Maikel Gonz√°lez Gonz√°lez




El joven que creyó en la verdad titiritera

ciertas figurillas que suelen traer extranjeros en unos retablos, que mostrando tan solamente el cuerpo dellos, los gobiernan como si ellos mesmos se moviesen, y los maestros que están dentro, detrás de un repostero y del castillo que tienen de madera, están silbando con unos pitos, que parece hablar las mesmas figuras; y el intérprete que está acá fuera declara lo que quieren decir, y porque el pito suena ti ti, se llaman títeres.

Sebasti√°n de Covarrubias

[+]



Lina de Feria sobre el estilo y la palabra

En una computadora de escritorio amarilleada por la incidencia de las luces y los a√Īos, escribe, a sus setenta de edad, Lina de Feria, la poeta a quien est√° dedicada la pr√≥xima Feria Internacional del Libro. Su apartamento tiene un aire escueto, con algo de lobreguez y con mucho del ruido que proviene de la calle L√≠nea. La contaminaci√≥n sonora penetra justo por la √ļnica ventana a la derecha del ordenador. Le pregunto si no le estorba a la hora de redactar. Ella dice que no, que es as√≠ como labora. Ya por costumbre. [+]