Tomado de Periódico 26


Un primer libro no es un b√ļcaro sin flores

Aunque se llame¬†Abrazo a un b√ļcaro sin flores, un primer libro siempre es ese jard√≠n a que se espera asomar el lector para conocer al novel ‚Äújardinero‚ÄĚ, que qui√©n sabe si despu√©s figure entre los inspiradores necesarios en su estand. As√≠ nace la primera publicaci√≥n del joven tunero David Montero Figueredo, que vio la luz recientemente por la editorial¬†Primigenios, de Estados Unidos.

Alrededor de 40 poemas en verso libre hablan de su yo interno, ‚Äúde vivencias con las que se buscan respuestas a insatisfacciones espirituales y materiales, y se analiza si somos √ļtiles porque, si no lo somos, qu√© sentido tiene la vida‚ÄĚ.

√Čl empez√≥ a escribir cuando yo apenas gateaba, all√° por los a√Īos 90 del pasado siglo, cuando formaba parte del proyecto La Paliza que, desde la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), aglutinaba a cultores de varias manifestaciones. Adem√°s de poes√≠a, realiza cuentos y novelas, y ha ganado algunos premios como el prestigioso Portus Patris y otros durante el evento La Pupila Archivada.

Thomas Eliot, William Shakespeare y casi todos los escritores norteamericanos e ingleses son referentes suyos en la literatura. En el caso de este texto, t√≥picos como el vac√≠o interior del ser humano, la soledad acompa√Īada, la muerte real y la llamada muerte en vida, convergen en sus p√°ginas con un halo que conmina a reflexionar, instrospeccionarnos y alejar prejuicios, falsedad y otros lastres.

Muerte y verdugos
tiene la yerba cruda,
el pobre v√°stago abandonado
a su suerte de morir,
a las indomables espinas,
al paraje baldío cubierto de lágrimas,
(…)
Hacia atr√°s vuelve mi vuelo z√°ngano,
la nube que vi,
tempestades torcidas de √°tomos, vientos,
hacia imperiosa torre sin fin.

David Montero‚ÄúPublicar el primer libro es algo incre√≠ble‚ÄĚ, me dice con sencillez. Y lo es, pero no lo entrevisto tanto por eso, sino porque desde que lo escuch√© leer poes√≠a a√Īos atr√°s en el espacio La glorieta y la estrella, que conduc√≠a aqu√≠ la escritora Marina Lourdes Jacobo, reconoc√≠ al gran literato que es.

Por su filosofía de vida, más dado a la onda rockera que a la predominante, ha sido marginado alguna que otra vez por personas carentes de alma y de visión, pero el talento se impone y este cuaderno así lo demuestra.

‚ÄúPara ser escritor hay que ser sincero con uno mismo y las circunstancias. La literatura para m√≠ es catarsis, sentido de la vida y utilidad. Me ha hecho m√°s humano, pues el arte es un ant√≠doto contra los males y un medio de redenci√≥n‚ÄĚ, dice quien se acerca tambi√©n al performance, la pintura, el dibujo y la m√ļsica.

‚ÄúActualmente trabajo en una novela llamada¬†Ratas, que tiene que ver con la hipocres√≠a y la moral de las personas‚ÄĚ, a√Īade este ‚Äúser- lobo estepario‚ÄĚ, que solo sale de ‚Äúsu guarida‚ÄĚ a compartir con verdaderos amigos como los escritores Ana Rosa D√≠az Naranjo y Rafael Vilches. Su hija Lena, de apenas 6 a√Īos, ilumina sus pasos en las letras, ese hermoso universo que conforma con versos como: «Qu√© atisbo cruel es la poes√≠a/ para los ojos de quien la sue√Īa /escapatoria a la expiaci√≥n de los d√≠as vac√≠os. / La poes√≠a de quien la sue√Īa y la viva/ como respuesta a la investigaci√≥n/ porque en el d√≠a o la noche ha sido feliz».



Gana tunero premio literario Pinos Nuevos en poesía

El joven amanciero Alexander Ramón Jiménez del Toro se alzó recientemente con el premio en poesía en el Concurso Nacional Pinos Nuevos, que auspicia el Centro Cultural Dulce María Loynaz, del Instituto Cubano del Libro, con su obra Piedra de sacrificio.

Seg√ļn consta en el sitio web¬†Claustrofobias, el resultado se dio a conocer este 23 de abril, fecha en que se celebran los d√≠as mundiales del Idioma Espa√Īol, del Libro y del Derecho de Autor.

El jurado en el g√©nero de poes√≠a, integrado por Susana Haug, Alex Pausides e Ismael Gonz√°lez Casta√Īer, le concedi√≥ el lauro (seg√ļn cita la p√°gina mencionada) ‚Äúpor ofrecer, mejor que sus contendientes, el misterio simple de la vida en un lenguaje sencillo que cierra con entendimiento convincente sus asuntos cotidianos; y por haber dosificado citas, frases lexicalizadas y temas manidos para legitimar el sufrimiento humano sin enemistarse con el mundo‚ÄĚ.

En di√°logo con¬†26 Digital, el autor expres√≥: ‚ÄúEstoy muy contento, pues es un certamen muy prestigioso, especialmente para los escritores j√≥venes y porque, adem√°s, gracias a ello mi poemario ser√° publicado por la editorial¬†Letras Cubanas‚ÄĚ.

Seg√ļn √©l, el texto se divide en dos cap√≠tulos. El primero trata sobre el mundo material como los muros, las estructuras f√≠sicas y las piedras. Mientras el otro versa sobre lo espiritual, sensorial y filos√≥fico.

Este es el segundo cuaderno publicado por Alexander; le antecedi√≥¬†Pa√≠s mental, salido en el 2017 por la editorial¬†La Luz,¬†y tambi√©n tiene uno aprobado por la editorial¬†Sanlope, de Las Tunas, titulado¬†El pa√≠s de los enanos, que escribi√≥ para el p√ļblico infantil.

‚ÄúActualmente, que vivimos tiempos convulsos, la literatura para m√≠ es un refugio, una tabla de salvamento, una de las cosas que me mueve y apasiona. Por estos d√≠as de distanciamiento social necesario veo un mayor acercamiento de las personas a la lectura, m√°s inter√©s hacia los e-book, adem√°s de enraizarse el movimiento literario y propiciar que se compartan textos, eso es muy bueno‚ÄĚ, afirm√≥ al preguntarle sobre el papel de la literatura en el contexto de la Covid-19.

√Čl aprovecha para pulir sus libros in√©ditos, entre ellos, el de cuentos llamado¬†Figuras de papel, que le permiti√≥ con uno de los relatos ganar una beca de creaci√≥n convocada por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS). Adem√°s, trabaja en un volumen de d√©cimas y en una novela para ni√Īos.

Tambi√©n, como parte del concurso, la Colecci√≥n Editorial Pinos Nuevos 2020 en el g√©nero de narrativa concedi√≥ menci√≥n a la obra¬†Eternos n√≥madas, del tunero Francisco Rafael Espinosa Gonz√°lez. Sobre ella el jurado, en este caso compuesto por Julio Travieso, Dazra Novak y Ra√ļl Flores, reconoci√≥ ‚Äúel cuidadoso uso del lenguaje y el buen manejo de las t√©cnicas narrativas‚Ķ‚ÄĚ. Enhorabuena.



Una Luna Creciente en el ciberespacio

Desde hace ya un tiempo, a prop√≥sito de ese nubarr√≥n llamado coronavirus, suele asomar de vez en vez una Luna Creciente en el ciberespacio. Sale gracias al ingenio de un joven cantautor tunero llamado Jes√ļs Ricardo P√©rez Cecilia, quien quiso compartir con los usuarios poes√≠a, valores √©ticos y est√©ticos, algo de artesan√≠a, pero sobre todo, trova, como parte de una iniciativa con ese singular nombre.

En la vida real (o sea, del lado de ac√° de nuestras computadoras, tabletas, celulares‚Ķ) ya ese ‚Äúsat√©lite natural‚ÄĚ tiene su versi√≥n en forma de pe√Īa mensual, precisamente en la sede de la vanguardia art√≠stica joven: la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), organizaci√≥n de la cual forma parte su promotor. Pero ahora, por las circunstancias, hubo que buscar alternativas e Internet abri√≥ una ventana.

Con la intenci√≥n de la aparici√≥n de esa Luna‚Ķ en¬†Facebook,¬†26 Digital¬†convers√≥ con Jes√ļs, joven amable y talentoso m√°s conocido por Chuch√≠n, quien habl√≥ de los antecedentes de la iniciativa (casi un a√Īo de funcionamiento en la AHS) y su actual extensi√≥n.

Luna Creciente en la AHS‚ÄúTodo nace del inter√©s de un grupo de j√≥venes de encontrar un sitio para la superaci√≥n, que a la vez implicara intercambio con el p√ļblico. Aunque el eje fundamental ser√≠a (y es) la trova, resulta un espacio para el arte en sentido general, incluyendo la literatura y la artesan√≠a. Adem√°s, siempre defendemos la calidad en las presentaciones‚ÄĚ.

Al preguntarle de dónde nació el nombre de la propuesta afirmó: “Como somos tuneros y aquí nació nuestro arte, supe que en esta tierra estaba la clave. Como es una provincia cuya fuente principal de vida es la agricultura y esta rama en ocasiones se guía por las fases de la luna, quisimos crear una metáfora que sintetizara eso.

Espec√≠ficamente, durante el tiempo de luna creciente es cuando se siembran los frutos que se espera que crezcan altos. Nosotros, al igual que esos frutos, esperamos que al sembrar nuestra obra tambi√©n crezca alto‚ÄĚ.

Esta invitaci√≥n se suma en el medio virtual a la batalla desde el arte contra la Covid-19. ¬ŅC√≥mo lo hace?, a trav√©s de audiovisuales de corta duraci√≥n que incluyen peque√Īas entrevistas a m√ļsicos, poetas u otros cultores, quienes comparten sus obras.

‚ÄúEl arte siempre ha sido refugio de sentimientos, y hoy, cuando vibran m√°s que nunca el miedo, la ignorancia acerca del futuro y tristemente, la negligencia, necesitamos m√°s que nunca de la esperanza, la sonrisa, la paz y esa luz que emana del arte. No es la primera vez que los artistas nos reinventamos para crear. Hoy tenemos las tecnolog√≠as a nuestro favor y si son el medio disponible para ayudar, bienvenidas sean las alternativas‚ÄĚ, apunt√≥.

En su perfil de¬†Facebook¬†tambi√©n comparte mensajes de aliento que hablan de una pureza interior: ‚ÄúLa cultura no descansa‚Ķ no hay l√≠mites para los sue√Īos‚Ķ es la primera vez que como j√≥venes artistas podemos hacer algo por el mundo, y si sirve de aliento, entretenimiento, educaci√≥n o paz para una sola persona, habr√° valido la pena…‚ÄĚ

Chuch√≠n es un joven de estos tiempos consciente de su responsabilidad social y por ello aconseja: ‚ÄúDebemos unirnos como seres humanos alrededor del llamado a extremar las precauciones. Al quedarnos en casa no solo estamos pensando en nosotros o en nuestras familias, no solo estamos pensando como pa√≠s, sino que estamos siendo √ļtiles a la humanidad. Eso es m√°s que razas, sexos, ideolog√≠as y criterios encontrados. Es hora de mirar qu√© hay en el centro de nuestro pecho y hacer algo por el mundo que pide a gritos nuestra contribuci√≥n‚ÄĚ.

Ciertamente, se siente guardi√°n (y lo es) de esa Luna Creciente que desde el 30 de mayo del 2019 alegra nuestra Casa del Joven Creador y, aunque ahora deba iluminar solo espacios virtuales, se siente √ļtil y feliz. Mientras tanto, la poes√≠a y las buenas melod√≠as corren por sus venas y se aprecian en palabras como estas: ‚Äúhenos aqu√≠, trovando sue√Īos para que nuestra Luna crezca‚ÄĚ. Por j√≥venes como √©l estoy segura de que hasta el Astro Rey, si pudiera, se quitar√≠a el sombrero.




Jornadas escénicas celebraron en Las Tunas Día del Teatro Cubano (+galería de fotos)

Por estos días el arte de las tablas vuelve a cautivar nuestra ciudad. El Día del Teatro Cubano, que se celebra cada 22 de enero, seduce al encuentro con la manifestación para recordar, como es tradición, una triste página de la historia.

[+]