Carlo Fidel frente a los espejos cóncavos de Lucas

Pararse frente al espejo es percatarse de que nunca estamos solo y descubrimos, además, una verdad aún más aterradora: convivimos con el enemigo. En el vidrio está contenido “los otros yo” (el payaso, el dador, el mimo, el ingenuo, el severo, el hippie), infinidad de caracteres que nacen del ánimo y la circunstancia. Y a veces queremos que nos nazca el poeta y aparece el bufón, o solicitamos a lo más sagrado por el valiente y hallamos al apático.

Sobre tales desbordamientos internos gira el videoclip de la canción Frente al espejo del joven trovador matancero Carlo Fidel Taboada, perteneciente a su disco En brazos del mundo, que ganó el premio Lucas en la categoría de artista novel, aunque resultó nomidado en tres más: trova, opera prima y making of.

Con la dirección de Leomar González, el clip posee una carga conceptual rica en interpretaciones, tanto por la parte visual como por lo musical –la que abre este texto puede ser una de tantas– que constituye una de las riquezas del producto. El empleo de una fotografía de colores lúgubres provoca una impresión de recogimiento espiritual acorde con los influjos de la canción. También destaca el uso de la técnica de stop motion y una edición efectiva que suple los efectos especiales del material.

“La idea es que no fuera algo con un fin promocional, sino artístico; porque si lo primero se imponía se hubiera creado un producto con un pobre criterio estético” comenta Carlo Fidel. “Yo quise darle toda la libertad creativa posible a Leomar. Él es muy talentoso, proviene del mundo de la plástica y desde hace años incursiona en el videoclip.”

“Frente al espejo” se realizó gracias a la beca de creación de la AHS “El Reino de este mundo”. Sin embargo, como explica el trovador, el presupuesto que le otorgaron quedaba demasiado justo para las necesidades de producción. “Prácticamente se hizo a pulmón”, confiesa Taboada.

Por ello el premio de este videoclip resulta aún más valioso, porque demuestra que con lo mínimo, desde un punto de vista monetario, se puede elaborar un producto artístico de calidad; no obstante, esto no siempre se vuelve una verdad, porque queramos o no, una producción audiovisual lleva un financiamiento elevado, desde la contratación de los diferentes técnicos, el editor, el camarógrafo, el sonidista, hasta la obtención de la utilería y las locaciones para filmar; y no todos los creadores tienen acceso a estos fondos.

“Los Lucas tendrían que otorgar, además del premio, un presupuesto o, por lo menos, posibilidades de producción. Debería posibilitar que no solo se quede en el reconocimiento público a la obra, sino que se constituya en una plataforma de crecimiento para los realizadores.”

Carlo Fidel Taboada próximamente estrenará dos nuevos videoclip, ambos en formato de animación. Él ha hallado en el audiovisual un lenguaje nuevo que disfruta, aunque rompa los esquemas tradicionales de intercambio con el público. Descubrió, tal vez, que frente a este espejo cóncavo, aquel que amplía las imágenes que se proyectan en su interior, puede multiplicar y reproducir esa infinitud de “otros yo” y, de esta manera, al ofrecerse puro, aunque fragmentado, puede caer en los brazos del mundo.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico