Rodrigo García Garcés


AHS avileña, una orfebre continuadora de la obra martiana

Fue en 2004 cuando el poeta avileño Arlen Regueiro Más idease la Gira de Poetas y Trovadores Estrofa Nueva, en la filial de la Asociación Hermanos Saíz de su provincia. Como de seguro le hubiese gustado a José Martí, el objetivo era llevar el arte de las letras, en poemas, hacia todos los rincones de los 10 municipios, y llegar de este modo a las escuelas, bateyes. La jornada se tuvo su celebración, desde su primera edición, en los días finales del mes de enero, para tener su cierre debajo del busto del Apóstol, en el parque de mismo nombre, del municipio capital.

Desde entonces, en el marco de dicho evento, la AHS en Ciego de Ávila, ha sido orfebre y continuadora de la obra martiana, con eventos expositivos referentes a la misma, como A morir me han de llevar, serie fotográfica del escritor avileño Heriberto Machado Galiana, la cual hace los honores en la apertura de la edición 2019, y la presentación especial de la versión musicalizada, a lo balada del medioevo, del poema Los dos príncipes, por Óscar Sánchez el propio 28 de enero de 2020, una pieza digna de escuchar que transmite el profundo sentimiento de tristeza al cuadrado, del texto martiano.

El intento anual de parecidos aconteceres, durante la jornada, es algo no tan fácil. Todos los días no aparecen magnificencias como estas que no sean simples lecturas lo ya escrito por el Apóstol. Aunque para el siguiente acontecer ya se puede pensar en Joao del Monte que anuncia por estos días una sugerencia de canción con los versos:

  • “…Mi verso es de un verde claro
  • Y de un carmín encendido
  • Mi verso es un ciervo herido
  • Que busca en el monte amparo…”

Nunca es larga la espera si el motivo es bueno. Pero no solo Estrofa Nueva ha sido impulsor de estos ideales en la sede avileña, más de un evento creado y desarrollado por la misma emana voluntad de homenajes, y tiene los honores el Encuentro Nacional de Jóvenes Trovadores Trovándote. En su segunda edición en septiembre de 2006, la serenata final se hizo a la sombra de la esfinge en el centro del parque Martí, eventualidad que quiso retomarse en su edición 2020 bajo el eslogan, en parafraseo, “Soy la canción, soy el verso”, pero las medidas para la prevención de la Covid-19 ya no permitían espacios que incitasen las aglomeraciones de personas. Como estos, son muchos los momentos que vuelven a esta sede una tributaria a la obra martiana.



Música de autor o descarga de parque

«El disfrute de la música en vivo» es la respuesta que casi siempre obtengo cuando le pregunto a algún nuevo rostro que veo rondar la Asociación Hermanos Saíz en Ciego de Ávila, que busca encontrar o le atrae del lugar. Lo que aquí se hace, no escapaba de un público selecto, de artistas, uno que otro asociado o amigos de quien desempeñaba el roll de organizador.

Un cambio fue notable cuando abrió las puertas su Café Barquito y se oficializó la peña Trovadrugada de César Brown y su banda, acompañado de un incremento organizativo de calidad que ya traía el colectivo de trabajadores de la institución. Quizás fue solo el café o el ejemplar desempeño laboral, y el grupo no tuvo nada que ver, pero de, trovador a guitarra limpia, a banda a dos voces con tres, guitarra, bajo y percusión, hay que vivir la transmutación y ver al público centrar su atención, luego, brindar aplausos.

«Lo de los rockeros» o «Lo de los pelús» así le llamaban año y medio atrás a la institución representante de la joven vanguardia artística, cuando a alguien intentabas darle referencia del lugar, tuve la experiencia. Aún hay quien le hace rechazo pues, no somos un pueblo donde prevalece el gusto por la cultura; o el individuo tuvo la mala experiencia de pasar el día que se hizo algo por salir del paso y aunque la promoción estuvo, la organización o exposición, no fue la ideal.

Recuerdo una noche de lluvia, que tres amigos y yo, esperábamos que al menos un poco escampase, ya a las 11:00 p.m., y de las afueras de la cristalería me hizo entrar un conjunto de instrumentos donde sobresalía un saxofón, a quien luego reconocería como Livan Tartabull, director del Quinteto Saxofones, y por primera vez, presté atención a la obra de César.

Identidad de César Brown Band

Personalmente, soy alguien que disfruta muchísimo, escuchar sonar guitarras en cualquier esquina o en las descargas de parque. Ahí donde se canta a Sabina, Buena Fe o Melendi, y lo que se le ocurra o sepa tocar el guitarrista que a esa hora no está para improvisaciones.

Cuando escuchas a Ramón David en su aire psicodélico vocalizar «…rockockococó…» o el simpático Óscar Sánchez que se mueve de un instrumento a otro sin cesar, y la inercia te voltea y te preguntas qué está pasando ahí ¡Eso no es lo que pasa siempre! Un trovador, a pura guitarra, no siempre se escucha gustoso.

En Ciego de Ávila, por suerte, no solo yo me he dado cuenta de eso. Las dos agrupaciones con fuerte lazo hacia la institución se han crecido de forma tal que un conjunto de instrumentos genera arreglos que te hipnoticen, como un bajo o clarinete, protagonista; o el acompañamiento de un chelo o un saxo a una trovadora o Dj, aspecto a tener en cuenta cuando no se es diestro un cantante en la guitarra o su arreglo no es precisamente un Concierto de Aranjuez.

Yeni Turiño en Trovándote 2020, en acompañamiento de un chelo

No se puede descartar que los músicos son de pagar y pocos trabajan de gratis (peña Trovadrugada) pero hay que encontrar la forma, de que se haga algo con calidad y de que se les pague, claro. O cómo le explico yo a los amigos, no asiduos a este círculo, que emocioné por los cielos para que viesen este Trovándote 2020 a Rolo Rivera, de quien sus canciones ocupan parte en todas mis listas, con ese estilo muy jazz que tiene de representar ritmos cubanos.

Rolo Rivera en Trovándote 2020

Un claro ejemplo fue, en el mismo festival, Kamankola, quien a concierto trajo un guitarra acompañante, y a dos guitarras, una acústica y otra eléctrica, acompañando su voz; no hubiese podido encantar más al público de lo que lo hizo. ¿Cómo fue el concierto de Marta Campos que hizo sonar tan bonito la bella canción «Sabor Salado» de Diego Gutiérrez? La respuesta está clara, cuando se quiere se puede.

Marta Campos en concierto en el Patio de la UNEAC, Ciego de Ávila


Funk Cimarrón (+ audio)

Un “Dios, negro, americano”, como lo llamase Fito Páez en Festival Internacional de Cine Pobre Gibara 2018. No pudimos tenerlo en 2019, en el evento de música alternativa más grande que vive la provincia Ciego de Ávila cada año; incluso puedo sincerarme, pensé, después que creciese lo suficiente su estándar artístico, jamás podríamos verlo. Muy mal juzgué el poder de convocatoria que tiene nuestro Piña Colada y su organizador, Arnaldo Rodríguez. Pero incluso, lo mejor planificado, comprende margen de error, nadie previó una pandemia, y sí, pareciese en otra realidad una comedia negra.

Este 2020, después de intentar seguirle a Romerías de Mayo, al Festival Internacional de Cine Pobre en Gibara en su edición 2019; y pensar que no sentiría más angustia, el Covid-19 no permitió la celebración del Piña Colada 2020 y con él, tampoco su apertura, en voz de CimaFunk. Sigue la provincia más al centro de la isla careciendo de un buen funk cubano. Nos conformaremos por ahora con una vista digital de su obra y la esperanza de que la AHS en Ciego de Ávila, como la de Holguín en sus Romerías, nos acerque en un futuro próximo, posible, al cimarrón que ha demostrado compromiso con la institución, a la cual se asocia.

En 2018 no existía más que de Los Boys y «Me Voy… pa’ mi casa» no era una frase tan popular entre el cubano común como ¡Ay, dios mío!, efecto adverso al de los dos años siguientes, el fenómeno del funk cimarrón había electrificado no solo La Habana, sino desde el Cabo de San Antonio hasta la Punta de Maisí. Destacando en sus siguientes audiovisuales, una saga de Daniel Arévalo conectada por la dirección de arte y la aparición de personajes recurrentes, con una selección de vestuario acorde con la tendencia de su música. Dicha saga comprende las canciones «Me voy pa’ mi casa», «Ponte pa’ lo tuyo» y «El potaje».

El Café Barquito de la sede avileña –a propósito, sería un buen lugar donde podría replicarse la presentación favorecida por NPR Music en su modalidad audiovisual llamada Tiny Desk Concert–, donde tuvo la posibilidad de estar el artista junto a su grupo, con el estreno de futuros sencillos como «Cocinarte». En un espacio que han compartido Sting, exvocalista de The Police; el rapero Shaggy y la británica Adele. Con el proyecto de patio que labora la Asociación en Ciego de Ávila, o, la no primeriza coordinación con el Hotel Rueda o Patio de Artex, tomaría la ciudad dos bocanadas del intérprete, con la posibilidad de dos presentaciones de distinto formatos.

En el «negocio» de un amigo emprendedor, negocio de esos que pluralizan la audiencia de nuestra cultura, copiando información a memorias flash, discos duros y CD; puedo recordar a un señor de avanzada edad, que aparte del reguetón quería copiar, a pedido de su nieto, esa canción «…y si tú quieres me voy pa’ la tuya». El señor era del municipio Florencia. Para que sepan, este municipio no tiene ni discoteca y cuenta con una sola entrada a Ciego de Ávila y otra a Sancti Spíritus, mediante carreteras que conectan con otros municipios, además, no comprende vías directas a ninguna de las cabeceras municipales, ni a la Carretera Central, ni Autopista, ni Circuito Norte. Y hasta ahí ha llegado la música de Cimafunk.

El cantante ya es internacional y Billboard lo recomendó como música para ser música escuchada en 2019. Al primer trimestre de 2020 ha colaborado con figuras de los más altos estándares de la cultura musical cubana como Omara Portuondo, Chucho Valdés, La Orquesta Aragón, Juana Bacallao, “El tosco”, Pancho Amat, Roberto Carcassés, director de Interactivo; Alexander Abreu; y con otros de la cultura internacional, como el Latín Grammy, peruano-americano, Tony Succar, la banda soul de New Orleands The Soul Rebels, Tarriona Tank Ball y el argentino Fito Páez.

Han sido tres Trovándote, peñas de ocasiones especiales. Y recuerdo, desde el concierto de Kamankola en marzo de 2019, motivo de su gira nacional, que Michel Pérez Abreu, conductor habitual de los eventos de la Asociación, rifaba el CD «Antes que lo prohíban» a quien adivinase que Cimafunk era el artista alterativo más promocionado del momento.

Muchos los estábamos esperando, pensando que ese momento… ya venía llegando.



AHS avileña, ¡quemando los datos!

Como se había acordado, la tarde del viernes 4 abril, precisamente a las 2 de la tarde, en el Café Barquito de la Asociación Hermanos Saíz en Ciego de Ávila, hacían presencia un grupo de asociados en representación de la vanguardia artística avileña. En transmisión en cadena con el resto de las células del país, vía Skype, brindaban su arte, estos jóvenes creadores, desde Cuba para el mundo con Celia Molina Sánchez, comunicadora de la sede avileña, y representante de la sección de crítica e investigación, como conductora en el espacio avileño.

Caracterizó al gremio central, la jocosidad entres sus participantes con sobresalientes risas. Entre los presentes se encontraban representantes de las secciones Artes Escénicas, Música, Literatura y Crítica e Investigación, tales eran los casos de Alejandro Quiñones, el grupo de trova femenino Motivos Personales, Raynel Nodal, repentista de reconocimiento nacional, y en las letras Iracema Díaz, Daniel Cruzata y Gabriel Montero en voz de Celia Molina con su poema “Yo tuve un sueño…

…Era un sueño ahogado en sangre y sudor ruidoso que me espantaba.

Millones de no-muertos entonaban en orgullo sus balidos de guerra,

y lo derrumbaban todo con balbuceante ardor.

Yo tuve un sueño…

Pero ya no creo en los berrinches de la jauría.

Aunque de vez en cuando

me pregunte qué es la lucha.

Da igual cuántas palabras inventen.

Son demasiados los libros

en los que no se menciona la palabra amor.

Yo tuve un sueño…

Oh, era solo mi sueño: reinterpretémoslo a mi antojo.

Yo soñé que en el fondo y a pesar de todos

somos todos más tiernos que mil fusiles,

que mil antorchas,

que mil espasmos fingidos.”

La representación de la provincia más al centro de la isla tomó partida a continuación de Guantánamo con las lecturas, en voz de sus propios autores, de los poemas «Apocalipsis 4.0» de Iracema …

«Si cayeran las paredes que sostienen

Flotaríamos en un limbo,

Mancharías la memoria en lo ingrato de encarnar

Mienten los ojos, no haya palabras que calmen mi infortunio

Solo la paz

Incontables besos morirán en el Olimpo

No están los detalles que aplaquen lo que hiere

Si cayeran las paredes obsoletas

Al menos, miraríamos cómo se derriban los muros ajenos

El preludio, las sienes, huestes tropezando sobre sí mismas

Sin las paredes no fuéramos más que seres de la aurora y el crepúsculo,

Calcomanías del paisaje

La intemperie fragua, la carne débil con que habitamos, si estamos dentro»

… Daniel le siguió con su creación «Muerte»:

«Profusa tendencia que nutre la ausencia de una muerte postergada

Torrente de sentimientos que demandan las emotivas marcas de nuestro argot

Abrazo eufórico de subterfugio que aplasta las ineludibles ironías de heraldos cegadores

Liviandad de seres resurgen de este mundo apenas discernible

padeciendo la agónica repetición de la existencia…»

De igual forma, el repentismo y la improvisación total de parte de Raynel trajo versos inspirados en la actual situación social. La apertura y cierre corrió por parte de la agrupación trovadoresca, con la interpretación de canciones de su propia autoría.

Jóvenes por la Vida

Transmisión en Vivo de las presentaciones de Jóvenes por la Vida, creadores de la Asociación Hermanos Saíz brindan su arte.#CubaSalva#EstamosContigo#StreamingCuba#QuedatenCasa#CubacontraCovid19#CubaPorLaSalud#AHSCuba#LaSaludTocaATuPuerta#JovenesporlaVida#ElArteSalva#MantenteInspirado

Publicada por Asociación Hermanos Saíz en Viernes, 3 de abril de 2020

La Asociación de la sede avileña ya se destacaba en su quehacer en las redes con su serie conformada por videos caseros, en el perfil de AHS Ciego de Ávila, donde los propios asociados regalan piezas de su autoría mediante la oratoria o la interpretación musical, así como pequeños spots teatrales del guiñol avileño que comparte integrantes comunes con la institución. Todo a favor de la campaña #QuedateEnCasa.

#consumearte #artejoven #cubasalva #siguecreativo #elartesalva #nopuedoparar #quedateencasa #nopuedoparar #AHSCA

Publicada por Henry Godínez Rodríguez en Sábado, 28 de marzo de 2020



Convocatoria: Núcleos, Jornadas de Arte Contemporáneo

Se lanza, en la filial avileña de la Asociación Hermanos Saíz, la convocatoria de las Jornadas de Arte Contemporáneo, edición que toma el título “Núcleos”. Evento multidisciplinario con un proyecto curatorial común: el respeto a lo que somos, a nuestra construcción social, a nuestra memoria colectiva, individual, familiar… la añoranza del pasado; son algunos de los elementos inherentes en la creación de disímiles artistas cubanos reflejados en nuestro desempeño cultural actual. Sobre los cimientos de Semana de Arte Contemporáneo, respetando sus patrones, este año Ciego de Ávila vuelve a ser núcleo aglutinador para la creación artística, fundamentalmente en las artes visuales.

Organizado por las licenciadas en Historia del Arte Celia Molina Sánchez y Roxana Consuegra Quintana, en coordinación con la AHS, con la petición a la inclusión, de otras instituciones representativas de las artes; las Jornadas de Arte Contemporáneo hacen un llamado a la participación de los jóvenes creadores visuales de todo el país, dirigido especialmente a Ciego de Ávila.

Por la noche de este martes 21 de junio de 2016 se inaugura la 10 Semana de Arte contemporáneo de la AHS. En la galería…

Publicada por Ahs Ciego de Avila en Miércoles, 22 de junio de 2016

Los creadores visuales interesados, pueden enviar la documentación hasta el 15 de mayo, al siguiente correo electrónico nucleos.jac@gmail.com, la cual debe aportar los datos: Dossier del artista, características de la obra en participación como: Título, Técnicas, Materiales y Dimensiones; e imágenes como evidencia de la obra; con asunto: Convocatoria, Núcleos. Cada participante puede concursar con un máximo de 2 obras, y estas deben responder a la temática fundamental.

Es objetivo de las jornadas ofrecer una programación variada, con la confluencia de diversas manifestaciones artísticas reflejadas en exposiciones, puestas en escena, conciertos e intervenciones públicas. Además, con la participación de especialistas, críticos, curadores e investigadores se prevé la realización de conferencias y paneles para reforzar el enfoque teórico, dentro de los cuales cabe destacar un conversatorio sobre el devenir de La Semana de Arte Contemporánea que alcanzó marcada relevancia en la experiencia expositiva nacional.

Se plantean dos propósitos fundamentales:

  1. Incentivar a los creadores visuales avileños a la participación, debido a la depresión de esta manifestación artística en la provincia.
  2. Destinar uno de los espacios a una exposición colectiva donde se vean involucrados los artistas avileños con otros de disímiles regiones del país que deseen participar, además de compartir la curaduría con creadores.

Esta colectiva vendrá para evidenciar la pluralidad de discursos en función dentro del mismo campo de acción, donde los expositores sean de diferentes ramas con raíces comunes.

El espacio se planifica con la pretensión de aglutinar a jóvenes creadores, con otros de carrera en crecimientos en conjunto con los más visualizados en el entorno nacional. Han sido algunos los que ya se han sumado a la lista, entre los que figuran René Peña, Tamara Campo, Liester Amador, Arián Irsula, entre otros. Donde refleje el sentir cubano de cada artista, sin implicaciones políticas, económicas o sociales con una intención cuestionadora.

Se prevé el evento, para su celebración, en la tercera semana de mes de junio, si las situaciones actuales lo permiten, de lo contrario, se trasladará para una fecha mejor condicionada. En las jornadas tendrán participación coordinada las artes plásticas, la escultura, la fotografía, la música, el teatro, la danza, el performance, el diseño, el audiovisual, la literatura y la crítica e investigación; para apoyar a la diversidad en la creación.



La llave pública convoca a la prosa

La palabra escrita es reconocida por la AHS en Ciego de Ávila, en coordinación con el Centro Provincial del Libro y la Literatura, en vísperas de los días 26 al 29 de mayo de 2020. En el año 2001 se convocó a un concurso de narrativa en el ámbito del evento «Juegos Florales», de la sede avileña, que habituaba reconocer a los poetas cubanos ganadores. Resultó ganador el escritor avileño Vasily Mendoza. Con el crecimiento de narradores en el entorno local, a partir del año 2014 se oficializa la entrega del premio bienal «La llave pública» a la mejor narrativa, alternando su entrega con el galardón «Poesía de primavera», al mejor cuaderno de poesía.

En esta, su IV edición, la convocatoria queda abierta hasta el 30 de abril de 2020. Podrán optar por el premio, los escritores cubanos de hasta 35 años de edad, miembros o no de la AHS, abanderados de la narrativa, residentes en el territorio nacional, con obras de género cuento o novela, de temática libre, entre 40 y 60 cuartillas, impreso original y dos copias, mecanografiado a dos espacios en formato A4. Los autores entregarán las obras bajo pseudónimo y sobre aparte con sus datos personales, dígase: dirección particular, teléfono, correo electrónico y centro de estudio o trabajo. La entrega se hará en Asociación Hermanos Saíz, calle Independencia #160, e/ Simón Reyes y José María Agramonte, CP 65 100 Ciego de Ávila.

Para no ver transformado un concurso de alcance nacional en municipal, acatando #QuedateEnCasa,, el comité decide disponer de las direcciones de correo robertoarmas@nauta.cu y roberto.kahrloss@gmail.com pertenecientes al jefe del sección de literatura, para el envío de los textos y datos personales; visto que, «Correos de Cuba» suspendió sus servicios y las transportaciones municipales son restringidas e interprovinciales canceladas con el enjaulado, literalmente, de las terminales, como métodos de prevención para la salud.

Poster de Juegos Florales «Juegos Florales» 2017

Nace de un taller de apreciación literaria nombrado «Compay Grillo», la idea de oficializar el premio con nombre «La llave pública», título de un libro de cuentos de Félix Sánchez, en honor a su labor, por coordinación de los escritores Arlen Regueiro Mas, Carmen Hernández Peña y el mismo Félix Sánchez. Desde el año 2017, la organización de los «Juegos Florales» queda a cargo del jefe de sección de literatura Roberto Armas Díaz y el comité organizador integrado por miembros de los diferentes departamentos de la Asociación.

Con las obras Como mienten los boleros, El sentimiento más importante y Mecánica de las naranjas, han sido ganadores de «La llave pública», desde 2014, los autores Ailín García Gonzales, de Isla de la Juventud, con su primera narrativa; la holguinera Zulema Gutiérrez Lozano, también ganadora de mención por su literatura para adultos El fin, y el tunero Geonel Alejandro Rama Alemán, respectivamente. Las menciones reconocen obras, no ganadoras, pero dignas de resaltar, tales son los casos de Mordidas (2016), por Jorge Lázaro Foronda, y La ciudad que no era mía (2018), de Norge Luis Labrada Gutierrez.

La publicación del cuaderno por Ediciones Ávila es el mayor halago que estos participantes puedan tener. El premio será indivisible, aportará, además, un pago inicial correspondiente a sus anticipos de derechos de autor, de 1500.00 pesos, moneda nacional; acompañado de una obra de un artista plástico avileño, más el diploma acreditativo. El premio puede quedar desierto si las obras presentadas no reúnen la calidad necesaria.



De inicio a fin: Trovándote 2020 (fotorreportaje + audios y videos)

Trovándote cumplió aniversario cerrado y los lauros volaron alto. Se escuchó la música  desde los más asistidos conciertos hasta en el más íntimo espacio. Se presenciaron estrenos tanto de locaciones, como de artistas. No solo para el Encuentro Nacional de Jóvenes Trovadores fue el festejo, muchos fueron los homenajeados. Fueron disimiles las ganancias de esta edición, entre ellas, contar con una voz latinoamericana fiel a la defensa de la paz y la soberanía de los pueblos, Cecilia Concha; así como la implementación del patio del Hotel Rueda como una de sus sedes, contribuyendo así al certero intercambio cultura-turismo en Ciego de Ávila.

Hubo noches íntimas en el Teatro Abdala junto a las baladas y canciones. Allí descubrimos del amor de Eduardo Sosa y sus afluentes, aunque esa noche vino de a dos, Sosa compartió el espacio con Noel Batista/ Foto: José Antonio García

Un pedacito de “Ella y yo” en espacio teórico como muestra de la obra de la mujer cantora en Cuba/ Foto: José Antonio García
Un homenaje a obra de toda la vida “Un canto a María Teresa Vera” y al aniversario 125 de su natalicio. Con la presencia de Alexey Musulí Suárez, Marta Campos, Yeni Turiño, Motivos Personales, Cecilia Concha y Heidi Igualada, de izquierda a derecha/ Foto: José Antonio García

 

Kamankola, quien subió la meca, “¡Voy a dar un concierto mañana!… ¿y hoy? ¡también!”. “…esto es Cuba carajo y cuentapropismo…”. El intérprete más asistido del Trovándote 2020. Con intervenciones únicas en descargas y conciertos/ Foto: José Antonio García

La trova santaclareña se vio representada en las serenatas nocturnas en Café Barquito de la Asociación por Yeni Turiño y Alain Garrido/ Foto: José Antonio García

Con su asistencia, honraron los 15 años del evento: Natasha Cabrera, Michel Pérez Abreu, Oristela Pérez Betanzo, Santa Massiel Rueda Moreno, Ricardo Bustinza Montes de Oca, cuatro de los anteriores y actual presidente de la AHS en Ciego de Ávila/ Foto: José Antonio García

La joven trova presente en el escenario de la UNEAC. Con la interpretación de Pedro Antonio Sánchez apoyado por Yurisdel (Yuri) Hernández al bajo, Yordankis Sánches en el cajón, Jorgito Kamakola (coros) y William Martínez en la guitarra eléctrica/ Foto: José Antonio García

El gran cierre por todo lo alto del, por primera vez invitado, Polito Ibáñez en el patio del Hotel Rueda. En Trovándote 2020/ Foto: José Antonio García

… Trovándote y Fin.



Morón es un centro para el jazz

A ocultas del conocimiento generalizado del público mundano, parte de este, gustoso incluso del buen arte; cerca de los días veintitantos de marzo se celebra en Morón, ciudad del Gallo, el Jazz Centro. Organizado por el quinteto La Familia; parte importante de la jazz band compuesta por 13 músicos, con un sobresaliente predominio de instrumentos de viento en las noches de concierto, tales como: la trompeta, la familia del saxofón y el trombón. La eventualidad gana espacio en el teatro Reguero, local que, en futuros años, se estima no alcance para suplir las necesidades de la audiencia.

En una provincia como Ciego de Ávila que para nada es la más destacada en la proyección artística, Morón se muestra como una alternativa cultural de excelencia, gracias al Jazz Centro. El festival surge desde el seno de la familia de músicos Oney. La necesidad de extrapolarse de los cayos turísticos, que, a pesar de ser una excelente oportunidad de trabajo para los artistas, es una prisión de la libertad musical y enriquecimiento del alma. Nace en el año 2015 un nuevo espacio para la música en vivo de orquesta, teniendo sus raíces en una peña representativa del género, con sede en la Fundación Nicolás Guillén de la localidad.

La longevidad no es una característica de dicho espectáculo, pero la calidad sufre sus más altos extremos en el seno de su celebración, justo una semana antes del Piña Colada. A pesar de su corta vida, no se ha dejado reposar la costumbre sobre el mismo, la participación de invitados como, el de su tercera edición, Alfred Hubert Thompson Grinion, director de Caribbean Emsemble; el grupo moronense Dharma, indefinible en un género en específico a pesar de la línea audiovisual que proyectan; Mestizaje, grupo de jazz de Matanzas con jóvenes y virtuosos representantes, y Liván Tartabull y su quinteto de saxofones, son una variable indefinible hasta su llegada cada año.

Jazz Centro 2018

El anhelo de tener en la eventualidad sin precedentes, a músicos de la talla de Alain Pérez, es un deseo que no se le pasó por alto a Dairon Oney, gran amigo del trinitario, en el festival Piña Colada 2019 durante la clase magistral del sonero en la Asociación Hermanos Saíz en Ciego de Ávila. Su cuarta y próxima edición estará dedicada a un multiinstrumentalista moronero, integrante de la agrupación Bellita y Jazz Tumbatá, Miguel Antonio Miranda López, alias El pulpo; nombre ganado por su capacidad para ejercer varios instrumentos a la vez.

Miranda, es también padre del baterista integrante de Dharma, Dairon Miranda Valladares, quien es bien recordado por protagonizar una extraordinaria guerra de baterías en la segunda edición del evento, en 2018. Magnífico sería presenciar en una segunda parte, tal derroche de talentos, esta vez padre e hijo.

Varias locaciones han recibido al elenco en su trayectoria, adaptado a la organización de cada año, tales como la sede Nicolás Guillen, la presentación especial en el cine Higuera del municipio Bolivia (en 2019) y la habitual descarga del último día en el Centro de Casas de Morón, manteniendo su sede principal en las primeras dos noches. No es secreto que, público del municipio cabecera anhela la extensión del festival hacia su territorio, lo cual sería magnífico, si descartamos el miedo a que nos sea extirpado y nunca más vuelva a ser Morón y su reguero un centro para el jazz.



Un Trovándote de homenajes

El Trovándote 2020 pasó lleno de presentaciones musicales con artistas de puntería a la vanguardia. Artistas alternativos que demostraron tener un público en Ciego de Ávila, seguidor de las artes en sus expresiones más tradicionales como en otras totalmente alternas. Menos visibles, pero constantes, se presenciaron durante la jornada otros pintorescos elementos que han contribuido al festival: momentos honoríficos, conversatorios y artes visuales.

Conversatorio: Cantoras Ella y Yo. Mujeres cantoras. Dirigido por Heidi Igualada, fue un destello teórico de lo que acontece en su jornada anual celebrada en La Habana con la invitación a Cecilia Concha, cantautora chilena, primera invitada internacional exclusiva del Trovándote, anteriormente invitada de Ella y Yo. Un desglose de objetivos, aconteceres y producción que se vio argumentado la noche del sábado en el patio de la UNEAC en el homenaje a María Teresa Vera, con las interpretaciones de Motivos Personales, Yeni Turiño, Marta Campos, Cecilia Concha y la misma Heidi Igualada, entre las que sobresale «Para que te recuerdes de mi» en versión de María Teresa Vera.

Heidi Igualada Ella y Yo, invita a Cecilia Concha/ Fotos: Celia Molina Sánchez

Entre honores y distinciones fueron galardonados Eduardo Sosa por el Centro Nicolás Guillen de Morón, con el reconocimiento «Cuerda Rota». A la obra de los 25 años de trabajo en la Jornada Nacional de Jóvenes Trovadores se le obsequió a Yoanni Soriano, productora del festival, una pieza artesanal de plata de confección Pauyet y DeDos. De otra forma, con una presentación oficial, fue aplaudida, en público, la presencia de cinco representantes que han ostentado el puesto de presidente en la filial AHS provincial.

cantata a maría teresa vera/ Fotos: Celia Molina Sánchez

El audiovisual fue materia de exposición con el work in progress «Trovadores» de producción conjunta de «Mi nombre es Anlly Sardiñas, cineasta a pepe» (Cámaras, en H2O, de Leonardo Pérez) y Jorgito Kamankola. Un trabajo independiente de dos horas realizado durante la gira autofinanciada, en 2019, del intérprete alternativo antes mencionado. El documental recoge lo más profundo de la trova provincia a provincia, según expresa Sardiñas, y el producto está destinado a un público cinéfilo, con corte más de autor y poco comercial, como lo son quienes se exponen en él.

Eric Mario, esquina inferior derecha, ejerciendo profesión/ Fotos: Celia Molina Sánchez

Sardiñaz: «Yo hice una pequeña investigación, porque estoy viviendo fuera de Cuba y cuando estás lejos empiezas a apreciar cosas que antes no notabas. Y me di cuenta que la trova forma parte fundamental de nuestra cultura, de hecho, la trova llega a Cuba antes de las religiones africanas, los trovadores llegaron en las tres calaveras de Cristóbal Colón, y no resulta nada raro que también haya estado vinculada al proceso independentista cubano.

«La idea surge de Jorgito, quien quería filmar toda una serie de conciertos por todas las AHS de la isla donde se le permitiera cantar. Ahí fue donde se me ocurrió algo más grande y le dije «Compadre, sería bueno no solo tú, sino todos aquellos que permanecen ocultos en su terruño», me dijo, y fueron 17 días intentando intervenir a aquellos que no pertenecen a la palestra comercial y pública». De Ciego de Ávila aparecerán en el producto final Santa Massiel, joven mujer, y Héctor Luis De Posada.

«Mientras más avanzamos, nos dimos cuenta que también queríamos hacer un fonograma con todos estos cantautores, material ya en producción, y mientras seguimos, pues lo único que faltaba era un cancionero, todavía no sabemos quién lo va a hacer, pero va». Con el objetivo final de distribuir el producto como un regalo en todas las sedes de la asociación en el país. «Lo hemos mantenido totalmente independiente, mientras podamos, queremos que el proceso creativo tenga la menor intervención externa posible.»

Artes visuales corrió por la mano de Eric Mario Hernández Figueredo, expositor fotográfico y artista de la imagen, asociado de la AHS de Cienfuegos, alguien que, de seguro notaron quienes presenciaron el evento, de un lado a otro con su cámara o colocando GoPros como campo minado. Su quehacer se centra en la compilación de fotografías de trovadores en la escena, como Rolo Rivera.

Invitados del Trovándote 2020/ Fotos: Celia Molina Sánchez

En la XV edición de Trovándote fue invitado con el objetivo de realizar para la sede avileña un archivo fotográfico y audiovisual, contribuyendo a la realización del próximo documental a realizar por el organizador y realizador audiovisual Jorge Luis Neyra con presupuesto de la beca de creación El Reino de este Mundo. También tendrá lugar el trabajo fotográfico en una exposición que planificará el artista en su provincia natal.



Hasta romperme un pulmón me trovo y Polito conmigo (+ audios y fotos)

Aunque nunca he tenido la real intención de hacerlo, recuerdo haber cantado, más de mil veces, la canción de aquella telenovela sin igual que entonaba: «Pintaré mi pelo de marrón…», aunque sí fumé hasta romperme un pulmón esa tarde. La tarde que Polito Ibáñez estremeció el suelo lírico en el patio del Hotel Rueda 1920 en Ciego de Ávila. Junto a nosotros, por primera vez en la historia de Trovándote, el autor de un hito de nuestra infancia y de algunos, su adolescencia, vino a trovarse.

Polito Ibañez. Trovándote 2020. en Patio del Hotel Rueda/Fotos: Celia Molina Sánchez

Carlos Ibáñez es un cantautor desde el alma, excelente y amable persona. «Fui evaluado, en mis inicios, por Marta Campos, recuerdo que ella decía, a mí me gusta Carlitos, así me llamo, decidí cambiarme a Polito porque había muchos Carlos, Carlos Varela, Carlos Marx, ¡Yo quería distinguirme! Marta me evaluó y me dio el máximo, quizás por eso estoy hoy aquí. Hay algo que a mí me gusta mucho y es cuando alguien me dice: ¡Yo te escucho desde chiquito! y eso me lo dijo una muchacha aquí hoy, primero me recuerda la cantidad de años que tengo, luego me rebosa la alegría de saber que alguien ha crecido con mi música.»

Las canciones no solo cuentan historias, ellas tienen su historia, la basura tiene historia, cuenta Polito que «si, la canción fue inspirada en un amigo mío que era gerente, tras una investigación, no le encontraron nada, hasta que revisaron su basura, ahí encontraron lo suficiente.» La tarde fue de recuerdos, más de una canción fue asistida por su público, por sus amigos y los excelentes músicos con los que colaboró disimiles piezas. Quien tiene amigos, tiene un pueblo, en este caso, una orquesta.

Polito Ibáñez junto a Livan Tartabull/Fotos: Celia Molina Sánchez

El saxofonista avileño Livan Tartabull, quien alguna vez formó grupo con el cantautor, fue uno de tantos que asistieron el enriquecimiento armónico de las canciones de Ibáñez. Hueso o como lo bautizase Polito Ibáñez, “el príncipe del güiro”, todo un personaje, desempeñó junto a Tartabull un entretenido interludio. Reto a aquel que pueda decirme, ha escuchado un solo, guerra de saxofón y güiro…

William Martínez, guitarra eléctrica y Yordankis Sánchez, cajón, acompañaron más de un tema del autor como el que alude a sus años de preuniversitario y adolescente «Fantasmas». Y la intervención sin igual de quien ha robado el show del festival, Jorgito Kamankola.

Polito rememora sobre viejos tiempos «cuando hice «Doble juego», en aquellos tiempos en que las personan iban a ver mis conciertos y se la pasaban de lado a lado, mirando a todas partes, tomando cerveza, hasta llegar la canción del final, era la única que todo el mundo se sabía; fue por allá mi primera vez en Ciego de Ávila. Este concierto a mi parecer, es mejor, porque no siempre tienes la oportunidad de que tu público sean cantautores, artistas apreciando tu obra. Hoy de hecho, he tocado guitarra, yo ya no sabía lo que era eso.»

De izquierda a derecha. William Martínez, Polito Ibáñez y Yordankis Sánchez/Fotos: Celia Molina Sánchez

La tarde vistió de sus más viejas interpretaciones «Papeles», «Números» y «¿Dónde estarás?», como señora coqueta, e intercambió pasarela con los estrenos «Chica Bombillo»…

… «Imagino» y «El cuerpo enfermo y el alma sufre», temas de su nuevo álbum en proceso de masterización, por ahora el nombre sujeto a cambios «No sucede nada» y el inevitable final de un «Doble juego», como en los viejos tiempos.

Cierre con los invitados de Trovándote coreando Doble Juego/Fotos: Celia Molina Sánchez