogr√°fica del patio. Por otro lado,recientemente la embajada de Noruega ha escogido el proyecto como una de las actividades culturales que patrocina. La tercera temporada de C√≠clope puede entenderse como un term√≥metro medidor de la fotograf√≠acontempor√°nea cubana, por eso debe estar en el punto de mira de todos aquellos interesados en el arte del lente.¬†

[1] Entre los organizadores de la segunda entrega de C√≠clope se encontraba, adem√°s de Yuri Obreg√≥n, los nombres de Dany del Pino, YoanniAldaya, YomerMontejo, Rodney Batista, Javier Alejandro Bobadilla, Lourdes Berm√ļdez y Yants√© Clemente, todos integrantes del Colectivo F8.¬†

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico