Rodrigo García Garcés


Café Barquito: una infusión energizante de cultura

Al arribo de un naciente 2020, un renovado Caf√© Barquito en la sede de Ciego de √Āvila de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, este mes de enero, abre sus puertas, brinda caf√© y expone muestras de buen arte, sobre todo joven y vanguardista, ya ofrecido en promesas desde su p√°gina oficial. La tan anhelada zona de confort, de un p√ļblico con gustos alternativos al de la constantemente evolutiva sociedad actual, en la casa de los j√≥venes creadores cubanos, ya es un hecho.

La AHS, situada en el n√ļmero 160 en el bulevar de calle Independencia, entre Jos√© Mar√≠a Agramonte y Sim√≥n Reyes; donde nunca falta espacio para un joven artista, amante de las artes o cualquiera que se sienta √°vido de cultura y ra√≠ces, hoy brinda un escenario √ļnico para compartir y disfrutar tanto del arte como de la compa√Ī√≠a m√°s grata. Bajo una tenue luz ambiente y una fuerte iluminaci√≥n intelectual. ¬†¬†

Es as√≠ como se siente el p√ļblico que visita el Caf√© Barquito de la instituci√≥n, sede del evento de alcance internacional T√≠teres al Centro y de otros en colaboraci√≥n con vecinas instituciones, como Trov√°ndote¬†y Estrofa Nueva.

Definen al establecimiento, pe√Īas como Trovadrugada habitual defensora de los m√°s puros g√©neros musicales cubanos, teniendo como anfitri√≥n al trovador C√©sar Brown¬†y su grupo. Los que cuentan, de literatura, y La S√©ptima Casa, como cat√°logo del s√©ptimo arte, son otras que propician en su seno el debate sobre el arte contempor√°neo cubano, con entrevistas e intercambios de opiniones. Siendo la √ļltima m√°s diversa, por no enclaustrarse solo en la proyecci√≥n de cine cubano.

logo de identidad del lugar.

La idea del lugar se cuenta en d√©cadas. Sin un proyecto concreto, la a√Īoranza de crear un sitio para aquellos que sumaban filas a la Casa, fue siempre un sentimiento de cada asociado. Seg√ļn dijese Osvaldo Cabrera Garc√≠a, director de la Casa del Joven Creador, se tiene como objetivo crear un lugar para la divulgaci√≥n de la buena m√ļsica y la creaci√≥n, recreaci√≥n y disfrute de cada miembro. Objetivo que se cumplen hoy al pie de la letra. Eso puede observarse cada fin de semana, cuando la amplia cantidad de metros cuadrados del local no alcanzan para brindar asiento a todos sus visitantes.

El Caf√© debe su nombre a √Āngel L√°zaro S√°nchez, alias Barquito, segundo presidente de la sede provincial y promotor cultural de vocaci√≥n, hasta su temprano fallecimiento por problemas de salud. A√ļn sin ser un proyecto formalizado, ya creaba una trayectoria fundamentada en la celebraci√≥n de grandes acontecimientos de car√°cter nacional, como el 25 cumplea√Īos de los Juegos Florales y la participaci√≥n de artistas de alto est√°ndar como lo son Brenda Navarrete, Arnaldo Rodr√≠guez, y Alain P√©rez, estos dos √ļltimos en espacios te√≥ricos y clases magistrales, respectivamente, as√≠ como en el transcurso de la celebraci√≥n del Festival Pi√Īa Colada 2019, del cual fue una de las sedes.

Alain P√©rez en compa√Ī√≠a de su amigo, trompetista, Dairon Oney. De derecha a izquierda. Foto: Rodrigo Garc√≠a Garc√©s

El Caf√© Barquito contribuye a la diversidad y el jolgorio de opiniones, a la conformaci√≥n de p√ļblico y enriquecimiento cultural de sus invitados, visitantes asiduos y artistas que se proyectan desde √©l. Manifiesta as√≠ un acrecentado desarrollo y pluralidad del pensamiento joven cubano, fundamentado en el resguardo de las ra√≠ces con la realizaci√≥n de eventos y un programa de actividades habituales destinados al incremento y culturizaci√≥n de la audiencia.

Apoyado por los medios de difusi√≥n locales como Radio Surco, Peri√≥dico Invasor y Televisi√≥n Avile√Īa, se consolida como un espacio de conformaci√≥n de opini√≥n p√ļblica.



Intentando ser bohemio en Ciego de √Āvila

M√°s apretado que el beso de un mu√Īeco, estaba el caf√© Kcharrito la noche del s√°bado 4 de enero en Ciego de √Āvila. Ostentoso de ser la √ļnica oferta gastron√≥mica con algunos aires de cultura bohemia en la capital provincial. Como si en esta no existiesen otras instituciones para brindar ofertas e intentar reunir, desde el seno de tan enriquecedoras opciones, a la poblaci√≥n avile√Īa.

Al arribo de un grupo de personas que esperaban pasar su noche del primer fin de semana del a√Īo en el patio de la UNEAC, aquel peque√Īo cacharrito, que mide aproximadamente tres metros de profundidad por dos y medio de ancho, era la √ļnica alternativa.¬†

La UNEAC, con un bar en pleno funcionamiento y buen abastecimiento, con todas sus luces apagadas recibiendo el nuevo a√Īo. La ACAA, con a√Īos de planificaci√≥n y construcci√≥n, prefiere no hacer ostentos de sus planes que tiran de la l√≠nea del tiempo como si fuese un chicle, por no hablar de un caf√© literario, idea transparente o inexistente de instituciones como el Centro Provincial del Libro, la Biblioteca Provincial Roberto Rivas Fraga y Ediciones √Āvila, de eso, para qu√© hablar. Los atrevidos particulares son la √ļnica oferta.

Toda la bohemia de Ciego de √Āvila en aquellos tres por tres. Desarrollado en un garaje donde apenas pudo aparcar un Lada, se acumul√≥ con inicial falta de voluntad, todo aquel que cuando las escasas ofertas de √°reas limpias de reggaet√≥n de la provincia cierran, no encuentran algo menos concurrido. Amigos que no esperaban encontrarse esa noche, conocidos que nunca hubiesen coincidido en un kil√≥metro a la redonda, pudieron bridar o simplemente verse las caras. Algo bueno trae todo mal, qu√© se puede decir.

Cuando a√Īos atr√°s este arom√°tico local abri√≥ sus puertas fue la esperanza de que floreciesen otros del mismo o parecido estilo, y fuimos bendecidos. Surgi√≥ una casa del t√©, y otro el cual, realmente no s√© si en el per√≠odo que dur√≥, dio tiempo a conocerse por un nombre; eso s√≠, todos de esfuerzo cuentapropista. El tiempo pas√≥ y fue cruel, La Casa del T√© cerr√≥, ese tercero, pereci√≥; y no soy quien para juzgar o culpar a una mala administraci√≥n o al desfavorecimiento aportado por aquellas instituciones estatales que se dijo deber√≠an servir de abastecimiento para estos emprendedores negocios, pero el √ļnico sobreviviente ha subido sus precios, al menos tres veces desde su apertura.

Supongo que la AHS no puede hacerse cargo ni llevar en sus hombros tal peso, estamos acostumbrados ya, que sea esta Organizaci√≥n no Gubernamental quien d√© a ratos algo interesante al quehacer de los noct√°mbulos avile√Īos. Con el decrecimiento y finado de algunos de sus eventos, como Semana de Arte Contempor√°neo, el empobrecimiento de las opciones seguir√°, en contra de nuestros deseos, en un aumento sustancial; cada vez son menos quienes apuestan por establecimientos de tales cualidades.

Debido al temprano horario de cese de servicios del Kcharrito, visitar discotecas o irse a dormir eran las siguientes opciones. El Patio de Artex fue entonces uno de los diversos caminos, que, para contaminar nuestros o√≠dos, acatamos. Entre los locales repa de la provincia, que se identifican con temas como ‚Äú‚Ķchamp√°n, champ√°n, borracha‚Ķ‚ÄĚ e int√©rpretes como ‚ÄúEl Chulo‚ÄĚ se encuentran este establecimiento, en el cual, entre ‚Äúcol y col‚ÄĚ puedes escuchar m√ļsica bailable cubana. Y no digo: ‚Äúno llegues a disfrutar al fondo de una botella de Havana Club‚ÄĚ, pero por favor, quiero elegir, que no sea porque carezco de opciones. No quiero vivir la imposibilidad de sentirme bohemio en Ciego de √Āvila.



Trovadrugada le pone sabor a las noches avile√Īas

Y como ‚Äúla trova sin madrugada no sabe a nada‚ÄĚ, como dijese Silvio Rodr√≠guez, ¬Ņqu√© hora ser√≠a mejor para dar inicio a una descarga a trova limpia que a la media noche? El segundo y cuarto viernes de cada mes, en el Caf√© Barquito de la Asociaci√≥n Hermanos de Ciego de √Āvila cuando una gran diversidad de p√ļblico carece de buena m√ļsica, ciento por ciento cubana. Un espacio como ning√ļn otro, donde la juventud es el motivo y la raz√≥n.

Entre los proyectos del vicepresidente de la Asociaci√≥n y trovador C√©sar Brown, gana un peso fundamental el desarrollo de una pe√Īa fija de trova con la AHS como √ļnica o principal sede. Sin fines de lucro, se implementa un proyecto apoyado con una estrategia de marketing y promoci√≥n m√°s all√° de la producci√≥n de la Casa del Joven Creador, con fuerte impulso en las redes sociales, videos promocionales y el dise√Īo de una identidad visual. Una eventualidad as√≠ crea un enriquecimiento bilateral entre el Caf√© Barquito, su sede, y la nov√≠sima trova en Ciego de √Āvila.

Entre sus ensue√Īos se plantea la idea de convertirse, m√°s que en un simple espacio, en un movimiento. Con una frecuencia relativamente corta, otros trovadores son invitados a recrear sus propias canciones en duetos en armon√≠a con sus anfitriones, as√≠ como con las de autor√≠a propias de la pe√Īa, en versiones del honorario. Contribuyendo as√≠ a la diversidad de creaci√≥n y el enriquecimiento mutuo dentro de la trova, en esta ocasi√≥n, no solo en la provincia, sino, en toda Cuba.

El acontecimiento tiene un espacio precursor, de cuatro a√Īos de duraci√≥n, del mismo C√©sar Brown en el Centro Cultural Arauca, del municipio Venezuela, de la propia provincia, llamado Pe√Īa Nuestra. Con una base experimental como esa solo queda replantearse la idea repleta de ap√©ndices. Esta se constituye de segmentos musicales, de oratoria y otros apegados a la manifestaci√≥n art√≠stica que represente su invitado.

El futuro pr√≥ximo de Trovadrugada muestra un radical cambio de lo que hasta el momento se ha establecido. Aunque cuenta ya con algunas participaciones de invitados, en el formato actual tomar√° protagonismo la voz femenina, con una peculiar forma de interpretar las canciones que fundamentan un reconocimiento de la agrupaci√≥n ante su p√ļblico.

Durante el tiempo que su vocalista principal traza su gira en solitario por Espa√Īa, Adalys Diaz Mendoza, quien hasta ahora se mantuvo en los coros, recrear√° la atmosfera, en un restaurado y climatizado Caf√© Barquito, manteniendo su p√ļblico hasta la apertura de sus servicios. Se caracterizar√° la pe√Īa en este per√≠odo por la interpretaci√≥n de covers y algunos temas representativos del grupo.

Apoyado por las cercan√≠as, ya en tr√°mites, de otras instituciones como radio y televisi√≥n locales, la metamorfosis es indescriptible, y lo que se pensar√≠a como una peque√Īa pe√Īa local, puede llegar a transformarse en una serie televisiva de corte period√≠stico o entretenimiento, o un programa radial; cualesquiera de estas, fiel defensora de la cultura cubana, sobre todo la del terru√Īo, e ideales de su juventud.