Yasel Toledo Garnache


Debatirán sobre el rol de los jóvenes creadores en Cuba

Escritores, artistas e investigadores de varias generaciones debatirán sobre el rol de los jóvenes creadores en la Cuba de hoy, este 16 de octubre en el Salón de Mayo, del Pabellón Cuba, como parte del espacio Dialogar, dialogar, convocado por la Asociación Hermanos Saíz el tercer miércoles de cada mes.

En el intercambio, convocado para las 4:00 P.M., participar√°n como panelistas Luis Morlote Rivas, presidente nacional de la UNEAC, el Doctor en Ciencias Hist√≥ricas Elier Ram√≠rez Ca√Īedo, y la joven periodista Yanetsy Le√≥n, miembro de la filial de la AHS en Camag√ľey.

Dialogar, diagolar ser√° propicio para reflexionar tambi√©n sobre la vigencia del ejemplo y el pensamiento de Luis y Sergio Sa√≠z, dos poetas de apenas 18 y 17 a√Īos de edad, respectivamente, asesinados el 13 de agosto de 1957 en San Juan y Mart√≠nez, poblado de la actual provincia de Pinar del R√≠o.

Esta cita formará parte de las actividades de la AHS por el aniversario 33 de la organización, que se cumplirá el próximo día 18, fecha en la cual se entregará el Premio Maestro de Juventudes a personalidades de la cultura nacional.

En el encuentro participarán los integrantes del Consejo Nacional de la Asociación, incluidos los presidentes de las filiales provinciales y otros artistas invitados de cada territorio.

Del 16 al 18, los representantes de la vanguardia de creadores cubanos menores de 35 a√Īos analizar√°n la propuesta del nuevo Reglamento de la organizaci√≥n y el plan de eventos y jornadas de programaci√≥n para el 2020.

Reflexionarán también sobre las proyecciones en cuanto a promoción y trabajo general de la organización, en un intercambio que contará con la asistencia de directores de diferentes instituciones y Consejos de la Cultura.

Como parte de las celebraciones por el aniversario se realizarán diversas iniciativas a lo largo del archipiélago, incluidas exposiciones, presentaciones de libros y conciertos.

Con más de tres mil integrantes, la AHS tiene una amplia plataforma de promoción, becas y premios, más de un centenar de eventos y una sede en cada provincia.



Anel√≠ Pupo: ‚ÄúEl arte como una v√≠a de sanaci√≥n‚ÄĚ (fotos y video)

La joven Anel√≠ Pupo Rodr√≠guez es una guerrera de todos los d√≠as, una so√Īadora con capacidad enorme para crear, a pesar de las circunstancias y molinos de la realidad. Cuando peque√Īa, so√Īaba con ser gran deportista y hasta dio pasos en el atletismo, pero el anhelo se fue desdibujando.

Ciertas desilusiones la llevaron al arte, al desahogo mediante la creaci√≥n. Desde Guant√°namo, la provincia m√°s distante de la capital, esta madre de tres hijos persigue sus nuevos sue√Īos, e impresiona la rapidez con que recorre ese camino, entre premios y reconocimientos.

Apenas lleva tres a√Īos en el arte visual y ya posee una carrera en indudable ascenso, a pesar de ser completamente autodidacta. En 2017, solo tuvo una exposici√≥n personal, tres en 2018 y seis en los primeros ocho meses del 2019, a lo cual se suman galardones como el Premio Guamo, entregado en Guant√°namo a la figura m√°s destacada del territorio durante el 2018 por su aporte a la cultura e impacto social.

Seg√ļn la plataforma digital¬†Distintas Latitudes, dedicada a la publicaci√≥n de informaci√≥n period√≠stica concerniente a Latinoam√©rica, esta mujer, de apariencia t√≠mida y unos ojos verdes que brillan de manera especial cuando habla de sus desaf√≠os, es considerada¬†entre las 50 fot√≥grafas que sobresalen en el panorama de la regi√≥n.

Tal vez lo que mejor la define es la persistencia, el jam√°s rendirse y superarse de manera constante en todos los aspectos. Conform√≥ su computadora ella misma, aprendi√≥ a editar videos, es modelo de muchas de sus obras, estudia permanentemente, asume de manera casi total su propia promoci√≥n mediante un uso extremo de las redes sociales, y todo sin dejar de cuidar a sus tres hijos peque√Īos y dedicarle tiempo a la madre, quien siempre la apoya.

Con voz suave, asegura que lleg√≥ al arte visual por la posibilidad de expresarse en un lenguaje distinto y exponer una obra capaz de conectar con las dem√°s personas, mediante un sentido metaf√≥rico. ‚ÄúLe dio un sentido a mi vida m√°s all√° del t√≠pico desenvolvimiento de una mujer en una sociedad convencional, lo cual me inquietaba bastante‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬ŅCu√°n dif√≠cil es avanzar en el mundo creativo para alguien autodidacta, y desde la provincia m√°s oriental de Cuba, donde tampoco existe gran tradici√≥n en el arte visual?

‚ÄĒSer autodidacta es algo bastante dif√≠cil, pues implica cierta inseguridad y falta de confianza al entrar en un medio relativamente nuevo. Adem√°s de que el desconocimiento por parte del p√ļblico de las artes visuales y sus espacios, provocados por la falta de promoci√≥n, trae consigo que los artistas seamos menos conocidos. A eso sumamos los sacrificios personales y econ√≥micos a la hora de mover mi trabajo a otras partes del pa√≠s.

‚ÄĒ¬ŅC√≥mo intentas suplir la falta de una formaci√≥n acad√©mica, no solo en cuanto a concepciones, sino en dominio de aspectos t√©cnicos como la grabaci√≥n y edici√≥n de audiovisuales?

‚ÄĒCon el apoyo de otros artistas y amigos con mayor conocimiento, que a lo largo de mi trayectoria me han brindado su colaboraci√≥n, intercambiando a su vez concepciones √ļtiles en ambas direcciones. Adem√°s de un sistem√°tico estudio y proceso investigativo desde plataformas digitales, incluyendo redes sociales, de las cuales me retroalimento constantemente.

‚ÄĒEn tres a√Īos, has logrado resultados casi sorprendentes, teniendo en cuenta las circunstancias, ¬Ņcu√°les han sido algunos de los momentos m√°s tistes o felices en ese per√≠odo?

‚ÄĒSin duda los momentos m√°s felices est√°n relacionados con el reconocimiento de mi obra por parte del p√ļblico, descubrir que las personas se sienten identificadas y logran una lectura, la cual puede activar una reflexi√≥n acerca del tema en cuesti√≥n. En contraposici√≥n, la mayor tristeza se relaciona con la cantidad de procesos burocr√°ticos que a√ļn limitan la creaci√≥n art√≠stica en el territorio, dificultando la evoluci√≥n de los creadores de diferentes manifestaciones.

‚ÄĒ¬ŅEn qu√© trabajas actualmente? ¬ŅC√≥mo es tu proceso creativo generalmente?

‚ÄĒActualmente trabajo en m√°s de tres proyectos a la vez, para participar en el concurso de dos salones provinciales de artes pl√°sticas, una exposici√≥n personal producto de una beca de creaci√≥n y varios eventos.

Mi proceso creativo es generado por las inquietudes que me surgen como ciudadana, específicamente como mujer. Me nutro de la observación y el análisis de la sociedad en la que me desenvuelvo, dirigiendo mi pensamiento a problemáticas sociales acerca de las cuales me interesa opinar. El mayor tiempo de la creación lo consumo en extrapolar conceptos muy subjetivos a imágenes que puedan ser interpretadas por un espectador con un rol activo. Luego, me retroalimento de eso, convirtiéndose en un proceso cíclico, pero no rutinario.

‚ÄĒCuando uno conoce tu vida te descubre como una luchadora, una hero√≠na de todos los d√≠as, ¬Ņc√≥mo logras mantener la creaci√≥n art√≠stica, sin descuidar las atenciones de tus tres hijos, todav√≠a peque√Īos, y tu madre?

‚ÄĒTener una creaci√≥n constante, con una familia y un hogar en mis hombros, es dif√≠cil, pero no imposible. En gran medida, lo logro porque el trabajo que eleg√≠ es mi hobby preferido, emplear cada minuto de mi tiempo libre en la creaci√≥n, es un m√©todo eficaz, para mantener un equilibrio entre los resultados como artista y como madre. Pero nada de esto ser√≠a posible sin el incondicional apoyo de mami que adem√°s se identifica con cada proyecto.

‚ÄĒ¬ŅC√≥mo las experiencias personales y etapas de dolor o temores marcan tu obra actual? ¬ŅCu√°nto de tus vivencias o miedos hay en ellas? ¬ŅTe has arrepentido alguna vez?

‚ÄĒEn mi obra est√°n evidentemente reflejadas etapas de dolor que han marcado mi vida y que no dejan de ser universales en gran medida. Es cierto que me han proporcionado un punto de partida, pero lejos de tener intenciones feministas, abogo por el desarrollo de una conciencia aut√≥noma por parte de cada persona, somos arquitectos de nuestra vida, nuestro futuro, y responsables de ella.

Las experiencias reflejadas en la fotograf√≠a pretenden llamar a un autoan√°lisis y autoconocimiento del espectador, reflejando muchas de mis vivencias y miedos como ser humano. No me arrepiento nunca, pues soy en un final resultado de ese c√ļmulo.

‚ÄĒSueles abordar preocupaciones del universo femenino, con una sugerente representaci√≥n del dolor, la agon√≠a, la tristeza‚Ķ, pero tu obra propone mucho m√°s. ¬ŅLe temes a la posibilidad de que ya te encasillen en ciertas tem√°ticas?¬†¬ŅPor qu√© casi nunca se percibe alegr√≠a en ellas?

‚ÄĒEn un principio tem√≠ a la posibilidad de ser encasillada en tem√°ticas feministas, las que disip√© al sentirme realizada con la posibilidad de alzar la voz desde un medio tan patriarcal, como la fotograf√≠a. No obstante, con menor incidencia en mi creaci√≥n, tambi√©n se pueden encontrar discursos distantes del enfoque de g√©nero. Con esfuerzo y determinaci√≥n, mi trabajo est√° fundamentalmente dirigido a demostrar que siempre hay salidas, podemos alcanzar nuestras aspiraciones, y esa afirmaci√≥n vale en igual medida para las mujeres.

Ciertamente abordo preocupaciones del universo femenino, represento algo del dolor, la agonía y la tristeza. Sin dudas, es una manera eficaz de desahogarme. El arte ha sido una vía de sanación (como mecanismo de defensa), miedos y traumas que han marcado mi vida. Mi obra forma parte de un proceso de autoconocimiento que me ha permitido madurar tanto personal como artísticamente.

‚ÄĒ¬ŅQui√©nes son tus referentes en el arte visual? ¬ŅPor qu√©?

‚ÄĒMis referentes en las artes visuales son muchos, pero vale mencionar a Marcel Duchamp, Robert Mapletorpe, Cindy Sherman, Cirenaica Moreira, Martha Mar√≠a P√©rez Bravo, Ren√© Pe√Īa, Chema Madoz, Man Ray, y fundamentalmente desde un punto de vista filos√≥fico, en cuanto a la obra se refiere Sophie Calle. Algunos han marcado un antes y un despu√©s, cada uno con su propia expresi√≥n y manera de mostrar la realidad, han modificado en alguna medida la percepci√≥n del arte. M√°s all√° de las tem√°ticas que abordan me han motivado por el impacto social que han tenido sus discursos tan pol√©micos.

De Cuba, las principales preocupantes que tengo se relacionan con la falta de promoci√≥n, lo cual deviene indudablemente en un pobre consumo por el p√ļblico de las artes visuales, en comparaci√≥n con otras manifestaciones art√≠sticas.

‚ÄĒ¬ŅEres muy activa en las redes sociales? ¬ŅCu√°nto te ayudan en la promoci√≥n y obtenci√≥n de propuestas de trabajo?

‚ÄĒAprovecho al m√°ximo las redes, son fundamentales en la promoci√≥n de mi trabajo como artista visual, me sirven de mucho en el intercambio y retroalimentaci√≥n.

Toda mi actividad fuera de la provincia y la incipiente visualización de mi trabajo fuera del territorio nacional, han estado en un gran por ciento auxiliadas por las vías de comunicación que provee Internet.

‚ÄĒ¬ŅCu√°nto te apoya o ha frenado la familia en tu carrera art√≠stica?

‚ÄĒEs un respaldo determinante en mi desarrollo como fot√≥grafa. A pesar de renunciar a la estabilidad econ√≥mica a cambio de realizarme a trav√©s del arte, nunca me ha faltado el respaldo necesario para dedicarle tiempo a mi trabajo y una incre√≠ble labor como editora de todos mis proyectos por parte de mi madre.

‚ÄĒ¬ŅC√≥mo te defines como artista y persona? ¬ŅC√≥mo es la artista so√Īada para ti, la que quieres llegar a ser?

‚ÄĒEn ambos sentidos soy muy optimista y trato de verlo todo de manera positiva, me planteo metas muy altas y nunca las considero imposibles, proyecto lo que quiero alcanzar y suelo lograrlo. Constantemente estoy aprendiendo de todo lo que me rodea, pero el mayor esfuerzo lo dedico a conocerme a m√≠ misma y entender como me afecta el medio circundante.

Deseo ser vista como una mujer sensible y sencilla, que sea recordada por su pensamiento, la empat√≠a y armon√≠a en sus obras. S√© que suena idealista, pero ese es en el fondo mi sue√Īo como artista.

Anelí Pupo Rodríguez, fotógrafa guantanamera.

Creaciones de Anelí Pupo Rodríguez, fotógrafa guantanamera.

Creaciones de Anelí Pupo Rodríguez, fotógrafa guantanamera.

Anelí Pupo Rodríguez con uno de sus hijos.

*Publicado originalmente en Cubadebate



AHS impulsa proyectos de jóvenes creadores

La Dirección Nacional de la Asociación Hermanos Saíz, en su reunión correspondiente al mes de septiembre, acordó apoyar económicamente ocho proyectos de jóvenes creadores, como parte de la beca El reino de este mundo.

Luego de analizar todas las propuestas recibidas en el per√≠odo mayo-julio, fueron aprobados Color de cuento, de Valerio Yunier Serrano (Pinar del R√≠o); Perspectivas, de Edelman Henr√≠quez Pons (Guant√°namo); Rotaci√≥n, de Noslen Porr√ļa (Mayabeque); Tiempo de semilla, de Mar√≠a Isabel Nieblas (La Habana); Futuro para√≠so, de Mar√≠a Elisa P√©rez Leal, Karel Ducasse Manzano y Daniela Mu√Īoz Barroso (La Habana); MAFIFA, de Daniela Mu√Īoz Barroso (La Habana); y Condesa de Barrio, de Frank Mart√≠nez (La Habana). A eso se suma el proyecto colectivo Tocadiscos, consistente en un videoclip con la participaci√≥n de varios creadores.

Para eso la AHS destinó en esta ocasión un total de 223 mil 777, 5 pesos en moneda nacional o su equivalente en pesos convertibles.

Todos los asociados pueden entregar proyectos en opci√≥n a la beca El reino de este mundo en cualquier fecha del a√Īo. Cada tres meses, los 13 integrantes de la Direcci√≥n Nacional valoran las propuestas, debaten y seleccionan cu√°les deben recibir el presupuesto.

Además de El reino de este mundo, la AHS ofrece otras 29 becas y premios, en todas las manifestaciones artísticas. En estos momentos están abiertas varias de las convocatorias, tal como usted puede leer en este pdf.

Proyectos aprobados como parte de la beca El reino de este mundo en la reunión de la Dirección Nacional de la AHS, realizada en septiembre de 2019

 

No

Título

 

Autor/a

 

Manifestación

Provincia

Síntesis

Categoría

Presupuesto

 

1-

 

Tiempo de semilla

 

 

 

 

María Isabel Nieblas Trocones.

 

 

 

 

Artes visuales

 

La Habana

Es un proyecto fotográfico que propone exponer uno de los fenómenos más agudos y problemáticos sobre el universo infantil actual.

 

Artes visuales

 

 

24 mil 388.75 pesos en moneda nacional

 

2-

 

Color de cuento

 

 

 

 

Valerio Yunier Serrano Rojas

 

 

 

 

Artes visuales

 

 

Pinar del Río

 

Proyecto de divulgación de las Artes Plásticas para fomentar el hábito de la lectura. Promover libros, autores y editoriales a través de una exposición personal de ilustraciones de libros infanto-juveniles.

 

Artes visuales

 

 

24 mil 388.75 pesos en moneda nacional

 

3-

 

Futuro paraíso

María Elisa Pérez Leal (Co guionista, Productora)

Karel Ducasse Manzano (Co guionista, Director)

 

 

Audiovisual

 

 

La Habana

 

La comunidad ‚ÄúBellomonte‚ÄĚ es un para√≠so natural, en las afueras de la Habana. Hace m√°s de una d√©cada el Gobierno cubano y una empresa china planean construir dos campos de golf y otras instalaciones hoteleras all√≠. Este proyecto propone una mirada audiovisual diferente a esa situaci√≥n.

 

 

Audiovisual

 

25 mil pesos en moneda nacional

 

4-

 

 

 

MAFIFA

 

 

 

 

 

 

 

 

Daniela Mu√Īoz Barroso

 

 

 

 

 

 

Audiovisual

 

 

La Habana

 

Daniela, de 24 a√Īos, percibe un 60 por ciento de lo que un o√≠do normal capta. Padece una hipoacusia bilateral progresiva que le impide escuchar los sonidos agudos del mundo. No oye p√°jaros ni Ô¨āautas ni la voz de una soprano, pero suele analizar con m√°s atenci√≥n de lo com√ļn el lenguaje corporal de las personas. Es una lectora incesante de cuerpos y rostros.

 

 

 

 

Audiovisual

 

 

 

 

 

25 mil pesos en moneda nacional.

 

 

5-

 

 

 

 

 

 

 

 

Perspectivas

 

 

 

 

 

 

 

 

Edelman Henríquez Pons

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Audiovisual

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Guant√°namo

Promover a través de este proyecto audiovisual la obra de seis jóvenes artistas guantanameros de diferentes manifestaciones.

Utilizar estos videos, concebidos en el lugar donde el artista realiza o exhibe su obra, como instrumento de divulgación en espacios de las televisoras convencionales, no institucionales y en las nuevas plataformas que ofrece Internet.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Audiovisual

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

25 mil pesos en moneda nacional

 

 

 

 

 

 

 

 

6-

 

 

 

 

 

Rotación

 

 

 

 

 

Noslen Porr√ļa

 

 

 

 

 

 

M√ļsica

 

 

 

 

 

 

 

 

Mayabeque

 

 

Rotaci√≥n es un recorrido musical e intelectual que despierta al hombre, a trav√©s de la m√ļsica y simples textos le propone un viaje sensitivo hacia s√≠ mismo, un encuentro con su naturaleza, una historia de vida contada en una hora y 20 minutos, un acercamiento a su propio nacimiento, crecimiento y muerte, un camino reflexivo fuera del tiempo y el espacio, la oportunidad de verse reflejado en cada sonido.

 

 

 

 

 

DVD

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

25 mil pesos en moneda nacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

7-

 

Condesa de Barrio

 

 

Frank Martínez

 

 

M√ļsica

 

 

La Habana

 

Pretende promover la obra de Frank Martínez por los distintos medios de difusión

 

Lograr un producto con una sensibilidad artística y estética desde el discurso audiovisual

 

Emplear el videoclip como herramienta para reconocer las diferentes manifestaciones del lenguaje po√©tico a trav√©s de la m√ļsica y la imagen.

 

Video clip

 

 

25 mil pesos en moneda nacional.

 

8-

Tocadiscos

 

 

 

Video clip que incluye a jóvenes creadores de varias manifestaciones.

Video clip

50 mil pesos en moneda nacional.

 



La pasiones de Claudia Damiani

Su amor inicial fue hacia las historietas, pero la pasi√≥n de esta joven, graduada de Dise√Īo Gr√°fico, creci√≥ hasta abarcar tambi√©n la ilustraci√≥n, la poes√≠a y la narrativa. Claudia Damiani Cavero,¬†autora de los libros¬†Los impares¬†y¬†Seres invisibles, poco a poco da pasos hacia la concreci√≥n de m√°s anhelos.

Resulta f√°cil imaginarla como protagonista de sus propias historias, entre n√ļmeros y situaciones peculiares, las cuales suele resolver con naturalidad, enriquecida a veces por un esp√≠ritu bromista. Nacida en La Habana, en 1991, parece ser t√≠mida, tal vez porque su mejor forma de expresi√≥n es precisamente la narrativa.

Graduada del Centro Nacional de Formaci√≥n Literaria Onelio Jorge Cardoso y ganadora de los concursos David (2018) y Calendario (2018), dos de los m√°s importantes para escritores j√≥venes en Cuba, esta joven, de cabello rubio y espejuelos, asegura que al principio no pensaba en la literatura‚Ķ, aunque cuando ni√Īa le gustaba hacer historietas y las ilustraba. ‚ÄúFue¬†en onceno grado cuando redact√© mis primeros textos, incluso un intento abortado de novela de ciencia ficci√≥n. Sin embargo, esto no era m√°s que una forma de introspecci√≥n y de entretenimiento, ya que mis pasatiempos de la infancia estaban agotados. Tambi√©n por esa √©poca se despertaba mi af√°n por la lectura y eso me influy√≥.

‚ÄúCon estos escritos me present√© al Centro Onelio y entr√©, ten√≠a 17 a√Īos.¬†Me hac√≠a ilusi√≥n vincularme al mundo de la literatura, pero mis intenciones eran sobre todo culturales.¬†El Onelio fue importante porque hizo de m√≠ una mejor lectora y me dio criterio para valorar de forma objetiva las obras de ficci√≥n. Sin embargo, me faltaba confianza y madurez para tomarme en serio el empe√Īo de escribir, depend√≠a demasiado de mis momentos de inspiraci√≥n.

Los Impares fue mi primer libro escrito por Claudia con el cual resultó mención en el David y premio en el Calendario. Foto: Cortesía de la entrevistada.

‚ÄúDurante el curso escrib√≠ varias narraciones cortas, mayormente de tem√°tica surrealista y de Ciencia Ficci√≥n, con las que, de paso, me vincul√© al Taller Espacio Abierto. Una de ellas, Ra√ļl Aguiar la incluy√≥ en¬†Deuda Temporal. Antolog√≠a de narradoras cubanas de ciencia ficci√≥n; aunque esta no ser√≠a publicada hasta el 2015 y con otra ganar√≠a el 3er premio Juventud T√©cnica en el 2014. Ambas aparecer√≠an publicadas a destiempo.

“Mientras duró mi paso por la universidad, escribí poca narrativa y me centré sobre todo en la poesía, que siento tiene un tiempo más corto de gestación y ejecución y que, hasta ahora, hago solo para mí. No fue hasta el 2014, cuando surgió el grupo Ariete, que retomé mis inquietudes literarias (un grupo de graduados del Onelio que querían seguir analizando y produciendo literatura en colectivo).

‚ÄúMuchos de estos miembros eran antiguos amigos m√≠os y yo sent√≠a cierto remordimiento por mi desidia con la escritura. Ra√ļl, que funcionaba como una especie de mentor, nos cedi√≥ una Pe√Īa que ten√≠a en el patio de la UNEAC. La preparaci√≥n de la pe√Īa, denominada La Mazorca,¬†nos hizo escribir cuentos que fueran susceptibles de ser escuchados y le dio cierta cohesi√≥n tem√°tica al grupo.¬†A m√≠ particularmente me ayud√≥ a superar la timidez que me provocaba leer en p√ļblico. Tambi√©n preparamos una revista digital llamada¬†El Mazorkazo, con cuentos de los miembros de entonces, de la cual solo se realiz√≥ un primer n√ļmero que yo dise√Ī√©.

Claudia considera que Calendario es un de los concursos más importantes de la actualidad para quienes empezamos en el mundo de la literatura. Foto: Cortesía de la entrevista.

‚ÄúLuego de ese impulso inicial, empec√© a escribir lo que ser√≠a mi primer libro,¬†Los Impares, que comenz√≥ por dos cuentos de mi etapa en el Ariete y dos mini-cuentos m√°s bien ‚Äúabstractos‚ÄĚ titulados ‚Äúbreves teor√≠as‚ÄĚ, uno de ellos escrito durante la adolescencia.¬†De hecho, la forma en que surgi√≥ el proyecto del libro fue curiosa: comenc√© a revisar el mont√≥n de cuentos aislados que ten√≠a y me percat√© de que, a pesar de su car√°cter individual, ten√≠an elementos en com√ļn: adem√°s de las breves teor√≠as (que eran m√°s filos√≥ficas) yo siempre hab√≠a estado hablando sobre la soledad y las relaciones humanas, con personajes cuyas vidas cotidianas se combinaban con la irrealidad.

‚ÄúDecid√≠, entonces, hacer un libro con esta tem√°tica y matiz y escrib√≠ 10 cuentos que agregu√© a los cuatro que me sirvieron de punto de partida. Al principio lo √ļnico en com√ļn fueron las referencias matem√°ticas, pero poco a poco empec√© a relacionar los cuentos, de manera que se convirti√≥ en una cuenti-novela. As√≠ el cuaderno qued√≥ constituido por breves teor√≠as (funcionan como axiomas) y sus demostraciones (historias de sus protagonistas), cada una contada desde un tiempo y un punto de vista diferente, sin seguir un orden cronol√≥gico, y de cuya uni√≥n resulta la historia individual y com√ļn de sus seis personajes.

‚ÄúEnvi√© una primera versi√≥n del libro que inclu√≠a solo algunos cuentos al Concurso de Narrativa Breve Eduardo Kovalivsker 2016 y result√≥ finalista. Eso me dio una especie de visto bueno. Me propuse entonces terminarlo antes del cierre del David 2017 y as√≠ lo hice. Recibi√≥ una menci√≥n y Ra√ļl Flores Iriarte, que era parte del jurado, me hizo algunas sugerencias para mejorarlo. Con estos arreglos lo entregu√© al Calendario 2018 y gan√©.

‚ÄúEl proceso de edici√≥n en la Editorial Abril fue muy grato. Me entend√≠ muy bien con Adriana, mi editora y tengo la impresi√≥n de que ella se sinti√≥ igual. Lo que me cost√≥ mucho trabajo fue pensarme la ilustraci√≥n de la cubierta.¬†Los Impares¬†fue mi primer libro y sent√≠a como deber ocuparme de la imagen de cubierta siendo yo dise√Īadora gr√°fica; pero no lo pod√≠a asociar a una sola imagen y tambi√©n ten√≠a que respetar y armonizar con el dise√Īo de la colecci√≥n.¬†Al final, tuve la suerte de que la impresi√≥n qued√≥ muy bien y los colores y detalles del dibujo son pr√°cticamente id√©nticos a como conceb√≠ la ilustraci√≥n original.

‚ÄúMi segundo libro,¬†Seres invisibles, me result√≥ f√°cil de ilustrar porque desde el principio lo hab√≠a concebido con im√°genes interiores‚ÄĚ, expresa quien tambi√©n recibi√≥ una Menci√≥n en el David del 2017.

‚ÄĒ¬†¬ŅCu√°n dif√≠cil o f√°cil es publicar hoy en Cuba para una escritora joven?

‚ÄúNo lo s√©, pues hasta ahora no he tenido que lidiar directamente con la industria editorial. Mis libros han entrado a este proceso por v√≠a de alg√ļn concurso cuyo premio incluye la publicaci√≥n. Tambi√©n he tenido la suerte de que tres cuentos m√≠os aparezcan en antolog√≠as, gracias a Ra√ļl Aguiar, a quien debo mucho porque fue de los primeros en entusiasmarse con mis obras‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬†¬ŅCu√°nto de ti hay en tus historias? ¬ŅCu√°n favorable o no es que los lectores perciban tu voz en cada relato o novela?

‚ÄúAdmiro la capacidad de algunos escritores de encarnar personajes que les son extremadamente distantes en todos los sentidos, pienso, por ejemplo en Marguerite Youcenar con Adriano. Sobre todo porque me encanta la novela hist√≥rica y la biograf√≠a novelada. Por supuesto yo no he cultivado estos g√©neros, creo que requiere de una erudici√≥n que no tengo y no s√© si alg√ļn d√≠a tendr√©.

“Igual me agrada dar vida a personajes con puntos de vistas diferentes, casi es un juego, una forma de meterse en otra piel. Cuando desarrollo un personaje, intento definir qué cosas le interesarían y leo y busco información sobre ello para hacerlo más creíble. Intento comprender su forma de pensar. En Los Impares, narro desde seis puntos de vista diferentes y en Seres Invisibles (la novela con que gané el David 2018) el narrador es un muchacho de provincia que estudia Física y toda la historia está impregnada de referencias biológicas por causa de otro personaje co-protagónico.

‚ÄúTengo un tercer libro, con el que a√ļn no hago nada, donde el tema principal es la astronom√≠a. Por eso la b√ļsqueda de informaci√≥n me es imprescindible, son tres libros donde se hace referencia a alguna ciencia a pesar de que no tengo formaci√≥n cient√≠fica. Tambi√©n me gusta relacionar sucesos reales con la ficci√≥n.

“Sin embargo, mis libros tienen mucho de mí, y ha sido intencional. Todos son sobre mi generación y sus sucesos y personajes pertenecen a mi realidad inmediata, a mi mundo. Esto ha sido una curiosidad para algunos y motivo de identificación para otros lectores. Quería representar personajes de la realidad cubana actual, que no se acogieran a los estereotipos preexistentes, sin dejar por ello de ser cubanos.

‚ÄúNo es del todo posible escribir un libro sin que haya algo del autor, pero tambi√©n es admirable intentar trascender esa subjetividad‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬†¬ŅC√≥mo enfrentas el proceso creativo, es un acto serio que te exiges como autora, o l√ļdico y espont√°neo?

‚ÄúTiene parte de los dos, las ideas me vienen de manera espont√°nea y las apunto, pero es solo eso, una idea; a lo sumo un esquema por cap√≠tulos de lo que debe suceder, todo muy elemental. Para escribir un libro, se requiere disciplina, hay que tomarlo seriamente e imponerse metas, obligarse a escribir. Esta disciplina me faltaba a los 17 a√Īos cuando pas√© el Onelio. Entonces, yo solo respond√≠a al instante de la inspiraci√≥n, cuando me entraban unos deseos incontenibles de escribir; pero as√≠ solo lograba narraciones cortas y aisladas y poemas sin muchas pretensiones.

‚ÄúPara concebir un libro hay que primero proyectarlo y comprometerse con su ejecuci√≥n. No obstante, disfruto mucho del proceso de escritura, que llega a sorprenderme y resulta un entretenimiento muy productivo. Tiene algo de m√≠stico, pues el resultado siempre trasciende la proyecci√≥n inicial‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬†¬ŅQu√© referentes tienes en la literatura, cubanos y extranjeros? ¬ŅPor qu√©?

‚ÄúHay libros y autores que me han impactado, en lo cual influye el momento de mi vida en que los le√≠. Empiezo hablando de Baudelaire, a quien conoc√≠ por las clases de espa√Īol del preuniversitario y cuya obra me fascin√≥. Al igual que Poe y la poes√≠a de Rub√©n Mart√≠nez Villena.

‚ÄúEn el √°mbito nacional, creo que el referente indiscutible es Carpentier, a quien admiro profundamente como novelista. Tambi√©n hay libros impresionantes, como¬†El ojo Dyndimenio,¬†de Daniel Chavarr√≠a, (a quien no s√© si mencionar como autor cubano o extranjero);¬†La hora fantasma de cada cual¬†y¬†La estrella bocarriba, ambas¬†de Ra√ļl Aguiar;¬†Papyrus,¬†de Osdany Morales, y¬†√Ānima fatua,¬†de Ana Lidia Vega Serova.

‚ÄúDentro de la literatura extranjera, Julio Cort√°zar me ha influenciado particularmente (tanto por¬†Rayuela¬†como por sus cuentos), siendo igualmente una de mis primeras lecturas juveniles. Guardo tambi√©n especial admiraci√≥n por Robert Graves y su¬†H√©rcules y yo,¬†En nombre de la rosa,¬†de Umberto Ecco;¬†Memorias de Adriano, de¬†Marguerite Youcenar;¬†Tin√≠sima,¬†de Elena Poniatowska, y¬†El Evangelio seg√ļn Jesucristo,¬†de Saramago. Tambi√©n por los cuentos y novelas de ciencia ficci√≥n de Margaret Atwood,¬†Kafka en la orilla,¬†de Haruki Murakami, e¬†Itzam Na,¬†de Arturo Arias.

¬ŅQu√© signific√≥ para ti pasar el curso de t√©cnicas narrativas en el centro Onelio

‚ÄúFue imprescindible para mi desarrollo como escritora y como persona, no solo porque, como ya he dicho, hizo de m√≠ una lectora m√°s consciente y cr√≠tica, sino porque me puso en contacto con el mundo de la literatura. Pienso que a los 17 a√Īos todav√≠a nos estamos construyendo y somos especialmente susceptibles a ser influenciados, por ello me es dif√≠cil hoy concebirme a m√≠ misma y mi devenir posterior, sin ese paso por el Onelio.

‚ÄĒ‚ÄúAlgunos consideran que la literatura cubana no vive un buen momento. Comparan a los autores actuales con los de otras generaciones. ¬ŅQu√© piensas?

“No es justo comparar algo inicial con lo que ha sido o ya es y el tiempo lo ha limpiado, haciendo trascender solo lo imprescindible. Toda generación trae hojarasca y obras maestras, negarlo es poco dialéctico. Y tampoco es malo ser hojarasca, que al final es parte del hacer de cada época.

“Más allá de esta realidad, no se conoce cabalmente ni se ha analizado con rigor la literatura cubana de la actualidad, por lo cual esa afirmación me parece más bien un prejuicio.

‚ÄĒSi pudieras promover autores j√≥venes o libros espec√≠ficos de la literatura cubana m√°s reciente, ¬Ņcu√°les ser√≠an?

‚ÄúConfieso que no he le√≠do suficiente literatura contempor√°nea, sea cubana o extranjera; por lo que no conozco la obra de muchos de mis coet√°neos y correr√≠a el riesgo de dar una opini√≥n sesgada. Tambi√©n hay muchos con quienes tengo una relaci√≥n de amistad, por lo cual podr√≠a caer en nepotismos‚Ķ As√≠ que, a riesgo de parecer cobarde, prefiero no mencionar a nadie‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬ŅQu√© piensas sobre el reflejo y ‚Äúan√°lisis‚ÄĚ de la literatura cubana actual en los medios de comunicaci√≥n?

‚ÄúHace mucha falta una labor cr√≠tica y una promoci√≥n m√°s eficaz de los libros. Las pocas rese√Īas son apolog√©ticas y no muy ilustrativas y los canales de difusi√≥n llegan a un p√ļblico muy limitado. Los concursos son importantes y se les da promoci√≥n a los resultados; tambi√©n se presenta el libro; pero todo queda ah√≠ y no trasciende al marco de la gente vinculada al mundo de la literatura o al autor.

‚ÄúMuchas veces los √ļnicos que leen literatura cubana actual y conocen a los autores, son los propios escritores o aspirantes a serlo, como una especie de estudio de campo, para saber lo premiado. Esta ausencia de promoci√≥n a los libros y de actividad cr√≠tica, provoca invisibilidad y la falsa apariencia de que no se est√° haciendo nada bueno, o no se hace nada en absoluto‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬ŅC√≥mo conjugas el tiempo de redacci√≥n literaria con el que dedicas a la familia y las responsabilidades profesionales como profesora?

‚ÄúMe repito muchas veces que hay tiempo para hacerlo todo. No siempre me convenzo. Me propongo metas a corto plazo y las voy cumpliendo. Esto es v√°lido tanto para mis hobbies como para el trabajo. Creo que la clave est√° en encontrar placer en todo. Me agrada trabajar como dise√Īadora e ilustradora, pues cada proyecto representa un reto a la ¬†creatividad; y ser profesora, me permite mantenerme en contacto con el mundo acad√©mico y con la gente joven. Pero escribir me es ineludible y mi familia es m√°s un apoyo que una responsabilidad.

‚ÄĒ¬ŅC√≥mo te defines como escritora y persona?

‚ÄúPienso que en estos tiempos se da demasiada importancia a las apariencias, yo intento sobre todo Ser. Esto implica mantenerme consecuente conmigo misma y con mi manera de pensar, sin dejar de tratar de acercarme lo m√°s posible a los paradigmas. Todo ser humano debe tratar de ser la mejor versi√≥n posible de s√≠. Escribir es una de las formas en que Soy y justifica mi existencia. Me considero una persona inconforme (para bien y para mal) con grandes ansias de comprenderlo todo y de tener siempre algo por descubrir. No hay mayor placer que aprender y crear‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬ŅCari√Īo especial hacia alg√ļn libro o premio?

No sabr√≠a decidirme.¬†Los Impares¬†fue un libro importante porque fue el primer libro completo que escrib√≠, result√≥ menci√≥n en el David y premio en el Calendario, que para m√≠ son los concursos m√°s importantes de la actualidad para quienes empezamos en el mundo de la literatura (El David por su historia y El Calendario por la calidad y dedicaci√≥n que la AHS le imprime). Escribirlo me era algo inevitable, un nexo entre mi adolescencia y mi madurez, en todo sentido, pues incluye cuentos e ideas que guardaba desde hac√≠a mucho tiempo y posee una naturaleza ambigua, entre la narraci√≥n breve y la novela. Fue como una deuda pendiente que consegu√≠ saldar‚ÄĚ.

“Sin embargo Seres Invisibles fue un acto más deliberado de escritura, de alguna forma sentí que yo siempre había querido escribir una novela. La concepción inicial del libro fue menos accidental y la investigación previa fue más rigurosa. Me di el placer de relacionar hechos acontecidos en la realidad y de mezclarlos con la ficción, de investigar y hablar sobre la fauna y la naturaleza cubanas y de crear muchos de sus escenarios a partir de mis propias experiencias.

‚ÄúAdem√°s ganar el David ten√≠a una connotaci√≥n especial para m√≠, varios escritores a quienes admiro han empezado con este premio, como Ra√ļl Aguiar, Heras Le√≥n, Osdany Morales, Senel Paz, Ana Lidia Vega Serova y Mylene Fern√°nez Pintado. Si¬†Los Impares¬†fue un nexo,¬†Seres invisibles¬†constituy√≥ la concreci√≥n de mis inquietudes literarias‚ÄĚ.

‚ÄĒ¬ŅCu√°les son tus principales sue√Īos en el mundo creativo?

‚ÄúSiempre tendr√© la aspiraci√≥n de escribir una novela hist√≥rica. Aunque, por ahora, me conformo con seguir escribiendo y disfrutando lo que hago. Lo m√°s importante sin dudas ser√≠a que mis libros lleguen a otras personas, que sean le√≠dos y disfrutados. ¬°Esto es pretencioso!, pero debo reconocer que es una sensaci√≥n placentera escuchar palabras de entusiasmo por un libro nuestro. Con¬†Los Impares¬†me ha sucedido, aunque muchas veces no trascienda a mi c√≠rculo de conocidos y en la mayor parte de los casos no s√© ni c√≥mo reaccionar; incluso una vez me sucedi√≥ con un cuento (Memorias)¬†que apareci√≥ publicado en la revista¬†Juventud T√©cnica, un desconocido me busc√≥ y me escribi√≥ por SMS, agradeciendo tras leerlo‚ÄĚ.

*Publicado originalmente en Cubadebate



Vuelve el espacio Dialogar, dialogar…

El espacio Dialogar, dialogar‚Ķ, impulsado por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, volver√° a convocar al pensamiento y debate sobre aspectos medulares de la sociedad cubana, a partir de las 4:00 PM de este mi√©rcoles, 18 de septiembre, luego de m√°s de un a√Īo sin realizarse.

El Doctor en Ciencias Psicol√≥gicas Manuel Calvi√Īo, el ensayista Enrique Ubieta y los j√≥venes Luis Emilio Aybar y Yasel Toledo reflexionar√°n en torno al tema ‚ÄúEl sentido de la responsabilidad colectiva, ¬ŅC√≥mo se construye, c√≥mo se destruye?‚ÄĚ, en intercambio con el p√ļblico participante.

Otra vez el Sal√≥n de Mayo, del Pabell√≥n Cuba, casa grande de los j√≥venes creadores en el pa√≠s, ser√° el escenario para una iniciativa nacida en el a√Īo 2013, gracias a la AHS y el intelectual Elier Ram√≠rez Ca√Īedo, actual Doctor en Ciencias Hist√≥ricas y compilador de los dos libros conformados a partir de los referidos debates entre ese a√Īo y el 2017, publicados por la editora Abril.

Dialogar, dialogar… se realizará el tercer miércoles de cada mes y tratará de continuar como una plataforma para el intercambio sincero, valiente y responsable entre varias generaciones de cubanos, no solamente en su sede habitual, sino en varias universidades y otros centros educacionales.

Mantendr√° como l√≠neas tem√°ticas la cultura, la historia, la sociedad en general, incluidos elementos de la econom√≠a. Entre las siguientes propuestas para opinar estar√°n ‚Äú¬ŅC√≥mo debe ser un joven creador en la Cuba de hoy? Vigencia de los Hermanos Sa√≠z‚ÄĚ; ‚ÄúLa cultura de la resistencia y el triunfo en Cuba‚ÄĚ; y ‚ÄúEl dilema entre lo banal y lo culto en la m√ļsica de nuestros d√≠as. ¬ŅC√≥mo superarlo?‚ÄĚ

Este espacio es un homenaje permanente al pensamiento de Alfredo Guevara, quien demostr√≥ su confianza en las nuevas generaciones hasta sus √ļltimos d√≠as, por eso debe su nombre al √ļltimo libro del sobresaliente intelectual, fruto de una serie de intercambios con estudiantes en varias facultades, como ha expresado en diferentes ocasiones Ram√≠rez Ca√Īedo.

Dialogar, dialogar… aspirará siempre al debate, a la polémica, a las críticas y propuestas desde el amor a la nación y sus esencias, como una posibilidad de pensar al país entre todos.



AHS en la diana del debate

La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z realiza desde este 2 de septiembre y hasta el d√≠a 11 un amplio proceso de intercambio con los asociados en las diferentes provincias, oportunidad para debatir en torno a los pasos y retos de la organizaci√≥n, justamente cuando casi se cumple un a√Īo despu√©s de su 3er. Congreso, efectuado del 16 al 18 de octubre del 2018.

Estos encuentros son favorables para enriquecer el proyecto de Reglamento de la Asociación, como parte de uno de los acuerdos del cónclave. Ese documento, fruto de la labor de una de las comisiones de trabajo, opiniones de los integrantes de la Dirección Nacional y de los debates en las filiales provinciales y el Municipio Especial Isla de la Juventud, deberá ser presentado ante el Consejo Nacional de la organización el próximo mes de octubre.

Miembros de la Dirección Nacional de la organización brindan detalles, además, sobre resultados y proyecciones relacionadas con la comunicación y la promoción, el área de la creación, incluidos los premios y becas, y diversos eventos impulsados por la vanguardia de jóvenes creadores cubanos.

También en septiembre, exactamente del 18 al 22, se realizará el XXIX Taller y Concurso de la Radio Joven Antonio Lloga in Memoriam, el más importante certamen de la AHS para los jóvenes radialistas, que en esta ocasión se dedicará a los programas infantiles.

El 18 volver√° al Sal√≥n de Mayo, del Pabell√≥n Cuba, el espacio de pensamiento y debate Dialogar, dialogar‚Ķ, que tendr√° como tema ‚ÄúEl sentido de la responsabilidad colectiva, ¬Ņc√≥mo se construye? ¬Ņc√≥mo se destruye?‚ÄĚ

En la √ļltima decena del mes, el presidente nacional de la organizaci√≥n, Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz, participar√° en un recorrido por todas las provincias para evaluar el estado de cumplimiento de los acuerdos emanados de las asambleas provinciales III Congreso, e impulsar los avances de la Asociaci√≥n en cada territorio.

Deseamos concretar m√°s sue√Īos individuales y colectivos que contribuyan a la cultura nacional. Cuando nos acercamos al aniversario 33 de la organizaci√≥n, que se cumplir√° el pr√≥ximo 18 de octubre, los pasos en la senda de los anhelos y la calidad art√≠stica marcan nuestro √ļnico camino posible, entre desaf√≠os y amor a la creaci√≥n.



A mirarse por dentro

La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z realiza desde este 2 de septiembre y hasta el d√≠a 11 un amplio proceso de intercambio con los asociados en las diferentes provincias del pa√≠s, oportunidad para debatir en torno a los pasos y retos de la organizaci√≥n, justamente cuando casi se cumple un a√Īo despu√©s de su tercer congreso, efectuado del 16 al 18 de octubre del 2018.

Estos encuentros son favorables para enriquecer el proyecto de reglamento de la Asociación, como parte de uno de los acuerdos del Congreso. Ese documento, fruto de la labor de una de las comisiones de trabajo, opiniones de los integrantes de la Dirección Nacional y de los debates en las filiales provinciales y el Municipio Especial Isla de la Juventud, deberá ser presentado ante el Consejo Nacional de la organización el próximo mes de octubre.

Miembros de la Dirección Nacional de la organización brindan detalles, además, sobre resultados y proyecciones relacionadas con la comunicación y la promoción, el área de la creación, incluidos los premios y becas, y diversos eventos impulsados por la vanguardia de jóvenes creadores cubanos.

También en septiembre, exactamente del 18 al 22, se realizará el XXIX Taller y Concurso de la Radio Joven Antonio Lloga in Memoriam, el más importante certamen de la AHS para los jóvenes radialistas, que en esta ocasión se dedicará a los programas infantiles.

El 18 volver√° al Sal√≥n de Mayo, del Pabell√≥n Cuba, el espacio de pensamiento y debate Dialogar, dialogar‚Ķ, que tendr√° como tema El sentido de la responsabilidad colectiva, ¬Ņc√≥mo se construye? ¬Ņc√≥mo se destruye?

En la √ļltima decena del mes, el presidente nacional de la organizaci√≥n Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz, participar√° en un recorrido por todas las provincias para evaluar el estado de cumplimiento de los acuerdos emanados de las asambleas provinciales III Congreso, e impulsar los avances de la Asociaci√≥n en cada territorio.

Deseamos concretar m√°s sue√Īos individuales y colectivos, que contribuyan a la cultura nacional. Cuando nos acercamos al aniversario 33 de la organizaci√≥n, que se cumplir√° el pr√≥ximo 18 de octubre, los pasos en la senda de los anhelos y la calidad art√≠stica marcan nuestro √ļnico camino posible, entre desaf√≠os y amor a la creaci√≥n.



Entre letras y sue√Īos

La vida de Giselle Luc√≠a Navarro Delgado, egresada del Centro de Formaci√≥n Literaria Onelio Jorge Cardoso en 2015, dise√Īadora de modas y licenciada en Dise√Īo Industrial, est√° √≠ntimamente relacionada con la literatura. Impresiona que con apenas 24 a√Īos de edad ya posee una sobresaliente lista de reconocimientos y lauros, incluidos La Edad de Oro de Poes√≠a (2018) y el Pinos Nuevos de Literatura Juvenil (2019), por solo mencionar los m√°s recientes. Hace muy poco, volvi√≥ a estar en el centro de atenci√≥n al recibir el David, en la categor√≠a de Poes√≠a, uno de los m√°s prestigiosos para escritores in√©ditos en Cuba.

Ese d√≠a ten√≠a la luz de los versos en la sonrisa, los gestos y las palabras de humildad. Ella asegura que el libro galardonado,¬†Criogenia,¬†es uno de sus hijos m√°s amados. ¬ęDisfrut√© escribirlo. Cada poema fue una especie de catarsis interior. En el cuaderno se observa el interior del cuerpo de un humano en estado de congelaci√≥n. Los √≥rganos del cuerpo simbolizan partes de la conciencia, pedazos de la vida y la experiencia. Fragmentos que no pueden separarse dentro de su realidad y que conforman el car√°cter de la persona que es.

«En cuanto al proceso creativo, lo escrib√≠ velozmente. Cada verso fue brotando en cadena. Siento que necesitaba escribirlos».

Por mucho que observa el diploma del David, esta carism√°tica joven a√ļn no logra asimilarlo. «Los escritores enviamos a los concursos con una esperanza y, aunque no quieras, los nervios te traicionan y es inevitable que dudes. Siempre existe una incertidumbre.

«El David es importante. Tiene una historia marcada por nombres prestigiosos de nuestras letras. Adem√°s, viene acompa√Īado por la energ√≠a especial de ser un premio que impulsa y abre puertas. Para muchos se convierte en el primer libro publicado. Todos los escritores j√≥venes aspiran a obtenerlo y siempre te parece inalcanzable.

«El jurado, integrado por personas a las que admiro como creadores y como seres humanos, la obra de Alicia Leal en el diploma y la interpretaci√≥n que hizo Leydis Guerrero de uno de mis poemas, constituyen otros galardones. Para una escritora joven e in√©dita como yo, no puede existir mayor felicidad».

Coordinadora del grupo literario Silvestre de Balboa y profesora de la Academia de Etnografía y Tradiciones de la Asociación Canaria de Cuba, Giselle siente pasión por las letras desde la infancia, cuando comenzó a escribir por su necesidad de plasmar vivencias, expresar sentimientos, llenar espacios vacíos.

«Mi abuela era maestra y me ense√Ī√≥ a leer y escribir antes de ir a la escuela. Me la pasaba redactando y dibujando, entre otras tantas cosas. A medida que fui creciendo esa necesidad se transform√≥ en una pasi√≥n, una costumbre.

«Luego empec√© como alumna en el Grupo Literario Silvestre de Balboa, con el poeta Rafael Orta. √Čl me impuls√≥ mucho. Me ense√Ī√≥ el oficio del escritor, que al menos debe redactar una l√≠nea todos los d√≠as y que siempre debe ser sincero consigo mismo. La semilla ya estaba, pero sin √©l no hubiese brotado. Le debo a mi maestro cada logro.

«Tras su fallecimiento me qued√© trabajando en la Academia, al frente del grupo literario. Ya son seis cursos en los que he ejercido como profesora en los que he aprendido much√≠simo. Ense√Īar es muy gratificante y lleva tu ego creativo a otro plano. Transforma tu actitud ante la vida y la profesi√≥n. Mi palabra fue madurando al mismo tiempo que yo».

‚ÄĒ¬ŅCu√°n dif√≠cil es para un joven publicar en Cuba?

‚ÄĒMuchas veces el destino de tu libro est√° sujeto a un premio. Los concursos literarios se han convertido en la pista de vuelo de numerosos textos. Para un escritor joven es muy dif√≠cil publicar. Dada la dificultad que existe con el papel, las editoriales priorizan a autores con premios u otros ya reconocidos.

«Enviar directamente a una editorial puede convertirse en un proceso largo. En cambio, los concursos agilizan el proceso y te traen otras bendiciones. El libro sale con prontitud, mayor calidad en la encuadernaci√≥n y recibe m√°s promoci√≥n.

«Cuando eres in√©dito y sin premios casi nadie te ve, eres pr√°cticamente invisible. A veces las personas se sorprenden cuando ven que un escritor novel recibe varios lauros en un a√Īo o de repente tiene varias publicaciones, pero no saben que quiz√° ese joven ten√≠a una buena obra acumulada, la cual necesit√≥ el empuj√≥n de un premio para salir de la gaveta».

‚ÄĒ¬ŅCu√°n favorable o no es incluir lo vivencial en la literatura? ¬ŅEs peligroso o no que los lectores perciban tu voz en cada relato o poema?

‚ÄĒCreo que de alg√ļn modo lo vivencial siempre est√° presente. Escribas lo que escribas, la voz del ser humano que somos sale a relucir. Es muy dif√≠cil crear obviando por completo las experiencias. Lo vivido te sorprende de golpe en la punta de tus palabras. Y aunque tu obra tenga mucho de tu historia, eso solo lo pueden identificar las personas m√°s cercanas. La palabra trastoca tu historia del mismo modo que transforma la realidad en las biograf√≠as y las novelas hist√≥ricas. El peligro est√° en tu mente, lo creas t√ļ. El autor decide hasta qu√© punto exponer su vida en el cuerpo de sus textos.

‚ÄĒ¬ŅQu√© referentes tienes en la literatura?

‚ÄĒDe la literatura cubana me ha marcado la obra de Mart√≠, Eliseo Diego, Juana Borrero, Dulce Mar√≠a Loynaz y Rub√©n Mart√≠nez Villena; con este √ļltimo existe la complicidad geogr√°fica de haber nacido en el mismo pueblo, Alqu√≠zar.

«Entre los escritores extranjeros: Borges, Whitman, Virginia Wolf, Alejandra Pizarnik, Huidobro, Kafka‚Ķ por citar algunos. Disfruto la lectura de poetas de diversas partes del mundo, sobre todo de aquellos que no son tan difundidos en nuestro pa√≠s y provienen de otras lenguas. En el caso de Criogenia,¬†hay numerosas citas que hacen referencia a poetas libaneses e hind√ļes¬Ľ.

‚ÄĒAlgunos consideran que la literatura cubana no vive un buen momento. Comparan a los autores actuales con los de otras generaciones. ¬ŅQu√© piensas?

‚ÄĒEso siempre sucede. El ser humano vive comparando, quiz√° eso es lo que impulsa el desarrollo y permite los adelantos tecnol√≥gicos. En el caso de la literatura no es diferente. Cada momento tiene sus peculiaridades. El contexto marca siempre la obra de un poeta.

«Los intereses, los problemas sociales, las costumbres, los estilos de vida, las vivencias y las necesidades de una generaci√≥n u otra no son los mismos; por tanto, los modos de crear no pueden ser los mismos, vi√©ndolo desde el punto de vista generalizado y obviando que cada autor es un universo y recibe a su vez otro tipo de influencias espec√≠ficas determinadas por la propia experiencia.

«No debemos comparar una generaci√≥n con otra. Nunca sabremos qu√© hubiera sucedido con Cervantes o Shakespeare si hubiesen nacido en los tiempos de las redes sociales y las publicaciones digitales, en medio de un mundo agitado, plagado de est√≠mulos y distracciones. Cada generaci√≥n merece su oportunidad, alzar su voz y hacer las cosas a su manera lo mejor posible. Hay nuevas voces emergiendo, que todav√≠a necesitan madurar y seguir creciendo, pero que van en el camino adecuado».

‚ÄĒSi pudieras promover a diez autores j√≥venes o libros espec√≠ficos de la literatura cubana m√°s reciente, ¬Ņcu√°les ser√≠an?

‚ÄĒEs dif√≠cil. La lista ser√≠a interminable. Existen muchos libros y escritores cuya obra merece ser m√°s difundida. Cuba es una isla que ha dado y contin√ļa dando muchos frutos en el campo de las letras. De los m√°s j√≥venes podr√≠a mencionar a Elizabeth Reinosa, Elaine Vilar, Roly √Āvalos, Ismaray Pozo, Noel Alonso Ginoris, Liliana Rodr√≠guez, Yunier Riquenes, Daniel Duarte, Antonio Herrada, Yenis Laura Prieto, Osmany Echevarr√≠a, Mois√©s May√°n, Martha Luisa Hern√°ndez, y otros que reci√©n comienzan.

‚ÄĒ¬ŅQu√© piensas sobre el reflejo y «an√°lisis» de la literatura cubana actual en los medios de comunicaci√≥n?

‚ÄĒEn este sentido hemos mejorado. Existen programas televisivos, algunos de ellos impulsados por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), que potencian la promoci√≥n de autores y libros, lo cual se refuerza con los programas radiales y la prensa, en su edici√≥n impresa y digital.

«En la actualidad existe una amplia red de publicaciones digitales que son propicias para la difusi√≥n de textos de diversos estilos, ideolog√≠as y g√©neros, ya sean de autores reconocidos o in√©ditos, aunque todav√≠a se debe trabajar intensamente en el desarrollo de la cr√≠tica literaria, ya que por lo general se adopta una postura neutral ante el an√°lisis. Las redes sociales tambi√©n han cobrado auge y funcionan como una r√°pida e importante v√≠a de promoci√≥n para los autores y los eventos literarios.

«Convivimos en un contexto m√°s d√≠ficil, debido a que la globalizaci√≥n de la informaci√≥n y el desarrollo de las tecnolog√≠a ha generado una especie de marisma cultural en el cual puede crecer cualquier cosa, incluso la mediocridad. Los recursos del marketing y la promoci√≥n son esenciales. Los escritores pueden tener un producto de calidad, pero si este no se presenta del modo adecuado puede tener el efecto contrario. De la misma forma que creas tu libro debes encaminarlo. En el siglo XXI debemos ser promotores de nuestra propia obra. Las videoentrevistas, los spots publicitarios y el videoarte constituyen herramientas muy valiosas».

‚ÄĒ¬ŅC√≥mo te defines como escritora y persona?

‚ÄĒMe considero una persona sensible y perseverante, pero sobre todo una so√Īadora.¬†

‚ÄĒ¬ŅQu√© premio anhelas? ¬ŅCu√°les consideras que son los m√°s importantes o deseados por escritores j√≥venes cubanos?

‚ÄĒMe atrevo a decir que entre los m√°s anhelados por los escritores j√≥venes est√°n el David, el Pinos Nuevos y el Calendario. Luego, seg√ļn el g√©nero al que te dediques, hay otros m√°s espec√≠ficos como La Edad de Oro, en el caso de literatura infantojuvenil, o el Cort√°zar en cuento. En mi caso, el premio que m√°s anhelo es que uno de mis libros pueda transformar para bien la vida de una persona.

‚ÄĒ¬ŅCu√°les son tus principales sue√Īos en el mundo creativo?

‚ÄĒEn el plano de las letras, me gustar√≠a que mi obra se traduzca y mis libros lleguen a otras orillas. Deseo que mis versos inspiren otros versos, despierten a quien todav√≠a duerme o hagan feliz a quien est√© triste. Sue√Īo que alg√ļn ni√Īo crezca con mis letras y, con mi libro en sus brazos tambi√©n sue√Īe, aprenda a dibujar su propia historia y sonr√≠a.

*Publicado originalmente en Juventud Rebelde



Daniel Burguet: ‚ÄúNunca he deseado ser mejor escritor que persona‚ÄĚ

Casi siempre luce serio y muy metódico. Su pasión por las letras contrasta con su labor como trabajador en el Centro de Inmunología Molecular, institución cubana dedicada a combatir el cáncer. No come carne, aunque uno de sus personajes en el libro Cuando despiertes la devora de manera enfermiza. Tiene el pelo largo y un aire de asiático en sus facciones.

Daniel Burguet, nacido en el a√Īo 1989, egresado del Centro de Formaci√≥n Literaria Onelio Jorge Cardoso (2014) y miembro de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, resalta entre los j√≥venes escritores del pa√≠s por sus pasos en la narrativa de ciencia ficci√≥n, con reconocimientos como el Premio Calendario (2018), el Luis Rogelio Nogueras (2017), el Aquelarre a mejor libro (2016), el C√©sar Galeano (2014), el Oscar Hurtado (2014), Menci√≥n √önica en el primer Premio Guantanamera-Balcells (2018) y Menci√≥n tres veces consecutivas en el concurso David, convocado por la UNEAC.

Historias del m√°s ac√° fue su primer t√≠tulo, compuesto por cuentos de humor, que confeccion√≥ durante varios a√Īos. ‚ÄúEl personaje principal es El muerte, una Muerte masculina y burocr√°tica que debe llenar formularios, acu√Īar documentos, cumplir horarios, y trabajar seg√ļn lo planificado. La inspiraci√≥n sali√≥ de todas mis horas de vida hasta ese momento en tr√°mites que, al menos seg√ļn mi sentido com√ļn, me parec√≠an innecesarios.

‚ÄúEse texto me ha dado varias satisfacciones, fue menci√≥n en un concurso David, gan√≥ un premio Aquelarre, y fue lo primero que publiqu√©, lo cual hice a trav√©s de la Editorial Guantanamera, sello editorial espa√Īol que se ha dedicado a publicar a autores cubanos. Lamentablemente, hasta ahora, no ha sido publicado aqu√≠‚ÄĚ.

¬ŅCu√°n dif√≠cil o f√°cil es publicar hoy en el pa√≠s para un escritor joven, especialmente historias de ciencia ficci√≥n?

‚ÄúHasta ahora todo lo que he publicado en Cuba son libros que han merecido premios. Por eso mis obras llegan directo al sistema editorial y, casi siempre, un a√Īo despu√©s ya est√°n a la venta. Por otra v√≠a pueden demorar mucho m√°s, y la obra que presentamos a evaluaci√≥n en una editorial puede salir a la luz, si es aceptada, hasta cuatro a√Īos m√°s tarde. En ese sentido es frustrante y desmotiva a muchos j√≥venes; debido a esto se preparan, casi que, por obligaci√≥n, para ganar alg√ļn concurso que agilice el proceso; o prueban suerte, se arriesgan, con editoriales for√°neas.

‚ÄúNo creo que publicar Ciencia Ficci√≥n sea m√°s dif√≠cil o f√°cil que el resto de la literatura.¬†En cuanto a nuestra gesti√≥n literaria todo est√° permeado por los mismos mecanismos y din√°micas‚ÄĚ.

Pareces un muchacho muy tranquilo y noble, lo cual no suele corresponderse con muchos de tus personajes. ¬ŅC√≥mo logras construir seres tan diferentes a ti o es que no lo son tanto? ¬ŅCu√°nto de ti hay en tus historias?

“Quienes escriben deben estar de acuerdo conmigo en que nuestros personajes llevan bastante de nosotros, y mucho de lo que no somos. Es muy fácil hacer un personaje que sea idéntico al autor, en criterios y maneras de actuar, siempre que el escritor sea extrovertido y tenga algo de exhibicionista.

“El verdadero reto está en construir otros ajenos, que sean capaces de tomar vida mientras nacen en las páginas llenadas por nosotros, e incluso logren sorprendernos. Esos personajes que podemos llegar a odiar, son los que más ayudan en nuestro desarrollo como creadores.

‚ÄúSiempre trato de enrumbar mis personajes en ese sentido. Intento que cobren vida lo m√°s r√°pido posible, y que sean ellos quienes gu√≠en el desarrollo de la historia. No podemos dejar que el proceso se vaya de las manos, pero s√≠ darle libertad‚ÄĚ.

¬ŅC√≥mo enfrentas el proceso creativo, es un acto serio que te exiges como autor, o l√ļdico y espont√°neo?

‚ÄúParte y parte. Planifico muy bien lo que voy a escribir. Trato de atar todos los posibles cabos sueltos en la historia, analizo hasta que me convenza la l√≥gica de lo que narrar√©, intento interiorizar lo planteado. Luego, cuando me siento a trabajar, prefiero olvidar lo planificado y dejo que todo salga como espont√°neo. Si no me divierto mientras escribo, es porque estoy haciendo algo mal‚ÄĚ.

¬ŅQu√© referentes tienes en la literatura de ciencia ficci√≥n, cubanos y extranjeros?

‚ÄúYoss es un autor nuestro de ciencia ficci√≥n que ha marcado a muchos autores cubanos de las √ļltimas generaciones. Algunos para imitarlo, otros para evitarlo. En mi caso, mucho de su obra me ha servido de gu√≠a a la hora de abordar ciertos temas. Considero que se puede aprender much√≠simo de √©l, y su lectura es obligatoria para quienes comienzan en este g√©nero.

“También los cuentos de humor con ciencia ficción, o de ciencia ficción con humor, de Eduardo del Llano me ha influido bastante; así como su sentido agudo a la hora de reflejar nuestras realidades.

‚ÄúDe los autores extranjeros a Isaac Asimov y Ray Bradbury los tengo en un lugar especial. Fueron los primeros que le√≠ y los que despertaron mi fascinaci√≥n por el g√©nero; y ning√ļn otro escritor que he le√≠do luego, de mejor calidad literaria incluso, han logrado desplazarlos‚ÄĚ.

¬ŅQu√© signific√≥ para ti pasar el curso de t√©cnicas narrativas en el centro Onelio Jorge Cardoso, del cual saliste con el premio C√©sar Galeano?

“Al Centro Onelio, y a la labor de Heras León e Ivonne Galeano, tengo que agradecer enormemente. Ellos han consagrado parte de sus vidas a orientar a escritores jóvenes en el camino de la creación.

‚ÄúMe acerqu√© al centro con la cabeza llena de ideas que pensaba buen√≠simas. Luego de terminado el curso ya pude organizarlas mejor y otorgarle a cada una el nivel de importancia que se merec√≠an. Sinceramente, casi ninguna logr√≥ sobrevivir.¬†El centro Onelio me ayud√≥ a ganar certeza, que hubiese tardado a√Īos en descubrir.

‚ÄúHaber obtenido el C√©sar Galeano, concurso convocado cada a√Īo entre los alumnos, fue como la confirmaci√≥n, √≠ntima y p√ļblica, de que hab√≠a dado, al menos, un buen paso. Es un premio que crea bastante expectativa entre los estudiantes. ‚ÄúDurante las clases todos experimentamos un descubrimiento del autor que queremos ser. Ganarlo me emocion√≥ y lo disfrut√© cantidad. Me tuvo flotando varios d√≠as, aunque trat√© de no cre√©rmelo mucho. Considero que los egos internos debemos pasarlos r√°pido por las armas. Nunca he deseado ser mejor escritor que persona‚ÄĚ.

¬†Algunos consideran que la literatura cubana no vive un buen momento. Comparan a los autores actuales con los de otras generaciones. ¬ŅQu√© piensas?

“Si nos comparan con generaciones anteriores siempre vamos a perder. Porque la obra de generaciones pasadas ya está hecha, es sólida, y tiene la ventaja de poder ser juzgada con distanciamiento.

‚ÄúEl autor de generaciones pasadas que ha llegado hasta hoy, lo ha hecho porque es bueno, porque su obra demostr√≥ tener la calidad, o la claridad suficiente como para resistir el juicio de los a√Īos, que son los m√°s despiadados cr√≠ticos literarios y los que otorgan los verdaderos premios. Pero, ¬Ņcuantos autores de esas generaciones han quedado olvidados? ¬ŅCuantos parec√≠an s√≥lidos en su momento y luego el tiempo los borr√≥?

“En la producción literaria actual, y sobre todo en la más joven, eso no se sabe. No hemos sido juzgados por el tiempo, no se conoce realmente la repercusión de lo que escribimos ahora, muy pocos se atreven a hablar de sobrevivientes.

‚ÄúNo creo que vivamos mal o buen momento, sencillamente vivimos el actual; y como narrador te digo que llegamos a verdaderamente comprender las historias cuando ya est√°n terminadas. La nuestra es un trabajo en proceso‚ÄĚ.

Si pudieras promover a diez autores j√≥venes o libros espec√≠ficos de la literatura cubana m√°s reciente, ¬Ņcu√°les ser√≠an?

“Sé que de hacerlo ganaría amigos y también terribles enemigos; y los segundos serían de esos para toda la vida.

‚ÄúLo que s√≠ instar√≠a al grueso de los lectores cubanos es a volverse hacia la literatura joven que se publica. Muchas veces se prefiere leer a cualquier for√°neo, antes que darles una oportunidad a nuestros escritores‚ÄĚ.

¬ŅC√≥mo conjugas el tiempo de redacci√≥n literaria con el dedicado a la familia y las responsabilidades profesionales?

Confiesa que no puede cambiar las horas de juego con mi hija por sentarse a redactar. Foto: Cortesía del entrevistado.

“Siempre que leo las vivencias de grandes autores descubro sistematicidad y un asumir el acto de escribir como trabajo, defendiéndolo a capa y espada. Yo no he podido nunca hacer eso.

“Escribo en los ratos libres que tengo en el día. O por la madrugada, cuando todos duermen en casa. No he podido cambiar las horas de juego con mi hija por sentarme a redactar; porque las ideas las tengo en la cabeza y puedo sacarlas cuando quiera, pero no siempre puedo jugar con mi hija.

‚ÄúDesde hace diez a√Īos formo parte, orgullos√≠simo, del gran colectivo de trabajo, y familia, del Centro de Inmunolog√≠a Molecular, instituci√≥n dedicada por entero a combatir el c√°ncer.

‚ÄúDebido al sistema especial de horarios bajo el cual trabajo, mis actividades literarias y mis responsabilidades laborales han coincidido muy poco. Y las veces que ha ocurrido, siempre se ha encontrado la manera de que no se afecten entre ellas. Tambi√©n debo agradecer enormemente a mis superiores, que durante todo este tiempo me han brindado un apoyo tremendo‚ÄĚ.

¬†¬ŅC√≥mo te defines como escritor y persona?

‚ÄúUna vez escuch√© decir a Ra√ļl Aguiar, escritor a quien respeto y admiro, que en alg√ļn momento de su vida √©l pensaba que alguien, por el mero hecho de ser escritor, ya ser√≠a buena persona. Porque todo acto de creaci√≥n debe ir acompa√Īado de sensibilidad, algo recalcado m√°s en la creaci√≥n literaria y la actuaci√≥n, d√≥nde uno debe vivir los personajes e identificarse con ellos para dotarlos de verosimilitud.

“Aguiar terminó su intervención diciendo que, al madurar en el medio literario descubrió estar equivocado, no por ser creador y tener sensibilidad se es buena persona. Por eso agradecía mucho a los escritores y artistas en general que anteponen el ser buenas personas a su condición de creadores.

‚ÄúDe definirme, lo har√≠a as√≠. Sin etiquetas. Sin decir o decirme soy escritor. Sencillamente yo soy. Lo que adem√°s de ser, tambi√©n escribo, y me gusta cierto tipo de m√ļsica, y me siento identificado con cierto tipo de actitudes. Todo eso me puede definir de alguna manera; pero todo eso, no soy yo‚ÄĚ.

¬ŅCari√Īo especial hacia alg√ļn libro o premio?

‚ÄúMi primer libro, porque fue el primero, y porque me divert√≠ cantidad haci√©ndolo. Con √©l gan√© un premio Aquelarre, en 2016, a mejor libro; y ese premio en particular me hizo sentir muy bien, y le tengo tremendo cari√Īo, puesto que el humor es un g√©nero que me encanta y sobre el cual siempre vuelvo. Adem√°s, que un jurado te diga oficialmente: ‚Äėeres gracioso‚Äô y te entregue un diploma para acreditarlo no es algo que se logre todos los d√≠as‚ÄĚ.

¬ŅCu√°les son tus principales sue√Īos en el mundo creativo?

‚ÄúEl saber que algo de lo que escriba influencie para bien a alguien, lo ayude a comprenderse mejor, o a afrontar con m√°s √°nimo y buena actitud sus problemas; es un gran premio que solo otorga la constancia y el trabajo bien hecho. A eso aspiro‚ÄĚ.

Daniel agradece la preparación que recibió en el Centro Onelio, y la labor de Heras León e Ivonne Galeano. Foto: Cortesía del entrevistado.

 

Muestra de la obra

 

Hasta 296

La viejecita acomodó el maletín sobre sus piernas. Le dio un tirón a la puerta y la carrocería del auto vibró de manera preocupante.

Todos en el almendr√≥n la miraron sorprendidos. El hombre vestido de gastron√≥mico, que iba detr√°s del chofer, coment√≥ por lo bajo: ¬ęla ha cerrado para un mes¬Ľ, a lo que la mujer que iba en el medio, recostada a √©l e igual vestida de gastron√≥mica, le respondi√≥ con una sonrisa y un beso r√°pido en los labios. Incluso, el joven de pantalones rotos y pelo largo que iba junto a ellos, hizo contorsiones para ver el rostro de la anciana por el retrovisor.

El chofer del almendr√≥n casi baja a la viejecita en el acto. Pero mirando bien su cuerpo enjuto, con m√°s de ochenta y cinco cumplidos; la cabeza llena de canas y aquellas gafas oscuras, enormes, sinti√≥ cierta l√°stima por ella. Pens√≥ que de seguro le quedaba poco y que ¬ępara qu√© descargarle a una vieja, al final no iba a ganar nada¬Ľ. As√≠ que se limit√≥ a maldecir al aire; comentar del maltrato de los clientes al veh√≠culo y la necesidad que hab√≠a de que la gente dejara de tirar las puertas. Haciendo una pausa para una respiraci√≥n profunda, le pregunt√≥ a la anciana que para d√≥nde iba.

‚ÄĒHasta 296‚Ķ ¬Ņllega? ‚ÄĒrespondi√≥ la viejecita con voz muy baja, apagada, casi en un susurro.

El chofer ni le habl√≥. Puso en marcha el almendr√≥n. Prendi√≥ el reproductor de m√ļsica y luego, retomando el mon√≥logo de hac√≠a pocos momentos, volvi√≥ a hablar para todos del maltrato que sufr√≠a el auto. De las puertas que casi no le duraban. De c√≥mo se montaba la gente con bultos incomod√≠simos.

Y la viejecita, tranquilita en su lugar, aguantando toda la descarga. Incluso, cuando el chofer dijo lo de los bultos incómodos, tomó su maletín y lo apretó contra ella, como para que no estorbara; y se acomodó las gafas y trató de despegarse un poco de la mujer a su lado. Quería molestar lo menos posible.

Del bolso de la anciana comenz√≥ a salir una melod√≠a que llam√≥ la atenci√≥n de todos. El chofer, molest√≠simo, apag√≥ el reproductor y sigui√≥ murmurando por lo bajo. El joven de pelo largo reconoci√≥, en el tono del celular que la viejecita acababa de sacar, la versi√≥n ac√ļstica de¬†Paranoid, de Black Sabbath.

‚ÄĒ¬ŅS√≠√≠√≠√≠? ‚ÄĒrespondi√≥ la ancianita con voz baja y susurrante‚ÄĒ. S√≠, ya voy en camino. T√©ngalo todo listo. S√≠. Para no perder tiempo.

La mujer junto a ella no dejaba de mirarla. Es que, en pleno agosto, la vieja iba vestida de negro y con mangas largas. O estaba loca, o se estaba asando.

Terminó la llamada. Dejó el celular sobre el bolso y de manera muy natural se traqueó los nudillos. Pero no lo hizo de un golpe, qué va, fue uno por uno, lentamente presionando hasta que sonaban. Metacarpiano por metacarpiano. Dedo por dedo. Tres traqueos por dedo. Ya a la altura del dedo del medio, de la mano izquierda, tenía a todos nerviosos. Cuando terminó, e igual de natural, agarró su cabeza y la hizo traquear a un lado y luego al otro. Por un momento, los de atrás pensaron que se partía la nuca.

El chofer volvi√≥ a poner la m√ļsica. Aunque esta vez la puso un poco m√°s baja. Dentro del auto nadie hablaba.

Paranoid, de Black Sabbat, volvió a sonar. La anciana con mucha calma llevó el celular hasta su oído derecho.

‚ÄĒ¬ŅS√≠√≠√≠√≠? ‚ÄĒrespondi√≥‚ÄĒ. ¬ŅQu√© no ha llegado Samigina?… Ese asno. No importa‚Ķ ¬ŅQu√©? ¬ŅTampoco Valefor? ¬ŅY qui√©n est√° preparando los cuerpos entonces? S√≠, yo llevo todo, s√≠.

La vieja abrió el maletín y comenzó a rebuscar dentro. El sonido de metales chocando salía del interior del bolso.

‚ÄĒS√≠, las pinzas las llevo… Las que me pidi√≥ Lilith. S√≠, con el adaptador para sacar ojos.

La gastronómica, preocupada, se apretó contra su gastronómico.

‚ÄĒ¬°C√≥mo que no han conseguido todav√≠a un pelirrojo! ¬°A estas alturas! ¬°Cinco cuerpos y ni un pelirrojo! ¬ŅSamael lo sabe? Ah ¬ŅY nos faltan tres lenguas frescas?… ¬°Pero sean creativos por Dios! ¬°La casa debe tener vecinos!¬° ¬ŅNo?!Entonces miren a ver que se hacen.

La vieja había subido el tono de voz. Acercó la mano que tenía libre hasta el reproductor y lo apagó. El chofer no la contradijo.

‚ÄĒPero ¬Ņc√≥mo quieres que salga bien, si no tenemos un pelirrojo? Bueno, s√≠, tratar√© de conseguir algo antes de llegar‚Ķ esp√©rate.

La anciana apartó el teléfono de su rostro. Giró la cabeza hacia la mujer junto a ella y acercó un poco la cara, como para detallarla mejor. La mujer comenzó a sudar, no sabía qué hacer. Miró hacia el chofer buscando apoyo, pero este miraba hacia adelante, desentendido por completo de la situación.

La vieja se volvió hacia la parte trasera del auto. El gastronómico era mulato, por lo que descalificaba. La gastronómica tenía el cabello pelirrojo.

‚ÄĒ¬ŅEso es te√Īido, no? ‚ÄĒpegunt√≥ la vieja a bocajarro.

La gastron√≥mica asinti√≥, temblorosa. La vieja mir√≥ hacia el joven de pantalones rotos. Era trigue√Īo, tampoco serv√≠a.

‚ÄĒNadie, no tengo a nadie a mano ‚ÄĒdijo‚ÄĒ. As√≠ que no s√© qu√© se van a hacer cuando llegue Samael y se entere de que no tienen pelirrojo‚Ķ s√≠, ver√© qu√© resuelvo por el camino, me voy a ir fijando.

Dejó el celular sobre el bolso.

‚ÄĒVaya por la derecha y baje la velocidad ‚ÄĒle orden√≥ al chofer.

Este miró de pasada el rostro blanco y demacrado de la vieja. Las enormes gafas no dejaban ver siquiera parte de los ojos, dando la sensación de dos enormes agujeros en la cara. Tuvo miedo. Arrimó el auto a la derecha y bajó la velocidad.

‚ÄĒ¬ŅTienes espacio suficiente en el maletero? ‚ÄĒpregunt√≥ la vieja.

El chofer asinti√≥ con un gesto t√≠mido. No se atrev√≠a a hablar. Eso de ¬ęlenguas frescas¬Ľ no dejaba de darle vueltas en la cabeza.

El trayecto continu√≥ con la vieja mirando a cuanto transe√ļnte pasaba por la acera. En una ocasi√≥n le pregunt√≥ a la mujer a su lado si ve√≠a pelirrojo a un tipo que estaba en una parada. La mujer neg√≥ y la vieja dijo que ella tampoco lo ve√≠a muy pelirrojo.

‚ÄĒEn la esquina que viene ‚ÄĒorden√≥ la vieja.

El chofer fue aminorando la marcha hasta que se detuvo en la esquina de 296. La vieja acomodó el celular dentro del bolso y, al bajar, le dio otro tirón a la puerta.

El chofer giró levemente la cabeza hacia la anciana. Un acto reflejo para cobrar el pasaje. Pero solo fue eso, un giro leve, no se atrevió a más. Arrepentido, volvió a mirar hacia adelante y dejó que la vieja se alejara sin haber pagado.

El auto arrancó y, en lo que quedaba de viaje, nadie se atrevió a decir palabra alguna.

Junta directiva

A la mesa ovalada no cabía un asiento más. El jefe máximo estaba en una silla destacable por su altura y espaldar reluciente. Los arcángeles se miraban serios. La situación era crítica, debían resolver el problema cuanto antes.

‚ÄēYa lo hab√≠amos advertido hace quinientos a√Īos ‚Äēcomenz√≥ un arc√°ngel en voz alta‚Äē. No podemos seguir as√≠. Debemos reducir gastos.

‚ÄēNo es cuesti√≥n de reducir gastos, si no de explorar otros materiales ‚Äēapunt√≥ otro de los arc√°ngeles.

El jefe máximo se acomodó en la silla. Todos se detuvieron a mirarlo.

‚Äē¬ŅCu√°nto oro nos queda? ‚Äēpregunt√≥.

‚ÄēNos da para terminar este siglo, con suerte de que los nuevos ingresos sean pocos‚Ķ Los halos y el ribete de las t√ļnicas es lo que m√°s consume ‚Äēexplic√≥ el primer arc√°ngel que hab√≠a hablado.

‚Äē¬ŅNo podemos sustituirlo por lat√≥n? ‚Äēpregunt√≥ el jefe m√°ximo.

Los arc√°ngeles guardaron silencio.

‚ÄēLa burgues√≠a hizo algo parecido, ¬Ņo no? ‚Äēcontinu√≥ el gran l√≠der.

‚ÄēEh… bueno, se√Īor, s√≠ podr√≠amos hacerlo, aunque si la noticia se filtra y llega a manos de esos demonios… imag√≠nese usted las connotaciones pol√≠ticas.

El jefe m√°ximo qued√≥ pensativo. Seiscientos a√Īos antes hab√≠an enfrentado la misma crisis. En aquel entonces hicieron que los europeos conquistaran el nuevo mundo y se llevaran todo el oro de los salvajes. Esta vez no quedaban m√°s territorios por descubrir, deb√≠an hallar otra soluci√≥n.

‚Äē¬ŅHan analizado alternativas? ‚Äēpregunt√≥.

El segundo arcángel en hablar asintió con un gesto.

‚ÄēNuestro departamento aboga por la utilizaci√≥n de nuevos materiales. Los halos, en vez de oro, podemos hacerlos con tecnolog√≠a led, al igual que los ribetes de las t√ļnicas. Alumbrar√≠an igual. Y las luces celestiales para subir o bajar gente, en vez de suspender part√≠culas de oro, podemos hacerlo con part√≠culas pl√°sticas refractantes. Ya hemos hecho pruebas. Diez √°ngeles se presentaron a mil personas en diferentes partes del mundo, todos bajaron en este haz experimental, con sus halos de led al igual que los ribetes de las t√ļnicas.

‚Äē¬ŅResultados? ‚Äēpregunt√≥ el m√°ximo l√≠der.

‚ÄēBueno… ‚Äēel arc√°ngel se aclar√≥ la garganta‚Äē. El cincuenta y cinco por ciento pens√≥ que eran abducciones o visitas de extraterrestres, como la luz queda muy blanca e intensa. Un veinte por ciento que se trataba de nuevas armas del gobierno. Otro quince por ciento dijo que era un helic√≥ptero de noticias y el otro diez por ciento que se trataba de la propaganda de alg√ļn nuevo centro nocturno.

‚Äē¬ŅNadie reconoci√≥ nada? ‚Äēpregunt√≥ el l√≠der.

‚ÄēSolo un sacerdote y una monja identificaron la presencia divina‚Ķ Aunque el sacerdote dud√≥ un poco al principio.

El jefe máximo negó levemente con la cabeza.

‚ÄēNo podemos permitirnos equ√≠vocos. Debemos hallar otra soluci√≥n.

Un arcángel pidió la palabra levantando la mano.

‚ÄēSoberano, creo que tengo una alternativa viable.

‚ÄēHable.

El arcángel comenzó su exposición.

Un tiempo despu√©s, ah√≠ estaba √©l. Uno de los cien √°ngeles seleccionados para llevar a cabo la primera fase de la tarea. Hab√≠a descendido esa ma√Īana en las afueras de la ciudad. Sin luces ni cantos celestiales. Fue un descenso silencioso, tranquilo. Nadie deb√≠a saber que estaba en la tierra. As√≠ lo quer√≠a la junta directiva, que desde hac√≠a meses ven√≠a preparando la misi√≥n. Si daba resultado enviar√≠an m√°s √°ngeles.

Llegó a su zona de operaciones, en un barrio central de la ciudad. Se detuvo al inicio de la cuadra. Respiró lentamente, estaba nervioso. El futuro del cielo dependía de él.

Echó a andar. Se aclaró la garganta y gritó lo más fuerte que pudo:

‚Äē¬°Se compra cualquier pedacito de o

 

*Publicado originalmente en Cubadebate