Lorena Sánchez


Rafael González Muñoz: “Una organización viva”

(Tomado de la Jiribilla)

Dicen que una organización joven no puede anquilosarse. Que su arte es el de vanguardia y que el apelativo de “joven” encierra ya, de por sí, el resto de los significados: desafiante, innovador, transgresor. Dicen que, tras cumplir 30 años, una organización joven debería entonces (re)pensarse, ver si el tiempo no ha hecho mella en su accionar. Pero, ¿cómo lograrlo? ¿Cómo no repetirse? [+]