CCPC: ¬ŅAlrededor no hay nada?

Pedro Franco y Mar√≠a Laura Germ√°n parten de un reciclaje de conceptos teatrales, v√°lido en esta especie de¬†work in progress¬†en que se ha convertido¬†CCPC, la Rep√ļblica Light¬†en su tercera temporada (enero-abril/2019) para reafirmar algo conocido por quienes siguen la obra de El Portazo: su capacidad de adaptabilidad y metamorfosis, su dominio para reutilizar herramientas en pos de un crecimiento a la par de los cambios sociales.

Ese ‚Äúcabaret pol√≠tico‚ÄĚ que es¬†CCPC, que recuerda la tradici√≥n del cabaret pol√≠tico mexicano a mediados de los setenta, resulta escenario posible/ideal de convergencias y rejuegos teatrales (a partir de las posibilidades de la s√°tira, la revista, el burlesque, el bufo criollo) en un intento por romper/modelar/sacudir las reglas del¬†establishment¬†¬Ņteatral?

Dentro de¬†CCPC¬†todo es posible‚Ķ parecen decirnos constantemente. Y esa ‚Äúposibilidad democr√°tica‚ÄĚ ‚Äďaltamente deseada y por dem√°s casi ut√≥pica‚Äď resulta agradecible por un p√ļblico necesitado, precisamente, de este tipo de ‚Äúdescarga sociopol√≠tica‚ÄĚ y so√Īadora.

Como¬†work in progress¬†la obra¬†‚Äďa la par de los cambios del pa√≠s mismo: la aprobaci√≥n recientemente del Referendo Constitucional para aprobar una nueva Carta Magna; la inclusi√≥n del matrimonio igualitario dentro de la misma, entre otras‚Äď puede correr el riesgo de la repetici√≥n, la redundancia de ideas‚Ķ¬†CCPC, la Rep√ļblica Light¬†puede ser ‚Äúeterna‚ÄĚ en cuanto a una exploraci√≥n epocal, pues el propio pa√≠s as√≠ lo sugiere, pero en esa especie de mutabilidad teatral puede, incluso,¬†para quien haya visto las dem√°s puestas, sobre todo la paradigm√°tica de 2015, rozar la precoz monoton√≠a y el aburrimiento.

Rozar, pues¬†CCPC¬†‚Äďen su escencia de¬†show¬†todoterreno, vodevilesco y trasgresor‚Äď pretende todo lo contrario: sus sugerentes personajes, como sacados de la¬†commedia dell’ arte¬†y aderezados con una est√©tica¬†camp¬†que exagera (potencia) algunos de sus rasgos, ponen al ruedo nociones como Patria, identidad, Naci√≥n, historia‚Ķ Resultan una especie de bistur√≠ farsesco-anal√≠tico de la vida social y pol√≠tica de la Cuba actual, pero que va m√°s all√° y se remonta a los or√≠genes de sus rasgos identitarios, esos que, como asegura Pedro Franco, vienen de un Villanueva, un Virgilio Pi√Īera, un Ant√≥n Arrufat: la pionera de Mar√≠a Laura Germ√°n, esa que ha sido tubo de ensayo para revisiones ideol√≥gicas; la miliciana de un magn√≠fico Iv√°n Garc√≠a; la luchadora de Betiza Bismark; la madre de Williams Quintana; la Patria de Juan L. Prado‚Ķ son tambi√©n la historia.

El guion de Franco y Mar√≠a Laura, a partir de textos de Norge Espinosa, Manuel Hurtado, Iv√°n Camejo, Maylan √Ālvarez, Abel Gonz√°lez Melo, Isabel Cristina L√≥pez Hamze, Antonio Herrada, Yunior Garc√≠a, Israel Dom√≠nguez, entre otros, suma a esta ‚Äúespectacularizaci√≥n de lo pol√≠tico‚ÄĚ, escenas, coreograf√≠as y canciones de sus anteriores puestas se han ido ‚Äúrecomponiendo‚ÄĚ de la misma manera en que la sociedad cubana va ‚Äúenfrentando‚ÄĚ p√©rdidas y hallazgos, incisiones y renovaciones en su devenir. Esa ‚Äúrecomposici√≥n‚ÄĚ puede palidecer la obra o,¬†work in progress¬†al fin, sostenerla.

La historia ‚Äďy la necesidad de ella: la necesidad incluso del m√°rtir, del atrevimiento, de la rebeld√≠a a costa de la vida misma: el derecho al grito y el pataleo‚Ästno es un busto de m√°rmol anclado sobre un pedestal inc√≥lume, a riesgo de amontonar sobre s√≠ cientos de cagadas de palomas. La historia tenemos derecho a escribirla todos, incluso los perdedores. Promesas, ilusiones, decepciones, ansiedades, esperanzas‚Ķ componen tambi√©n¬†CCPC,¬†la Rep√ļblica Light.

Mella, Villena y Guiteras¬†‚Äďtan osados como ellos o ¬Ņal rev√©s?‚Ästse descuelgan de los marcos de sus retratos, a riesgo de que otros m√°rtires integren el pr√≥ximo mural del aula colectiva.

Política y gozadera.

Patria y music hall.

Identidad y vedetismo.

¬ŅAlrededor no hay nada?¬†¬†

Historia y reguet√≥n: Que es lo mismo que Historia y ‚Äúla luchita‚Ä̂Ķ

Celia Cruz en el altar de la Nación.

Quemadera y sincretismo.

Quiz√°s, quiz√°s, quiz√°s/Cambia, todo cambia/Bajanda, bajanda, bajanda.

¬ŅY t√ļ como si nada‚Ķ?

Y t√ļ‚Ķ ¬Ņc√≥mo si nada?

¬ŅY yo?

¬ŅYo?

Int√©rpretes j√≥venes junto con otros m√°s experimentados, entrenados en el baile y el espect√°culo, due√Īos de una energ√≠a arrolladora y contagiosa, se apropian de textos y temas musicales (la voz de La Lupe) para concluir la etapa¬†light¬†de¬†CCPC, pero sobre todo para reafirmarnos¬†que el teatro, en toda la amplitud de sus posibilidades,¬†trasgresoras o conservadoras, pesimistas u ut√≥picas, es adem√°s una manera de so√Īar la Patria. Y tambi√©n una forma posible y por tanto real de construir nuestros propios destinos.

 

CCPC-la-Republica-Light-3-de-El-Portazo

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ